Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 30 de junio de 2010

Todas las teorías son lejítimas y ninguna tiene importancia. Lo que importa es lo que se hace con ellas.
(Jorge Luis Borges)

Incongruencia y contradicción.

Dice la sabiduría popular, que el hombre cae, fracasa siempre, por causa de su incongruencia y de sus contradicciones. En eso, pienso, se inspiró Marx, cuando dijo que el capitalismo caería víctima, también, de su incongruencia y contradicciones. No entiendo entonces, el "erre que erre" de Don Carlos, con la dictadura del proletariado y con tomar el poder al asalto revolucionario, si al fin y al cabo, la diana de todas sus iras, el capitalismo, iba a caer el solito, como fruta madura, por su propio peso.
Aquí, estamos con Marx en lo primero, pero con matices. El capitalismo neoliberal caerá victima de sus propias contradicciones e incongruencias. El matiz es importante, porque hay muchos tipos de capitalismo; el incongruente neoliberal, cuyo gran apóstol fue Milton Friedman, y el congruente, que ha tenido muchos apóstoles, pero el más destacado, podría ser John Keynes.
En los últimos años, estamos siendo víctimas de un ideario, total y absolutamente adscrito al cortoplacismo, al beneficio inmediato, al dividendo ficticio, a la riqueza superflua. Ese ideario, necesita para crecer el rédito positivo inmediato y va de la mano de la demanda a crédito tanto en épocas de bonanza como en épocas difíciles. Se creía, se sigue creyendo todavía, que el demandante de servicios y productos, lo será, no como consecuencia de una renta salarial media-alta, sino como consecuencia del crédito, por lo tanto, para crecer, solo hace falta que fluya el crédito como las aguas del inmenso Nilo, una actividad que precise mano de obra "poco cualificada", salarios bajos y consumo, mucho consumo.
La cosa empieza a venirse abajo cuando la liquidez del crédito flaquea y, por tanto, el consumo baja. En paises como Alemania o Francia, donde la renta real de los trabajadores es más alta, la crisis generada por esta situación será menor como serán menores las cifras de desempleo. En países como España, con una renta laboral real ridícula, la crisis será más grave,como serán más graves y gruesas las cifras de paro. Lo estamos viendo. Las empresas, grandes y pequeñas, reducirán sus beneficios como consecuencia de que la primera fuente de ingresos para consumir que tiene la gente, el crédito, se ha agotado. Ello se traduce en despidos, y a su vez, a más despidos, más incertidumbre y menos consumo, y siguiendo el carrusel, las empresas medianas y pequeñas empiezan a cerrar y, las grandes empiezan a despedir gente, que a su vez deja de consumir...
En resumen; aquí tienen el ejemplo de lo que supone para un país estar en el barco del neoliberalismo.
Todas las grandes empresas están soltando lastre, bajando sueldos, despidiendo gente, no contratando. ¡No querrán encima que consumamos!, ¿no?. La paradoja de la fórmula; sueldos bajos + crédito = consumo, es que siempre habrá alguien que lo venda más barato y lo haga mejor que tu. Ejemplo; muchos y sin salir de España. Paseando por muchos de los barrios de nuestras ciudades, de alta, media y baja gama, podremos comprobar como se han instalado en ellos comerciantes asiáticos, chinos principalmente, los cuales han saltado del mercado del "todo a cien", al de las boutiques, la hostelería y otros muchos tipos de negocios, a los que antes ni osaban acercarse.
Lejos están los tiempos en los que Henry Ford redujo unilateralmente la jornada de sus empleados de doce a ocho horas, les subió el sueldo y les dió facilidades para que pudieran comprar los coches que fabricaban. Ford, fue llamado loco por sus competidores, los cuales le agoraban un triste final. El triste final lo tuvieron los que no siguieron las pautas del fabricante de coches norteamericano. Claro, que Henry Ford no era cortoplacista. Sin duda, Ford, hoy como entonces, sería tachado de loco. ¡Bendita locura!

martes, 29 de junio de 2010

El "estatut" electoral.

De sorprendente, calificaban algunos ayer la resolución del máximo organo judicial español sobre el estatuto de Cataluña. Que no se sorprendan tanto.
La ocasión la pintan calva. El vulgo, idiotizado por la selección española de fútbol y por la orgía consumista de las rebajas, está a otra cosa, además estamos en vísperas de vacaciones, de la sangria y la paella en el chiringuito mediterraneo, de la siesta y el sopor veraniego.
En Cataluña hay elecciones en otoño y, el debate estaba jugandose en un campo que a los desgobernadores no les gustaba mucho. Las leyes antiburkas, la corrupción y la inutilidad de toda una clase política, no es la mejor tarjeta de presentación en unas elecciones. Había que hacer cambiar el viento. La presencia de partidos como Plataforma, que amenazan con entrar en el parlamento catalán, con fuerza, fruto del cabreo de una parte considerable de la ciudadanía, unida al que se supone será enorme descalabro electoral del PSC en los comicios, justifican la medida. ¿Que mejor medida que introducir el debate del estatuto en las elecciones para aplacar iras ciudadanas?. Cataluña es el primer "match ball" para ZP en su camino a renovar el sillón monclovita.
Lo de menos, es la separación de poderes, la independencia de la justicia, la más que probable actitud de otras satrapías autonómicas que se apuntarán sin duda al carro, la descomposición de España, su conversión en una "nación" de territorios y por tanto de partidos políticos, en vez de en una nación de ciudadanos, de personas. Todo eso da igual, lo importante son los votos, el sillón, la poltrona.
Ha tomado una senda muy peligrosa nuestro querido desgobernador, Rodríguez Zapatero. Éste desaguisado no le puede salir gratis, lo tiene que pagar con creces, el, y los que ambiguamente le bailan el agua. Que no les engañen.
Las próximas elecciones en Cataluña se convertirán en un circo donde importará todo menos el progreso de la ciudadanía catalana. Ya están hablando de bipolaridad en las relaciones Cataluña-España, como si Cataluña y España no fueran la misma cosa. Precisamente esa bipolaridad, ficticia, interesada y sátrapa, ha sido la causa principal de que Cataluña deje de ser el referente moral, político y económico de España, de que Cataluña deje de ser la "locomotora" económica de nuestra patria. Ellos; CiU, PSC, ERC, IC, PPC; son los responsables. Los mismos que intentan vender éste estatuto malintencionado al pueblo al que desgobiernan; los mismos que intentan dividir a la nación española, en aras de sus intereses, en beneficio propio, contra los intereses de todos los españoles.

La huelga del metro.

Que formamos parte de una sociedad idiotizada, eso no es un secreto para nadie, eso, se ha puesto de manifiesto hoy, en Madrid, en plena huelga de los trabajadores del metropolitano capitalino.
La ideología imperante y de moda ultimamente en las Españas, el neoliberalismo, ha conseguido que los integrantes de las capas más bajas de la sociedad, los que integramos los cimientos de esta gran pirámide, nos echemos a nosotros mismos la culpa de todo éste berenjenal.
Hoy, los culpables del carajal en el que se ha convertido la ciudad de madrid por la inoperatividad del suburbano, eran, adivinen...los trabajadores del mismo. No se le ha echado la culpa a los políticos que de "chupatintillas" para arriba hacen sus desplazamientos en coche oficial, tuneado y blindado, con chofer disponible las 24 horas. No se le ha echado la culpa a un gobierno central, "socialista", que ha metido en el mismo saco de la rebaja salarial, a todos los funcionarios, lo mismo al tipo que vegeta, contratado a dedo, en una lúgubre oficina de algún ministerio, que al señor que día a día se encarga de atendernos en un hospital, de velar por nuestra seguridad con riesgo de su propia vida, de apagar los fuegos frutos de nuestra negligencia, de llevarnos en transporte público a nuestro lugar de trabajo, de estudios, de ocio.
Hoy, la sociedad idiotizada que han creado, se echaba las manos a la cabeza y decía a coro con algunos polítiquillos, y con algunos sicarios de la opinión; "que vergüenza, nos han dejado tirados, estos, que tienen el puesto asegurado, que tienen el sueldo fijo a finales de mes". Despotricaban contra ellos, se les insultaba, se les minusvaloraba, se les negaba el derecho a protestar, por la injustisima medida de bajarles el sueldo, mientras los políticos responsables de ese servicio público, vital para la ciudad de Madrid como es el metro, despilfarran, se atiborran a nuestra costa, se ponen las botas.
Estamos inmersos en una idiotización colectiva, capaz de dar patente de corso a las "sanguijuelas" y quitarsela a los que contribuyen con su trabajo a que una gran ciudad, simplemente funcione.
Puedo entender el enfado del que ha llegado tarde a trabajar por causa de la huelga, al que se ha visto perjudicado por la misma. Es normal. Pero, hay que entender que la única herramienta de un empleado, público o privado es la huelga, no para hacer daño gratuito, si para dar a entender a los que tienen amarrada la sartén por el mango, que hay una linea que no se puede traspasar, que hay un límite para su codicia, para su avaricia, para su parasitaje.
Apoyo y envidio la resolución de los trabajadores del metro de Madrid, los comprendo. Eso si, no entiendo la actitud tan aburguesada de los sindicatos en otros sectores, privados, y la actitud de esos mismos sindicatos, tan rebelde con las empresas de caracter público. Es algo que se tendrán que hacer ver. Si los sindicatos se movilizan, legítimamente, por el recorte de los salarios de los trabajadores de empresas públicas, no entiendo su pasividad para con los trabajadores de empresas privadas. Ahí, si entiendo la crítica de la gente. Pero eso es una cosa, y otra, es cargarla contra el legítimo derecho a la huelga de todo un colectivo.
Mañana, se anuncia otro día complicado en Madrid. En próximas fechas se anuncian huelga en la recogida de basuras, por ejemplo. Otro servicio esencial, que ha sido recortado. Igual, digo yo, si empezamos a recortar en coches oficiales, en prevendas, en palaciós faraónicos en la Cibeles y en los miles de asesores inútiles que pululan por las oficinas municipales madrileñas, no tendríamos que recortar el salario de los empleados públicos. Pero claro, eso el vulgo no lo ve.

lunes, 28 de junio de 2010

El dinero es como el estiércol; no es bueno a no ser que se esparza.
(Sir Francis Bacon)

domingo, 27 de junio de 2010

Vengándose, uno se iguala a su enemigo; perdonándolo se muestra superior a el.
(Sir Francis Bacon)

sábado, 26 de junio de 2010

Paraísos "fecales".

Mediante chivatazo al gobierno, nos hemos enterado de que se ha descubierto a algunos desaprensivos que tienen cuentas en Suiza, con dinero no declarado, negro, proveniente vaya "vuesa merced" a saber de donde, turbio, nada claro. Nuestro "querido" gobierno, tan diligente, tan inteligente, ha levantado la liebre, ha mandado la correspondiente misiva a los propietarios de las cuentas diciendoles que hay que pagar, que hay que retratarse y que se les da un plazo de...para que se pongan al día con la hacienda pública.
No se si es que toman por tontos a los propietarios de tan oscuras cuentas, nos toman por tontos a todos los demás o es que los gobernantes que nos han tocado en suerte son así. Desde luego, si lo que se persegía era que pagaran, lo que han conseguido que más de uno se ponga camino de Suiza ésta semana y cambie el tesoro de país, de banco y por consiguiente, de paraíso fiscal.
Éstas son la conscuencias del miedo a que se escapen los capitales de la economía patria, que al final se escapan igualmente, ya apruebes leyes favorables o desfavorables para ellos. Con SICAV o sin SICAV, es lo que hay. A las grandes fortunas, lícita o ilícitamente ganadas, no les gusta retratarse. Por eso me resulta extraño, raro, sospechoso, que encima nuestros "desgobernadores" se carguen impuestos como los destinados a gravar el patrimonio y las sucesiones y donaciones. Ya estamos viendo que a los grandes capitales es imposible seguirles el rastro, se esconden, ora en Gibraltar, ora en Andorra, ora en Montecarlo, ora en Suiza, ora...
El impuesto relativo al patrimonio y el de sucesiones y donaciones, se quitó de nuestras vidas, supuestamente porque gravaba a quien menos tenía, según los políticos y los sicarios opinadores-económicos, a las clases medias. Bien, no digo que eso no pueda ser así. Reformese entonces el impuesto pero no se derogue. Es fácil, pongan ustedes un mínimo; "A partir de X, hay impuesto; por debajo de X, no lo hay", así no perjudican a las clases medias y de paso, hacen que los amantes de los paraisos fiscales se retraten gracias al patrimonio inmobiliario y otros que acumulan en su "patria" y con los que no podrían engañar al Estado.
Ésto tiene que dejar de ser una "bicoca" para los ricos. No puede ser que mientras las clases populares se dejan en el empeño buena parte de sus haciendas, los rícos se dejen un pírrico uno por ciento como mucho. Simplemente no puede ser, por mucho que se empeñen algunos.

viernes, 25 de junio de 2010

Quien no quiere pensar es un fanático, quien no puede pensar, es un idiota, quien no osa pensar, es un cobarde.
(Sir Francis Bacon)

jueves, 24 de junio de 2010

Todo por la Patria.

Una organización sindical unida a la Guardia Civil, en la ciudad de Málaga, ha propuesto que se quite de la fachada de los casas cuarteles de la Benemérita el lema; "Todo por la Patria". La razón que esgrimen desde el sindicato benemérito, es que el lema va ligado al franquismo, y por lo tanto el ciudadano de a pie tiende a confundir al cuerpo, con el régimen anterior.
Algo grave debe de estar sucediendo en España, cuando uno de los símbolos del estado y de la seguridad del mismo, o, mejor dicho, algunos de sus integrantes, cuestionan el lema referente a la Patria por el que, entre otras razones, se ha hecho célebre el cuerpo.
La tontería "progre" ha llegado a la Guardia Civil, también. La cosa es sencilla; se intenta desde hace años desterrar la sensación de unidad de la nación española. Lo han conseguido desvirtuando al Estado y a sus instituciones. La última que les quedaba era la Guardia Civil, que por si no lo saben, no fue un invento de Franco, fue un invento del Duque de Ahumada, en el siglo XIX, para proteger, sobre todo a la población rural, y dar más seguridad a los pueblos de toda la geografía nacional.
Trasladar el término y la palabra "Patria" y, circunscribirlo al régimen anterior, no es más que el intento de algunos por destruir esa "Patria", que tan poco aman, a la que tanto odian, que ningún daño les ha hecho.
Imagino que ya habrán elegido el lema que sustituirá al "Todo por la Patria". "Todo por la nación de naciones", "Todo por las regiones y nacionalidades", "Todo por el Estado", "Todo por la Alianza de Civilizaciones". Son algunos ejemplos. Yo, por si acaso les voy dando ideas.
Lo intentan, lo intentan y, lo están consiguiendo. ¿Lo conseguirán? Veremos.

El partido de los trabajadores.

Asómbrense, el nuevo adalid de los proletarios en España, no es el PSOE, no es IU, no es ningún sindicato socialista, anarquista, comunista, nacional-sindicalista o social-cristiano. El nuevo "Cid Campeador" de los trabajadores, según se secretaria general, Doña Dolores De Cospedal, es el Partido Popular.
Yo, imagino que por defecto de programación, tiendo a desconfiar de los defensores de los pobres y de la clase trabajadora. Cuando alguien, se presenta tan sectario, tan populista y tan aprovechado, mi instinto me dice que hay que salir, litaralmente y hablando en plata, "por piernas".
La idea de la defensa de las clases más humildes, es que éstas, dejen de serlo. No. No voy a llevar a cabo aquí una perorata utópica sobre la sociedad sin clases, o de la ausencia de lucha entre ellas. Creo que tengo los pies en el suelo. Estamos, lo estaremos siempre, en una sociedad piramidal y, aspiro humildemente a que, el vértice de esa pirámide sea soportado por una base, con unos buenos cimientos. Sin unos buenos cimientos, no hay base que soporte ninguna pirámide y, por tanto, no hay pirámide. Creo firmemente en la igualdad de oportunidades, como creo en que los hombres puedan avanzar de la base al vertice, de abajo a arriba, libremente y fruto de su trabajo, su inteligencia y su saber, pero que se pueda avanzar hacia la parte más alta de la pirámide, no sea óbice para que los que se queden en la base tengan que soportar una situación de precariedad.
No nos engañemos; siempre habrá ricos y pobres. Ninguna ideología por muy defensora de los pobres que se haga, va a remediar ésto. Ésto lo remediará, más bien el sentido común, el no hacernos trampas al solitario, la transparencia y el trabajo bien hecho. ´
Hace poco, salió a la luz un estudio, en los Estados Unidos de Norteamérica, que decía que la economía norteamericana quedaría paralizada sin el trabajo de los inmigrantes latinos, que cada vez con más ahinco huyen de la pobreza de sus países de origen hacia el paraíso soñado yanki. Tengan en cuenta el dato; la economía en Norteamérica quedaría paralizada sin la colaboración de los inmigrantes. Ésto da que pensar. La prosperidad del vértice, va unida a la prosperidad de la base. No se entiende por tanto, políticas hipócritas, restrictivas con los trabajadores "no cualificados", cuando éstos soportan el peso del buen funcionamiento de la sociedad.
Si el PP quiere el apoyo de los trabajadores, tendrá que dejar a un lado el populismo y la demagogia, y agarrarse a un discurso que tienda a reforzar el bienestar, la igualdad y la prosperidad de todos, de abajo a arriba.

Bélgica se rompe.

Tras las últimas elecciones celebradas en Bélgica, se ha puesto de manifiesto su ruptura en dos pedazos. Se veía venir. El Sur valón y el Norte flamenco, conviven desde hace decenios, a la fuerza. Es paradójico, que la capital de la Unión Europea, Bruselas, sea al mismo tiempo la capital de la desunión belga.
Un estado, el belga, que no tiene ni dos siglos de vida, como país independiente.
Algunos, intentan arrimar el ascua a su sardina, importando el triunfo electoral de los independentistas flamencos, y su intención de transformar el país en una confederación, a nuestra patria.
Ni España es Bélgica, ni Bélica es España. Bélgica es un país, un estado, dividido en dos comunidades nacionales, la flamenca; al Norte hermanada lingüísticamente con la holandesa y, la segunda; la valona, cn Francia.
Cuando el nacimiento de un estado, se produce de manera artificial, como respuesta a intereses de terceros, cuando no hay cimientos, suele ocurrir lo que le está pasando a los belgas. Por mucho que se empeñen, nuestros nacionalistas periféricos anti-españoles, España, como digo, no es Bélgica, ni Checoslovaquia, ni Yugoslavia, ni la URSS. España, es España y, su nacimiento, fue debido a la voluntad de todos los reinos en los que entonces se dividía la Península, herederos de la Hispania romana, latinos, cristiano-católicos.
Justamente, la linea lingüística que divide a los belgas, es la linea, casualidades de la historia, hasta la que llegó la conquista romana de Julio Cesar en esa parte de las Galias. Al Norte de la, hoy ciudad de Bruselas, se encontraban ya las tribus germanas. ¿Curioso, no? De Bruselas hacia el Sur, se habla una lengua latina; el francés. Hasta allí, llegó la civilización romana. Dos mil años después, esa linea hasta donde llegaron las legiones de Cesar, sirve para separar a los belgas.
Que no nos confundan. Allá los belgas si quieren hacerles el "caldo gordo" para su división, a los que desde fuera patrocinaron su unión.

miércoles, 23 de junio de 2010

"Cuando somos grandes en humildad, estamos más cerca de lo grande"
(Rabindranth Tagore)

The new british government.

Cámeron y Clegg. Clegg y Cámeron. Liberal demócrata y conservador. Conservador y liberal demócrata. Para algunos, tanto monta, monta tanto. El recientemente elegido primer ministro británico y su socio, han apostado por subir el porcentae del IVA hasta el veinte por ciento y poner una nueva tasa a los bancos. Si ésta medida la hubiera tomado el laborista Brown, los "sicarios tertuliano-mediáticos-neoliberales", hubieran dicho; "Claro, son socialistas". Pero no, la medida la ha tomado un gobierno conservador, y sobre todo, liberal demócrata. Como no pueden meterse con el tándem Cámeron-Clegg, por "socialistas", se meten con ellos por conservadores. Hasta ahí llega la paranolla.
Hace escasos días, el presidente del primer banco español, Don Emilio Botín, alertaba, antes del anuncio del gobierno británico de poner la tasa a los bancos, de que una medida así en España, sin diferenciación sería poco menos que injusta. "Las entidades que lo hemos hecho bien y no hemos tenido la necesidad de ayudas por parte del gobierno, no tenemos que pagar los platos rotos", venía a decir Don Emilio.
Puede que tenga razón, pero es que la opulencia de algunos bancos españoles, como el Santander, como el BBVA, se debe, en buena medida a políticas económicas pretéritas que apoyaban el sobreendeudamiento y patrocinaban la burbuja inmobiliaria. Esto, por no hablar de las continuas denuncias de las asociaciones de usuarios de la banca y de las asociaciones de consumidores denunciando el cobro abusivo de comisiones por parte de las entidades. También podríamos hablar de las hipotecas con "suelo", y de otros productos, de dudosa legalidad en otros países, y que aquí han sido moneda de uso corriente en lo que a la gestión y venta de productos bancarios se refiere.
A lo mejor, Don Emilio, gran conocedor de los mercados internacionales, gran banquero, gran financiero, veía venir ésto en muchos de los países en los que su banco ha ampliado su negocio y, por ello lanzaba un aviso para navegantes y se ponía la tirita antes de producirse el corte.
Sea como sea, de la ruina tenemos que salir todos, y quien más gane, algo más tendrá que aportar. Se enriquecieron durante los años de "vino y rosas" gracias a las políticas favorables de dinero barato y crédito fácil, patrocinadas por la "Desunión Europea". Ahora vienen mal dadas. ¿No pretenderán salir sin un arañazo de esta jungla en la que nos han metido, verdad?.
Los "sicarios mediáticos" tildan a Cámeron de filo-socialista. Si la imposición de la tasa a los que más ganaron con las políticas irresponsables de gobiernos pasados es socialista, mejor para los socialistas. Yo, estoy de acuerdo con ella.

Viabilidad o inviabilidad del Estado.

¿Qué es el Estado? La pregunta parece fácil.
Para algunos, el Estado es algo sin personalidad, algo que está por encima del bien y del mal, un ente que para dirigirlo, han sido ellos y no otros, los elegidos. En sus pobres cerebritos, en sus cabecitas, han adoptado la sensación de que el Estado existe, porque ellos existen y, sin ellos, sin su participación, sin su dirección, sería algo catastrófico. Su despotismo y su visión clasista de las cosas, nos han llevado a la situación actual. Para ellos, los ciudadanos son poco más que siervos, con el único derecho de emitir su voto cada cuatro años. "Todo para el pueblo, pero sin el pueblo".
Para otros, el Estado es el mal absoluto, y por tanto hay que desterrarlo de nuestras vidas. Es la otra orilla, la otra manera radical de ver las cosas. Para ellos la sanidad, la educación, los servicios públicos deben privatizarse. Es una manera cruel de ver las cosas. El que mejor pueda, que sobreviva, el que no...Su cinismo les lleva a decir, que precisamente, lo que está sucediendo, la crisis económica y financiera, ha sido posible, con el ojo vigilante de los estamentos de control estatales activados. Han hecho todo lo posible, precisamente para cargarse esos estamentos, pero sin embargo lo dicen.
Para unos terceros, entre los que me incluyo, el Estado somos todos. Sin Estado, no hay nación, sin nación, no hay libertad. Sencilla y simplemente. El Estado no es, no debe ser algo sin personalidad, algo por encima del bien y del mal. Es, debe ser, la caja que guarda las libertades de la nación. Nos confiere una igualdad de oportunidades a todos, nos la asegura. No se hizo al ciudadano para servir al Estado, sino al revés. Debe ser participativo, debe ser representativo y, para ello se imponen reformas, de amplio calado, electorales, políticas, sociales.
Su viabilidad, depende de que las actuaciones de los políticos sean consecuencia de los intereses de los ciudadanos que los han elegido para gobernarlos. Por ejemplo; el Estado de las Autonomías. ¿Se consultó a la ciudadanía para ponerlo en marcha, o fue algo que se hizo de espaldas a los intereses de la misma? El Estado Autonómico es inviable, no va a ninguna parte, es disparatado, caro, absurdo y, sin embargo; ¿Vamos a poner en tela de juicio la inviabilidad del Estado Español solo por qué la opción de cuartearlo, de dividirlo en 17 mini-estados haga aguas por todos sitios? Les recuerdo que la opción de las Autonomías no las votó nadie en referéndum directo sobre el tema. Fue algo que se prepararon, cocinaron y comieron los políticos, de espaldas a la nación, al conjunto de la ciudadanía.
El concepto de Estado, no debe atender a la voluntad de unos pocos, sino de la mayoría. Hemos caminado juntos, con éste sistema, durante treinta años. Un largo camino. Reformaron el Movimiento, lo dotaron de instituciones democráticas, lo maquillaron, hicieron un simulacro de referéndum, de consulta popular, hasta hoy. No contaron con la gente. Es como hacer un edificio sin contar con la opinión de los que van a vivir en el. Bien, ha llegado la hora de que cuenten con nosotros.
El Estado, en si, no es inviable. Éste estado, que diseñaron los políticos patrios, con el beneplácito de los poderes económicos, si es inviable. Fueron ellos los que se equivocaron, eso si, lo reconozco, con el beneplácito general. La masa, la ciudadanía, también comete errores. El nuestro fue aceptar un contrato social unilateral.
No nos engañemos, la España de hoy, no es la misma de la del 78. No podemos seguir permitiendo que nos traten como enanos mentales. Va en ello nuestro futuro.

martes, 22 de junio de 2010

El "Si, pero no" del PP.

"No es la reforma que nosotros nos esperábamos, no creemos en ella, es más, nos posicionamos en su contra pero, nos abstenemos". Ésta parece ser la perorata del PP, para justificar lo injustificable, que una reforma laboral puesta en marcha por el gobierno de Rodríguez Zapatero, en la que no creen, se vaya a poner en marcha gracias a su pasividad y a la de CiU.
Lo de CiU, podemos llegar a entenderlo. Sus intereses solo atañen a un porcentaje mínimo de la población española, su granero, no está en todo el territorio nacional y, no les interesa que ZP se caiga ahora con todo el equipo.
Lo que no entiendo es lo del PP. Ésta posición, tan "galaica", tan ambigua, tan insípida, me recuerda mucho a la de la Alianza Popular de Fraga en el referéndum de la Otan llevado a cabo en los años ochenta por el gobierno de Felipe González. En aquella época, Don Manuel estaba a favor de la entrada de España en la OTAN, pero se abstuvo.
Lo normal, en un país normal, sería que con una situación de desastre como en la que nos encontramos que el primer partido político de la oposición triplicara en las encuestas, en votos, a un partido liderado por un tipo tan desastroso como Zapatero. Eso sería lo normal. ¿Por qué no es así? Ahí tienen la respuesta; el PP no está de acuerdo con la reforma zapateril, pero se abstiene.
Cuando vengan las elecciones y, el PP no saque la ventaja, la mayoría que sería deseable, espero que nadie le eche la culpa a la gente, que no se diga que la población española pasa de la política, que son cautivos de nada, que son pesebreros. La alternativa al desastroso ZP, es; nada.
"Hay que hacer las cosas ordinarias con amor extraordinario"
(Teresa de Calcuta)

lunes, 21 de junio de 2010

"La caridad es un deber, la elección de la forma, un derecho"
(Concepción Arenal)

Copago Sanitario.

En las últimas fechas, se está lanzando al aire, el globo sonda del copago sanitario. Algunos intentan aprovechar éstos momentos de recesión, de sequía económica, de desamparo de las clases populares, para meter el rejón de muerte a las conquistas sociales de toda una ciudadanía. El argumento es el siguiente; la sanidad gratuita tiene sus días contados. Pero; ¿Es que la sanidad era gratuita?. ¿No se paga la sanidad española a través de los impuestos?
¿Que hace falta controlar el despilfarro sanitario?, de acuerdo. Nadie dice lo contrario. Otra cosa es que aprovechando el vendaval, la salud se convierta en un negocio. El sistema sanitario español, es de las pocas cosas de las que podemos sacar pecho los españoles, en lo que a prestaciones públicas hacia la ciudadanía se refiere.
A lo mejor, digo yo, se debería empezar a pensar en que el Estado vuelva a recuperar la gestión sanitaria, para evitar el despilfarro, a veces faraónico, de las distintas satrapías en las que nos han dividido. No se puede dividir el sistema sanitario español en diecisiete y, después lanzar a la ciudadanía el bulo del copago. Además; ¿Como se va a hacer? ¿Quien le va a poner el cascabel al gato? ¿El Ministerio de Sanidad? ¿Pero no habíamos quedado que el Ministerio había pasado a ser un estamento puramente testimonial, que la gestión se había transferido a las Comunidades Autónomas, como ya hemos mencionado? ¿Si una consejería de sanidad, de la comunidad autónoma "X", no quiere poner en vigor en su territorio correspondiente el copago, fruto de intereses electorales, la va a obligar alguien? ¿Va a recuperar el Estado en ese caso, con respecto a esa región en particular la competencia sanitaria?
Éstas son las consecuencias de desmontar, debilitar, cargarse, reducir a su mínima expresión al Estado Español. Imagino que se impone una consulta, lo que se debió haber hecho hace muchos años, preguntar a la gente si ve mejor su salud, su sanidad, en manos de los "sátrapas" autonómicos, o en manos del Estado y, luego, veremos por donde y por donde no se recorta.
Es lo que tiene el no hacer los deberes a tiempo, y acordarse de Santa Bárbara cuando truena.

domingo, 20 de junio de 2010

"El alma que anda en amor, ni cansa, ni se cansa".
(San Juan de la Cruz)

sábado, 19 de junio de 2010

Infraestructuras inútiles.

A veces, en la televisión, en medio de tanta telebasura, eso si, a horas intespestivas, cuando nadie o casi nadie los ve, las televisiones meten en sus parrillas programas de verdadera calidad. Un claro ejemplo es REC, de Cuatro. El fenomenal programa, dirigido por Jon Sistiaga, ahondaba en la noche de ayer viernes, en las obras inútiles, hechas con dinero público, con pólvora del rey, que se han hecho en España en los últimos años.
Algunos, llaman a esto keynesianismo. Ya lo hemos comentado aquí en días pasados y, lo repito, ésto es, ni más ni menos, que despilfarro.
Se nos pusieron algunos ejemplos de la tontería nacional, de la afición de la casta dirigente, de los sátrapas autonómicos y municipales, por las obras sin sentido, disparatadas, absurdas y fuera de lugar, que pueblan toda o casi toda la geografía patria. Por ejemplo; en el reportaje salió el recientemente construido aeropuerto de Lérida. Para mostrárnoslo, la reportera de Cuatro, había quedado en un aeródromo próximo con el responsable de aeropuertos de la Generalidad. Desde el aeródromo, la periodista y el cargo público, que se presentó a la cita, como no, en coche oficial, realizaron un viaje en avioneta hasta la nueva terminal aeroportuaria ilerdense. Tras aterrizar en el mismo, y mostrárnoslo, con una sonrisa de satisfacción de oreja a oreja, por parte del político, se nos informaba de la utilidad de tan costosa obra. Un economista consultado por el programa, nos informaba de la inviabilidad de un aeropuerto que tiene a menos de una hora de automóvil el aeropuerto internacional de El Prat, en Barcelona. También salieron a colación algunos ejemplos de disparates aéreos, como el aeropuerto de Albacete, el de Burgos, el de Ciudad Real. Todos ellos, rentables solamente políticamente, y de una dudosa rentabilidad económica más que manifiesta.
También se pusieron sobre la mesa, casos como la estación del AVE de Guadalajara, la Cartuja de Sevilla y la remodelación faraónica del puerto de Valencia para la celebración de la Copa América.
Durante éstos dieciocho últimos años, desde la celebración de las Olimpiadas de Barcelona y la Expo de Sevilla en nuestro suelo, han aparecido como setas, patrocinadas por la élite política, aprovechadas por la oligarquía empresarial imperante, y hechas con el beneplacito de una población aborregada por el "fast food" y el "National Sport", numerosas obras de una más que dudosa utilidad, rentabilidad y funcionalidad, a largo plazo, o lo que es lo mismo, para la fiesta organizada por los políticos y los oligarcas y, aplaudida por el vulgo, se han construido, con dinero público, de todos, miles y miles de castillos en el aire, que pasada la orgía de marras, han pasado a ser pasto de las ratas, el abandono, el olvido y la desidia.
Ahí tenemos el ejemplo de la Cartuja Sevillana; en ella, a alguien se le ocurrió la felz idea de construir un estadio olímpico, uno de los mayores estadios deportivos de España, que no usa nadie, o que es usado, unos pocos días al año. Que decir, del puerto de Valencia, donde el edificio que se utilizó como sede y centro de prensa de la Copa América, solo sirve hoy para albergar bodas, bautizos y comuniones. Lo del aeropuerto de Ciudad Real, es más que kafkiano; un aeropuerto donde se han despilfarrado miles de millones de euros, y que está a medio terminar. Ciudad Real, una pequeña ciudad, a media hora de Madrid y del aeropuerto internacional de Barajas, en AVE, por obra y gracia de la voluntad de una casta, contará con un aeropuerto. Es de risa.
Como colofón, para terminar, diremos que en el programa de Cuatro, salieron unos animalitos, que si van a aprovecharse del aeropuerto construido por la Generalidad en Lérida; las ovejas. A los pastores de la zona, se les ha contratado, para que usen sus animalitos como corta césped en los alrededores de la terminal. El responsable de aeropuertos del gobierno catalán, justificaba ésto como canto al medio ambiente, y a la convivencia de la última tecnología y de la tradición. No solo despilfarran nuestro dinero, sino que encima, se pitorrean de nosotros.
"El alma que anda en amor, ni cansa, ni se cansa".
(San Juan de la Cruz)

viernes, 18 de junio de 2010

"Aunque se supuiera que el mundo se va a acabar mañana, yo aún hoy plantaría un árbol".
(Martin Luther King)

jueves, 17 de junio de 2010

La Reforma Laboral.

Las reformas laborales, no sirven para crear empleo, por lo menos, no a corto plazo. Las reformas laborales, crean empleo, crean buenas condiciones económicas y laborales, a largo plazo. Por ejemplo, la reforma laboral que ZP pretende hacer ahora, se debería de haber hecho hace unos diez años, en el año 2000, cuando ésto era Jauja, además, se debería haber hecho por consenso. Pero claro; "¿como íbamos a hacer una reforma laboral de amplio calado, en el año 2000, cuando España era una máquina de creación de empleo, cuando se empezaban a atar los perros con longanizas?, quite, quite señor Viriato, está usted gagá".
Pues precisamente, para prevenir una situación como ésta. Recapitulemos; Si a usted, un ciudadano medio, trabajador, con un sueldo medio tirando a bajo, en el año 2000, le dicen que en cosa de diez años, iba a haber una crisis económica en España, fruto del endeudamiento, fruto de la burbuja inmobiliaria que entonces se empezaba a generar, fruto de la estupidez y la ceguera de los entonces desgobernadores patrios (Por aquel entonces, los chicos de Aznar) y fruto de la estupidez, la ceguera y la inutilidad de los aspirantes a desgobernadores patrios (Por aquel entonces Zapatero, Caldera, Blanco y toda la cúpula del PSOE), usted, se hubiera reído del que le hubiera dicho ésto, es más, se hubiera carcajeado y usted, podría haber hecho eso, reirse, carcajearse, no dar crédito, dudarlo razonablemente, porque no tiene la responsabilidad de gobernar un país, no tiene la responsabilidad de prever el destino de la nación, nadie le ha votado para ello, seguramente pase incluso de la política y de los políticos y, además, los medios de comunicación existentes entonces en el panorama periodístico español, los mismos que hay ahora, más o menos, hubieran alabado y loado, "la fenomenal marcha de la economía española", "el excepcional dinamismo de la misma", "el milagro económico español" (Todas estas afirmaciones con respecto a la marcha económica española, se pueden comprobar en las hemerotecas, desde 2000 hasta, más o menos el año 2008. Hagánlo, se llevarán tremendas sorpresas), confundiéndole, engañándole y haciéndole pensar que vivía en el País de las Maravillas.
Bien, pues lo que ha pasado, es eso, lo que ni usted, ni yo, ni nadie, con dos, tres o más dedos de frente, ni en sueños nos podíamos esperar; el agotamiento del sistema, la crisis, el caos, el aumento del desempleo. Se da la paradoja, de quienes si eran responsables y tenían la obligación de ser previsores en aquel entonces, tampoco tomaron las medidas. Las intentan tomar ahora, a corto plazo, cuando el barco se está hundiendo. "Pero, algo hay que hacer", dicen algunos. Si, algo hay que hacer, pero algo práctico, eficiente, coherente. El dar facilidades al despido, en épocas de recesión, solo puede a ayudar a que crezca el índice de desempleo. Otros dicen, que en éste país es muy difícil contratar a nadie. ¿Y como en años pasados, si se contrataba?.
Lo dicho, hacen falta estadistas en los mandos de la nave y, hacen falta personas coherentes, prácticas, pragmáticas e inteligentes en los medios de comunicación social, sobre todo en el periodismo económico, y no "hoollighams" y sicarios a sueldo de los capos de capos, de los oligarcas, que intentan sacar tajada de la crisis.
Por ahí se empieza.
"El hombre se liberará cuando se convierta en liberador de sus hermanos".
(Abbé Pierre)

miércoles, 16 de junio de 2010

"No hay mayor dolor que recordar los tiempos felices de la miseria".
(Dante)

martes, 15 de junio de 2010

Similiquitruqui.

El similiquitruqui, es una opción ya conocida por los políticos del PSOE cuando tienen la responsabilidad de gobernar. Es lo mismo que el marear la perdiz, o hablando en plata, suspender la toma de decisiones, hasta que escampe, confundir a la población, hacer como que haces, sin hacer nada.
El similiquitruqui, es una modalidad para la que hay que ser experto, como lo era por ejemplo, Felipe González. Hay que manejar muy bien a la opinión pública, a los medios de comunicación, hay que ser un seductor, un buen orador, un "convencedor". El expresidente González, lo era. Como estadista, quizá dejara mucho que desear, como gestor también, pero hay que reconocer que como orador, como mago de las palabras, era insuperable. Lo contrario que Rodríguez Zapatero.
Zapatero, es el primer político en la historia de éste país, capaz de sacar a la luz una reforma-hibrido, una mezcla, de decreto ley y proyecto de ley parlamentaria, lo cual tiene en ascuas a los responsables de las demás fuerzas políticas representadas en el parlamento, por el temor de que ZP esté intentando que compartan responsabilidades con el, en la firma de la reforma laboral. Eso se llama asumir responsabilidades, si Señor.
Ésto, nos lleva a pensar en que la nave, ahora mismo, está funcionando con el piloto automático puesto, sin nadie que varíe el rumbo de la misma, si se presentan más dificultades.
Quizá, sería deseable, que si Rodríguez Zapatero no se ve en condiciones de pilotarnos, o, simplemente no se ve capaz de sacrificar unos pocos votos, en aras del bien común, convocara elecciones. Eso no va a pasar. Aquí sobran los políticos y faltan, y mucho, los estadistas. Lástima.

Leyes anti-burka y elecciones.

Que nuestros políticos se mueven a golpe de encuesta, no es una novedad. Los dirigentes públicos que tenemos el "gusto" de sufrir, desde sus despachos enmoquetados, desde la comodidad del escaño, desde el coche oficial, alejados de la calle, ajenos a su realidad, ven, escuchan, sienten, a base de encuesta de opinión. Éstas, les dicen que, por ejemplo, en las próximas elecciones catalanas, después del "carajal" que han organizado durante éstos últimos años, permitiendo que la inmigración descontrolada y la mano de obra esclava entraran a mansalva por las rendijas de leyes de inmigración ineficientes, después de haber organizado la que han organizado con la economía del país, después de empobrecer y cargarse los sueños de una población subida en el tren de una vida irreal y muy por encima de sus posibilidades, se presenta en Cataluña un partido político, Plataforma per Catalunya, la opción de Josep Anglada, que dice a un pueblo cabreado y desencantado lo que éste espera oir. Las encuestas manipuladas y maquilladas, oficiales y oficiosas, de medios de comunicación públicos y parapúblicos, no dan demasiada importancia a Anglada y sus chicos. Pero a tenor de la repentina manía persecutoria que les han entrado a los desgobernadores catalanes, intuimos, que las verdaderas encuestas, las que manejan ellos de manera privada, deben dar un pequeño revolcón a toda la clase política que han estado sufriendo los catalanes durante los últimos treinta años.
El miedo, guarda la viña. Otro día, con más tiempo, sin elecciones de por medio, hablaremos largo y tendido, de inmigración, burkas, niqabs y otros problemas, reales o ficticios, que sufre nuestra sociedad.
Por cierto, mucho cuidado con crear problemas donde no los hay. Nuestros políticos, son especialistas.

Para septiembre.

Es el anuncio de los sindicatos; dejan la huelga, la movilización, el silbato, la gorra y la pancarta, para septiembre. Lamentable, patético, disparatado, absurdo...
Algunos, los bienpensantes de siempre, los cegatos de turno, los opinadores a sueldo, dicen que convocar una huelga general ahora mismo, sería una irresponsabilidad. Puede ser, pero entiendo que las clases bajas, la base de la pirámide, llevan años siendo responsables, llevan años viendo como sus repesentantes negocian condiciones a la baja, sueldos de supervivencia, prestaciones sociales ridículas, conveniós disparatados, modelos de contratación tercermundistas. Hasta hace muy pocos años, cuando éste país era Jauja, se pedía a los sindicatos responsabilidad para no entorpecer el "dinámismo" de la economía española. Ahora, se pide esa misma responsabilidad, porque ésto, está quebrado. Tanta responsabilidad, siempre por parte de los mismos, empieza a cansar, ¿no creen?.
De todos modos, podemos estar de acuerdo en que no es el mejor momento para una huelga general. Por otro lado, no podemos estar de acuerdo con que la mayor carga de la crisis, sea para los de siempre, así que, al final, imagino que la habrá, digan lo que digan, los bienpensantes, los malpensantes y los otros.
La situación es mala, muy mala, y hay quien piensa, entre los que me incluyo, queva a ir mucho peor. Ojalá me equivoque, lo reconoceré aquí y no me dolerá en prendas hacerlo. Pero hasta que eso pase, pienso que vamos hacia una "argentinización" de la economía española. Pienso que va a haber respuesta en la calle, y que para que ésta respuesta sea lo más racional posible, necesitamos unos sindicatos representativos y cuyo reino sea de éste mundo.
Aplazar la huelga general para septiembre, más que un ejercicio de responsabilidad es, un aplazamiento de tareas, para haber si pasa la tempestad, entre tanto. Es el síndrome del mal estudiante, del vago, del ocioso; "mañana lo haré".
Espero que todo esto no lo tengamos que lamentar. Me temo que si, pero...

lunes, 14 de junio de 2010

La Culpa; de Keynes. ¿De quien sino?.

En diversos foros, de diversa ralea, todos tendentes a cargarse al Estado; a cargárselo, no como elemento restrictivo, impositor o dictatorial, no. Van a cargárselo, como elemento regulatorio, arbitral o salomónico y, para ello, que mejor fórmula que echarle la culpa de todo a Keynes.
En resumen; más o menos, la "doctrina" de John Maynard Keynes, es aquella que pone al Estado como elemento regulatorio, como impulsor de políticas que alienten la reactivación de la economía en épocas de crisis. Para ello, Keynes apuntaba hacia la inversión en obra pública, por ejemplo. En épocas de bonanza, el economista británico, daba al Estado el papel de regulador económico, mediante estamentos como los bancos centrales, por ejemplo.
No vamos a entrar, en si todos los mecanismos de los estados, bancos centrales y otros mecanismos keynesianos, han fallado o no. Está claro que lo han hecho. Otra cosa sería, que en vez de haber fallado, por si solos, por estar basados en una teoría "defectuosa"; el keynesianismo, tal como apuntan los neo-liberales, los hubieran hecho fallar. Por ejemplo, en los Estados Unidos de Norteamérica, existían normas desde el Crash de 1929, que obligaban a que los bancos tradicionales, las entidades de ahorro y crediticias, estuvieran separadas de las puramente financieras. Bien, ésta medida se la cargaron a lo largo de la década de los 90. Todos sabemos ya lo que sucedió con las famosísimas "Subprime".
Sea como sea; "la culpa la tiene Keynes" y, como keynesianos, nombran las más disparatadas inversiones, hechas con dinero público, por parte de nuestros desgobernadores. Según los economistas neo-liberales, keynesiano es el Plan E de nuestro "querido gobierno" y, sus rotondas inútiles, sus gimnasios con sauna e hidromasaje, sus levantamientos y cerramientos y relevantamientos y recerramientos de aceras, etc, etc, etc, etc...También le suelen apuntar a Keynes el tanto del numeroso parque automovilístico, tuneado, blindado y multimillonario de nuestros "queridos representantes", los numerosos edificios públicos, la enorme burocracia y otras "mamandurrias", que los neoliberales, casan por descontado, con el Estado, y con las políticas de corte keynesiano.
Siento decepcionarles; nada de eso es keynesiano. Todo lo más es despilfarro, puro y duro, a costa de los bolsillos ajenos, por parte de los políticos, ya se las den éstos de liberales, social-demócratas, conservadores, socialistas, comunistas, o como se hagan llamar.
-Entonces; ¿Que es keynesianismo, Señor Viriato, según usted?. Es sencillo. Keynesiana, es por ejemplo la linea de alta velocidad entre las dos capitales ibéricas, Madrid y Lisboa, que "gracias" a la crisis, se va a ver retrasada. Ésta linea, que discurrirá por dos de las regiones más deprimidas de Europa, el Alentejo portugués y la Extremadura española, y cuyo impulso es estatal y público, en el largo plazo, y con la iniciativa privada a su lado, sin duda, si se hace bien y a tiempo, traerá progreso, movilidad e iniciativa a ambos lados de la frontera hispano-lusa. Las obras públicas de gran magnitud, tales como autopistas, lineas de alta velocidad, obras hidráulicas de gran calado, etc, etc, han sido el motor del crecimiento a largo plazo de todos los países. Ocurrió en España, durante la época de Franco con el desarrollismo. Se puso en funcionamiento, por ejemplo, el Plan Badajoz, un plan ambiciosísimo, que puso en regadío cerca de medio millon de hectareas de cultivo. No podemos olvidar las actuaciones en las zonas periféricas de Barcelona o Madrid, por ejemplo, su industrialización, su desarrollo, gracias a la iniciativa pública, que supuso el final de la autarquía de la primera época del régimen y los cimientos del posterior despegue económico, de los setenta, ochenta e incluso, los noventa.
En resumen, el keynesianismo, propugna un papel del Estado, de mediador y de regularizador en épocas de bonanza, y de impulsor de la economía en épocas de crisis, para hacer éstas mas breves y pasajeras. Keynes, no dio nunca al Estado el papel intervencionista que algunos presuponen, desde su desconocimiento y/o de su mala intención o intención oculta.

domingo, 13 de junio de 2010

"Con poder absoluto, hasta a un burro le resultaría fácil gobernar".
(John Émerich Edward Dalberg. Lord Acton)

sábado, 12 de junio de 2010

"Los que dejan errar al rey a sabiendas, merecen penas como traidores"
(Alfonso X "El Sabio")

El Troceamiento.

Ayer, Don Mariano Rajoy, presidente, todavía, del Partido Popular, anunciaba algo muy curioso; que las Comunidades Autónomas gobernadas por el PP, no subirán los impuestos.
No se si Rajoy se habrá dado cuenta, igual tenemos suerte y algún componente del ejército de asesores que normalmente nuestros políticos llevan consigo en su duro vagar por éste valle de lágrimas, si se la ha dado y ha avisado al bueno de Don Mariano.
Ayer, Mariano Rajoy Brey, candidato a ocupar el cargo de "desgobernador", tras las próximas elecciones de 2012, Dios mediante, anunció la ruptura efectiva de la Nación Española. Imagino que los nacionalistas periféricos, de Cataluña, de País Vasco, de Galicia, los filo-islamistas andalusíes, los paletos provincianos de todo el territorio patrio, estarían dando saltos de alegría, regando la noticia con sidrina, con txakolí, con cava, con aguas termales.
Se veía venir hace tiempo. En España, pagarás más o menos impuestos, tendrás una mejor o peor educación, una mejor o peor sanidad, tu empresa tendrá unas mejores o peores condiciones de implantación, serás más o menos feliz, según la "Satrapía" en la que te haya tocado vivir. ¿De verdad, queremos salir de la crisis? No se nota.
Imaginen un inversor extranjero, interesado en invertir en España (Alguno quedará, digo yo), hispano-parlante, que viendo los informativos de TVE Internacional, vea, escuche y oiga a Don Mariano, decir que en media España, no se van a subir los impuestos, que en la otra media si y, a continuación, vea, oiga y escuche, a ZP diciendo que el no se puede meter en las remodelaciónes impositivas de las CCAA. Definitivamente, éste buen señor, si albergaba alguna esperanza de invertir en el "laberinto español", si tenía alguna duda, viendo a "Pili y Mili" por TVE Internacional, se le habrá quitado de la cabeza esa idea de invertir en la antes, Nación Española.
Yo esperaba en ZP esa zafiedad, ese acongojamiento, esa política buenista y correctista para con los "Sátrapas" autonómicos, pero de Don Mariano, del que aspira a gobernarnos, del que se dice que puede traer un aire nuevo, nunca. Sin quererlo, probablemente sin saberlo, desde la cabeza visible del PP, se le dio el visto bueno, el rejonazo de muerte, la puntilla a la unidad de mercado e impositiva de la otrora Nación Española. No dijo; "yo propongo una bajada de impuestos generalizadas, a todos", no. El dijo; "Bajaremos los impuestos en las CCAA que gobernamos", no dijo; "Reformaremos las leyes y haremos que la presión fiscal sea igual para todos, vivan donde vivan". ¿Es que a nadie en el PP se le ha ocurrido pensar que la crisis viene, entre otras razones, producida por la disparidad de criterios, por la desunión de mercado, por la desmemebración de España como estado?.
Ayer, Don Mariano, renunció a gobernar para todos, y confirmo éste modelo de "satrapías", corruptas, caras y antidemocráticas que estamos sufriendo. Ayer, Don Mariano, renunció a resucitar a la Nación y, se limitó a hacer campaña electoral con las "Satrapías autonómicas" gobernados por ellos.
El Titanic se hunde, los músicos tocan, no hay botes salvavidas para todos. Muramos pues haciendo lo que mejor sabemos; NADA.

viernes, 11 de junio de 2010

"El que no quiera vivir sino entre justos, viva en el desierto"
(Séneca)

Tierno Galván.

Hay una leyenda-anécdota sobre el, ya fallecido, alcalde de Madrid, Don Enrique Tierno Galván.
Se dice que el día que Tierno toma posesión de su cargo de Primer Edil de la capital de España, al acceder a su despacho, en el cual, sobre la mesa del mismo, había un crucifijo de medianas dimensiones, el asistente que le acompañaba al despacho le insinuó; "Si quiere, Don Enrique, hago que retiren el crucifijo de su mesa". Tierno sorprendido, miró a su interlocutor y le dijo; "No, no. Déjelo ahí. ¿Por qué iba a querer que quitaran el crucifijo?", a lo que el ayudante contestó; "Bueno, es que yo creía que era usted agnóstico, y claro...". Tierno miró al asistente sonriendo y le dijo; "Un símbolo de sacrificio por los demás y de paz, no puede molestar a un agnóstico, al contrario".

Las Cajas.

Surgen en el siglo XIX, y tienen como antecesores a los Montes de Piedad, creados por iniciativa de la Iglesia Católica en el XVII y XVIII. Éstos, a su vez tienen como antecesores a los Pósitos; entidades de crédito destinadas al acopio de grano, principalmente trigo y centeno, para prestárselos a los labradores a un interés moderado en épocas de escasez del mismo.
La idea de poner en funcionamiento las Cajas de Ahorro, surge después del reinado de Fernando VII, y su función era, básicamente, la misma de los Pósitos y los Montes de Piedad; favorecer el crédito a los pequeños y medianos agricultores, con el fin de evitar la usura, para con ellos.
En conclusión; fueron creados para favorecer el crédito a las clases más desfavorecidas, con carácter de beneficio social a las mismas, sin ánimo de lucro, con mucho retraso en España, pues estas entidades funcionaban ya en el resto de Europa desde el siglo XVII.
En 1835, por Real Orden, firmada por el Ministro del Interior, Don Diego Medrano y Treviño, se insta a los gobernadores civiles a que impulsen en sus respectivas provincias la creación de cajas de ahorros, implicando en ésta tarea a las personas "pudientes" y con "espíritu filantrópico" o disponiendo de los medios públicos que fueran necesarios al efecto. Tras la creación de la Caja de Ahorros de Madrid el 25 de octubre de 1838, aparecen las de Granada, Santander, Sagunto, Valldolid, Sevilla, La Coruña, Barcelona, Valencia y Sabadell, todas en los 20 años siguientes a la fundación de la caja madrileña. Todas quedan vinculadas a los antiguos Montes de Piedad. La razón de ésta vinculación es la falta de confianza en el crédito oficial, que en otros países europeos era el destino principal de las inversiones hechas con los fondos de las Cajas de Ahorro.
El segundo gran impulso a la creación de cajas de ahorros, se produce el 29 de junio de 1853. En ésta fecha, se firma un Real Decreto que representa la primera legislación en materia de entidades crediticias sin ánimo de lucro, siendo una normativa reformista y excesivamente rígida. Éste decreto confiaba el protectorado de las cajas al Ministerio de Gobernación y obligaba a su creación en todas las capitales de provincia, a iniciativa del gobernador civil. En la práctica la disposición más importante del Real Decreto, está en su artículo 4º, que obligaba a depositar en la Caja General de Depósito y Consignaciones el capital no invertido en los Montes de Piedad. Ésta Caja General era un organismo estatal que tenía la función de invertir en títulos de déficit consolidado. Así, por primera vez aparece la vinculación de las cajas de ahorro a la financiación del déficit público, vinculación que provocó la protesta de las juntas rectoras de las cajas de ahorro por desconfianza en la solvencia financiera del Estado, desconfianza que se manifestó en la importante baja de las imposiciones en los años 1853 y 1855. Como pueden ver, viene de antiguo, el mangoneo de los políticos en las cajas de ahorro. De todos modos, el Real Decreto de 1853, solo fue aplicado de manera parcial, pues no fueron creadas cajas de ahorros en todas las provincias. La crisis financiera que afectó parcialmente al déficit público a partir del año 1865 demostró la desconfianza en el mecanismo de la Caja General Estatal y provocó dificultades a las cajas de ahorro. ¿Les suena?
El 29 de junio de 1880, vería la luz una ley, con un carácter totalmente opuesto a la de 1853; anula los aspectos uniformes y respeta la realidad diversa en la gestión y promoción de las cajas. La aprobación de los reglamentos y estatutos de las cajas no está sujeta a su homologación, ni a un modelo determinado. Se remarca el carácter benéfico de las cajas, pero sin someterlas al régimen uniforme de las instituciones de carácter municipal, reconociendo el origen privado de muchas de las entidades en funcionamiento.
En el siglo XX, la evolución de las cajas está ligada a la transformación del concepto de beneficencia y la progresiva sustitución de ésta por el concepto de seguro social. El Instituto Nacional de Previsión se crea en el año 1908 y el sistema de seguros sociales cubre solamente una pequeña parte de las necesidades de los asalariados, fundamentalmente las pensiones para la vejez. Desde entonces hasta nuestros días el número de cajas ha ido en aumento, manteniéndose más o menos, ceñidas al objetivo por el cual nacieron, que es dar un servicio a toda la sociedad. Las cajas de ahorro se ha ido convirtiendo en auténticas entidades financieras, ofreciendo a sus clientes una completa gama de servicios, compitiendo con el resto de entidades bancarias hasta alcanzar más de un cincuenta por ciento de cuota de mercado.
En el último cuarto del siglo XX, se ha producido un proceso de concentración de las cajas más pequeñas con el fin de ganar competitividad. Generalmente esta concentración se produjo en un inicio entre entidades de la misma Comunidad Autónoma, se permitió, a su vez, la implantación de las distintas cajas o cajas derivadas de fusiones, fuera de la unidad provincial o/y regional. Después de la Transición, se politizan excesivamente los consejos de administración de las mismas, empezando a atender a los intereses políticos, en vez de atender a los intereses sociales, para lo cual fueron puestas en funcionamiento.
En la primera década del siglo XXI, hemos asistido a la intervención del Banco de España en dos cajas de ahorro, Caja Castilla la Mancha y Caja Sur. En ésta primera década de éste siglo, hemos podido comprobar la actuación de las cajas en la "burbuja inmobiliaria", que hemos padecido, en el crédito fácil a empresas vinculadas con la construcción, y la denegación del mismo a particulares y a las clases más desfavorecidas. En éste inicio de siglo, las cajas se han comportado, en definitiva, como entidades de crédito con ánimo de lucro, alejándose del cometido para el que están diseñadas. Como resultado, se están produciendo fusiones entre ellas, de dudoso buen resultado para las mismas. La última ha sido realizada entre Caja Madrid y Bancaja, por intereses políticos más que por intereses estratéjicos y financieros.
Algunos, abogan por la desaparición de las cajas como entidades públicas y de interés social, y la privatización de las mismas. Ésto, no deja de ser, además de absurdo, peligroso. Estamos en un país, donde la falta de entidades que atiendan a la demanda de pequeñas y medianas empresas y particulares, es patente. A veces una retirada a tiempo, es una victoria, o por lo menos, no es una derrota. Si dejamos al margen los intereses de la gran banca española, ya de por si demasiado opulenta, los intereses generales nos llevan a patrocinar entidades crediticias que hagan posible el flujo de capital a las clases más desfavorecidas. No olvidemos que en España, por obra y arte de PP y PSOE, no hay banca pública. En un futuro, no muy lejano, alguien se echará las manos a la cabeza por las actuaciones de hoy con respecto a las cajas de ahorro, por el empujón de éstas hacia los grandes bancos. Quizá entonces, no haya marcha atrás. Quizá, ahora tampoco. Lo acabaremos lamentando.
En éste juego, como en todos, gana la banca.

jueves, 10 de junio de 2010

"Solo hay felicidad donde hay virtud y esfuerzo serio, pues la vida no es un juego"
(Aristóteles)

miércoles, 9 de junio de 2010

No son conscientes.

Ayer, quedó patente, por si alguien no se había dado cuenta, de la fuerza de la representatividad de los sindicatos en éste país. Lo dijimos en la entrada de ayer y, lo reiteramos hoy. Ayer, en las calles, se manifestaron los delegados sindicales, los profesionales del sindicalismo subvencionado, los abonados, los convencidos. Por contra, fue a trabajar, se quedó en sus casas sin ir a manifestación alguna, la gran mayoría de los supuestamente representados. Ésto es lo que pasa cuando se hacen trampas al solitario, al final, siempre acaba ganando el mismo.
En España, al contrario que en otros paises de Occidente, no hay representación sindical efectiva. El Estado, siguiendo los usos y costumbres del régimen anterior, subvenciona, mantiene, da aire, a los denominados sindicatos de clase mayoritarios. No es de extrañar, pues hace lo mismo con las asociaciones de empresarios. Todos son uno, todos son lo mismo, son cuña de la misma madera. Todo ésto es disparatado; tanta tabarra con la transición, con la reforma, con el paso de la dictadura a la democracia, para, treinta años después, en la primera crisis de calado que sufrimos, darnos cuenta de que todo era mentira, de que nada ha cambiado, de que todo sigue igual. Ayer lo pudimos comprobar.
No son conscientes, o, hablando en primera persona del plural, no somos conscientes, de que una falta de representatividad efectiva por parte de los sindicatos, puede dar a luz un descontrol de la protesta en la calle, en cuanto ésta situación empeore, que lo hará. Creen, los políticos, los que montaron ésta mascarada, ésta broma de democracia que nos montaron y que sufrimos estoicamente, que teniendo atados y bien atados a sindicatos y empresarios, esto no dará al traste con el modelo de convivencia, no degenerará la situación en propuestas más violentas. Que necios son.
El trabajador al que se le endurezcan sus condiciones de vida, si ve que los que lo tenían que defender son parte del problema, saldrá a la calle solo, descontrolado, violentado, en compañía de otros, como el, solos, descontrolados, violentados. Serán tierra de abono para propuestas más violentas, serán agua vital para los intereses de los que no crean en una vía pacífica a la salida de la crisis.
Son tiempos difíciles éstos. Son tiempos en los que la violencia necesita poco abono para crecer.
Las encuestas, lo dicen, lo avisan, lo anuncian, día a día, la gente está cansada, cada vez más, cada día que pasa más harta, de la clase política, de la sindical, de la empresarial.
Para preservar unos cuantos intereses, se ha sacrificado la libertad. Si viviera, diría Sir Winston Churchill; "Entre la libertad y el deshonor, habéis elegido el deshonor, y al final tendréis la libertad con deshonor". (La frase de Churchill fue; "Entre la guerra y el deshonor, habéis elegido el deshonor y tendréis la guerra", en referencia al pacto de Munich entre el entonces Premier británico Chamberlain, el presidente francés Dedalier, Hitler y Mussolini, que permitió a los alemanes invadir Checoslovaquia).
Para impedir injusticias, para impedir abusos de las clases más pudientes, hacia las menos pudientes, hace falta que unas y otras estén efectivamente, libremente, sin ataduras, sin cortapisas, representadas. Hacerlo de otra manera, permitiendo el abuso, es simplemente sembrar la cizaña, los conflictos, los enfrentamientos. La historia no para de enseñárnoslo. De los conflictos de mañana, no lo olvidemos, son responsables los ciudadanos y los representantes políticos de hoy. Lo veremos, me temo. Aunque, me gustaría esta equivocado.

martes, 8 de junio de 2010

Fracaso Sindical.

8 de junio, huelga general en la función pública, fracaso rotundo. Es normal, si tenemos en cuenta, que a la huelga han ido solamente los liberados, los delegados sindicales. No se han cerrado colegios por falta de personal, no se han cerrado juzgados, no se han cerrado delegaciones de hacienda, la vida ha transcurrido tranquila, como en cualquier día normal en todos los centros públicos.
Eso si, los sindicatos, a lo suyo. Setenta y cinco por ciento de seguimiento, ochenta, se atrevían a decir a media mañana. Mentira, por otra parte lógica, pero mentira. La huelga, ha sido un completo fracaso. ¿Por que? Está claro, los sindicatos no representan a nadie, o mejor dicho, se representan a si mismos. Han estado durante años, dormidos con la inyección de dinero público, que tanto gobiernos de izquierda como de derecha les han insuflado. El sindicalismo en España no existe como tal, CC.OO y UGT, con el tiempo, lo único que han hecho es ocupar el sitio que dejaron vacante los Sindicatos Verticales franquistas. Nada nuevo, si tenemos en cuenta, que diputados de PP, SOE, IU, CiU, PNV, CC y todos los grupos que están representados en el "coso" de la Carrera de San Jerónimo, han ocupado el sitio que dejaron vacantes los antiguos representantes en cortes del régimen reformado que ahora mismos sufrimos.
Alguien ha dicho, a lo largo de la mañana, que las centrales sindicales tomaban esto como una prueba, como un entreno, de la próxima huelga general, que afectará a todos los sectores, y que será convocada muy pronto por éstos "irreprensentantes" sindicales. Si es así, la ciudadanía ya les ha dado un aviso claro, si los sindicatos convocan el paro masivo de toda la sociedad, ésta les dará la espalda, y no porque conidere que las medidas tomadas por "Desgobernator" sean correctas, no, es sencillamente, porque consideran a los sindicatos, parte del problema y no, parte de la solución.
Luego está, claro, la parte económica de la cuestión. Si tu trabajas en la función pública, Zapatero te baja el sueldo y encima te pone en huelga, además de cornudo, te tocará pagar los platos rotos, porque el día de huelga, te lo descuentan del sueldo. No se yo si con la que está cayendo al Estado, de ruína económica, de problemas de financiación, no le hubiera interesado que la huelga de hoy hubiera sido seguid masivamente, imaginen la cantidad de "plata", que se hubieran ahorrado en sueldos. No está la gente, con sueldos bajos, con nivel de vida alto, para perder, así como así, el sueldo de un día. Porque los sindicatos, está claro, no te lo van a reponer. Quizá, digo yo, la gente está guardando energías para futuras batallas, para cuando la ruína sea más que evidente, para cuando se lleve por delante a la llamada clase media, entonces saldrán a la calle, cacerola en mano, entonces si tendrán poco que perder además de poco que ganar, pero entonces no hará falta que los convoque Toxo ni Méndez, entonces, saldrán solitos, eso es lo peligroso del asunto, pero nos lo tendremos más que merecido, por permitir que amordacen la voz laboral a base de subvenciones.

domingo, 6 de junio de 2010

Churchill y Keynes.

Winston Churchill, algunos años antes de ser primer ministro británico, en una conversación informal con el economista Jonh Maynard Keynes, le reprochaba a éste sus continuos cambios de opinión. "Ustedes, los economistas, cambian de opinión cada día", le aseveraba Sir Wiston Churchill al economista británico, a lo que éste respondió; "No cambiaríamos tanto de opinión cada día, si ustedes los regidores públicos, no cambiaran tanto su manera de hacer política cada día".
"Tengo claro que de ésta crisis solamente se sale volviendo a la economía real"
Juan Manuel De Prada, escritor.

Pájaros de mal agüero.

Siguiendo con la dichosa reunión del Club Bildelberg en Sitges, ahora me doy cuenta de una cosa, y no he resistido el comentarlo en el blog. El año pasado, el club, se reunió en, asombrense, Atenas. Si, la capital de la Ática, la cuna de la democracia, la mediterranea, la eterna, la "tacita de plata" del Mediterraneo oriental. Después de reunirse éste "cártel", en la capital helena, todos sabemos que ha pasado con la economía griega.
¿Casualidad? ¿Causalidad? No lo podemos saber. El hecho es ese, éstos tipos se reunen en Atenas, y meses después el Estado Griego entra en bancarrota.
Éste año, nos ha tocado a nosotros albergar el "sínodo". Solo de pensarlo, me entran temblores, diarrea, flojera en las extremidades, mareos, dolor de cabeza, fiebre. Puede ser la gripe, puede ser el canguelo.
¿Son pájaros de mal agüero los bilderbergers? En los próximos meses lo sabremos. Me da en la nariz que si. Que quieren, uno no deja de ser más de campo que las amapolas. En mi tierra, en la inmensidad de la dehesa, puedes saber si hay algún "bicho" moribundo o muerto a kilómetros de distancia, si miras al cielo y ves a los buitres negros planeando, suavemente, placidamente, pacientemente en círculo. ¿Han estado los socios de éste club, en estos últimos días planeando, suave, plácida y pacientemente en círculo sobre el semi-cadáver de nuestra patria?...

sábado, 5 de junio de 2010

La Obra Social.

Hasta hace nada, Martín, podría ser considerado como un hombre de éxito. Trabajaba exitosamente en una agencia inmobiliaria, se casó hace cosa de 10 años, con una chica guapisima, inteligente, buena persona, con la que tuvo sus dos hijos. Una vez le oí decir al entrenador de fútbol, Luis Aragonés, que la suerte, en si, no existía, que solo existía la buena o la mala suerte. Estoy de acuerdo con Aragonés.
A lo que vamos, la suerte de Martín, como hemos dicho, podría decirse que era buena, o muy buena; su trabajo en la inmobiliaria le reportaba cuantiosas comisiones, su mujer también gozaba de una inmejorable situación laboral. En 2005, decidieron comprarse un adosado en la periferia de Madrid, en una de las nuevas zonas de media-alta posición. Era la época dorada del ladríllo, sector que Martín conocía a la perfección, por lo que se decidió a invertir no solo en una primera vivienda, sino que, viendo lo que estaba sucediendo con el dorado ladrillo entonces, se decide a invertir en un inmueble más. Este segundo inmueble fue destinado al alquiler. La ecuación es clara; compro a tanto, me hipoteco, alquilo y el inquilino me paga la hipoteca. Simple, sencillo, negocio redondo y, repetido desgraciadamente, en nuestra querida España. Todo era felicidad en la vida de nuestro amigo Martín. Dice el refrán, que no hay mal que cien años dure. Lo mismo podríamos decir de la felicidad.
Hacia el 2007, la cosa empezó a cambiar; la burbuja inmobiliaria empezó a desinflarse, los ingresos de Martín empezaron a caer, la segunda vivienda que compró, como inversión, quedó vacía, los inquilinos le dejaron de pagar, y nuestro amigo, tuvo que hacer frente a dos hipotecas con el único ingreso de su sueldo, si, de su sueldo, porque su mujer, se quedó sin trabajo.
En el 2009, el año pasado, Martín la acompañó en las estadísticas del INEM, la inmobiliaria quebró. Entre los dos cónyuges solo pudieron hacer frente a pagar la hipoteca del piso familiar, de su vivienda. Al garete se fue el BMW, el segundo piso que compraron como inversión, un Mondeo que Martín compró a su mujer, todo.
A principios del mes pasado, nuestro amigo Martín, su mujer, sus dos hijos, perdieron también el piso familiar. Años de trabajo, de esfuerzos, de sueños, ejecutados por la caja.
Ahora, Martín vive de prestado, con su mujer, con sus hijos, en el piso de sus padres. Percibe la ayuda de 420 euros que "generosamente" el gobierno da a los parados. Su mujer ha encontrado trabajo en la hostelería, a media jornada.
Los padres de Martín, su mujer, sus hijos, el, viven en el mismo bloque, puerta con puerta, que quien escribe estas lineas. Por supuesto, el nombre de Martín, dado aquí por mi, es inventado, pero el personaje es real, existe, es, ahora, vecino mío, conozco su tragedia, una tragedia que va siendo común, poco a poco, a cada vez más españoles.
El último acto, el último capítulo de la tragedia de ésta familia, cuya historia conozco bien, sucedió hace dos días; Como digo, vivo puerta con puerta, con el piso de los padres de Martín. Tengo la mala y fea costumbre de fumar, y por ello, para no tufar a mi compañera, tengo el balcón como zona de fumadores en mi casa, por cierto, casa de alquiler, pues no me puedo permitir tenerla en propiedad. Martín tiene también esa fea costumbre de fumar, así pues, mi vecino Martín y yo, hace dos días, al anochecer, estábamos cada uno en nuestros respectivos balcones, contiguos los dos, machacando nuestros pulmones. Entre calada y calada al venenoso cigarrillo, hablamos del tiempo, de la vida, de la situación suya, de la mía, en un momento dado, Martín saca lo que parece un talonario de cheques del bolsillo de su camisa. Efectivamente, es un talonario, pero no de una cuenta corriente, es el talonario de la obra social de una caja de ahorros. Cada talón es canjeable por comida, por enseres, por pañales, en definitiva, por elementos de primera necesidad. Se da la paradoja, que la caja de ahorros, que tan "generosamente" ha dado esa ayuda a Martín en forma de talonario, es la misma que a principios del mes pasado le dejó sin techo.
Sin comentarios. La crueldad, puede llegar a servirse en bandeja de plata o en su defecto, en talonario de ayuda, de obra social, de solidaridad, mal entendida de los pájaros de mal agüero que sobrevuelan nuestras vidas.

El poder oculto sale a la luz.

Quien lo iba a decir; hasta hace unos pocos meses, pensábamos, sobre todo a tenor de lo publicado por Daniel Estulin, que el "Club Bildenberg", era un gobierno mundial en la sombra, la mona vestida de seda, un enorme grupo de poder, que una vez al año, en cualquier lugar del mundo, se reunía, en secreto, y decidía la suerte que iban a correr nuestras pobres almas, en los siguientes, meses o años.
En ésta semana, andan reunidos en Sitges. Todo el mundo lo sabe ya. Como para no saberlo, según pude escuchar ayer, cubrían el "evento" más de ocenta medios de comunicación, entre extrangeros y españoles.
Todo ello nos lleva a hacer algunas reflexiones; ¿es el león tan fiero como lo pintan? ¿Tienen tanto poder? ¿Es casual, o está más que buscado que conozcamos a nuestros próximos amos? ¿Todo ésto ha salido a la luz voluntariamente, o ha sido obra del azar?. Igual, el que haya sido la reunión, portada, de los distintos telediarios españoles en el día de ayer, tiene que ver con que estas personas se estén quitando la máscara y hayan dado definitivamente un paso al frente, se hayan dado a conocer y hayan dado a conocer sus intenciones, por fin. Quizá esto tenga que ver con el desprestigio de los políticos. El mensaje puede ser; "si, nosotros, efectivamente, hemos tomado el mando, los representantes elegidos por ustedes, no saben o no quieren saber".
Son muchas las voces que en el mundo, piden gobiernos más técnicos y menos políticos. Sea como sea, si su intención era la de que su influencia y su opinión fuera conocida, lo han conseguido con creces. A saber; el país anfitrión, España, paga la protección de los asistentes a la reunión, reunión que no olvidemos, es a título privado. En teoría, el Club Bildenberg, no existe, en la práctica, es una reunión oficiosa de los poderes fácticos mundiales. Al prestar tanta atención, pública y mediática a lo que puedan decidir allí, equiparando el acto, con reuniónes como el G-8 o el G-20, que si son oficiales y los que asisten a ellos, si son elegidos democráticamente, se está haciendo llegar a la ciudadanía la sensación de que todos éstos están legitimados para tomar decisiones en nuestro nombre, cuando nadie los ha elegido. Encima, nuestro querido desgobernante, nuestro ZP, va a tomar parte en el evento. Fijense si se considera "oficial" lo que pueda salir de allí, que hata los anti-globalización han hecho acto de presencia.
Quizá, éste sea el episodio que por fin de el tiro de gracia a la democracia, a la representación de los intereses de todos, en contraposición a la representación de los intereses de unos pocos, que han salido ganando. En resumidas cuentas, la foto del Club Bildenberg, es la foto del Nuevo Orden Mundial, en el que la ciudadanía, no tiene nada que decir. Eso si, la ciudadanía no tiene nada que decir, pero va a sufrir las consecuencias, de los que si tienen algo que decir, los "malos", en ésta reunión.
Todavía estamos a tiempo. Todavía.

viernes, 4 de junio de 2010

Seriedad a la Europea: Hungría.

Ahora es Hungría, la que reconoce que mintió, que falseó datos, que alteró números. ¿Y que querían? Hungría, hasta hace 20 años próxima a la esfera política y económica de los soviets, con una economía en construcción, imaginamos, que con una corrupción latente. Todos los países excomunistas tienen una corrupción latente, elefantiásica, descounal.
"Pero Hungría era de los satélites de la Unión Soviética más serios, Sr Viriato, más aperturistas, más próximos a Occidente", podría sugerir alguien. Si, como Caucescu en Rumanía, y luego fijate como nos salió el "Conducator". No, ésto no tiene que ver con las prácticas corruptas del anterior régimen húngaro. Grecia no era una républica ex-comunista, ex-corrupta, ex-paraíso del proletario. No, ese no es el tema. Hungría, como Grecia, como Portugal, como España, antes de integrarse en el club de la Unión Europea, tenia una ideosincracia, tenía el armazón de un pequeño país del centro del continente europeo. Para acceder al club, después de haber recuperado la normalidad, después de años de economía cerrada y lacrada, se le imponen unas normas, duras, leoninas, infumables. Le duró poco la alegría a los magiares. Salen de la órbita del Imperio Soviético, para adentrarse en la órbita del Alemán. Quizá creyeron los hungros, como nosotros, ingenuos unos y otros, que donde se dirigían era hacia un espacio de libertad, de libre comercio, sin burocracia, sin ataduras. Ingenuos.
El nuevo gobierno húngaro, ha declarado hoy, que los anteriores gobernantes falsearon las cifras que se les pedían desde Bruselas, para acceder a la Unión, y que por tanto, van a necesitar un plan de rescate igualito, igualito al de los griegos. Las bolsas han respondido cayendo en picado. Otro golpe más al sufrido y joven Euro.
¿Y que esperaban? ¿Se hizo el euro para servir a los ciudadanos de la Unión, o los ciudadanos de la Unión para servir al Euro?. Y, ¿ahora?. Quien va a confiar en que no haya más paises con problemas. Rumanía, Croacia, Polonia, quizá Eslovenia, la República Checa...¿Quien nos va a sorprender en las próximas fechas?
A lo mejor es el momento de plantearse si ésta es la mejor manera de construir Europa. A lo mejor, todavía estamos a tiempo de volver atrás, a la CEE, a la Europa de los mercaderes, respetuosa con la soberanía nacional de todos sus integrantes. A lo mejor, o a lo mejor no.

Mea Culpa.

Hace unos días, en TVE, en uno de esos programas de reportero dicharachero, camara al hombro y cruda realidad social, pude ver como ciudadanos anónimos griegos entonaban el "Mea Culpa".
El hombre y sus circunstancias. Ya pasó hace unos años en Argentina. "Nosotros tenemos la culpa, che, por haber elejido a ésta cuerda de ladrones, ¿me entendés?", se decia entonces en el país platense. Ahora se repite, pero con variaciones, aquello de Argentna, pareció ser el hartazgo del pobre, lo de ahora de Grecia, es la caída del sueño del país de las maravillas, del nuevo rico. 2 botones de muestra; un español, residente en Atenas, casado con una griega enseña a la camara una carpetita pequeña llena de facturas, recibos de compra de supermercados y un sinfín de papeles que guardaba con el fin de justificar al gobierno heleno sus compras del último mes, con el fin de justificar que sus compras proceden de su sueldo y no de dinero negro. Drástica medida que dice mucho de lo que pasaba allí hasta hace unos meses.
Otro botón de muestra, chico joven, estudiante de español en Atenas, entonaba la canción que en éstos días inciertos más se oye en la capital griega; "Nosotros somos los culpables". En esta ocasión a diferencia del caso argentino, éste "Mea Culpa", no era por haber elegido políticos incapaces y corruptos, era por haber engañado entre todos y durante muchos años, al estado, a ellos mismos.
Como vemos, cada país tiene una menera de reaccionar en situaciones parecidas. La pregunta es sencilla; ¿como reaccionaremos nosotros?.

martes, 1 de junio de 2010

Liberalismo, si; liberalismo, no.

En éste santo país, somos expertos en confundir la velocidad con el tocino, el arroz con leche con el ladrillo, el camaleón con el león en cama, y así, sucesivamente. Durante años, durante siglos, los españoles hemos sido expertos en el arte de hacer del sol y sombra, del pensamiento único, de la carencia de matices, del "conmigo o contra mi", moneda de uso corriente.
Anoche, en "El Gato al Agua", de Intereconomía Televisión, en el debate, la tertulia, el coloquio, o como gusten ustedes llamar a la cosa, Juan Manuel De Prada, componente, ayer, del mismo, se desmarcó, a mi juicio, con una opinión, con la que, en parte, estoy de acuerdo. Dijo De Prada, estar en contra del liberalismo, pues éste, ha producido la reacción radical al mismo del socialismo-comunismo, y ha creado a su paso, esclavitud. Ésto lo dijo el escritor, despues que desde la dirección del programa se pasara un video, del programa de la Televisión Autonómica Vasca "Vaya Semanita", en el que se ridiculizaba al grupo Intereconomía. No voy a entrar en el contenido del video. Si, me voy a quedar con la reflexión posterior de Juan Manuel De Prada, o con su contenido.
Estoy de acuerdo, como he dicho antes, en parte, con lo dicho por De Prada. El liberalismo, o lo que nos predican hoy desde distintas tribunas, políticas y mediáticas, que es liberalismo, no ha contribuido nunca a generar una riqueza generalizada, o mejor dicho, a repartir la riqueza, y ha generado como reacción una ideología tan nefasta como el comunismo. Hasta ahí conforme. Pero; ¿son liberales, hoy en España, verdaderamente, quien dicen serlo?. Dicho de otra forma; ¿es liberalismo lo que nos predican de forma machacante, desde diversas tribunas, Intereconomía entre otras? ¿Es la moda ahora? ¿Confunden liberalismo con conservadurismo? ¿Defender a la oligarquía, es liberal? ¿Se vuelve a confundir, una vez más velocidad con tocino? ¿Se deberían llamar, mejor, anarcocapitalistas, como de hecho ya se llaman algunos de los defensores de la caída del estado en el mundo anglosajón?
Demasiadas preguntas. Yo, tengo mi noción, propia, intrasferible, personal, de lo que es, y no es, liberalismo. Por ejemplo; no es liberal mantener dos canales públicos de televisión, como mantiene, de hecho, la "liberal" Esperanza Aguirre, con el dinero de todos, mientras se oferta la privacidad de servicios sanitarios y sociales, los cuales deberían ser públicos, si o si.
Otro ejemplo; no es liberal, la desprotección de la pequeña y mediana empresa en el sector servicios, patrocinando leyes, como la apertura de comercios en festivos y domingos, la cual, claramente favorece a la gran superficie, a la gran empresa, a la gran cadena, y perjudica a la pequeña y mediana, poniendo por lo tanto el mercado en manos de la primera y cargándose la diversidad de la oferta. Curioso; ¿no?, una ley, supuestamente liberal, que da paso a la libre apertura, a la libertad de horarios, perjudica a la diversidad de la oferta, poniendo ésta en unas pocas manos, y cargándose eso, la diversidad, la libre oferta.
Otro más; no es liberal recalificar suelo, según convenga, beneficiando a determinados sectores; el bancario, el ladrillo...De eso saben mucho, tanto PSOE como PP. En descargo del primero, pondremos sobre la mesa, el llenarse la boca de liberalismo, del segundo. Dime de lo que presumes...
Podría poner muchos más ejemplos. El mercado de la electricidad, los hidrocarburos, la concesión a dedo de licencias de emisión de radio y televisión, etc, etc. Es curioso; los que presumen de liberales, o no denuncian ésta falta de liberalismo, o lo hacen en voz muy bajita, o no se dan por enterados, o han vendido su opinión al mejor postor. Aquí, parece ser, que es liberal, aquel que únicamente reclama, la reforma laboral, la privatización de las cajas (Ya hablaremos de ésto, más largo y tendido), y la socialización de las pérdidas empresariales. Confunden, liberalismo con ventajismo, y eso, no puede ser, símplemente.
Por cierto, y para ir acabando ya, hoy, la liberal Esperanza Aguirre, reclamaba la reforma laboral, ya, porque en su opinión; "en España, no había quien contratara". ¿Y como hasta hace nada, si se ha estado contratando?. ¿No será que no se contrata porque no se vende? ¿No será que no se vende, por que no hay poder adquisitivo para comprar? ¿No será que no hay poder adquisitivo para comprar por que no hay trabajo? ¿No será que no se trabaja por que no se contrata?...La pescadilla que se muerde la cola. Esa, si que es liberal.

Acción, reacción, acción.

Es una vieja manera de actuar, en diferentes conflictos internacionales, por parte de los estados, de los ejércitos, de los grupos terroristas, de los políticos, de todo el mundo. En el conflicto creado por el barco, supuestamente con ayuda humanitaria, que se dirigía a Gaza, se ha vuelto a actuar así.
La situación era así; Gaza, está gobernada por el Movimiento de Resistencia Islámica (HAMAS), una agrupación, integrista, anti-sionista, terrorista y, muchas más istas en las que ahora no vamos a entrar. Israel, tanto por tierra como por mar, mantiene un bloqueo de la zona. No olvidemos que el Estado de Israel, está en permanente estado de alerta, de guerra, vigilante, atento, por su propia seguridad, para evitar su desaparición. Ésto es así. A alguien, desde Turquía quizá, o desde algún Estado musulmán interesado, se le ocurre la idea de montar una operación, aparentemente humanitaria para ayudar, supuestamente a los palestinos. Se fleta un barco y se manda a Gaza. Israel advierte, avisa; Gaza es una zona bloqueada, una zona de guerra, gobernada por un grupo terrorista. Se dice, que Israel propone desembarcar la ayuda en puerto de su juridicción y entregarla bajo su supervisión a las asociaciones humanitarias, ya dentro de la franja de Gaza. Hay corredores humanitarios, para la Cruz Roja, para la ONU, permitidos por el ejército israelí. Se hacen oídos sordos por parte de los activistas, el barco sigue avanzando. El final de la historia, lo vimos ayer; asalto israelí en aguas internacionales, muertos, heridos, detenidos; Israel ha sido condenado por activa y por pasiva, por medio mundo.
Esta es la historia, ni más ni menos. Ahora, pueden aparecer los pro-palestinos, los pro-israelíes, los anti-palestinos y los anti-sionistas, a reivindicar, a protestar, a reclamar, a montar el número, a tomar las calles, a difundir mensajes intranquilizadores, a...Pero la historia, la realidad, la verdad, es ésta.
Luego podemos discutir sobre la legitimidad de la situación del pueblo palestino, la del Estado de Israel y la del "Sun-sun-korda".
A menudo confundimos ayuda humanitaria, con propaganda. Es lo que ha pasado aquí. Eso si, por desgracia, con muertos de por medio. Esos, son los primeros que han salido perdiendo en éste asunto.
El tema está claro; acción, reacción, acción. Acción; la de los supuestas ONGs humanitarias, y su barco con ayuda intentando burlar el bloqueo hebreo. Reacción; la del ejército israelí, asaltando el barco en aguas internacionales, saltándose todos los protocolos internacionales, cuyas consecuencias todos sabemos cual ha sido. Acción; la veremos en los próximos días. La habrá, la nueva acción en respuesta al asalto, digo. ¿Cual será? No lo podemos saber. De todos modos, todo ésto está calculado, pensado de antemano. Aquí nada pasa porque si, por casualidad, por azar. Ahí ya entran en liza las conspiranollas, las paranollas, el mundo secreto.
Por cierto, en camino se encuentra ya, un barco, ésta vez bajo bandera irlandesa, con el mismo cometido, con ayuda dicen. ¿Se repetirá la situación?.
En las manos de Dios, estamos.