Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 17 de noviembre de 2009

Objetivo: Salir de la crisis. Soluciones: Rebajar el peso del gasto público innecesario...

¿Que es gasto público innecesario?. Por ejemplo; televisiones autonómicas, el número incontable de cargos públicos totalmente prescindibles que habitan en nuestros ayuntamientos, y autonomías, los 17 parlamentos autonómicos, que resultan totalmente inútiles, pues la representatividad, se supone, está ya mas que realizada en las Cortes, asesores y requeteasesores, las 54 diputaciones provinciales, con todo su personal y todos sus diputados, asesores y requeteasesores, subvenciones a ONGs, cultura y espectáculos de diversa índole, subvenciones a empresas, grandes o pequeñas, entidades bancarias, grandes o pequeñas, subvenciones a comunidades religiosas, partidos políticos y sindicatos, subvenciones a la adquisición de vivienda, a la agricultura, a la pesca, a la industria, fin de la reducción de impuestos a las SICAV y a las fundaciones, las embajadas en el exterior de autonomías y ayuntamientos, las obras públicas inútiles....
Como veis se puede meter la tijera en machisimos sectores, que al día de hoy, viven a cuerpo de rey de la teta del estado. ¿Que debe haber gasto público? De acuerdo, pero el justo y necesario; ¿Una sanidad pública?. Si, pero una sola, estatal y descongestionada de burocracia inútil. ¿Una educación pública? Si, pero opcional y una sola, no 17 burocratizadas y manipuladas como tenemos ahora. ¿Servicios públicos destinados a parados, ancianos y personas desarraigadas del sistema? Radicalmente si, pero de manera temporal y destinadas a personas que verdaderamente no tengan recursos, y en el caso de los parados y personas desarraigadas de la sociedad, dirigidas fundamentalmente a reintegrarlos en ella.
En España, al día de hoy, los ciudadanos destinamos una parte importante de nuestros impuestos a soportar un gasto público innecesario e inútil, en vez de dedicar ese esfuerzo a lo estrictamente necesario. La ayuda de los 420 euros podría haber sido más, si no existiera un esfuerzo estéril en dedicar caudales públicos a sectores improductivos y que solo generan pobreza y desamparo. Nuestro país es de los países de la Unión Europea que más funcionarios tiene por habitante, de los que más coches oficiales, de los que más cargos públicos, de los que más edificios públicos, en definitiva, es uno de los países que más dinero dedica al sostenimiento de un estado inviable y no apto para el buen funcionamiento de las cosas.
Para salir de la crisis, tenemos que empezar a reclamar el buen gobierno y la buena gestión de nuestros impuestos, directos o indirectos, y para ello tenemos que empezar por, en próximas convocatorias electorales, apartar los árboles que no nos dejan ver el bosque. No hay una opción política válida ahora mismo en España. Ningún partido del arco parlamentario lleva en sus programas estas u otras medidas, por lo tanto habrá que ser muy cuidadoso a la hora de elegir.
En nuestras manos está, ahora más que nunca, el futuro.

No hay comentarios: