Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

jueves, 10 de septiembre de 2009

Una caña fresquita

Miércoles, 10 de septiembre. La rutina diaria desde que me quedé en el paro: Salgo de casa carpeta en mano; y a buscar se ha dicho. A medio día, a eso de la una vuelvo. Traigo los pies hechos una pena de andar y andar. No me suelo dar lujos, pero un día es un día, y tengo sed; una cañita fresquita no vendrá mal. Entro en un bar que está cerca de mi casa; un bar de los de toda la vida, un bar de barrio. El dueño, un extremeño como yo, se vino hace muchos años de Badajoz a Madrid, aquí conoció a su mujer, aquí nacieron sus hijos. Ha echado canas detrás del mostrador de ese bar, trabajando codo con codo con su mujer; ella en la cocina, el en la barra. Es un bar de los de toda la vida, un típico bar de barrio. Y el dueño, también es de los de toda la vida, con trapo blanco al hombro, y palillo en la boca. A esa hora no hay mucha gente, 6 o 7 personas a lo sumo. La televisión esta encendida, demasiado alta para mi gusto. Están retrasmitiendo el debate sobre el estado de la nación. En este bar la tele está encendida y con sonido, en una cadena convencional, no como en esas cafeterías modernas del centro, donde la tele está también encendida, pero sin sonido y emitiendo vídeos musicales. Siempre me he preguntado para que la tendrán puesta entonces. Aquí no. Aquí la tele se pone para verla y para escucharla. La parroquia, compuesta por gente mayor, sigue con atención lo que dice Zapatero. Un señor mayor, con bastón, guayabera blanca y mascota color gris, le llama hijo de p....a grandes voces. otro señor mayor, que hasta ese instante estaba con la mirada fija en el periódico, levanta la vista y le recrimina al señor de la mascota lo que acaba de decir. El de la mascota le dice que el dice lo que le da la gana y que en sus 88 años nadie le ha mandado nunca callar en este jodido barrio, y que no va a ser el, el primero, que faltaría más los p...rojos estos. El señor del periódico dice que no insulte, y que todos los días igual, que no tiene educación ninguna, y que el solo quiere leer el periódico y tomarse su caña tranquilamente. El de la mascota le dice que a leer a la biblioteca....
El dueño del bar les dice a los dos que hagan el puñetero favor de callarse de una p....vez. Que está hasta los c....., todos los días la misma canción, que ni que les dieran de comer los políticos, que tiene unas ganas locas de que llegue el mes de octubre para jubilarse y perderlos de vista.
Y eso da lugar para un cambio de comversación. El del periódico le pregunta al dueño del bar que que va a hacer, si lo va a alquilar, lo va a traspasar, a vender. El dueño del bar le contesta que no sabe, que han venido unos chinos interesados en alquilarlo, pero que le da pena; que el barrio ya no es lo que era cuando el cogió el bar hace 30 años. Que ahora no hay más que tiendas de chinos, kebabs y cosas así; que si viniera algún español que quisiera llevarlo, que incluso le rebajaba el precio.
Entran dos chinos. Piden hablar con el dueño. El les quiere dar largas, pero los chinos insisten.- ¿Decidil ya alquilal? ¿Podel venil y milal como lleva bar? ¿Cuanto pedil? 2000 al mes ser mucho, el no podel pagal tanto.-
Por la tele, se sigue escuchando hablar a Rajoy, a Zapatero, a todos.

No hay comentarios: