Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 27 de julio de 2009

¿Despido libre?


La desinformación es, y ha sido siempre, la clave del éxito. Para los políticos, para los demagogos, para los embaucadores de toda índole, la tergiversación disfrazada de verdad, ha sido para muchos en esta España nuestra, moneda de cambio diario. La información sobre el diálogo social, es una prueba de ello. Nos dicen que los empresarios, o sus "representantes", piden el despido libre, y la bajada de cuotas en la seguridad social. Bien. El despido, en España, es libre. La contratación también. Es curioso, que los empresarios, ahora, pidan una reforma del mercado laboral, incluyendo el abaratamiento del despido. ¿Por qué no lo pidieron hace cinco años? ¿Por qué no la llevó a cabo el PP cuando tubo mayoría absoluta durante cuatro años? ¿Por qué ahora?.
Quitémonos la máscara todos. Puede que este, sea un país de camareros y albañiles, de gente poco cualificada, pero es lo que hay. Si analizamos al empresariado, la cosa no va mucho mas allá. Si los trabajadores españoles, han sido de poco valor añadido, es porque nuestras empresas también lo son. Por cierto, que esas empresas, se han puesto las botas con ese bajo valor añadido, y esa poca cualificación, hasta hace muy poco tiempo. Y ahora quieren que se les abaraten las condiciones de contratación y de despido. ¿Para llegar a los cinco o seis millones de parados?.

La deficiente empresa española, quiere para pasar el temporal, reducir costes. Yo creía, inocente de mi, que el objetivo de toda empresa, era vender mas. ¿Y como se vende más? Antes, cuando había crisis, para ser más competitivos, por ejemplo, se depreciaba la moneda. Ahora, con nuestra cantada y cacareada, pertenencia al euro, no se puede. Así que nada, a reducir costes. ¿Y cuando no se puedan reducir más costes, y la situación siga igual, fruto del crédito fácil, y del endeudamiento masivo? El problema es sencillo, no hay un euro. Hace, cinco años tampoco lo había. Pero había crédito. El derrumbe de este sistema, que se apoyaba en una riqueza ficticia, está al llegar. Los ciudadanos, corrientes y molientes, llamadas clases semimedias en este blog, lo vamos a pasar muy mal. Pero que no se confíe la clase media, y la alta. Detrás van ellos. Unos, la clase media, por haberse creído las mentiras de riqueza irreal que nos han contado. Otros, la clase dirigente y alta, por hacerse trampas al solitario. Todos vamos al hoyo. Maricón el último.

No hay comentarios: