Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

sábado, 3 de octubre de 2009

ME RÍO DE JANEIRO


Me río de janeiro, pero no de Madrid. No. No me voy a meter con Gallardón. Eso sería fácil, muy fácil. Tan fácil como pegarle a un borracho. Gallardón es el resultado de unas elecciones. Gallardón no ha engañado a nadie. Hace dos años, el que no quisiera un Madrid levantado y lleno de agujeros, un Madrid endeudado; tenía la opción de no haberle votado. Pero Gallardón ganó, por mayoría absoluta. Bien. Las olimpiadas fueron a Río. Era de prever.

Hoy quien ayer desplazaba unidades móviles a la Plaza de Oriente, quien hasta hace pocos días reía la ocurrencia del Consistorio madrileño, le da palos al alcalde, recordándole la deuda millonaria del Ayuntamiento, preguntándole como va a hacer para pagarla, criticando la subida de impuestos, de multas, de todo. Dicen los viejos campesinos, que los fuegos se apagan en invierno, no en verano cuando ya no hay remedio. Lo mismo pasa con la política. ¿Como pueden algunos echarle nada en cara a Gallardón, cuando hasta ayer mismo estaban con el saltando a la comba? Debemos empezar a aprender a autocriticarnos. El examen de conciencia, en este caso es necesario y conveniente. Gallardón no es más que el colmo de nuestros despropósitos. No es más que el resultado de votar al collar sin mirar al perro, de nuestra manía de tirar sin mirar.

Las olimpiadas del 16 son para Río de Janeiro. Bien. Estupendo. Después de infinitos gastos en promoción y en obras. Te has lucido, alcalde. Tu y la mayoría silenciosa que ha votado por el pan y circo de las olimpiadas.

No hay comentarios: