Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

jueves, 19 de noviembre de 2009

Hernán Cortés (Parte III).


El 16 d agosto de 1519, Cortés abandonó la costa e inició su marcha hacia el interior, rumbo hacia el corazón del Imperio Mexica, con un ejército de 13.000 guerreros totonacas, 400 soldados españoles con armas de fuego y 15 caballos. A fines de agosto el ejército de Cortés llegó al territorio de la Confederación de Tlaxcala, integrada por cuatro señoríos autónomos: Tepeticpac, Ocotelulco, Tizatlán y Quiahuiztlán. Por entonces, Tlaxcala y Tenochtitlán representaban dos concepciones opuestas de organización política que las llevóalenfrentamiento abierto. Tlaxcala se había organizado como una confederación de ciudades-estado unidas en una república gobernada por un Senado; México-Tenochtitlán, por el contrario se organizó como un imperio. a partir de 1455 el Imperio Azteca, conformado sobre la base delaTriple Alianza entre Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopán, había iniciado las llamadas "guerras floridas" contra Huejotzingo, Cholula y Tlaxcala, con el fin de capturar prisioneros para sus sacrificios religiosos. En esas circunstancias llegó Cortés al territorio de Tlaxcala, al mando de su ejército totonaca-español. Inicialmente la República de Tlaxcala, al mando de Xicohténcatl Axayacatzin, negó a los invasores el paso por su territorio, enfrentándose el 2 de septiembre en el desfiladero de Tecoantzinco con suerte favorabla a Cortés. Al día siguiente se produjo un nuevo enfrentamiento en los llanos, que volvió a ser desfavorable para Tlaxcala llevando a la división de la República, con la deserción de las tropas de Ocotelulco y Tepeticpac. Superadas en número, las tropas de Xicohténcatl volvieron a ser derrotadas y el Senado ordenó detener la guerra y ofrecer la paz a Cortés. Este acuerdo estableció la crucial alianza con los tlaxcaltecas, enemigos acérrimos de los aztecas, quienes nunca habían podido conquistar su territorio. Cortés se detuvo allí varias semanas. En su paso haciaTenochtitlán Cortés llegó a Colula, aliada del Imperio Azteca,que era la segunda ciudad más grande después de México-Tenochtitlán, con 30.000 habitantes. Bernal Díaz del Castillo cuenta en su crónica que luego de haber recibido a Cortés y su enerme ejército, las autoridades de Cholula planearon tenderle una emboscada y aniquilar a los españoles. Díaz del Castillo cuenta que él y las tropas vieron a un costado de los templos las varas con collares que supuso destinadas a los españoles para ser llevados cautivos a Tenochtitlán. Díaz del Castillo también cuenta que una anciana y unos sacerdotes de los templos de Colula alertaron a Cortés, quien mandó inmediatamente a su ejército a atacar, causando lo que se conoce como la matanza de Cholula, en la que más de 5.000 hombres murieron en cinco horas. El contingente permaneció en Cholula durante octubre y noviembre y al salir Cortés mandó incendiar la ciudad. Después llegó a Ayotzinco, desde donde preparó el ataque a Tenochtilán. A su llegada a México-Tenochtitlán, Cortés quedó sorprendido por la belleza del lugar, que es descrita por Díaz del Castillo como "un sueño". En su paso desde Colula, Cortés había recorrido el camino hacia el Valle de México, cruzando por entre dos volcanes, el Popocatépetl y el Iztaccihuatl hasta llegar a un paraje boscoso y de espléndida belleza que hasta hoy lleva el nombre de Paso de Cortés. Del otro lado, avistó por primera vez el lago de Texcoco aproximándose a ella por el rumbo de Xochimilco.


En su marcha, como hemos dicho, el ejército de Cortés y los 3.000 Tlaxcaltecas avístó los mencionados volcanes. Diego de Ordás, capitán de Cortés, fue el primer europeo en ascender a la cima del Popocatépetl en compañía de dos compañeros de armas, causando una gran impresión entre los nativos que se acompañaban la expedición de Cortés. Por tal hazaña y méritos militares, el emperador Carlos V le otorgó a Diego de Ordás mediante decreto expedido el 22 de octubre de 1523, el derecho de poseer un escudo de armas con una vista del volcán. A la entrada de la capital Méxica, realizada el 8 de noviembre de 1519, se produjo el encuentro de Moctezuma y Cortés, haciendo de intérprete doña Marina. Moctezuma creyó que los españoles eran enviados del dios que vendría de Este y fue un espléndido anfitrión de éstos. Mientras los españoles se quedaban en Tenochtitlán Moctezuma los hospedó en el templo de su antecesor Axayácatl, pudiendo entonces admirar la grandiosidad de aquella ciudad. En los días siguientes, los españoles visitaron los palacios y templos de la gran capital azteca, así como el gran Cú (templo) de la ciudad gemela del imperio, Tlatelolco, y su mercado: una plaza de más del doble de grande quela Plaza Mayor de Salamanca (tenida entonces por la más grande de la cristiandad). Decidieron los españoles levantar una capilla en alojamiento, previo permiso de Moctezuma, y encontraron los tesoros de éste. Tras la vista de estos, Cortés ordenó tapiar la estancia. Entonces, tras la advertencia de los tlaxcaltecas y por temor a ser atacados y asesinados, Cortés tomo como rehén a Moctezuma.
Mientras, en la Villa Rica de Vera Cruz, aconteció la batalla de Nautla, entre los méxicas y los totoncas aliadosde los españoles. En la batalla murió Juan de Escalante y siete españoles más, con lo que vieron los Aztecas que no eran semidioses y que podían ser vencidos. Cortés exigió que los caciques autores de la agresión de Veracruz fueran castigados y llevados a su presencia. En presencia del español, estos confirmaron que iban con ordenes de Moctezuma, siendo después sentenciadosa morir en la hoguera. Después de esta acción, Cortés consiguió que Moctezuma se declarase vasallo del Rey de España. La casta sacerdotal y la nobleza conjuraron para liberar a su señor y aniquilar a los españoles.
En esos días se recibió la noticia de la llegadade 18 navíos al Puerto de Veracruz, creyéndose en un principio que eran refuerzos del emperador,mas enseguida se supo que eran tropas mandadas por Diego de Velázquez para castigar a los rebeldes. Estas tropas estaban mandadas por Pánfilo de Narváez. Para colmo, pusieron sobreaviso a Moctezuma de que Cortés era un rebelde a su rey, y que se podía, lo matase. Así que Cortés no tuvo más remedio que quedar una guarnición de poco más de un centenar de españoles enTenochtitlán al mando de Pedro de Alvarado, y él con trescientos españoles y varios cientos de indios, salió al encuentro de las tropas de Narváez. Cortés consiguió vencer y hacerprisionero a Narváez, y las tropas de éste se pasaron en masa a su bando.

Mientras, en Tenochtitlán,Alvarado había cometido una matanza de nativos,de nobles, caciques y jefes deejército cuando éstos estaban celebrando la fiesta de Tóxcatl (quinto mes de los 18 que tenía el calendario azteca en honor a Tezcatlepoca. La población lógicamente se rebeló, porque el ambicioso Alvarado le quito sus joyas y materiales preciosos que vestían. Al haber hecho esto los pobladores se rebelaron contra Moctezuma, o teniendo le nadie respeto. Los españoles se tuvieron que refugiar en los alojamientos del palacio. Parece ser que, en la tensión de aquellos días, Pedro de Alvarado quiso anticiparse,justo como habían hecho en Cholula, realizando una matanza.
El 24 de junio de 1520 el ejército de Cortés entraba nuevamente en la ciudad. El hermano de Moctezuma, Cuitláhuac, fue liberado para que gestionase la pacificación, pero lo que hizo fue todo lo contrario y se unió al jefe de los caciques, llamado Cuauhtémoc, para aplastar a los españoles. Cortés consiguió que Moctezuma tratase de apaciguar a los inconformes y que dejase salir a los españoles de la ciudad. Segun una versión, Moctezuma fue matado de una pedrada en la cabeza, por sus propios hombres cuando intentaba apaciguarlos. Los sitiados veían disminuir el agua, las municiones y toda clase de víveres. La única salida era la retirada. Y la hicieron en la lluviosa noche del 30 de junio al 1 de julio de 1520, conocida como la Noche Triste. En aquella retirada cayeron la mayoría de los españoles, sobre todo los que llegaron con Narváez, que al llevar muchas piezas de oro consigo, a pesar de las advertencias de Cortés, murieron ahogados en el lago: Se perdieron además gran cantidad de piezas de artillería y de caballos, así como gran parte del tesoro que se transportaba. Perseguidos por los aztecas, el 7 de julio, cerca de Otumba, los españoles hicieron frente a los perseguidores en una batalla en la que los aztecas fueron derrotados y huyeron en desbandada.
Despuésde la Noche Triste los españoles y sus aliados de Tlaxcala, se reorganizaron y atacaron Tenochtitlán, poniendo ensitio la ciudad. Después de 75 días de tenaz resistencia los méxicas finalmente fueron derrotados cuando se retiraban al perder a su nuevo rey. Cortés tomó como prisionero a Cuauhtémoc y lo torturó para obligarlo a decirle donde guardaban sus tesoros. Cuauhtémoc murió posteriormente en batallas con el ejército español, en el intento de conquista de Guatemala siendo prisionero.


No hay comentarios: