Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 3 de agosto de 2009

Apocalipsis


Hace poco, estube leyendo el estupendo libro de Cormac McCarthy, "La Carretera". En el se narra la lucha por sobrevivir de un padre y su pequeño hijo, en un pais devastado por una catástrofe natural o una guerra y se nos da a conocer como podríamos acabar de seguir viviendo de espaldas al orden natural de las cosas. Hay muchísimos libros que nos advierten de esto algunos de ellos religiosos, otros no, pero todos van a concluir a lo mismo, la autodestrucción a la que estamos avocados de seguir viviendo en desacuerdo con el habitat en el que nos movemos.
Hasta el siglo XIX de nuestra era, el hombre, siempre tendente a l cambio artificial del curso de las cosas, no fue determinante en el, y no porque no quisiera, si no porque sencillamente no podía. A partir del siglo XIX, el hombre, ayudado por la ciencia, puede acelerar el proceso de las cosas. Por ejemplo puede viajar de una manera más rápida, puede comunicarse a distancia en cuestión de minutos, y para ello empieza a utulizar recursos naturales, recursos finitos que la naturaleza escondía en su interior. La teoría de ese proceso empieza 3 siglos antes, en el Renacimiento. En la época renacentista, se empieza a dar más importancia a lo humano. Se empieza a poner al hombre por encima de Dios, y a hacer a este el centro del universo. Dios o los dioses en las culturas antiguas, incluidas la grecolatina, era la representación de lo no conocido, de lo incomprensible para la mente humana. Se deifica el sol, el agua, los vientos, las estrellas, la luna, y consciente o inconscientemente, se les deifica. Pero a partir del Renacimiento, la cosa cambia. Se intenta buscar el porque de las cosas, y esta búsqueda, implica el descubrimiento de nuevas tecnologías, nuevas tierras, nuevas civilizaciones, nuevas rutas comerciales. Y esto, a su vez, implica la mejora de las tecnologías conocidas hasta entonces y el descubrimiento de otras mejores y más eficientes. Así hasta llegar al día de hoy. Pero cuando realmente se revoluciona esta tendencia es a partir del siglo XIX, como hemos dicho antes. Estamos ante una nueva era, en la cual la tecnología remplazará a la mano del hombre. Por ejemplo, las comunicaciones, se han revolucionado desde que controlamos el espacio exterior más proximo a la tierra. Las comunicaciones vía satélite son la base del futuro. Hemos apostado por una tecnología fiable, pero, ¿Sabemos que le tiene deparado a esa tecnología el orden natural de las cosas? ¿Qué pasaría si como dicen algunos, el sol a partir del 2012, entrara en una fase de tormentas y cambiara su influencia sobre la tierra? Imaginemos un mundo controlado por los satélites y los ordenadores, y que tras una tormenta solar, estos, quedaran totalmente inservibles, y que nada pudiera funcionar sin ellos, porque hemos sido tan incautos de poner todos los huevos en el mismo cesto. Que durante un més o un año, quedáramos aislados unos paises de otros por no preveer una contingencia así. ¿Os acordais de lo que fue el efecto 2000?. A alguien, se le olvidó una cosa tan simple como la de que al año 1999 le sigue el año 2000. Hubo que cambiar sistemas informáticos en todos los sectores. Miles de programas informáticos quedaron obsoletos. La catastrofe no acabó en desastre global, porque hubo tiempo de arreglar el desaguisado. ¿Pero y si no hubiera tiempo de arreglarlo? Hoy todo depende cada vez más de la tecnología vía satélite? ¿Hay prevista una contingencia de estas?. El orden natural de las cosas, hizo que los dinosaurios desaparecieran. La NASA, advierte del aumento de tormenta solares a partir del 2010-2012. Ello no tendría importancia, si no fuera porque dependemos totalmente de la tecnología para subsistir. Imaginaos un año sin electricidad, sin calefaccion, sin comunicaciones. Los sistemas bancarios, sanitarios, de comunicaciones quedarían tocados de muerte. No se podrían llevar a cabo vuelos comerciales o viajes por tierra, pues sin telecomunicaciones serían irrealizables. Imaginaos el impacto en las centrales nucleares por ejemplo. O en las operaciones comerciales y financieras que no se podrían realizar. Imaginaos los servicios de suministro de agua y electricidad colapsados. Nos encontraríamos sin comida, sin agua potable, en medio de moles de hormigon que no funcionan sin estos suministros. Imagináoslo.
Ya ha habido tormentas solares así. En 1859 hubo una. No nos afectó, porque no dependíamos de la tecnología de las telecomunicaciones por satélite. Pero ahora, es distinto.Sería la consecuencia de vivir de espaldas a la tierra, al sol, a la vida tal y como está concevida desde hace millones de años. Sería la consecuencia de vivir en contra de la naturaleza, y no de acuerdo con ella.
Estamos advertidos. De nosotros depende, que la naturaleza actue con nosotros, o contra nosotros. El Apocalipsis ocurrirá, pero solo los hombres somos capaces de evitarlo, volviendo a respetar nuestro hábitad y a nosotros mismos.

No hay comentarios: