Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 2 de diciembre de 2009

El Premio Nobel quiere mandar 30.000 soldados más a Afganistán.

Esto es lo que suele pasar cuando se dan premios por el reconocimiento a la paz a personas que no han demostrado hacer nada por conseguir esa paz. El presidente Eisenhower, cuando acabó su mandato presidencial, alertó sobre el peligro de que en los Estados Unidos quedara relegada la libertad, por los intereses de, entre otros, los fabricantes de armas y la industria de la guerra en general. Kennedy intentó acabar con aquello, y se lo cargaron. Desde entonces la política exterior del "imperio", ha atentido a satisfacer a los grandes negocios vinculados con la guerra, armas y petroleo, fundamentalmente.
Obama, flamante Premio Nobel, no va a ser la excepción. Su candidatura atiende a los mismos intereses que atendían las de Clintos, los Bush, Reagan, Carter, etc, etc. Cuando fue elegido Obama, una corriente de utopía y estupidez se instaló en medio mundo. A ese medio mundo, por supuesto, se apuntó nuestro "querido gobierno". Como no.
Casi un año después de la elección del "primer presidente afro-americano" de los Estados Unidos de América, Guantánamo sigue en pie, Irak sigue siendo el Irak que dejó tras de si George Bush y en Afganistán sigue habiendo una guerra. Si, Señor Zapatero, una guerra. Como la de Irak, ¿se acuerda de la guerra de Irak?. ¿Se acuerda del "NO A LA GUERRA", lema al que perdió el traserillo por apuntarse. Pues eso.

No hay comentarios: