Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 30 de junio de 2010

Incongruencia y contradicción.

Dice la sabiduría popular, que el hombre cae, fracasa siempre, por causa de su incongruencia y de sus contradicciones. En eso, pienso, se inspiró Marx, cuando dijo que el capitalismo caería víctima, también, de su incongruencia y contradicciones. No entiendo entonces, el "erre que erre" de Don Carlos, con la dictadura del proletariado y con tomar el poder al asalto revolucionario, si al fin y al cabo, la diana de todas sus iras, el capitalismo, iba a caer el solito, como fruta madura, por su propio peso.
Aquí, estamos con Marx en lo primero, pero con matices. El capitalismo neoliberal caerá victima de sus propias contradicciones e incongruencias. El matiz es importante, porque hay muchos tipos de capitalismo; el incongruente neoliberal, cuyo gran apóstol fue Milton Friedman, y el congruente, que ha tenido muchos apóstoles, pero el más destacado, podría ser John Keynes.
En los últimos años, estamos siendo víctimas de un ideario, total y absolutamente adscrito al cortoplacismo, al beneficio inmediato, al dividendo ficticio, a la riqueza superflua. Ese ideario, necesita para crecer el rédito positivo inmediato y va de la mano de la demanda a crédito tanto en épocas de bonanza como en épocas difíciles. Se creía, se sigue creyendo todavía, que el demandante de servicios y productos, lo será, no como consecuencia de una renta salarial media-alta, sino como consecuencia del crédito, por lo tanto, para crecer, solo hace falta que fluya el crédito como las aguas del inmenso Nilo, una actividad que precise mano de obra "poco cualificada", salarios bajos y consumo, mucho consumo.
La cosa empieza a venirse abajo cuando la liquidez del crédito flaquea y, por tanto, el consumo baja. En paises como Alemania o Francia, donde la renta real de los trabajadores es más alta, la crisis generada por esta situación será menor como serán menores las cifras de desempleo. En países como España, con una renta laboral real ridícula, la crisis será más grave,como serán más graves y gruesas las cifras de paro. Lo estamos viendo. Las empresas, grandes y pequeñas, reducirán sus beneficios como consecuencia de que la primera fuente de ingresos para consumir que tiene la gente, el crédito, se ha agotado. Ello se traduce en despidos, y a su vez, a más despidos, más incertidumbre y menos consumo, y siguiendo el carrusel, las empresas medianas y pequeñas empiezan a cerrar y, las grandes empiezan a despedir gente, que a su vez deja de consumir...
En resumen; aquí tienen el ejemplo de lo que supone para un país estar en el barco del neoliberalismo.
Todas las grandes empresas están soltando lastre, bajando sueldos, despidiendo gente, no contratando. ¡No querrán encima que consumamos!, ¿no?. La paradoja de la fórmula; sueldos bajos + crédito = consumo, es que siempre habrá alguien que lo venda más barato y lo haga mejor que tu. Ejemplo; muchos y sin salir de España. Paseando por muchos de los barrios de nuestras ciudades, de alta, media y baja gama, podremos comprobar como se han instalado en ellos comerciantes asiáticos, chinos principalmente, los cuales han saltado del mercado del "todo a cien", al de las boutiques, la hostelería y otros muchos tipos de negocios, a los que antes ni osaban acercarse.
Lejos están los tiempos en los que Henry Ford redujo unilateralmente la jornada de sus empleados de doce a ocho horas, les subió el sueldo y les dió facilidades para que pudieran comprar los coches que fabricaban. Ford, fue llamado loco por sus competidores, los cuales le agoraban un triste final. El triste final lo tuvieron los que no siguieron las pautas del fabricante de coches norteamericano. Claro, que Henry Ford no era cortoplacista. Sin duda, Ford, hoy como entonces, sería tachado de loco. ¡Bendita locura!

2 comentarios:

Rodolfo Plata dijo...

La guerra contra el narco, es una guerra perdida, no porque el narco sea más fuerte que el Estado, sino por la pésima estrategia del Estado __ya que los blancos del narco están bien definidos. Y no solo cuenta con el apoyo de sus esbirros, los campesinos, los pequeños distribuidores, los consumidores, los narco empresarios, los narco políticos, los mandos del ejercito y del poder judicial que los protege, los banqueros y potentados que lavan su dinero, sino con el apoyo de la guerrilla comunistoide y la mafia norteamericana, el apoyo de los fabricantes y traficantes de armamento apoyados por el gobierno y poder legislativo norteamericano que no prohíbe la venta, posesión y tráfico de armas de asalto, aduciendo proteger los derechos de los norteamericanos__ mientras que el gobierno da palos de ciego y no cambia de estrategia legalizando la marihuana, a fin de ganar la guerra a la mafia del narco, reglamentando su siembra, comercialización y consumo controlado; tal como sucedió en Norteamérica con las bebidas alcohólicas al abrogar la prohibición de la fabricación, comercio y consumo. El problema más grave, es que la sociedad no está prepara para tal eventualidad. http://www.scribd.com/doc/34007753/LA-AUTOGESTION-LEGISLATIVA

Rodolfo Plata dijo...

Los cristianos no judíos tenemos doble moral porque seguimos dos doctrinas distintas y contrarias. Congruencia es seguir a Cristo por ser cristianos, e incongruencia es seguir el Antiguo Testamento sin ser judíos; lo cual es una apostasía que fue condenada por Cristo, señalando como reos de pena eterna a los seguidores de la doctrina (supremaciíta) y ejemplo (rapaz, criminal y genocida serial) de Israel en la diatriba contra el puritanismo hipócrita de los sacerdotes y escribas de la Sinagoga
http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD