Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 28 de septiembre de 2009

La crisis en un chiste

Un, ultímamente, famoso experto en economía, al que una petrolera española nos saca en la tele, sentado en un mullido sillón, predicando por el ahorro mediante el repostage inteligente, ha escrito un libro para explicar un poco la crisis económica. Este buen señor, con pinta de tierno y jovial abuelito, nos ha intentado explicar en el libro, con un humor negro que te tira para atrás, el porque de todo este desaguisado político-financiero. En este, libro-cuento de economía, este buen señor, nos viene a decir que todo esto, está provocado, por unos señores, muy muy avariciosos, que prestaron dinero a unos señores muy muy pobres, y que por eso, todo se vino abajo. El cuento de "Los Tres Cerditos" y el de "Caperucita", juntos. Es curioso. Santiago Niño Becerra, en su libro "El Crash del 2010", nos dice el porque de la crisis, de un modo directo, a calzón quitado, a pelo, sin pelos en la lengua. El libro de Niño Becerra, no ha sido tan celebrado por los medios de comunicacion, como "La Crisis Ninja". ¿Será porque en uno, el de Don Santiago, se nos dice que el sistema está "Kaput", y que no podemos hacer nada para remediarlo, y en el libro-cuento, del economista mediatico-gasolinero, nos viene a contar un cuento chino, más de acuerdo con la mentalidad borreguil de la mayoría del vulgo? ¿Será por que uno se acopla mejor que el otro a la manipulación? Va a ser que si.
La inteligencia, no es saber, si no más bién, aprender y actuar en consecuencia.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Libertad y leberalismo.

A menudo, en muchos foros de opinión, se suele confundir la libertad con el liberalismo. Algo parecido pasa con la autoridad, que se suele confundir con el autoritarismo. Es fácil confundir los términos, sobre todo cuando se tiene la voluntad de llevar a la ciudadanía a que los confunda.
Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, libertad es: Ausencia de obligación. Estado de un pueblo que no está dominado por un poder tiránico o por un potencia extranjera. Estado de una persona que no está prisionero o que no depende de nadie. Poder de hacer lo que no está prohibido, de obrar a su antojo. Y el liberalismo es: Doctrina de los partidarios de la libre empresa que se opone al socialismo o al dirigismo y, más especialmente, teoría según la cual el Estado no ha de intervenir en las relaciones económicas que existen entre los individuos, clases o naciones. ¿Pero y que pasa cuando el liberalismo atenta contra las normas que dictan la convivencia, la libertad y la paz de las personas? Por ejemplo: La libertad de fabricar y vender armas de fuego. Imaginemos que mañana España se sumara a la medida que permite en diferentes estados de los Estados Unidos de América la venta y la posesión legal de armas a los particulares. ¿Sería esa una medida liberal? Podría ser que si. ¿Atentaría esa norma contra la libertad de las personas, contra, por ejemplo, el derecho a la vida? Pues podría ser que también así fuera. Pongamos otro ejemplo. El Estado permite el libre comercio con una potencia como China, la cual, tiene una legislación que no reconoce la libertad de las personas, y que tiene restringidos los derechos básicos de las mismas. Además de ser un país que no tiene reconocido derechos laborales algunos, ni salarios mínimos, ni descansos, ni vacaciones. Como consecuencia de ello, los productos que nos vendería China, serían más baratos, como consecuencia de la explotación y la falta de garantías laborales de sus ciudadanos. ¿Y en que derivaría esto? En la desaparición de las empresa españolas que no podrían competir con las chinas, pues ellas si tienen que respetar unos derechos laborales, y en la subida del desempleo en nuestro país, al existir una desertización industrial derivada de esta competencia desleal china. La liberización de mercados con china, representaría la merma de los derechos adquiridos de buena parte de los ciudadanos españoles, y la merma de su libertad. Por otra parte; ¿no es eso lo que está pasando?
Como podemos comprobar, libertad y liberalismo, no son la misma cosa, aunque algunos nos quieran confundir.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Las bolsas de plástico

"Tu puedes hacerlo". "Ayúdanos a salvar a la madre naturaleza". "Bolsa caca". "Utiliza nuestras nuevas bolsas de lona, o de pasta de noseque con el logotipo de nuestro super, y ayuda de paso al medio ambiente, y a nuestro balance". Este es el cínico mensaje que nos mandan las grandes superficies comerciales. Visten, con el visto bueno de la administración, lo que es un recorte de gastos, de compromiso con el medio ambiente. ¿Y que hay de los envases de la carne y el pescado que vienen recubiertos de plástico? Y las bolsas de basura, que por cierto, ahora las tenemos que usar en mayor número que antes, ¿esas no tardan cuatrocientos años en desaparecer como las que nos daban para transportar nuestra compra? Cinismo al poder.
Las grandes superficies, hartas de hacerse la competencia así mismas, que han estado ganando lo que no estaba en los escritos durante estos años, nos salen ahora con esas. Bien. Pues, yendo al credo liberal de: "Cada uno con su dinero va a donde le da la gana", actuemos en consecuencia. Que con el "cuento chino" de las bolsas reciclables, ahora pretende hacer negocio, encima de quitarnos un servicio, pues "fuera moscas". Yo ya he tomado hace tiempo una decisión: He vuelto a comprar en el mercado de mi barrio. He vuelto a comprar la carne al carnicero, la fruta y la verdura al frutero, el pescado al pescadero; me ahorro dinero y si voy a última hora, siempre encuentro alguna oferta de género que no ha salido, a precio de coste; me llevo la bolsa o el carrito de mi casa, y aquí paz y después gloria, y encima, de verdad ayudo a que no desaparezcan negocios de toda la vida, no doy mi dinero a los avariciosos grandes almacenes y grandes supermercados, y ayudo a conservar el medio ambiente. Y me ahorro dinero. ¿Ustedes no?

jueves, 17 de septiembre de 2009

La prostitución en los periódicos

El ministerio del interior, parece decidido a poner fin a los anuncios publicitarios por palabras que ofrecen prostitución, en los periódicos. Eso está muy bien, desde mi punto de vista, pero me pregunto si de verdad hace falta que el miisterio del interior prohiba o regule este tipo de publicidad en los diarios, para que estos dejen de publicarlas. ¿Donde ha quedado la deontlogía en las empresas periódisticas? Hasta ahora, que yo sepa, el único diario que ha renunciado a tal práctica, es el diario "Público", y estemos de acuerdo o no con su linea editorial, es una decisión acertada por parte de quienes lo dirigen. Mucha moralina a traves de los artículos y de los editoriales; y en la práctica, nada. A eso le llamo yo predicar y no dar trigo.
Esperar a que la autoridad competente te diga que algo de lo que haces está mal, para dejar de hacerlo, es un ejercicio de hipocresia; mucho más cuando muchos de estos medios han lanzado furibundas campañas contra la prostitución. Hipocritas que somos.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Cifras

En lo que va de año, según informa Radio Intereconomía, 21 trabajadores de France Telecom, se han suicidado. Los sindicatos, denuncian que esto está motivado por la política de traslados forzosos y regulaciones de empleo por parte de la dirección de la empresa. La empresa, se defiende diciendo que en una plantilla de 110.000 personas, la cifra de 21 suicidios no es determinante. Decía Albert Camus, el gran existencialista, que el acto más importante que hacemos cada día es tomar la decisión de no suicidarnos. Parece que 21 trabajadores de France Telecom, no eran para nada existencialistas, ni seguidores y partidarios de Camus.
También informa Intereconomía, que mientras la crisis se ceba con las empresas operantes en la bolsa de Londres, los grandes ejecutivos de las mismas han aumentado sus retribuciones, sus bonus, por el alto logro de haber llevado a sus empresas hasta el pie del abismo. Seguro que los grandes ejecutivos de la "city" no tienen motivos para el suicidio. Verse reconocidos económicamente por tan gran chapuza, ayuda mucho a sobrellevar nuestra pobre existencia en este valle de lágrimas. Y es que este mundo, nos guste o no, se mueve al ritmo de las cifras. Para France Telecom, la cifra de 21 suicidios en una plantilla de 110.000 personas, es insignificante. Para las grandes compañías de la city, el aumento de las retribuciones de sus "Cristianos Ronaldos", también. Hay que decir, que las retribuciones variables de estos pobres hombres, según sus arruinadas compañías, han bajado. Como veis, según quien de las cifras, esta es excesiva o insignificante. Lo veréis en los próximos meses.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Una caña fresquita

Miércoles, 10 de septiembre. La rutina diaria desde que me quedé en el paro: Salgo de casa carpeta en mano; y a buscar se ha dicho. A medio día, a eso de la una vuelvo. Traigo los pies hechos una pena de andar y andar. No me suelo dar lujos, pero un día es un día, y tengo sed; una cañita fresquita no vendrá mal. Entro en un bar que está cerca de mi casa; un bar de los de toda la vida, un bar de barrio. El dueño, un extremeño como yo, se vino hace muchos años de Badajoz a Madrid, aquí conoció a su mujer, aquí nacieron sus hijos. Ha echado canas detrás del mostrador de ese bar, trabajando codo con codo con su mujer; ella en la cocina, el en la barra. Es un bar de los de toda la vida, un típico bar de barrio. Y el dueño, también es de los de toda la vida, con trapo blanco al hombro, y palillo en la boca. A esa hora no hay mucha gente, 6 o 7 personas a lo sumo. La televisión esta encendida, demasiado alta para mi gusto. Están retrasmitiendo el debate sobre el estado de la nación. En este bar la tele está encendida y con sonido, en una cadena convencional, no como en esas cafeterías modernas del centro, donde la tele está también encendida, pero sin sonido y emitiendo vídeos musicales. Siempre me he preguntado para que la tendrán puesta entonces. Aquí no. Aquí la tele se pone para verla y para escucharla. La parroquia, compuesta por gente mayor, sigue con atención lo que dice Zapatero. Un señor mayor, con bastón, guayabera blanca y mascota color gris, le llama hijo de p....a grandes voces. otro señor mayor, que hasta ese instante estaba con la mirada fija en el periódico, levanta la vista y le recrimina al señor de la mascota lo que acaba de decir. El de la mascota le dice que el dice lo que le da la gana y que en sus 88 años nadie le ha mandado nunca callar en este jodido barrio, y que no va a ser el, el primero, que faltaría más los p...rojos estos. El señor del periódico dice que no insulte, y que todos los días igual, que no tiene educación ninguna, y que el solo quiere leer el periódico y tomarse su caña tranquilamente. El de la mascota le dice que a leer a la biblioteca....
El dueño del bar les dice a los dos que hagan el puñetero favor de callarse de una p....vez. Que está hasta los c....., todos los días la misma canción, que ni que les dieran de comer los políticos, que tiene unas ganas locas de que llegue el mes de octubre para jubilarse y perderlos de vista.
Y eso da lugar para un cambio de comversación. El del periódico le pregunta al dueño del bar que que va a hacer, si lo va a alquilar, lo va a traspasar, a vender. El dueño del bar le contesta que no sabe, que han venido unos chinos interesados en alquilarlo, pero que le da pena; que el barrio ya no es lo que era cuando el cogió el bar hace 30 años. Que ahora no hay más que tiendas de chinos, kebabs y cosas así; que si viniera algún español que quisiera llevarlo, que incluso le rebajaba el precio.
Entran dos chinos. Piden hablar con el dueño. El les quiere dar largas, pero los chinos insisten.- ¿Decidil ya alquilal? ¿Podel venil y milal como lleva bar? ¿Cuanto pedil? 2000 al mes ser mucho, el no podel pagal tanto.-
Por la tele, se sigue escuchando hablar a Rajoy, a Zapatero, a todos.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Decir sin decir nada.


A los políticos a menudo se les acusa de eso. Decir muchas cosas, sin decir o sin querer decir nada. Algo de eso es lo que le está pasando al primer partido de la oposición, el Partido Popular. Se supone que en medio de esta gravísima crisis económica, el discurso del PP tendría que estar lleno de propuestas y contrapropuestas a la política económica propuesta por Rodríguez Zapatero. Lejos de esa actitud, el partido que dirige Mariano Rajoy, está parapetado en sus trincheras, mediática y política, esperando ver que pasa al otro lado del campo de batalla. Si la, o las actitudes del presidente del gobierno, se pueden calificar a veces como de decerebradas; ¿como calificamos la actitud de pasotismo e inactividad del candidato a presidente del gobierno, Señor Rajoy?. Los españoles queremos saber: ¿Que haría Rajoy en una situación como esta, de la cual Rodríguez Zapatero no es el único culpable? ¿Por que no cambió el Partido Popular, la manera de hacer política económica en España cuando tubo la mayoría absoluta? ¿Que cambios propone el PP? El modelo productivo con el PSOE, y las reglas de juego son las mismas que cuando gobernaba Aznar; ¿por que entonces tendríamos que confiar en usted?.

Hay una cosa peor que tener un gobierno descerebrado: Tener un gobierno y una oposición descerebrados, que actúen a golpe de encuesta y que improvisen. La duda ha calado en un porcentaje de votantes suficientes para dar o quitar. Esto Rajoy lo debería saber mejor que nadie. La duda es si cambiará mucho el rumbo de nuestras vidas cambiando galgos por podencos. Va a ser que no.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Mocedades.


Hemos podido ver estos días a los consejeros de sanidad de las distintas comunidades autónomas, salir a la palestra a explicar las medidas de la gripe A, junto a la ministra de sanidad, Trinidad Jiménez. En nuestro entorno, en nuestros paises vecinos miembros de la Unión Europea, sale el señor ministro o señora ministra de sanidad, a confesarse con la ciudadanía. Aquí no. Aquí salen los 18 ministros de sanidad con que contamos. 18 voces para una misma canción. 18 guitarras para un solo; y cientos y cientos de asesores y de subsecretarios del subsecretario del subsecretario. La foto parecia la carátula de un disco de "Mocedades", más que de los responsables de la sanidad en España. Esta es la misma imagen de la crisis, del despilfarro del dinero de todos, del dispendio autonómico. Y todo para llevar, o intentar llevar a cabo, una misma política. Si algo tiene de bueno el tsunami que se nos viene encima, es que acabara de una vez para siempre con la portada de "Mocedades", a la que se asemeja la política española, y espero, traerá la eficiencia y la seriedad a la misma. Dios mediante.