Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 22 de diciembre de 2009

Un País Quejica.

Por cierto, lo del calentamiento del planeta, visto lo visto, con el último temporal, de nieve y frío que está sacudiendo toda Europa, península Ibérica incluido, pues que queréis que os diga, a otro con ese cuento. Pero no vamos a hablar aquí del tiempo, de si en verano hace calor, lógico, y en invierno frío, lógico también. No no es eso. Ayer, pudimos ver en todos los medios de comunicación, como en Francia, la cual según nos dice, nos vende energía a nosotros, decretaron un apagón, en pleno temporal, en la región del sudeste, para prevenir un apagón generalizado en todo el país. También pudimos ver, como el Eurostart, el tren que une el país galo con Inglaterra, bajo el Canal de la Mancha, lleva tres días paralizado por el tiempo. En Estados Unidos, los aeropuertos no funcionan por el temporal de frío y nive que les azota. En media Europa, podemos ver carreteras y vías ferreas cortadas.
Imaginemos que en España, gracias al tiempo, al feroz invierno, por ejemplo el AVE Madríd-Barcelona, se mantuviera tres días cortado, las carreteras de medio país también, que el gobierno decretase un apagón puntual, en determinadas horas por no poder atender la demanda de energía, gracias al tiempo, que los aeropuertos permanecieran cerrados. La que se liaría.
Lo que me llama la atención en todos estos países, es que nadie, le echa la culpa al gobierno de nada, simplemente, la culpa la tiene el mal tiempo. Se ven imágenes de vecinos, por ejemplo en Estados Unidos, ayudando a los operarios de Protección Civil, Policía, etc, a remediar en lo posible las consecuencias, con palas, o con lo que uno tenga a mano. Aquí no. Aquí que lo haga el gobierno, las autonomías y los ayuntamientos, que para eso los pagamos, y que llueva, truene, nieve o haya niebla, cuando lleguemos al aeropuerto, a la estación de tren o de autobús, o cuando desoigamos las advertencias de salir con el coche, y salgamos, protestaremos y montaremos el pollo porque nos hemos quedado tirados. Nos quejaremos, daremos chillos y exigiremos una solución rápida, porque nos espera el pavo, la comilona y la borrachera de Nochebuena.
Es verdad, pagamos muchos impuestos en España, el Estado y las distintas administraciones, están para servirnos, pero cuando nieva y hace frío, lo hace para todos, y hay cosas que no se pueden hacer, como salir todo el mundo de "vacanal", el mismo día y a la misma hora, y si salimos, no le echemos la culpa a nadie, pues estábamos advertidos y no vivimos nosotros solos en este país de quejicas.
Aquí la gente chilla por muy poca cosa, por que no llega su tren, su autobús o su avión, o porque no puede salir. La gente chilla en España por muy poca cosa, mientras, en Francia, Inglaterra o Estados Unidos, la gente calla, y se pone a limpiar aceras y calzadas y acatan las recomendaciones gubernamentales.
En estos próximos días, mucha prudencia, si no podemos salir, en casita se está muy bien, y sobre todo, no lo paguemos con quien va a velar por nuestra seguridad, más bien ayudémoslos.

No hay comentarios: