Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

sábado, 5 de diciembre de 2009

La Guerra a los Crucifijos.


Los "malos" no cesan de intentar imponernos su ideología y su religión a todos, y para ello han emprendido una guerra contra el crucifijo, símbolo de una religión, la cristiana, pero también, símbolo de una cultura y de unas señas de identidad, que parieron por ejemplo, la Europa que hoy conocemos. Como podéis ver en las imágenes que acompañan a este artículo, numerosas entidades, nacionales, regionales, municipales y benéficas, han tomado la cruz como símbolo a lo largo de la historia.
Serbia, Suiza, Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca, el Reino Unido, Inglaterra, Irlanda del Norte, Escocia, Portugal, Malta, Grecia, Comunidad Autónoma Vasca, la Ciudad de Barcelona y la Cruz Roja, son un pequeño ejemplo de ello. La cruz ha estado siempre en las vidas de creyentes y no creyentes, en la Europa Occidental y Oriental. La cruz ha representado siempre la seña de identidad de los pueblos que habitan entre el Estrecho de Gibraltar y los Urales, entre la península de Escandinavia y Malta.

Bien, pues todos estos siglos de vida presidida por la cruz, se la quieren cargar ahora. Para los "malos", resulta que ahora, la cruz, significa intolerancia religiosa. Ese es el mensaje que nos han mandado desde la Unión Europea, mandándonos que la quitemos de escuelas, hospitales, juzgados y eventos públicos. Quieren tirar dos mil años de historia europea al cubo de la basura.


Pero a ellos no les preocupa realmente el símbolo de la cruz, solamente, no. Lo que a ellos les preocupa de verdad, es el mensaje que lleva implícito el crucifijo. Paz, solidaridad, bondad, sacrificio por los demás; estos son los mensajes que acompañan a la cruz. La imagen de Jesús, crucificado y sacrificado por todos nosotros y el mensaje que se desprende de ello; el mensaje de amor al prójimo, molesta y mucho a los adoradores del "Becerro Dorado", a los insolidarios crueles que manipulan a los que nos gobiernan, a los oligarcas que han convertido nuestras vidas en un recipiente vacío de contenido.



La doctrina cristiana en particular, otras también, pero la que más parece ser la cristiana, pocomo la atacan los "malos", es una perpetua denuncia y recordatorio de lo que es vivir en corcondancia con la madre naturaleza y de espaldas a ella, como quiere que vivamos la "masonada internacional". Quieren esclavizarnos, quieren imponernos su modo de vida, para su propio beneficio, quieren imponernos el "Nuevo Orden Mundial", y para ello, la religión cristiana, entre otras, les estorba.



"Por sus hechos les conoceréis", dicen las Sagradas Escrituras. Esos hechos los estamos viendo a diario: La ampliación de la ley del aborto, para que niñas menores de edad, sin el consentimiento paterno puedan abortar como si de un juego macabro se tratara. La educación y el lavado de cerebro a través de los medios de comunicación que se está haciendo a las generaciones de adultos del futuro, los niños y los jóvenes de hoy. La oligarquía mediante la cual se están haciendo con la vida económica mundial. Las guerras y los conflictos de toda índole que están patrocinando en medio mundo, con el objetivo de hacerse con todo. El intento de hacer caer la soberanía nacional de cada pueblo, en nombre de una soberanía universal, que caerá en sus manos, por supuesto, prescindiendo para ello de la democracia y de los derechos individuales de cada individuo que habita este planeta llamado Tierra.

El plan es cruel, y ya ven, una cosa tan simple como son dos maderos cruzados, les impide hacer a los "malos" todo lo que se proponen para esclavizarnos, a nosotros, y sobre todo a las generaciones futuras. Ya el stalinismo y el nazismo, pusieron las bases para esta actuación. Los "malos" adoran estas dos doctrinas diabólicas, y las quieren volver a poner de moda.

Como en tiempos del dictador soviético, los "masones", se han propuesto anular nuestras libertades, y guiar nuestras vidas y las de nuestros hijos, en contra nuestra. Para ello se han inventado la Alianza de Civilizaciones, por ejemplo, y entidades supranacionales, como la Unión Europea, de donde viene esta ley "anticruz", el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, y un largo etcétera de entidades, no elegidas democráticamente por nadie, y que serán las que nos gobiernen en los próximos años.

Pero no todo está perdido. Los "malos" no las tienen todas consigo, y ellos lo saben. Hay estados, con unas fuertes, todavía, raíces cristianas y democráticas. Países como Alemania, cuyo Tribunal Constitucional ha sido capaz esta semana de poner en su sitio a los oligarcas, declarando el domingo, día de descanso, físico y espiritual. Dinamarca, con su no a Machstriich y al Euro, Gran Bretraña, con su euroescepsticismo, son ejemplos claros de que no todo esta perdido.



Como habréis comprobado, muchas de las banderas que tienen la cruz como emblema nacional, pertenecen a países escépticos con los "malos" y con sus prácticas. Ellos, quizá sean los baluartes contra los que la "bestia" se estrellará.
"Y vi a la bestia, y a los reyes de la tierra, y a sus ejércitos reunidos para hacer la guerra al que montaba el caballo y a su ejército. Y fue aprisionada la bestia, y con ella el falso profeta que hacía señales delante de ella, con las cuales extraviaba a los que habían recibido el carácter de la bestia y a los que adoraban su imagen; vivos fueron arrojados ambos al lago de fuego que arde con azufre. Los demás fueron muertos por la espada que le salía de la boca al que montaba el caballo, y todas las aves se hartaron de sus carnes"
Apocalipsis 19-20.






















No hay comentarios: