Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

domingo, 9 de mayo de 2010

Contradicciónes e Hipocresías.

Al final de su mandato, el presidente Eisenhower, advertía del peligro que tenía la democracia americana, de caer en las garras de las tramas empresariales financiero-armamentísticas. El temor del viejo general, vencedor en mil batallas, se confirmó cuando se cargaron a su sucesor, Kénnedy, a la vista de todo el mundo, con luz, taquígrafos y cámaras de televisión.
Hace unos días, pocos, saltaba la noticia de que nuestra España, bajo el gobierno del insigne y egregio caudillo de la "Alianza de Civilizaciones", vendía armas a 22 países de dudosa cultura democrática y de mucho más que dudoso respeto por los derechos de las gentes que lo habitan. Marruecos, Venezuela, Cuba, Irán...y muchos más.
La cosa resulta graciosa. En el 2003, cuando el ínclito Aznar decide meter a España donde nadie la llamaba, o sea, en la guerra de Irak, la progresía institucional, los abajofirmantes de siempre y el farandulismo interesado de casi siempre, unidos a los partidos Izquierda Unida y PSOE, por ejemplo, salían a la calle, con el grito de "NO A LA GUERRA". Patético, estúpido, simple y llanamente, estúpido. Salir a la calle, embutido en la chamarra de pana, la zamarra anarcosindicalista, el pañuelo palestino, los baqueros y las chirucas, y al año siguiente, enfundarse el traje de Armani, y después del almuerzo, firmar el acta o permiso, del Ministerio de Comercio, el de Exteriores, el de Defensa o el que sea, que más da, para que la empresa armamentística "tal, cual o paracual", esporte minas antipersonas, antitanques, antitodo, a Chiquitistan del Norte, en plena guerra político-financiero-religioso-petrolífera con Chiquitistan del Sur, los cuales, apoyados logísticamente por los rusos y los chinos, le están dando por el ojete a los del Norte, apoyados por lo que denominamos "Occidente", o sea, nosotros, y luego, antes de la cena, nos adheriremos a la misión internacional, de paz y de buenos oficios, que la ONU y la OTAN (Tanto monta), llevarán a cabo en el país, devastado por la guerra. Y mandaremos a nuestra soldada, parados sin rumbo, militares a la fuerza por la crisis, nacidos en Badajoz, Córdoba, Lugo, Guatemala, El Salvador, Honduras, Ecuador o Colombia, a que chiquitistaníes, del norte o del sur, indistintamente, les abran el ojete a balazos, los descerrajen con minas antitanque, o les derriben los helicópteros con lanza granadas, todo ello fabricado en Villaburras de Arriba, pueblo o ciudad dormitorio cercano a la capital y sede de la Fabrica Nacional de Armas de Guerra, S.A.
Hemos entrado en una época, donde la estupidez se ha mezclado, en la misma coctelera, con hielo y limon, con la hipocresía y la estrechez de miras, con lo políticamente correcto y con la falsa apariencia, y eso, da como resultado un coctel explosivo, difícil de determinar que efecto producirá en el cuerpo del país.
Eso si, algunos, más intrépidos, más osados, para justificarse, te dicen: "Que quieres, es preferible bailar la danza de la estupidez, frente a la "Puerta de Alcalá", con banderas tricolores, multicolores o monocolores, ajitando nuestras joyas, que bailar la danza de la muerte, con los desheredados de la tierra, a los que intentaremos salvar mañana, después del aperitivo y de la resaca, inventando una ONG, y haciendo caja con nuestra solidaridad, no exenta de contradicciones y de hipocresía".

No hay comentarios: