Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 1 de julio de 2009

El intercambio.

Tengo un amigo, que tiene una hija de 16 años. La niña, llevaba tiempo, machacándole la cabeza a su padre con que se quería ir a los Estados Unidos, de intercambio, para aprender inglés con personas nativas, y estudiar allí durante un año. Dicho y hecho. El año pasado, en Septiembre, la niña estaba con una familia de acogida, en los Estados Unidos. Hace poco, vi a mi amigo, y le pregunte por como le iba a la niña con el intercambio. -"Mal".-Me dijo. -"Deseando venirse para acá". Parece ser, que el primer día que la niña pasó allí, a parte de recibirla con los brazos abiertos, muy "a la americana", le enseñaron su cuarto, su cama, la casa donde iba a vivir, etc. Hasta ahí todo bien. Hora de levantarse, 6'30 am, baño 7'00 am, desayuno 7'30 am, arreglar tu cuarto, 8'00 am, colegio, 8'30 am. Y así un largo etcétera de actividades y de ocupaciones, como hacer su cama, ayudar a hacer la comida, a lavar la ropa, a limpiar la casa, todo igual que lo que hacían lo hijos de la familia que acogió a la niña de mi amigo. -"¿Bueno, y que problema hay?". -le pregunto a mi amigo. -"Pues que la niña no está acostumbrada a eso. Aquí se levantaba tres cuartos de hora antes de ir al colegio, desayunaba por el camino, no arreglaba su cuarto, ni ayudaba en nada en casa, no se acostaba antes de las 11 de la noche, y allí a las 10 estaba ya en la cama, los viernes y sábado, no viene a casa hasta las 3 ó las 4 de la mañana, allí a las 12 tenía que estar en su casa. Estamos deseando que se venga ya para acá".
Pienso, y no le digo nada a mi amigo para no molestarle, que un añito en los Estados Unidos, o aunque sea en Portugal, no le vendría mal a más de un padre español, para reeducarse.

No hay comentarios: