Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 9 de marzo de 2010

Tontilandia Show: La Prédica.

Estamos acostumbrados ya desde hace siglos, y se ha puesto de manifiesto de manera absoluta en estos últimos 30 años a la prédica pública desde las distintas tribunas mediáticas e ideológicas, y lo poco dados que son esos predicadores a dar trigo.
Ahí están los pijo-progres, millonarios de clase alta, montados en el euro, que califican a Aminatu Haidar de heroína del pueblo saharaui (No digo yo que no lo sea) por su huelga de hambre en épocas pasadas, y al difunto preso cubano Zapata, que ha muerto tras una huelga de hambre, de delincuente común.
A la progresía farandulera que dentro y fuera de España le hace arrumacos al tirano Castro (Ahí está Oliver Stone, por ejemplo), les aconsejaría que se fueran un par de meses a vivir a Cuba, con el sueldo y las perspectivas de futuro de un cubano medio, y a la vuelta del "paraíso", les preguntaría; "¿qué tal?". Igual me llevaba una sorpresa.
Al otro lado están los predicadores de la cosa liberal. A saber; los que desde la opulencia predican el liberalismo salvaje, el sálvese quien pueda, el que sobrevivan los más preparados, los antiestatistas que creen que debe prevalecer los designios de la mano invisible, eso si; desde una posición de privilegio. A esos que se dan cada día de bruces con la "intervencionista Europa", y que presumen de lo bien que les iba cuando vivían en los "liberales y poco intervencionistas Estados Unidos", les preguntaría: ¿Por qué no os quedasteis allí y os volvisteis a la vieja Europa, tan poco liberal, tan intervencionista, tan estatista? A estos últimos les recomendaría lo que a los primeros; que se fueran a los Estados Unidos, y que intentaran vivir como un ciudadano medio, de origen hispano (Es lo que serían allí), sin protección sanitaria, mal pagados, mal vistos, peor tratados.
Unos y otros me recuerdan a aquellos comunistas de salón, de las décadas de los 70 y 80, que predicaban las bienaventuranzas de la Unión Soviética, pero que ninguno se hubiera ido nunca a vivir al "paraíso de los trabajadores", y en el fondo no sabían muy bien lo que predicaban, cuando predicaban lo que predicaban ´(Perdón por la reiteración).
Ya lo dice el refranero; una cosa es predicar y otra dar trigo. Sobre todo cuando se predica montado en el dolar.

No hay comentarios: