Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

sábado, 27 de febrero de 2010

El Basurero Catódico.

En la pasada semana, en el programa especial de elección de candidato a representar a España en el Festival de Eurovisión, pudimos ver una vez más una muestra del mal gusto, la chabacanería y el barriobajerismo, de la televisión en España. Lo sucedido, no lo vamos a volver a repetir aquí. Si, debemos resaltar, la prisa que se han dado algunos, en ofrecer suntuosos premios a la paletada del protagonista del hecho.
¿Estamos enfermos? Parece que si. No es por criticar el mal gusto que tienen los programadores televisivos en España. Eso, es más que evidente, con solo encender la caja tonta. Además, no puedo, aunque me muero de ganas, criticar lo que una empresa privada hace con su dinero. Otra cosa, es lo que haga una televisión pública, pagada por todos, como Televisión Española. Además, el mal gusto de las cadenas privadas, responde, como no podía ser de otra forma, a la demanda del público.
Si, el público. Esas masas, que se sientan frente al televisor a consumir masivamente bodrios miserables, donde se sacan a la luz los trapos más sucios de nuestra sociedad, donde el bulo y la mentira campan a sus anchas, donde la mala baba es corriente, donde la porquería y la molicie son monedas de uso corriente.
La televisión de un país, es el espejo de su sociedad. Visto lo visto lo de la tele en España, esta es una sociedad enferma.
Eso, en lo que se refiere al pan y circo catódico. Luego están, las tertulias, donde los sabelotodo de turno, predican y predican y no dan trigo. Donde se crea opinión, donde se lavan trapos sucios, donde se parásita, donde se esconden acciones vanas.
¡Que pena de país!.

lunes, 22 de febrero de 2010

La Foto.

Si alguna foto, en el futuro, debería representar el caos de España en éste principio de siglo, esa es la foto de la final de la Copa del Rey de Baloncesto, o más concretamente, la foto del palco de autoridades mientras sonaba el himno de España. Ahí estaba el Rey, acompañado de Patxi López, aguantando estoícamente los silbidos y los exabruptos de la masa analfabeta. Una masa analfabeta, que como dice el lehendakari, hace mucho ruído. Una masa analfabeta, que pita, pero que no sabe bien lo que está pitando, o no es consciente de que está pitando a los símbolos de una patria, fundada por sus padres y por sus abuelos, en definitiva, por sus ancestros.
Pero que no le extrañe a nadie lo visto y lo oído en Bilbao en el día de ayer. Esto, es lo que se ha sembrado. Esto, es lo que se ha buscado con tanto ahínco desde la "Santa Transición". Esto es lo que hemos querido y esto es lo que tenemos.
Hoy desde algunos sitios, desde algunas tertulias, se decía, con indignación, que qué vergüenza, que vaya oprobio. No, aquí no hay vergüenza que valga, aquí no hay oprobio. Aquí hay aguas revueltas y ganancia de pescadores.
Hacía 9 años, con sus 365 días, que el rey no acudía a una final de copa de baloncesto. A alguien, se le ocurrió que sería buena idea que fuera a la de éste año, en Bilbao, en territorio comanche. No fue a las celebradas en anteriores años, en Sevilla, en Valencia, en Zaragoza, en Madrid. No; fue a la de Bilbao. ¿Por qué? Doctores tiene la Santa Madre Iglesia.
Lo ocurrido ayer en Bilbao, no debe extrañar a nadie. Es la cosecha del desmembramiento de España en 17 satrapías, es la cosecha recogida tras la financiación gilipollesca del conocimiento del mapa vaginal de la mujer y la no financiación del conocimiento del mapa geográfico, político e histórico de España. Es la consecuencia de tanta soplapollez, de tanto "politicocorrectismo", de tanta idiotez, de tanto desafuero, de tanta chorrada. Es lo que queremos, es lo que tenemos. Así de claro.
Pero no culpemos de todos nuestros males a nuestros amados y queridos políticos. La masa borreguil que ha llevado a los políticos a la poltrona, también tiene su parte en el festín. Aquí, no importa que en algunas partes de España no se pueda rotular ni enseñar en español. Aquí no importa que los mismos que agitan la bandera de la confrontación, se estén poniendo las botas a costa del vulgo. Aquí lo importante es que Andreita se coma el pollo, que a Fulanita de tal y tal, meretriz mayor del reino, le reconozcan la paternidad de su vástago, nacido del amor y del desenfreno, con el famoso periodista Mengano de tal y tal. Aquí, lo que importa, es que el sábado al mediodía, el camarero sudamericano de la cadena de restaurantes tématicos de comida hipercalórica y basuril, nos traiga pronto el postre y la cuenta, para pasar la tarde hiperconsumiendo en el centro comercial 18 Aguas, al ladito mismo de la M-78. Aquí, lo que importa es que Cristiano Ronaldo meta 5 goles al Racing de Valdeburras, a 50 millones el gol.
Es lo que hay. Es lo que nos toca. Menos mal que nos queda Portugal.

sábado, 20 de febrero de 2010

Típical Spanish.

Es curioso, muy curioso, que en Europa, ahora mismo, los gurús de la cosa económica, se estén tirando de los pelos, por las malas artes empleadas por los países mediterraneos, por el sur profundo; ese al que tanto gustan de ir a tostarse al sol del Mare Nostrum, a disfrutar de su gastronomía, pero que sin embargo, miran con desconfianza y con incomprensión.
Si, el Sur profundo e indolente les ha fallado. Algunos, como es el caso de Grecia, no se creyeron mucho aquello de que pertenecían ya al selecto club de la Europa civilizada, y cuando les exigieron un deficit controlado, del 3% de máximo, falsearon las cuentas. Otros, España por ejemplo, les dió por creerse superiores. Ahí veíamos a nuestros queridísimos políticos, con Zapatero a la cabeza, decir aquello de la Champiosn League, y disparates parecidos.
En el fondo, nosotros también falseamos las cuentas; no como los griegos, que engañaron a media Europa. Nosotros nos engañamos a nosotros mismos. Que hace falta un déficit al 3% en un país con una carestía social de órdago a la grande, pues se hace. Todo con tal de que el vulgo se sintiera parte integrante de la parte magra del viejo continente. Lo hicimos todo de prisa y corriendo, y entramos en el euro; esa moneda única hija del franco y del marco, de monedas fuertes símbolos de economías fuertes. Nosotros nos sumamos al club, junto con los hermanos portugueses con los deberes por hacer, con una economía sumergida legendaria, con una protección social minúscula, con un modelo de estado tendente al clientelismo, con el doble de funcionarios por habitante que la media y con una productividad bajo mínimos. A nadie le importó. Había que estar allí, en Bruselas, formando parte del imperio. Aquí los refrendos para la cosa comunitaria, pasaron el corte enseguida. Esto, era Jauja. Vino Papá Unión Europea, y repartió a diestro y siniestro, fondos para que nos pusiéramos al día, para igualarnos con ellos. Ingenuos.
Desde Bruselas no se entiende muy bien el caracter mediterraneo, y menos el español. Explicar a un europeo nuestra vagancia y nuestra indolencia, resultaría pesado y nos llevaría tiempo.
¿Como explicar, que aquí en la querida España, tenemos por ejemplo el uso horario de Francia y de Alemania, y no el de Portugal, Marruecos, Canarias o las Islas Brítanicas, que son los usos horarios que nos corresponderían por posición geográfica(Una hora menos), por meros motivos políticos?.
¿Como explicar que meses como el de diciembre, en un país tan poco productivo, pasemos todo el mes de fiesta, entre el puente de la constitución y la Navidad?.
¿Como explicar una administración elefantiásica, multiplicada por cuatro?
¿Como explicar que si aquí nos hay disturbios sociales con un 20% de desempleo, es porque la economía bajo mano sigue funcionando a toda máquina?
Complicado. Nos metimos en la moneda única, como siempre, no por el bien común, no porque nos interesara a todos, no. Nos metimos porque les interesaba a los de siempre; y los de siempre, con la moneda única ganaron más y más, hasta no saber donde meterlo.
Ahora somos, con los portugueses y los griegos, el quebradero de cabeza de la Europa civilizada. Ahora en Europa se tiran de los pelos, y piensan en el problema que les acarreará a los políticos alemanes y franceses, convencer a sus ciudadanos que parte de sus impuestos vayan a salvar a unos tipos que hicieron las cosas mal, que engañaron, que mintieron, que son malos para ellos mismos, que son improductivos, que tratan a sus ancianos como basura con sus pensiones de risa, que tratan a sus parados como bazofia, que no son capaces de reducir su déficit público porque lo usan para mantener su clientelismo y su corrupción, que son parásitos. ¿Imaginan?. Pues dirán eso, si, está claro. Dirán; "que les vayan dando".

martes, 16 de febrero de 2010

Háganselo mirar.

Ayer, Paul Krugman, analizó con acierto en The New York Times, los males de la economía española en este año 2010. Decía Krugman, que en el periodo 2003-2007, los precios en España subieron un 35%, nada más y nada menos. Reflexiona Krugman, sobre si, quizás, economías como la española, deberían de haberse adherido al euro paulatinamente, y no al mismo tiempo que economías con mayor valor añadido, como son la alemana o la francesa por ejemplo. Krugman, cree que si España hubiera sido un estado norteamericano, en vez de formar parte de la Unión Europea, no se hubiera visto en la situación que se ve ahora, y puso como ejemplo el caso de Florida, estado que está en bancarrota, y que sin embargo cuenta con el apoyo de la Unión. También culpa de la situación de países como Grecia, España y Portugal, a la arrogancia europea de creer que una moneda única funcionaría en el viejo continente.
Está claro, que los males que sufrimos, no vienen de ahora. Está claro, que el actual equipo económico que dirige nuestros destinos, quizás se equivoque al tomar medidas. Pero está claro, que las medidas tomadas por el equipo anterior, el del Partido Popular, sembraron la cizaña que ahora sufrimos.
Si; entramos en el euro. Si; renunciamos a nuestra soberanía monetaria. Subieron los precios una barbaridad; ¿y como financiamos esa subida de bienes de consumo y servicios? Con el crédito.
Es curioso; el señor Krugman señalaba que mientras en España, con la entrada del euro, los precios se subían un 35% en el periodo 2003-2008, en Alemania solamente subían un 10%.
Tras las declaraciones del señor Krugman, que dice que España va a ser un quebradero de cabeza muy duro para Europa, los economistas patrios, se han atrincherado contra el, deciendo que las declaraciones de Krugman, referidas a España y al euro, no son más que tonterías. Es curioso, pero es lógico. Nuestros "superexpertos" económicos azuzaron a los políticos entonces a meternos en la moneda única a calzón quitado, y calificaban el crecimiento ficticio del periodo al que se refiere Krugman, de magnífico.
Háganselo mirar, señores.

sábado, 13 de febrero de 2010

El pacto y el miedo.

Muy mal deben de andar las cosas, cuando un personaje como Carod Rovira, se disfraza de moderado y aplaude las declaraciones del Rey, en las que anima a los distintos partidos políticos a entenderse en un pacto de estado. Si; muy mal deben de andar las cosas. Las últimas encuestas, maquilladas seguramente, convenientemente y parcialmente modificadas, sacan a la luz el descalabro electoral que sufriría el PSOE, de celebrarse ahora unas elecciones generales. Esas mismas encuestas, nos dicen también, que el PP se mantiene, pero no avanza todo lo que sería deseable. También nos dicen que, partidos como UPyD, se hacen un lugar más amplio en el panorama político; que IU, recupera terreno a costa del PSOE. Las encuestas, encuestas son. Sobre todo las que se lanzan, desde el CIS o desde el INE, a la ciudadanía.
Hay, estoy seguro, un tipo de encuestas, más fiables, sin maquillajes, sin manipulaciónes, sin engaños. Esas son las encuestas, que deben de llegar a las sedes centrales de los partidos, tan acostumbrados a hacer algo a golpe de sondeo. Esas, no las conocemos nosotros. Esas, son las que están empezando a poner nerviosos a los dirigentes de partidos tan distintos, como el PP y ERC, el PSOE y el PNV, IU y UPyD.
De ahí el nuevo talante de Carod. Cataluña, en éste 2010, celebrará elecciones. Primer match point del panorama patrio. Si, verdaderamente, Carod debe de ver la cosa muy negra para alabar al monarca por su iniciativa. Dicen, los que saben de esto, que el fenómeno Anglada y el miedo a que Plataforma per Catalunya salte de la Cataluña central al resto de comarcas está poniendo de los nervios a más de uno en el panorama político institucional catalán. Los que saben de esto, dicen también, que en el PP de Madrid, están que no viven en si, por la amenaza de UPyD, y los escaños que éste partido les pueda quitar. No olvidemos, que las autonómicas y municipales se celebran en el 2011, metidos de lleno en el ojo del huracán.
En resumen, algo debe de estar moviéndose, cuando todos nuestros políticos, andan estos días metidos en faena, confeccionando un pacto de estado. Eso si, todos resaltan la necesidad de que el pacto se lleve a cabo, pero ninguno se mueve, no sea que no salga en la foto.

jueves, 11 de febrero de 2010

Grecia.

Se consumó el agravio. Llegó el 7º de caballería a punto para salvarnos a todos, a los griegos primero que a nadie, de la acometida de los pieles rojas. ¡Al ataque!. ¡Viva la Unión Europea!. Los mismos que inventaron esa cosa llamada Euro. Los mismos que desde el Banco Central Europeo, animaron a todos los europeos a endeudarse con un precio del dinero por los suelos. Si, son ellos. Los causantes del problema, son los que lo van a solucionar. Los que avivaron el fuego, son ahora los bomberos. Estupendo. Eso si, lo que decía ayer nuestro querido presidente, de que España sería uno de los solucionadores del problema griego, no era verdad. Zapatero, en la cumbre de hoy, no fue más que un convidado de piedra. ¿Esperaba alguien otra cosa? La solución vino de Francia y Alemania, de Sarkozy y Merkel.
Esto solo es un ensayo, no se muevan todavía de sus asientos, ahora hay más. Luego, Portugal, Letonia, quizá Italia, quien sabe si alguna pequeña república balcánica, y desde luego, España.
La que se avecina, es gorda, muy gorda. Pero eso ellos ya lo sabían. La política de "Endeudese usted para el mañana", la motivaron ellos, la patrocinaron ellos. Si, los mismos que calzan y visten; los "eurócratas".
La verdad es que toda Europa está endeudada hasta las cejas, todos. Pero los vecinos del sur, tan indolentes, tan dados a la corrupción institucional, tan dados al nepotismo, lo van a sufrir más. Es cuestión de tiempo, que las economías más debiles, caigan. Es cuestión de tiempo, que los débiles sureños, sean los primeros en sucumbir a todo esto, y sean por tanto los primeros en formar parte de éste nuevo aborto llamado Unión Europea, donde los derechos del individuo irán directamente al estercolero, donde las identidades nacionales serán prescindibles, donde la dignidad será rara avis. Luego, con el tiempo, caerán también los vecinos del norte; más insatisfechos, más desconfiados con su casta política, más dados a mirar donde va el dinero de sus impuestos, más acostumbrados a la democracia, a la libertad individual, al contacto de sus políticos con la calle. Ahí lo van a tener más difícil los eurócratas, pero al final lo conseguirán; y esto será un enorme estercolero, desde el Báltico hasta Finisterre, desde Escandinavia hasta Malta.
El primer pagano, está ahí; Grecia; la eterna Grecia, la cuna de la Civilización Occidental; el primer cadáver. Hoy hemos asistido a su entierro. Es verdad, lo han disfrazado de ceremonia de salvación de la economía helena; pero eso es una mentira más de las que nos cuentan.
Igual los próximos, quien sabe, somos nosotros. Tenemos muchas papeletas para la rifa; somos los primeros en la cola por méritos propios. Visto lo visto ayer, en la vergonzosa sesión parlamentaria, primera del curso político después de las largas y merecidas vacaciones de sus señorías tras la Navidad, eso es lo que nos toca.
En fin, agarrárrense que vienen curvas.

martes, 9 de febrero de 2010

Reducir el gasto.

Se estima que 1 de cada 5 euros de gasto público en España corresponde al Estado Central. Los 4 euros restantes, corresponden a las 17 comunidades autónomas.
Me imagino, ayer, en Londres, la cara de los interlocutores británicos, cuando la ministra Salgado, les fue a explicar en que consistía la reducción del gasto público en España. Me imagino, que los interlocutores, entre la media sonrisa, la cara de circunstancias y la flema británica, le preguntarían a la señora ministra: "¿Y como lo va a hacer usted, señora, si su gobierno no controla la totalidad del déficit público en España?". Y no les faltaría razón.
Gobierne PSOE o PP, en España hay algo que nunca cambiará. El Estado, no controla la totalidad del gasto público. Y eso en Europa, en Estados Unidos, en Japón y en la mayoría de las economías occidentales, lo saben. Están por lo tanto, cargados de razón, cuando desde sus diarios de información económica y general, desconfían de la salida de la crisis, de un país como España.
Es fácil, muy fácil, decir a los españoles, que somos víctimas de una conspiración externa, con ramificaciones en el interior, para socavar la imagen de Rodríguez Zapatero, para destruir el euro, o para destruir la economía patria. Si; es ´fácil. Lo que no es fácil es reconocer el problema de fondo. España, no es un país de fiar. ¿Por qué? Pues porque hay 17 formas diferentes de ver la economía, 17 satrapías o mini-estados, 17 mercados con sus 17 normas y, de seguir así la cosa, con sus 17 idiomas.
Ahí está la raiz de la crisis de la economía nacional. Como dice un famoso anuncio de brandy: "Este país es así, aquí se vive como se bebe". Aquí, o nos pasamos, o no llegamos. Hace 30 años, en España, conseguimos lo que los científicos de todo el mundo llevan intentando durante siglos: La cuadratura del círculo. O lo que es lo mismo; la convivencia en un mismo país de un estado federal y otro centralista.
Es humanamente imposible, controlar el gasto público en España. Por mucho que tu quieras controlar el gasto del estado, siempre habrá un cacicato local dispuesto a aumentarlo. Siempre habrá un sátrapa local, dispuesto a financiar; la Academia de Estudios del Bable y sus derivados, la Academia de la Lengua Valenciana, la Sociedad de Amigos de la Gallina-Tigre de Ondarroa o la Sociedad Protectora del Silbido de la Isla del Hierro. Siempre habrá una casta parásita, dispuesta a vivir de la teta de los impuestos, inventándose diferencias. Eso es incontrolable. A las cabecitas pensantes que durante la "Santa Transición" se les ocurrió la feliz idea del café para todos, habría que darles el "Premio Cenutrio".
Los economistas, no entran, a la hora de prescribir recortes, en política. Ellos recomiendan reducir el gasto, pero no se dan cuenta, que en España, reducir el gasto, es, además de un problema económico, un problema político. En el exterior nos critican, desconfían de nosotros, de nuestra capacidad para salir de la crisis. Ayer, escuché a un economista televisivo, decir que, comparar a España con Grecia y Portugal, era como comparar al Madrid con el Alcoyano. Yo pienso, y lo digo aquí, ahora, que Portugal y Grecia, saldrán antes de la situación de ruina en la que se encuentran, que nosotros. ¿Por qué? Porque Grecia y Portugal, no dependen de 17 taifas, para tomar decisiones, sobre la reducción o no de su déficit público.

lunes, 8 de febrero de 2010

Para salir de la crisis...

...lo primero que hay que hacer, es acertar en las causas que la motivaron y el volumen y la categoría de la misma. Parece fácil, pero no lo es.
Y no lo es porque en una crisis de sistema como es esta, la gente, sobre todo la gente que tiene algo, derivado de la forma de vivir y de consumir en los años anteriores a esa crisis, se resiste a reconocer que las cosas, a partir de ella, no van a ser nunca igual que antes. Para que un resfriado no se convierta en pulmonía, es necesario antes de nada, detectarlo y actuar en consecuencia; pero si lo hemos detectado y no habiendo actuado en consecuencia, al final viene la pulmonía, conviene ahora si, no engañarnos, y de verdad aplicar soluciones, multiplicadas por dos. Lo que antes no quisimos hacer, ahora hay que multiplicarlo. Si aún así seguimos en las mismas, viene la muerte.
Nosotros estamos en la fase de la pulmonía. Tuvimos un resfriado, hace años, y no pusimos en marcha los remedios. Ahora, con la pulmonía en ciernes, nos toca un tratamiento más riguroso.
Crecíamos mucho, consumiámos mucho; todo a crédito fácil y barato. Lo hacíamos, no porque fuéramos imbéciles. Lo hacíamos, simplemente por que el dinero estaba ahí, en los bancos, y no nos ponían excesivas trabas para llevárnoslo. Producto de ese consumo, con excesiva oferta, sin demasiada demanda, crecimos más que la media por primera vez en la historia de la economía.
Pero el crédito, como todo en esta vida, no es infinito. Todos; países, empresas, particulares; tienen un techo crediticio al que llegar, antes o después. Y vino el colapso. Un país sin demanda, o con esa demanda basada en el crédito, que no produce nada que en el exterior quieran comprarnos, salvo sol, viviendas y naranjas. Si, el sol nos lo compraban fuera; también las viviendas, los jubilados alemanes y británicos de la costa mediterranea y las Baleares son prueba de ello; también nos compraban las naranjas. Pero el sol, las viviendas y las naranjas; no son suficientes para mantener una población de 46 millones de habitantes. De ahí que halla más de 4 millones de parados.
¿Y que hacemos para remediarlo? ¿Como estamos evaluando la catástrofe?. Engañando a la gente.
Para salir de la crisis, se impone, en primer lugar no engañar a la gente, contarles la verdad y actuar en consecuencia.
Contar a la gente, que por ejemplo, no somos capaces de generar el empleo suficiente para sostener en pie, por ejemplo, el nivel de renta de estos últimos años, y no porque seamos unos inútiles, no. No somos capaces, por la sencilla razón de que los bienes y servicios consumidos por la población española y la mundial, serán fabricados y distribuidos, cada vez por menos gente. En un futuro próximo, no seremos capaces, en España ni en ningún país de Occidente, de generar el empleo suficiente para toda la población. Se impondrá por tanto la subsistencia.
Un modelo nuevo viene para quedarse. En el no cabe, por ejemplo un estado elefantiásico, con una cantidad ingente de funcionarios, de altos cargos, de gasto público en demasía. Se impone ir a lo que realmente hace falta. Se impone la elección. Que sólo hay dinero para que la gente cobre una parte de sus pensiones, pues cobrará sólo una parte de sus pensiones. Que hay que pagar parte de los servicios sanitarios, el famoso copago, pues se hará. Que sólo habrá para mantener a un millón de funcionarios, en vez de 4 millones y medio. Pues se hará.
En un futuro muy próximo, se impondrá el reciclaje, el gasto justo y necesario, lo verdaderamente indispensable. Ya no habrá más crédito para vacaciones, o para segundas viviendas, o para cambiar de coche por capricho. Vamos hacia una sociedad planificada.
Si, hay que contar la verdad a la gente, pero no lo harán. No lo harán, porque entre otras cosas, si lo hicieran, nadie los creería; y aunque los creyeran, a nadie le gustaría oír esto en labios de los políticos, economistas o empresarios.
Es más fácil y más creíble, decirle a la gente que en el 2011, en 2012 o dentro de tres meses, España volverá a la senda del crecimiento. Es más fácil, combatir la crisis de sistema en la que nos encontramos metidos, haciendo una gira por Europa, como está haciendo ahora mismo la Señora Salgado, para convencer a los economistas de los países vecinos, de que España no está tan mal como ellos creen.
Una cosa está clara. Lo de España, es la rotura de la cadena, por el eslabón más débil. Los demás vienen detrás. ¿O es que alguien cree que la demanda de bienes y servicios, en Francia, Gran Bretaña o Alemania, no se realizan mediante crédito? Si alguien cree eso, es que no sabe lo que dice, o lo que es peor, no quiere saberlo, interesadamente, claro.
(Arnaldo Funes "Tácito")

domingo, 7 de febrero de 2010

Grande, muy grande, Reverte.

Hoy, he podido leer en el XLSemanal, la revista que se reparte los domingos con los periódicos del Grupo Vocento, el fenomenal artículo de Arturo Pérez Reverte, titulado: "Intrusos en el comedor".
Solo puedo decir una cosa: FENOMENAL.
En el podréis leer al mejor Reverte; directo, personal e intransferible, políticamente incorrecto e irreverente.
Grande, muy grande, Reverte.
Os lo recomiendo a todos. No solo se puede leer en la revista, también lo podéis leer en www.xlsemanal.com/perezreverte.

sábado, 6 de febrero de 2010

Reunión de pastores...

...oveja muerta. Eso es lo que dice el sabio y viejo refranero popular español. No cave, pues, aplicar otro refrán a la reunión de sindicatos, patronal y gobierno, ayer en el Palacio de la Moncloa.
Los mismos que son responsables de la actual situación, son los que, supuestamente, nos van a sacar del pozo. Aunque, eso si; no estaban todos. Para poner la guinda al pastel, hubiera tenido que aparecer el jefe de la oposición.
Imaginemos por un momento la reunión:
Unos, queriendo abaratar el despido, en un país con más de cuatro millones de parados. Los empresarios se quejan de lo caro que resulta contratar en España. No es cierto. Tienen a su disposición numerosos tipos de contratos, parciales, eso si, baratos y tercermundistas como ninguno. Los empresarios, normalmente se quejan, del lastre que es contratar a un tipo para toda la vida, y luego si pintan mal las cosas tener que pagarle nada menos que 45 días por año trabajado de indemnización. Pero no dicen, que ese lastre, lo asumieron ellos en épocas de vacas gordas, hace años, y que por muchos de esos contratos indefinidos, recibieron cuantiosas subvenciones y exenciones.
Otros, queriendo que todo siga como está. Eso no puede ser. Para salir de la crisis, es crucial trabajar, eso hasta el más tonto lo sabe. Los sindicatos, subvencionados estatalmente por el estado, solo atiende al personal fijo de las grandes empresas, donde son mayoría. El personal eventual, le trae sin cuidado. A los sindicatos, les interesa que haya parados, les interesa que haya diferencias entre contratados fijos de hace muchos años, y contratados eventuales, de ahora mismo. Ellos se nutren de subvenciones públicas por formación, por ejemplo.
Los que faltan son el gobierno de España. Estos no saben por donde tirar. Necesitan tener paz social, y por lo tanto, tener contentos a los sindicatos. Pero también necesitan que los empresarios contraten.
En resumen, estas reuniones, son más una partida de poker, que otra cosa. Eso si, todos juegan con dinero prestado. Son todos parte integrante de la casta parásita que nos ha tocado en suerte. Son todos culpables. Pretender que de esa reunión salga algo bueno, es como pretendes tapar el sol.
Lamentable.

viernes, 5 de febrero de 2010

El Desayuno de los Paletos.

La última paletada del gobierno, empresarios "chic" y periodistas "pesebreros", ha sido irse a Washington, a hacer un desayuno de oración, con Obama, Mrs. Clinton y la crem de la crem, del lobby presbiteriano estadounidense. Hay que tener mala pata; el día que te vas a rezar a la capital del Imperio, la bolsa te da un varapalo de no te menees, y los economistas de medio mundo, premios nobeles o por "nobelear" incluídos, te colocan en el pelotón de los torpes, junto a Grecia, Portugal y las incipientes economías de mercado de los Balcanes.
Zapatero, que como todo el mundo sabe, de religión anda justito, eligió un pasaje del Antiguo Testamento, más concretamente del Deuteronomio, para deslumbrar a todos los presentes. Podía haber elegido aquel de: "Antes entrará un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos". O algún pasaje del Apocalipsis, que pienso yo, hubiera sido más apropiado.
Sea como sea, a la paletada, se apuntaron, como hemos dicho antes, empresarios y toda una corte de periodistas, ayudando así entre todos a la imagen paleta que desde hace años venimos dando por el mundo. Aquí, la prensa patria, ha abierto sus primeras planas, con el evento; en los Estados Unidos, ha ocupado apenas unas lineas en el interior de los diarios.
Aparte de paleto, hay que ser hipócrita. Un tipo que es capaz de perseguir al crucifijo hasta la extenuación; a las primeras de cambio, coje y se va al Distrito Federal, a predicar citas del Deutoronomio.
De vuelta a la Patria, el panorama sigue siendo el mismo. España, que aspiraba a ser la octava potencia económica mundial, no pasa de ser un pequeño país mediterraneo, bañado por el sol, rodeado por el mar. Los economistas de medio mundo, nos han puesto en nuestro sitio. Somos un desastre sin paliativos. Nosotros, que hasta hace poco tiempo nos veíamos al lado de Francia, el Reino Unido y Alemania, nos hemos despertado, de repente, al lado de los hermanos portugueses, los primos hermanos italianos y los parientes lejanos griegos.
Y Zapatero rezando en América, rodeado de una corte empresarial y periodística, ajenos todos a la cruda realidad. A Dios rogando, y con el mazo dando; y a veces ni eso.
Y la cosa pinta mal por todos lados. La número dos del PP, decía ayer que no descartaban de seguir esto así, incluso, de plantear la moción de censura. Enseguida salió al quite Rajoy, desmintiéndolo.
Vamos a tener que rezar todos mucho, para que el Todopoderoso, que tan generoso fue repartiendo la estupidez entre los hombres, y tan rácano repartiendo la inteligencia, se acuerde de este pequeño país mediterraneo.

miércoles, 3 de febrero de 2010

¿Corrección para todos?.

La gente, se pregunta en la calle, si la reforma de las pensiones, va a ser para todos, o solo para los de siempre.
La pregunta es muy sencilla. ¿Se va a reformar también lo de que los políticos de este país, cobren el 100% de la pensión con solo dos legislaturas en, por ejemplo, un escaño del Congreso?. Van a tener que cotizar sus señorías, como todo hijo de vecino, 15 años mínimo, para conseguir un pensión contributiva?
¿Va a dejar de haber, de una vez, privilegios para los políticos?
En Noruega, se ha hecho, y me imagino que otros países si no lo han hecho, será porque no tendrían ese privilegio, su casta política autóctona.
Si se corrige el sistema de pensiones; ¿no será mejos empezar por la casta dirigente? Puestos a recortar; ¿No será mejor primero, cargarse, por ejemplo, ministerios inútiles como el de Igualdad, el de Vivienda o el de Cultura, que son sólo un bolsillo roto?.
No se engañen, el Estado, está tieso. Lo que se debate aqui, no es realmente la viabilidad del sistema de pensiones, para dentro de 20 o de 30 años. El debate, vista la destrucción de empleo, si las pensiones, en la actualidad, se van a poder pagar.

lunes, 1 de febrero de 2010

Micrófonos Abiertos.

Lo tengo claro desde hace mucho tiempo. Si la ciudadanía de a pie, en España, tiene un fiel aliado, ese, es el micrófono abierto. Él es ese amigo fiel, que nos muestra tal y como es, realmente, a nuestra "querida" casta política y empresarial. Él nos mostró al ex presidente del congreso, Federico Trillo, con un lenguaje chabacano y callejero, más propio de una cantina de arrabal, que de la institución que presidía. El, nos mostró, la antipatía que sentía por Tony Blair, el actual presidente de la cámara baja, José Bono, el que, si no recuerdo mal, tildó al entonces premier británico de "gilipollas". Él, nos abrió la puerta, del aburrimiento del jefe de la oposición, Mariano Rajoy, en los desfiles, a los que calificó de coñazo. La última puerta que nos han abierto los micrófonos, es la lucha por el poder en el seno de Caja Madrid, cuando la "lideresa", Esperanza Aguirre, se jactaba de haber quitado un puesto en el consejo de la entidad madrileña a un compañero del PP, al que calificaba de "hijoputa" (Con perdón), y se lo daban a un miembro de Izquierda Unida.
El micrófono, nos lo ha dicho, alto y claro. Sólo les interesa el poder. Nada más. Para Aguirre, el enemigo está en casa. ¿Por qué? Está claro. La carrera hacia el liderato del partido, después de Mariano Rajoy, está abierta, y hoy uno de los frentes es Caja Madrid, mañana, será otra institución, y así de victoria en victoria, hasta la derrota final, la de todos.
No se quieren dar cuenta, los miembros de la casta política, que mientras ellos se pelean por el botín, hay un pueblo al que hay que gobernar. Al final se darán cuenta. Nosotros lo vamos a pasar mal, pero ellos se van a dar cuenta. Eso si, será demasiado tarde.
Hace 13 siglos, los godos, Witiza y Rodrigo, andaban a la gresca, por hacerse con el mando del reino. Cuando quisieron darse cuenta, estaba la península tomada por los caudillos musulmanes, Tarik y Muza.
Estos, modernos Witiza y Rodrigo, también se darán cuenta, tarde, pero se lo darán.
Confiemos mientras tanto en nuestros amigos, los micrófonos abiertos. Ellos nos abrirán los "cerebritos" de nuestros "queridos y amados" políticos.