Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

jueves, 31 de diciembre de 2009

Balance.

Escribo esta entrada, cuando faltan pocas horas para que nos comamos las uvas y demos entrada al nuevo año. En estas horas que faltan para que eso suceda, se me ha ocurrido hacer balance. El 2009, Dios lo tenga en su gloria, ha sido un año malo, según se mire. Se ha ahondado en la calamitosa crisis económica que nos acecha, de manera global además. Se han dado las pinceladas de lo que será la política mundial en el futuro más próximo, con recortes de libertades, paro, pobreza, aumento de las diferencias entre ricos y pobres, y un largo etcétera de circunstancias que hacen que el 2009 sea un año para olvidar.
Pero, pienso yo, que también se ha puesto la piedra angular, para el despertar de la ciudadanía. Los ciudadanos, españoles y de otros países, han visto a las claras, por el camino por el que nos quieren llevar los que mandan. Han visto de la inutilidad de una casta, parásita e inútil, que montada en el coche oficial y resguardada en el despacho enmoquetado, es totalmente ajena a los problemas de los ciudadanos a los que gobiernan, o mejor dicho, a los que intentan gobernar.
La crisis en la que estamos inmersos, la cual se agravará en el año 2010, no es ninguna broma. Entre la gente, se empieza a manifestar una conciencia crítica de lo que está pasando, y creo, que en el año que entra, esta conciencia les llevará a exigir a los políticos, una serie de reformas importantes para capear el temporal y llevar el barco a buen puerto en medio de esta infame tempestad.
Si. Hacen falta reformas, y hace falta que la gente se las exija a los políticos. Hace falta ya, una reforma constitucional, una reforma de la ley electoral, una reforma estatal para recortar la casta política que vive a costa de los ciudadanos, y que cada vez son más, un reforma económica que nos lleve a premiar al productor y penalizar al especulador. Todo esto, no es poco. Todas estas reformas, son difíciles de realizar, a la vez que necesarias, si queremos salir pronto de la crisis, y no introducirnos más en ella. Para ello, harán falta políticos valientes, pragmáticos e inteligentes. Harán falta hombres y mujeres de estado, que miren por el bien común y aparquen el bien personal. Quiera Dios, que en este año que entra, encontremos a esos valientes.
El 2010, como digo, será un año muy difícil. De todos modos, confiemos en la divina providencia, y recemos para que por lo menos, no sea peor que este 2009.
Feliz año a todos. Mis mejores deseos para todos vosotros.

No hay comentarios: