Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 24 de mayo de 2010

Toxo y la Huelga.

Igncio Fernández Toxo, a la sazón secretario general del sindicato "mayoritario" Comisiones Obreras, anda diciendo estos días, a quien quiera oírle, que la huelga general, está casi a punto, le falta una pizca de sal, algo de orégano, algo de eneldo, y a comer. Éstas explicaciones a lo Juan Mari Arzac, a lo Arguiñano, a lo Arola, las pongo yo, no tanto en la boca del jefe de Comisiones, como en su mente. Es que es lo que parece; una receta de estas de la nueva cocina de vanguardia, donde con una pizquita de los ingredientes antes mencionados, dos espárragos y un pimiento choricero, te sale un plato de alta cocina, apto, solamente, para los paladares más finos y los bolsillos más llenos.
Hace unos días, alguien, no se quien, quizá el mismo Fernández Toxo, o su compañero de fatigas y de la UGT, dejaron caer, como quien no quiere la cosa, que estaban buscando fechas para el parón general, eso si, evitando los días de partido de la Selección Española de fútbol, en el Mundial de Sudáfrica. Como pueden observar, a la receta de alta cocina de Toxo, no le puede faltar, como no podía ser de otra forma, el pan y circo.
¿Que hace falta, para que en éste país, los sindicatos, los mayoritarios, tomen conciencia de la realidad de la calle? Recapitulemos. Hasta hace dos días como quien dice, los sindicatos mayoritarios, han estado tragando, comulgando con ruedas de molino, con tal de no entorpecer la "inmejorable y dinámica marcha de la economía española". En la época buena, en la época de "vacas gordas", los sindicatos, CCOO y UGT, los mayoritarios, fueron capaces de negociar y de firmar acuerdos, bajo manta, que dejaban patente de corso, de la pérdida de poder adquisitivo de sus "patrocinados", en aras del milagro económico español. Recuerdo, para los incrédulos, para los progres de bocadillo de tortilla y manifestación, para los del pañuelo rojo al cuello de Rodiezmo, que eso fue así; no hay nada más que ver la prodigalidad de contratos basura, por meses, por semanas, por días, por horas, precarios, inmundos, que existen hoy en España. ¿Quien negoció estas condiciones laborales? Está claro que los sindicatos UGT y CCOO. Ha tenido que llegar una reducción-congelación de la soldada de los funcionarios, para que los síndicos reaccionen, o mejor dicho, hagan un amago de reacción.
Igual es que los sindicatos son parte del problema, y no la solución. Ojo, estos sindicatos, no confundamos. El sindicalismo libre, sin ataduras, sin cortafuegos, en España no lo conocemos. De ahí el ridículo poder adquisitivo de la clase trabajadora española, que, por si no se había dado cuenta nadie, es una de las causas de la caída del consumo, causa, entre otras muchas, del descalabro de la economía española. Se impone, además de un cambio general de mentalidad y de sistema, un cambio en la manera de hacer las cosas de los sindicatos. La defensa de la calidad en el empleo no puede estar subvencionada, y si lo está, lo tiene que estar por los principales interesados, los trabajadores. Claro que esto igual no interesa a la oligarquía. A ellos les sale más barato subvencionar sindicatos que atender al poder adquisitivo de sus trabajadores. O igual no. Igual, también se impone un cambio de mentalidad empresarial. Claro, que que se puede esperar de un país por el que la Revolución Industrial y otras revoluciones y evoluciones, pasaron de largo.

2 comentarios:

Mariena Por el Cambio dijo...

Estimado amigo, le doy toda la razón. Además la última parte de su entrada es de lo más racional y define con exactitud lo que está sucediendo. En España no tenemos sindicatos, tenemos una mafia que dice defender los derechos de los trabajadores, cuando lo que realmente defienden son las poltronas de los liberados. Y al tiempo, tampoco tenemos asociaciones empresariales representativas. Son, ambas, puro teatro. Pero un teatro que nos está haciendo un terrible daño.

Saludos cordiales

Viriato, pastor lusitano. dijo...

Justamente es así, creo. Con un sindicalismo libre, y un asociacionismo empresarial libre, y por otra parte, legítimos los dos, a lo mejor, la crisis que estamos padeciendo, sería menor, mucho menor. He ahí los casos de EE.UU, Francia o Alemania, espejos en el que nos gusta mirarnos, pero de los que solo nos gusta copiar lo malo. Saludos.