Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 13 de mayo de 2009

Tragicomedia


Como cada año, no se si por estas fechas, antes ó después; asistimos a la tragicomedia, del debate sobre el estado de la nación. Es curioso, pero para ser tan antiamericanos como presumimos de ser la mayoría de los españoles, les copiamos, la mayoría de las veces para mal, con demasiada frecuencia. El debate sobre el estado de la unión, se celebra en los Estados Unidos una vez al año. Es una comparecencia presidencial, ante el congreso, para dar cuenta de las políticas llevadas a cabo por su administración. Ni que decir tiene que en USA, el presidente es elegido directamente por el pueblo, y los congresistas y senadores lo son tambien por un sistema mayoritario, teniendo que responder ante quien los eligió, cada cuatro años, independientemente del presidente que dirija los destinos de la nación. Aquí, el presidente del gobierno sale elegido del congreso, del cual es miembro. No lo elige directamente la ciudadanía. Y las listas del congreso español, son cerradas y bloqueadas. Aquí no tienen que rendir cuentas ante su circunscripción electoral, así pues, el debate sobre el estado de la nación, en España, me parece ridículo celebrarlo. Es, como alguien dijo una vez, hacerse trampas al solitario.
Del que se está celebrando ayer y hoy en el congreso. Poco ó nada hay que decir, si no que sus señorías, siguen como siempre, de espaldas a la sociedad a la que representan. Pero esto no es novedad, pues viene sucediendo, durante los últimos doscientos años. Es curioso como una tras otra constitución y uno tras otro sistema electoral, la democracia española ó los sucesivos bocetos de democracia que hemos tenido desde 1812 hasta ahora, vienen tropezando siempre en la misma piedra: La representatividad. Los diputados que actualmente se sientan en las poltronas de las cortes, no representan los intereses de la mayoría de la población española, como les pasó a sus antecesores, durante las distintas constituciones, republicanas ó monárquicas, de las que España ha gozado a lo largo de su historia moderna. Esperábamos todos que la constitución de 1978, con el tiempo fuera reformada, y diera a la ciudadanía ese grado de representación y coparticipación que muchos esperábamos. Parece, visto lo visto, que no va a ser así. O que será así tras un cambio traumático. Dios no lo quiera. Mientras, seguiremos asistiendo, año tras año, legislatura tras legislatura, a la representación "tragicomica" de los "padres de la patria", que si nadie lo remedia, seguirán mostrándonos su incapacidad, una vez al año, en el congreso de los diputados.

No hay comentarios: