Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Hernán Cortés (Parte II).

La expedición de Cortés continuó bordeando la costa guiada por el piloto Antón de Alaminos hasta llegar el 14 de marzo de 1519 a la desembocadura del río Tabasco (Hoy Grijalva), en las cercanías d la ciudad de Potonchán, perteneciente a los putunes o grupo maya-chontal y gobernada por el "Halach Uinik" Taabscoob. allí se produjo la crucial batalla de Centla relatada por López de Gómara en el capítulo Combate y toma de Potonchan, en su libro La Conquista de Méjico. Cortés se adelantó haciendo señas de paz, les habló por medio de Jerónimo de Aguilar, rogándoles los recibiesen bien, pues no venían a hacerles mal, sino a tomar agua dulce y comprar víveres, como hombres que andando por el mar, tenían necesidad de ello; por tanto, que se lo diesn, que ellos se lo pagarían muy cortésmente. Las autoridades de Pontonchán ordenaron llevarles agua y comida para que se fueran. Pero Cortés sostuvo que no era suficiente e insistió en que dejaran entrar a sus tropas a la ciuda. Replicaron los indios que no querían consejos de gente que no conocían, ni menos acogerlos en sus casas, porque les parecían hombres terribles y mandones, y que siquerían agua, que la cogiesen del río o hiciesen pozos en la tierra, que así hacián ellos cuando la necesitaban. Entonces Cortés, viendo que las palabras estaban de más, les dijo que de ninguna menera podía dejar de entrar en el lugar y ver aquella tierra, para tomar y dar relación de ella al mayor señor del mundo, que allí le enviaba, por eso, que lo tuviesen por bueno, pues el lo deseaba hacer por las buenas, y si no, que se encomendaría a su Dios, a sus manos y a las de sus compañeros. Los indios no decían más que se fuesen, y no intentasen echar bravatas en tierra ajena porque de ninguna manera le consentirían salir a ella ni entrar en su pueblo, antes bien le avisaban que si enseguida no se marchaban de allí, le matarían a él y a cuantos con él iban.





Los españoles atacaron entonces la ciudad por dos flancos, produciéndose una sangrienta batalla que finalizó en la derrota de Potonchán y la entrada de Cortés y sus hombres. Allí, los españoles escudriñarían las casas y no hallarían más que maíz, aves y algunas prendas de algodón y poquísismo rastro de oro. Los indio tuvieron muchas bajas. Cortés se aposento en el templo de los ídolos con todos los españoles. Aquella noche, los indios no se atrevieron a atacarles, por lo que que Potonchán sería la primera ciudad que el extremeño ganaría por la fuerza. Después de esa victoria, las autoridades de Tabasco le hicieron a Cortés ofrenda de víveres, joyas y tejidos y un grupo de veinte esclavas, que fueron aceptadas, cambiados sus nombres al ser bautizadas y repartidas entre sus hombres. Entre estas esclavas había una llamada Malintzin, a la que los españoles renombraron Marina, conocida también como La Malinche, que sería crucial en la conquista de Méjico. Su gran inteligencia, su dominio de las lenguas mayenses y náhuatl, su conocimiento de la psicología y costumbres de los indios, y su fidelidad hacia los españoles, hicieron de la Malinche una de las más extraordinarias y controvertidas mujeres de la historia de América. La Malinche fue intérprete, consejera y concubina de Hernán Cortés, con el cual tendría un hijo, Marín Cortés, del mismo nombre que el hio legítimo que Hernán Cortés tendría catorce años después con Juana de Zúñiga. Marina y Gerónimo de Aguilar suplieron a "Melchorejo" como intérpretes, debido a que éste había decidido boicotear a los españoles y estaba incitando a los indígenas a resistir la conquista. Después, cortés se dirigió a una gran cieiba (Arbol sagrado para los mayas) y sacando su espada, dio unos golpes sobre el tronco y tomó posesión de esas tierras fundando la villa de Santa María de la Victoria el 25 de marzo de 1519. Inmediatamente el clérigo Fray Bartolomé de Olmedo y su capellán Juan Díaz oficiaron la primera misa cristiana en tierra firme de la Nueva España y una de las primeras del Continente. Los españoles permanecieron allí, hasta el 12 de abril cuando Cortés se embarcó rumbo a Culúa y Tenochtitlán, dejando en la villa a un puñado de soldados, encargados de pacificar la región. Ese año de 1519 comenzaría unaepidemia de viruela, traída sin saberlo por los conquistadores, que en el curso de las siguientes décadas aniquiló al 97% de la población de la región y que facilitaría la conquista de Méjico.

En Tabasco, los españoles supieron de la existencia de un país hacia poniente que los amerindios denominaban "México". La flota fue bordeando la costa en dirección noroeste, y un día se presentaron varias canoas aztecas que venían e parte de
Los nuevos pobladores rogaron a Cortés que se proclamase capitán general, dependiendo directamente del rey y no de Velázquez, a quién no le reconocía mando sobre aquellas nuevas tierras. Luego de negarse varias veces, terminó aceptando. Nombro alcalde, regidores, alguaciles, tesorero y alférez, consumando, pues, la desvinculación de la autoridad del gobernador de Cuba sobre la expedición. Este acto es considerado como la fundación de la primera ciudad europea de la América continental. Cortés notó entonces que el Imperio Azteca tenía enemigos y que esto facilitaba sus planes. Comenzó a elaborar un plan para agudizar las rencillas y odios que existían entre los diferentes pueblos mesoamericanos para apoderarse del territorio y d sus requezas. Pero para ello tenía que imponer también su voluntad sobre la facción fiel al gobernador Velázquez, que sostenía que Cortés no tenía autorización para poblar, sino sólo para rescatar y descubrir, y que deberían volver a Cuba terminada la expedición. La mayoría de los capitanes y la tropa apoyaban a Cortés, ya que intuían las grandes riquezas que podía haber en Tenochtitlán. La primera nación mesoamericana con la que pacta Cortés en Cempoala para sellar la alianza y marchar juntos a la conquista de Tenochtitlán. Los totonacas aportaron 1300 hombres a la empresa del extremeño quien, por su parte, aportaría unos 400 españoles, armas de fuego y quince caballos. Es acuerdo se realizó sobre la base de que, una vez derrotado el Imperio Azteca, la Nación Totonaca sería libre. Este acuerdo no fue respetado y luego de la conquista de México, los totonacas fueron compelidos a abandonar su cultura y religión bajo pena de muerte, encomendados como siervos a los españoles en sus propias tierras, particularmente en el naciente cultivo de caña de azúcar, quedando Cempoala dehabitada y su cultura extinguida y olvidada. La cultura totonaca volvió a ser descubierta a fines del siglo XIX, por el arqueólogo e historiador meicano Francisco del Paso y Troncoso.

Llegaron noticias de que Diego Velázquez había conseguido por sus compañerós en la Corte el nombramiento de adelantado de Yucatán, por lo que envió para contrarrestar estas influencias a sus fieles Portocarrero y Montejo con lo mejor del botín obtenido hasta entonces para conseguir el nombramiento para Cortés. Tomó además la decisión de inutilizar las naves, excepto la que había de utilizar Portocarrero a fin de mantener contacto directo con España, para evitar cualquier fuga de los hombres que no secundaban su rebelión frente a la legalidad del gobenador de Cuba. Sobre la forma físisca real en que se inutilizaron las naves, las fuentes utilizan las expresiones "barrenar" (abrir agujeros con un barreno o broca) y "dar de través" (volcar, tumbar, poner en dirección tranversal el barco para vararlo). Posiblemente lo que se hizo fue una combinación de ambos procesos, y en cualquier caso es importante decir que las piezas de las naves sirvieron para propósitos posteriores que tuvieron importancia decisiva en la conquista de la capital azteca.



No hay comentarios: