Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

sábado, 3 de abril de 2010

¿Laicismo o Anticristianismo?

Se ha lanzado en las últimas semanas el globo sonda de los entresijos de la nueva ley de libertad religiosa que prepara el gobierno de Zapattero. Según los portavoces oficiosos del ejecutivo, esta ley nos permitirá ir por la senda del laicismo. Se dará luz verde para que los ayuntamientos cedan a precio módico terrenos donde levantar mezquitas, sinagogas o iglesias evangelistas. Se impondrá a las empresas el deber de reconocer a sus trabajadores musulmanes o judíos, el derecho de estos a descansar en viernes, en el caso de los musulmanes y el sábado en el caso de los judíos. Se acelerará la retirada de símbolos religiosos de instituciones y edificios públicos, esta medida va dirigida especialmente a los crucifijos, ya que no se está hablando nada de otros símbolos. En fin; la historia de siempre. En resumidas cuentas, se trata de negar la religión mayoritaria entre los españoles; se trata de negar las raíces mismas de la nación; se trata de adentrarnos cada vez más en la tontería y el disparate de la alianza de civilizaciones unilateralmente, sin reciprocidad alguna por parte de las otras confesiones relgiosas a las que, supuestamente, beneficiará esta ley.
Pérez Reverte decía hace pocas fechas que entre la estupidez y la maldad, el prefería la maldad; porque con el malvado se puede negociar; con el estúpido no. Lo malo es cuando la estupidez y la maldad van unidas en una misma serie de personas, en un mismo ejecutivo. Ahí la cosa cambia. Además de no poder negociar con ellos, por su estupidez y su analfabetismo compulsivo, nos encontraremos con una alevosa maldad en sus caracteres, sus acciones y sus formas de pensar, lo cual nos llevará a la ruina.
¿Es el laicismo la antirreligión o el anticristianismo? Pues no. ¿LLeva implícito el laicismo la negación de la Fe de la mayoría de los españoles, de su historia, de sus costumbres? Definitivamente no.
Y sin embargo eso es precisamente lo que entienden por laicismo nuestros desgobernadores. Veremos como nuestros ayuntamientos conceden permisos para construir mezquitas, sin exigir reciprocidad a cambio; la reciprocidad que haría que exigiéramos que en los paises musulmanes se permitiera no ya la construcción de iglesias cristianas, sino el mismo culto cristiano; el cual vemos como es perseguido a sangre y fuego en el mundo islámico. Luego está lo de permitir a los trabajadores de estas confesiones descansar en el día que les señala su religión, cuando se está permitiendo la apertura en los festivos que marca la nuestra, de centros comerciales y de tiendas. ¿Que pasa con los trabajadores católicos, ortodoxos y protestantes (Cristianos) que trabajemos en la hostelería o el comercio y que seamos obligados a trabajar en domingo y en las fiestas que marcan nuestra religión, mayoritaria en este país? ¿Respetará la ley nuestro derecho a "Santificar las fiestas" como prescribe nuestra religión? ¿Que pensarán los empresarios de esto?. Y para terminar está la estupidez de quitar los crucifijos de nuestra vida pública, de extirpar los símbolos cristianos de la generalidad del estado.
Su analfabetismo no les deja ver más allá de su odio por el cristianismo. No se dan cuenta de que esta nación tiene su sentido de ser y de existir en la cruz. No se dan cuanta de que esté país nació a la sombra de la cruz. Su ignorancia es manifiesta. Su incultura va resultando, poco a poco, cada día más, insultante y obscena. Atentan contra la religión de sus padres y sus abuelos, contra su propia historia y no se dan cuenta de ello.
Contra la estupidez, nada podemos hacer. Toda lucha contra ella, es imposible.

No hay comentarios: