Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

domingo, 17 de enero de 2010

Capitalismo.

Está claro. Llegaré a viejo, espero que si, y no entenderé nunca el mundo capitalista. O mejor dicho, lo entenderé, pero nunca lo llegaré a comprender. Dicen que el capitalismo es como el oxigeno, vital para la vida humana, pero que al final, poco a poco, te acaba matando (El envejecimiento no es sino un proceso de oxidación).
Saco esto a colación tras ver las últimas dos nóminas, exiguas y miserables, que he cobrado en la empresa donde trabajo. Cuando entré a trabajar en ella, hace cosa de tres meses, se me prometió un sueldo base, mísero, según convenio, más una remuneración basada en los resultados obtenidos por la unidad donde trabajo. Cual fue mi sorpresa al leer la nómina, que en esta solo había constancia de lo primero, el sueldo base miserable pactado con los sindicatos en un convenio, miserable también. De lo segundo, nada. Así que corrí a preguntar a mis compañeros y a mi jefe. Al responsable de mi sección. Este, tras darme la razón en lo de la miseria del sueldo base, me dijo que la segunda parte del sueldo, la del incentivo por objetivos, hacía ya muchos meses que no se cobraban en esta empresa. "¿Es que acaso está perdiendo dinero la empresa?" "¿Es que acaso esta unidad no es rentable?", le pregunté. Nada de eso. La unidad y la empresa son rentables, e incluso ganan bastante dinero, en estos tiempos tan difíciles, pero la rentabilidad, no se mide en que el producto de la venta, soporte los costes, por ejemplo mi sueldo, la luz, los impuestos y demás. No. Eso por supuesto que es así. Aquí la rentabilidad se mide en que el año pasado, se ganó un 200% y este año, solo llegamos al 150%, por lo tanto, hay que reducir costes.
Como digo, lo entendí, pero no lo comprendí. Entendí que la manera de actuar de una empresa, en la actualidad, no es superar el coste, y buscar el simple beneficio, unas veces más y otras veces menos. La manera de actuar de una gran empresa, hoy en día, es buscar un X% más de beneficio que el año pasado, y si no es así, esa empresa está fracasada.
No lo comprendí, porque yo, en mi exigua economía de guerra casera, lo que intento es llegar a fin de mes, que los gastos (Costes), no superen a los ingresos. En mi mísero bagaje económico casero, intento ahorrar, y si lo consigo, me doy con un canto en los dientes. Unos meses, consigo ahorrar más, otros meses menos y otros, sencillamente no consigo ahorrar nada. Intento reducir costes, como hace mi empresa, pero no lo consigo. No consigo pasar el invierno sin calefacción, que quieren, soy del Suroeste español. No consigo reducir más mi exigua despensa. No consigo reducir más mi piso alquilado de 35 metros cuadrados. Me suben la luz, el abono transporte, el agua...Igual si me borrara del mapa, reduciría todos mis costes, pero pienso que eso sería un poco estúpido, así que he desechado esta opción.
¿Que podría hacer? No puedo reducir costes, por que mis costes ya tienen previsto su importe. No puedo hacer como hace mi empresa conmigo. No puedo decir a la compañía de electricidad; "te pago una parte fija todos los meses, y otra según los resultados de mi economía, cada mes". Me cortarían el fluido eléctrico.
Poco a poco, según van pasando los meses, cada vez más, estoy entendiendo la filosofía avariciosa del capitalismo, del mal llamado liberalismo y de la crisis que tenemos a día de hoy, sobre nuestras cabezas.
Lo entiendo, pero no lo comprendo. Borrico poco avaricioso y poco ambicioso que es uno.

No hay comentarios: