Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 10 de marzo de 2009

Monopolio y libertad.


Se habla mucho, ultimamente, de liberalismo. Hermosa palabra; liberalismo, libertad. A veces utópica palabra. La revolución francesa del siglo XVIII, buscó la libertad. Fue una revolución liberal, llevada a cabo, principalmente por la burguesía. Desde entonces hasta ahora, todas las revoluciones habidas sobre la faz de la tierra, han buscado siempre lo mismo: la libertad. Otra cosa es que lo hayan conseguido.
Día a día, podemos ver, escuchar ó leer, a los grandes economistas de este país, recomendar medidas liberalizadoras al gobierno, para salir de la crisis. El estado, nos advierten es maligno para la cosa económica, sin embargo una mayor liberalidad de la economía, producirá beneficios inmediatos. ¿Pero a que medidas liberales se refieren? Veamos:
¿Se refieren a la medida puesta en marcha, hace unos años ya, por la Comunidad de Madrid, que permite libertad absoluta a los comercios de abrir o cerrar a la hora que les de la gana, y que permite abrir durante veintidos festivos al año? Si se refieren a ese tipo de medidas, mal andamos. La liberalización de horarios y la apertura en festivos, solo favorece al gran comercio, a los grandes centros comerciales, a la macroempresa en definitivas cuentas; y propicia la desaparición del mediano y el pequeño comercio, quedando los barrios de las ciudades desiertos de actividad mercantil, y poniendo el sector de la distribución en unas pocas manos. Por lo tanto se carga la LIBRE competencia, se carga la LIBERTAD de oferta, obligando a los demandantes de esos productos a elegir entre unas pocas opciones que son las que controlarán el mercado. Así mismo la oferta de empleo, queda también en unas pocas manos. Eso si, se nos vende como una conquista el poder comprar un kilo de manzanas un domingo por la noche a las diez y media. Gran conquista. Estoy seguro que nuestros antepasados bailaran dichosos en el paraiso, porque sus descendientes han llegado a conseguir la enorme conquista social de poder comprar manzanas, en un día festivo, a una hora intespestiva. Y lo peor de todo es que nosotros nos lo hemos creido.
¿A done nos lleva esto? Está claro, a donde los patrocinadores de estas y otras idéas quieren. Al monopolio. O dicho de otra manera, a la Unión Soviética. Si. Si, no habéis leido mal, ni me he equivocado yo. Esto nos lleva directamente a la Unión Soviética. A una oferta limitada, con una nula competencia. Y todos sabemos la pobreza, que generaron las ideas económicas en la Unión Sovietica. El extrangulamiento social, político y económico que se produjo en el paraiso del proletariado. Y es precisamente ese extrangulamiento al que nos conduce todo esto.
Así pues, aquí tenemos una idéa liberalizadora, que no es tal, pues conduce a encorsetar la economía. Pero no os inquietéis, en esta película, tampoco ganarán los malos.

No hay comentarios: