Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

viernes, 5 de febrero de 2010

El Desayuno de los Paletos.

La última paletada del gobierno, empresarios "chic" y periodistas "pesebreros", ha sido irse a Washington, a hacer un desayuno de oración, con Obama, Mrs. Clinton y la crem de la crem, del lobby presbiteriano estadounidense. Hay que tener mala pata; el día que te vas a rezar a la capital del Imperio, la bolsa te da un varapalo de no te menees, y los economistas de medio mundo, premios nobeles o por "nobelear" incluídos, te colocan en el pelotón de los torpes, junto a Grecia, Portugal y las incipientes economías de mercado de los Balcanes.
Zapatero, que como todo el mundo sabe, de religión anda justito, eligió un pasaje del Antiguo Testamento, más concretamente del Deuteronomio, para deslumbrar a todos los presentes. Podía haber elegido aquel de: "Antes entrará un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el Reino de los Cielos". O algún pasaje del Apocalipsis, que pienso yo, hubiera sido más apropiado.
Sea como sea, a la paletada, se apuntaron, como hemos dicho antes, empresarios y toda una corte de periodistas, ayudando así entre todos a la imagen paleta que desde hace años venimos dando por el mundo. Aquí, la prensa patria, ha abierto sus primeras planas, con el evento; en los Estados Unidos, ha ocupado apenas unas lineas en el interior de los diarios.
Aparte de paleto, hay que ser hipócrita. Un tipo que es capaz de perseguir al crucifijo hasta la extenuación; a las primeras de cambio, coje y se va al Distrito Federal, a predicar citas del Deutoronomio.
De vuelta a la Patria, el panorama sigue siendo el mismo. España, que aspiraba a ser la octava potencia económica mundial, no pasa de ser un pequeño país mediterraneo, bañado por el sol, rodeado por el mar. Los economistas de medio mundo, nos han puesto en nuestro sitio. Somos un desastre sin paliativos. Nosotros, que hasta hace poco tiempo nos veíamos al lado de Francia, el Reino Unido y Alemania, nos hemos despertado, de repente, al lado de los hermanos portugueses, los primos hermanos italianos y los parientes lejanos griegos.
Y Zapatero rezando en América, rodeado de una corte empresarial y periodística, ajenos todos a la cruda realidad. A Dios rogando, y con el mazo dando; y a veces ni eso.
Y la cosa pinta mal por todos lados. La número dos del PP, decía ayer que no descartaban de seguir esto así, incluso, de plantear la moción de censura. Enseguida salió al quite Rajoy, desmintiéndolo.
Vamos a tener que rezar todos mucho, para que el Todopoderoso, que tan generoso fue repartiendo la estupidez entre los hombres, y tan rácano repartiendo la inteligencia, se acuerde de este pequeño país mediterraneo.

No hay comentarios: