Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 15 de abril de 2009

Rojo, amarillo y rojo III


Rogelio lleva un año en el paro. Hasta hace un año, las cosas a Roge, que así es como todo el mundo le llama, le iban relativamente bien. Trabajador de la construcción, Roge, se ganaba bastante bien la vida, montando planchas de "pladur", a destajo, en las miles y miles de construcciones de vivienda nueva que pueblan la periferia de Madrid. Hace dos años, se casó; se compró un piso, mediante hipoteca, de 90 metros cuadrados; se compro un Audi, a crédito también, por supuesto; tuvo un hijo, su mujer, el no, aunque con su participación. Hace un año, la empresa donde trabajaba Roge, una subcontratade una subcontrata, le comunicó, que temporalmente tenía que prescindir de sus servicios, pues no había obras en las que montar "pladur". Ahora solo cuenta con lo que percibe de subsidio de desempleo, y con el exiguo sueldo que gana su mujer como cajera, en el supermercado de unos grandes y conocidos almacenes. Pero el subsidio se acaba. Le quedan cuatro meses, y Roge no encuentra nada de lo "suyo". Juntando el sueldo de y lo que cobra el de subsidio, le da para pagar la letra del piso. Comer, comen ora en casa de tus padres, ora en casa de los míos. El Audi, ha pasado a mejor vida, pues Roge lo tubo que malvender, para pagar las letras que le quedaban. Dentro de cuatro meses, roge tendrá que dejar de pagar el piso. ¿Que pasará entonces? ¿En casa de tus padres ó de los míos?

No hay comentarios: