Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

jueves, 12 de noviembre de 2009

Regeneración del sistema, ya.

Con los últimos casos de corrupción política salidos a la luz, se nos está poniendo de manifiesto, una gran falsedad: Hay políticos corruptos, y el sistema responde persiguiéndolos. Falso. Es el sistema el que falla. Es el sistema el dado a corromper. El debate no es, si nuestros políticos son más o menos corruptos que en otras partes de Europa o del Mundo. El debate es, si nuestro sistema político se presta más o menos que otros sistemas a la corrupción. Esa es la gran cuestión.
Los políticos españoles, no son más dados a la corrupción que sus colegas franceses, ingleses, alemanes o suecos. En estos países el que la hace, normalmente, la paga. Y no nos referimos a que la pague solamente judicialmente, nos referimos a que el sistema político que se han dado estos países, penaliza al político corrupto, penaliza la malversación de caudales públicos, penaliza el abuso de autoridad, penaliza el nepotismo y penaliza la inutilidad política.
Hay que cambiar la ley electoral, ya. Se impone cambiar el sistema distributivo que nos dimos en la transición, mediante la ley D'hont. Se impone ir hacia un sistema mayoritario, que impida que el enorme poder de los partidos minoritarios nacionalistas y de los dos partidos mayoritarios de ámbito nacional, que no gozan ni de democracia interna, ni de una financiación transparente y son dados a la corrupción que les permite un sistema trasnochado y corrupto. Hay que cambiar la constitución. Esa debe ser la demanda del electorado para votar a cualquier partido que pretenda obtener el poder en las próximas elecciones. Ni el PP, ni el PSOE, harán los cambios necesarios, no nos engañemos, pues viven los dos, y muy bien por cierto, del presupuesto. Si estos dos partidos quisieran regenerar el sistema, lo primero que habrían hecho desde la base es abrir un debate interno sobre su papel en la democracia española, y eso, me temo, es poco más que pedir peras al olmo. Las próximas elecciones en Cataluña, las próximas autonómicas y municipales y, sobre todo, las próximas generales, tienen que servir de punto de partida para alcanzar una regeneración del sistema político, y como consecuencia de esa regeneración una renovación en el patrón económico y social en España. O eso, o el país se va al garete.

No hay comentarios: