Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

martes, 1 de junio de 2010

Acción, reacción, acción.

Es una vieja manera de actuar, en diferentes conflictos internacionales, por parte de los estados, de los ejércitos, de los grupos terroristas, de los políticos, de todo el mundo. En el conflicto creado por el barco, supuestamente con ayuda humanitaria, que se dirigía a Gaza, se ha vuelto a actuar así.
La situación era así; Gaza, está gobernada por el Movimiento de Resistencia Islámica (HAMAS), una agrupación, integrista, anti-sionista, terrorista y, muchas más istas en las que ahora no vamos a entrar. Israel, tanto por tierra como por mar, mantiene un bloqueo de la zona. No olvidemos que el Estado de Israel, está en permanente estado de alerta, de guerra, vigilante, atento, por su propia seguridad, para evitar su desaparición. Ésto es así. A alguien, desde Turquía quizá, o desde algún Estado musulmán interesado, se le ocurre la idea de montar una operación, aparentemente humanitaria para ayudar, supuestamente a los palestinos. Se fleta un barco y se manda a Gaza. Israel advierte, avisa; Gaza es una zona bloqueada, una zona de guerra, gobernada por un grupo terrorista. Se dice, que Israel propone desembarcar la ayuda en puerto de su juridicción y entregarla bajo su supervisión a las asociaciones humanitarias, ya dentro de la franja de Gaza. Hay corredores humanitarios, para la Cruz Roja, para la ONU, permitidos por el ejército israelí. Se hacen oídos sordos por parte de los activistas, el barco sigue avanzando. El final de la historia, lo vimos ayer; asalto israelí en aguas internacionales, muertos, heridos, detenidos; Israel ha sido condenado por activa y por pasiva, por medio mundo.
Esta es la historia, ni más ni menos. Ahora, pueden aparecer los pro-palestinos, los pro-israelíes, los anti-palestinos y los anti-sionistas, a reivindicar, a protestar, a reclamar, a montar el número, a tomar las calles, a difundir mensajes intranquilizadores, a...Pero la historia, la realidad, la verdad, es ésta.
Luego podemos discutir sobre la legitimidad de la situación del pueblo palestino, la del Estado de Israel y la del "Sun-sun-korda".
A menudo confundimos ayuda humanitaria, con propaganda. Es lo que ha pasado aquí. Eso si, por desgracia, con muertos de por medio. Esos, son los primeros que han salido perdiendo en éste asunto.
El tema está claro; acción, reacción, acción. Acción; la de los supuestas ONGs humanitarias, y su barco con ayuda intentando burlar el bloqueo hebreo. Reacción; la del ejército israelí, asaltando el barco en aguas internacionales, saltándose todos los protocolos internacionales, cuyas consecuencias todos sabemos cual ha sido. Acción; la veremos en los próximos días. La habrá, la nueva acción en respuesta al asalto, digo. ¿Cual será? No lo podemos saber. De todos modos, todo ésto está calculado, pensado de antemano. Aquí nada pasa porque si, por casualidad, por azar. Ahí ya entran en liza las conspiranollas, las paranollas, el mundo secreto.
Por cierto, en camino se encuentra ya, un barco, ésta vez bajo bandera irlandesa, con el mismo cometido, con ayuda dicen. ¿Se repetirá la situación?.
En las manos de Dios, estamos.

No hay comentarios: