Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

viernes, 13 de marzo de 2009

Jack Alejandro


Mi amigo Jack es un "guiri" de esos raros, enamorado de España. Le gustan los toros, cocina la paella de muerte, ama el flamenco. Incluso le ha puesto a su hijo un nombre medio inglés, medio español: Jack Alejandro. Mi amigo Jack tiene otros amores, además de la cultura "tipical spanish". Su mujer, Linda; sus hijos, el buen vino, una buena conversación y la historia. Le encanta la historia. Es un fanático de ella. Tiene miles y miles, repartdos entre sus casas de Inglaterra y España, de libros, videos y revistas, relativos a la historia. Le encanta hablar de historia y de política, al calor de un buen Rioja, o de un buen Oporto. Como he dicho, Jack, adora a España, y quizá es ese amor a nuestro país, lo que le lleva a ser tan crítico con los españoles.
A menudo hemos abordado, en esas conversaciones, largas, amenas; acompañados de un buen caldo, diversos temas, referentes a la realidad pasada y presente de este país. Recuerdo un día que salió a colación el tema de Gibraltar. Para Jack, Gibraltar, es un problema irresoluble, principalmente por la ineficacia española a la hora de tratarlo. Jack me pone el ejemplo de Honk-Kong, de donde sus paisanos salieron tras años de presencia colonial, gracias a la resolución que pusieron en práctica los chinos para que así sucediera. Según Jack, España, ha tratado siempre con una actitud buenista la presencia brítanica en la roca. Y los ingleses, no se van de ningún lado si antes no se les obliga. A mi amigo le resulta divertido ver a los "llanitos" (gibraltareños), presumir de su perfil británico, cuando son andaluces de pura cepa.
También es muy crítico con la política económica, social, educacional y territorial de los distintos gobiernos españoles desde hace treinta años. Para Jack, España es un caos. Tacha nuestro crecimiento de la última década como ficticio, amparado solamente en la construcción y el turismo. Para Jack, los trabajadores españoles son los peor tratados de la Unión Européa. La protección por desempleo, por ejemplo, es ridícula, nuestros horarios son antiproducctivos y nuestra calidad de vida nula. Para él, el español solo vive para trabajar, pero esa vida dedicada al trabajo, no se traduce en mayor productividad. También critica a los empresarios españoles, que están ensimimismados con la cultura yanki, pero que cogen solo lo peor de esa cultura. Los tacha de mal organizados y de poco comprometidos con la sociedad en la que se mueven. También me habla de la educación, muy deficiente a su parecer. Aquí no se prima el esfuerzo, como en cualquier pais civilizado, y tilda la educación española como demasiado estatalizada y como fábrica de memos. Tambien hablamos del problema español con agunas de sus regiones. Con Cataluña, el Pais Vasco, Galicia y sus nacionalismos respectivos. Jack reconoce que en Gran Bretaña, tienen un problema similar, sobre todo con Irlanda del Norte y ultimamente Escocia. Con Gales, menos. Jack ve dificil solución al problema del terrorismo en el País Vasco. ¿Que vais a negociar con ellos?, me pregunta. Y se contesta, "ya le habeis dado todo, solo os queda darle la independencia".
Para Jack, los últimos treinta años de la historia de España, es una novela tragicómica, en la que vemos a un país que sale de una dictadura, que se hace el harakiri, avergonzándose de su pasado; guardando las páginas mas gloriosas de su historia en el desván del olvido. Para mi amigo Jack, España va en caida libre, hacia el abismo que le ha conducido la estupidez de sus incompetentes políticos. Es muy pesimista, con respecto a nuestro futuro. Ojalá mi amigo "guiri" se equivoque, pero lo dudo, por que habla con la verdad del que mira desde fuera y ama con todas sus fuerzas lo que hay dentro.

No hay comentarios: