Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

viernes, 20 de noviembre de 2009

Hernán Cortés (Parte IV).

Cortés tenía conocimiento de las riquezas que existían en Las Hibueras, en la actual Honduras, además que había escuchado que existía un paso "que en opinión de muchos pilotos (,,,) por aquella bahía sale estrecho a la otra mar" (del Atlántico al Pacífico), estrecho de cuya existencia había dado conocimiento el piloto Juan de la Cosa desde el año 1500. Así pues, Cortés envió el año de 1524 al mando de su capitán Cristobal de Olid cinco navíos y un bergantín rumbo a Las Hibueras, a bordo de los cuales iban 400 hombres, suficiente artillería, armas y municiones, además de ocho mil pesos de oro para comprar en Cuba caballos y bastimentos. En tanto, había partido una expedición por tierra al mando del capitán Pedro de Alvarado para conquistar y explorar Centroamérica. Más temprano que tarde Cortés se dio cuenta que el capitán Cristóbal de Olid, hombre de toda suconfianza, había entrado en tratos con su principal enemigo, nada menos que con el gobernador de Cuba. Diego de Velázquez, para robarle a Cortés las nuevas tierras que se habrían de descubrir en el viaje de exploración y conquista que él mismo estaba sufragando. Fuera de quicio, Cortés montó una segunda expedición en junio de 524 al mando de su primo Francisco de las Casas, en cinco navíos y con cien hombres con órdenes de aprehender y castigar al infiel Cristóbal de Olid. Al arribar la expedición punitiva a la catual Honduras después de un naufragio, se sucedieron unas escaramuzas y fue tomado prisionero el enviado de Cortés, su primo Fracisco de las Casas, en compañía de Gil González de Ávila, éste recien llegado con el título de gobernador del golfo Dulce.
En tanto Hernán Cortés, sin saber lo sucedido, emprende por tierra rumbo a LasHibueras encompañía de un gran ejército. Caminó hasta Veracruz, en donde se embarco hastala villa del Espíritu Santo, de ahí continuó por tierra entrando en Tabasco en donde con grandes dificultadesatravesó grandes pantanos,caudalosos ríos y selvas inpenetrables, pasó por varias poblaciones tabasqueñas como Cupilcón, Cimatán, Nacaxuxuca, Zaguatán, Chilapán, Istapa, Acalán, Tatahuitalpán, Ousumacinta (en donde mandó ahorcar ea Cuauhtemoc y Teutiercas). Ya en Guatemala llegó a Tayasal, continuó por agrestes sierras y llegó a lapoblación maya de Nito y luego al puerto de Naco en donde se enteró de lo sucedido a Cristobal de Olid así que se embarcó de regreso a la ciudad de México, llegando en 1525.
En 1534, el navegante español Fortún Jiménez, al mando del navío Concepción, propiedad de Cortés, avistó y desembarcó en la península de la Baja California, de la cual pensó que era una isla. En la cuarta Carta de Relación, fechada en México el 15 de octubre de 1524, escribe Hernán Cortés al rey de España de la preparación de barcos para explorar y someter nuevos reinos sobre la Mar del Sur (Océano Pacífico), idea que bullía en su mente desde dos años atrás, recién cunsumada la conquista de la gran Tenochtitlán. En 1529, estando Cortés en españa, firmó un convenio con la Corona española por el cual se obligaba a enviar por su cuenta "amadas para descubrir islas y territorios en la Mar del Sur". Deseaba encontrar además del dominio territorial y las posibles ganancias en metales preciosos en las nuevas tierras a descubrir, un paso de mar entre el Pacífico y el Atlántico, pues se pensaba que se Fernando de Magallanes había encontrado un estrecho que comunicaba ambos océanos por el Sur, también debería existir otro paso por el Norte. Ese paso marítimo era el mítico Estrecho de Anián. En el mencionado convenio se estipulaba que de las tierras y gananciias que se obtuvieran, una décima parte corresponderían al descubridor en propiedad perpetua, para si y sus descendientes.
Durante su estancia en España en 1529, Crtés consiguió de Carlos V el título de Marqués del Valle de Oaxaca y el gobierno sobre los futuros descubrimientos en el Mar del Sur. Ya de regreso a México, el 30 de junio de 1532 envió a su primo Diego Hurtado de Mendoza para que explorara las islas y litorales de la Mar del Sur, más allá de los límites de la audiencia de la Nueva Galicia gobernada por Nuño de Guzmán enemigo acérrimo de Cortés. Partió la expedición en dos barcos desde Tehuantepec Oaxaca, después de tocar Manzanillo (Colima) e fueron bordeando las costas de Jalico y Nayarit, en en aquel entonces formaban parte de la audiencia de la Nueva Galicia, hasta descubrir las islas Marías, de allé regresaron a tierra firme y trataron de obtener abastecimiento de agua en la bahía de Matanchén, abastecimiento que les fue negado por órdenes de Guzmán, dueño y señor de la región. Uno de los barcos maltratados por las tormentas emprendió el regreso, arribó a las costas de Jalisco y terminó en manos de Guzmán, en tanto el otro en el que iba Hurtado de Mendoza tomó rumbo al norte, jamás ninguno de los que iban a bordo regresó a la Nueva España, no se volvió a tener noticias de ellos, años después el autor de la Seguanda Relació anónima de la jornada que hizo Nuño de Guzmán a la Nueva Galicia, recogió algunas informaciones que hacen suponer que la nave que comandaba Mendoza había naufragado e el litoral norte del hoy estado de Sinaloa, pereciendo él y el resto de la tripulación.



En la segunda expedición, el navío Concepción al mndo de Diego de Becerra, era una de las dos naves que Cortés envió en 1533, poco después de la conquista de Tenochtitlán, La otra nave era el navío San Lázaro al mando de Hernando de Grijalva. Zarparon desde Manzanillo el 30 de octubre de 1533, el 20 de diciembre el San Lázaro, que se había adelantado, espera en vano al Concepción durante tres días, al no tener noticias de el se dedicó a explorar el océano Pacífico descubriendo las islas Revillagigedo. Mentras, a bordo del Concepción el segundo en el mando Fortún Jiménez se amotinó y asesinó al capitan Diego de Becerra y agredió a los leales a este, abandonando posteriormente a los herido en las costas de Michoacán junto con los frailes franciscoanos que les acompañaban en la travesía. Jiménez navegando hacia el noroeste llego a una apacible bahía, hoy puerto de la ciudad de La Paz. El pensó que habia arribado a una isla, y jamás supo que estabaarribando a la península de la Baja California. Allí los nativos no hablaban una lengua conocida, y eran muy diferente de los nativos del altiplano mejicano. Los tripulantes que al ver a las mujeres semidesnudas, se dedicaron a tomarlas por la fuerza, y dándose cuenta que en el llugarabundaban las perlas, se dedicaron a saquear el lugar y abusar de las mujeres. Esto provocó un violento enfrentamiento con los nativos que terminó con la muerte de Fortún Jiménez y algunos de sus compañeros, los sobrevivientes se retiraron del lugar en el navío Concepción y navegaron erráticamente durante varios días hasta llegar a las costas del hoy estado de Jalisco, dondo las tropas de Nuño de Guzmán les requisaron la nave y los hicieron prisioneros.
Molesto Cortés con la requisa del Concepción, propiedad suya, decidió montar la tercera expeición y preparó un gran número de tropas de a pie y a caballo para marchar sobre la provincia de Nueva Galicia, y contra Nuño de Guuzmán. El virrey de la Nueva España advirtió a Cortés contra esto, a lo que el extremeño hizo oídos sordo alegando que había gastado más de cien mil castellanos deoro, ademas de haber sido designado por el rey para conquistar y descubrir nuevos territorios. Cortés fletó tres navíos: El San Lázaro, el Santa Águeda y el Santo Tomás. Con los pendones en alto arribó Cortés a la población de Santiago de Galicia de Compostela (en la actualidad Tepic) donde fue acogido amistosamente por Guzmán. Allí, permaneció Cortés durante cuatro días antes de proseguir su viaje. Sin duda esta buena acogida se debió al enorme ejército con el que se presentó Cortés. Tras la partida de Cortés, Guzmán dirigió una carta a la Audiencia de México quejándose de que Cortés quiso penetrar con su gente en su gobernación, cuando solo era Capitán General de la Nueva España.Tras atravesar los estados de Jalisco y Nayarit, Cortés y su comitiva embarcaron en las naves y tomando rumbo noroeste el día 3 de mayo de 1535, arribó a la bahía de la Santa Cruz, actualmente La Paz (Baja California Sur), lugar en el cual confirmó la muerte de Fortún Jiménez a manos de los nativos. Una vez hubo tomado posesión de la Bahía de la Santa Cruz, decide establecer una colonia. Almando de esta colonia quedó Francisco de Ulloa. Sin víveres y mal abastecidos, los familiare de los que se habían quedado a poblar allí se quejaron al virrey que decide el retorno de todos a la Nueva España.


Cortés decide enviar una cuarta expedición al mando de Francisco de
La peor mancha en la hoja de ercvicios de Cortés es que consintió la tortura de Cuauhtémos y del cacique de Tacuba, ya que los soldados estaban sedientos de oro, y creían qe éste tenía que saber dónde se encontraba. Ambos fueron ahorcados en el año de 1525 en la funesta expedición a Las Hibueras, por sospechas de traición.
Los enemigos de Crtés intrigaron en la corte contra el, acusándolo de detraer oro del quinto real y del reparto a los subordinados y sospechando que había dado orden de envenenar a su esposa Catalina Juáres y a varios de los enviados con provisiones reales. Desterrado de México fue a Castilla para reclamar la gobernación de
Cortés murió el viernes 2 de diciembre de 1547 en Castilleja de la Cuesta (Sevilla), tratando de volver a sus posesiones americanas.
Sus restos reposan en el Templo Hospital de Jesús, en la ciudad de México.
Termina aquí la historia de uno de los hombres má notables y discutidos que ha dado España a la humanidad. Cuenta una leyenda, que cuando Cortés visitó al emperador Carlos V, éste le preguntó a Cortés que quien era, y que éste le contestó: "Señor, yo soy el que ha dado a Vuestra Majestad, reinos más grandes y más ricos que los que os legaron a vos vuestros antepasados".

No hay comentarios: