Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

viernes, 15 de enero de 2010

Haití.


Dicen, que los incendios del verano, se apagan en invierno, previniendo. Haití, ha sufrido un terremoto, se estima que puede haber más de 100.000 muertos, y miles, muchos miles de desaparecidos, heridos y de personas sin hogar, sin un techo bajo el que refugiarse. Y miles y miles de historias tristes, de desarraigos, de familias rotas, de enormes tragedias personales.

Quizá, no sea éste el momento de fribolizar. Quizá no sea este el momento de criticar. Quizá, éste sea solo el momento de ayudar. Quizá.

Esta mañana, en el programa de Carlos Herrera en Onda Cero, hemos podido escuchar las declaraciones de un ex-embajador español en Puerto Príncipe. El buen señor, conocedor de la realidad haitiana, con un lenguaje meridianamente claro, ponía los puntos sobre las íes, sobre la realidad del país caribeño, post y pre terremoto. Éste diplomático, nos narraba, como cuando el estaba allí, trabajando en la legación española entre los años 91 y 95, pudo comprobar como la ayuda humanitaria que llegaba al país, era después vendida en los mercados de la capital haitiana. Como, también mucha de esta ayuda, se llegaba a "perder" en los depósitos, antes de llegar a la población civil. Como, la corrupción lo cubría todo, y a nadie, ni en el primer mundo, ni en el segundo, le importaba un bledo la suerte del país haitiano.

Un terremoto, es una enorme tragedia; pero si al terremoto le acompañan la corrupción, la hipocresía y la indiferencia, el terremoto se transforma en catástrofe humanitaria.

La prevención de los efectos de terremotos, huracanes, tsunamis y demás en los países del tercer mundo, se debe efectuar ahora, ya. No apoyando gobiernos títeres y corruptos, que nos entreguen la riqueza de ese país a un precio módico, dejando que los ciudadanos de ese país resuelvan sus problemas de manera libre y democrática y sin ingerencias externas, comerciando con ellos de manera libre y justa, y sobre todo, no haciendo de su pobreza un negocio para nosotros. Si llevamos a cabo todas estas medidas, seguro, que el próximo país tercermundista que sufra la furia de la naturaleza, afrontará estas de manera que no afecte tan trágicamente a sus ciudadanos. Seguro.

No hay comentarios: