Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 8 de marzo de 2010

La Universidad.

La última ha sido el abucheo a Rosa Diez en la Universidad Autónoma de Barcelona. Atrás quedan los abucheos a Aznar, a Felipe González, a Carrillo, a Piqué y a tantos y tantos personajes de la vida política, social y económica de éste país.
Pero lo que más me asombra no son los abucheos y el comportamiento "talibanesco" de los "estudiantes" de esas universidades. No; eso no me asombra. Eso es lo que se a sembrado de la transición acá. Lo que más me asombra es justamente eso; el asombro de los distintos comentaristas políticos, o de los políticos sin más; que se prestan a condenar el acto de intolerancia nada más terminar el mismo, echándose las manos a la cabeza o rasgándose las vestiduras de cara a la galería, y sonriendo por lo bajini si la víctima del abucheo y de la gañanada ha sido un contrario. Si la víctima ha sido un colega de formación o de ideología, la cosa cambia; ahí pondrán en marcha la máquina de las lamentaciones y del justificado enfado.
En el templo del saber, donde la tolerancia debería ser plato del día, todos los días; se ha optado hace mucho tiempo por la bronca barriobajera, el pitido, la pancarta y la memez.
¿Nos extraña?

No hay comentarios: