Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

sábado, 31 de julio de 2010

El caciquismo y España.

La grave enfermedad que ha aquejado a la patria en los últimos dos siglos, y que no cesa en el inicio del presente, es el caciquismo. La democracia vigilada, la atención de la clase política a los intereses de unos pocos, en contra de los intereses de la mayoría no es nuevo. Y todo esto, acompañado de alguna que otra guerra civil, de alguna que otra asonada militar, de alguna que otra revolución, de alguna que otra desamortización eclesiástica para volver a amortizar los bolsillos de los caciques...Es España, la eterna, la de siempre, donde salen ganando siempre los mismos, haya dictadura o democracia, monarquía o república, el cacique, el sátrapa, el oligarca, siempre sale ganando.
Es curioso, en referencia a este eterno problema de nuestro país, hay infinidad de artículos y de libros, escritos, asómbrense, por gentes de la derecha, denunciando lo que el Marqués de Sade llamaba; el mal comportamiento de los ricos. Quien quiera, puede leer los escritos de José Antonio Primo de Rivera, los de su padre, Don Miguel Primo de Rivera, los de Queipo de Llano y los de otros, militares o no, adscritos al ala derecha de la política, cuya sensibilidad hacia este tema ha quedado más que patente a lo largo de los años.
Hemos pasado del antiguo cacique, del dueño de las tierras y de las haciendas en las que nuestros abuelos malvivían y trabajaban de sol a sol por una miseria, a los modernos caciques, dueños como aquellos de las tierras donde malvivimos, a través de las hipotecas a 30, 40 y 50 años, que nos han amarrado al cuello. Nos hemos casado "per sécula seculorum" con sus castillos de hormigón. Aquí, lejos de hacer como en los Estados Unidos; donde si uno no es capaz de pagar la mensualidad de su hipoteca, le entrega el piso al banco y aquí paz y después gloria, se hace como en cualquier república bananera; en nuestro país después de haber satisfecho la hipoteca mes a mes, si uno no puede satisfacer la avaricia desmesurada de la entidad caciquil de turno en algún mes, no les bastará con despojar a uno del techo bajo el que se cobija, sino que además seguirá debiendo el sobrante, la diferencia, vaya, hasta que se muera. ¿Y creen ustedes que el gobierno del país, que los mecanismos reguladores han llamado a capítulo a los usureros caciquiles? Pues no. ¿Qué van a hacer los títeres de la clase política? ¿Ponerse en contra de los titiriteros que los manejan?.
Pasan los años, pasan los siglos, pero la usura de los oligarcas en España, no pasa.
"El primer paso de la ignorancia es presumir de saber"
(Baltasar Gracián)

viernes, 30 de julio de 2010

El despido libre Zapateril.

Se ha consumado, con el apoyo del PNV, con el pasotismo de CiU, con la pataleta inútil de los sindicatos mayoritarios de clase, con el beneplácito de los neo-liberales, en el límite de la canícula, cuando la gente espanta la crisis combiando Benidorm por "Villaburras", de donde es oriundo "Papá".
¿Quien dijo que en España no habrá nunca despido libre? Hombre, no despido libre con todo el boato, con toda la parafernalia neo-liberalista, pero si disfrazado de otra cosa.
"A nuestro benefactor, Rodríguez Zapatero", se escribirá en el pedestal que soporte la estatua mármol rosa, que los neo-liberales, imagino que por subscripción popular, levantarán al egregio ZP, en cualquier pequeño rincón del Barrio de Salamanca, de Las Rozas o de Pozuelo.
Ha pasado, nuestro querido "desgobernante", de anudarse el pañuelo rojo al cuello, estilo "Novecento", en las campas de Rodiezmo, a hacer las delicias de la gran oligarquía, ha pasado de decir por activa y por pasiva, a quien quisiera oirlo, que no iba a recortar pensiones, salarios y prestaciones, a dar tijeretazos a diestro y siniestro. Ya lo decía mi pobre madre; "Hijo mío, cómete las lentejas que si no, vendrá el defensor de los trabajadores y te comerá". Mira si ha venido.
En las tertulias televisivas y radiofónicas neo-liberales están que no se tienen en si. "El Partido Popular se ha puesto a la izquierda del PSOE", nos cuentan. "Votan en contra del nuevo despido objetivo, votaron en contra de la congelación de las pensiones y del recorte de los salarios de los funcionarios, se definen como el partido de los trabajadores", continuan contándonos y lamentándose. Esto ya no es lo que era. Quien nos ha visto y quien nos ve. Tener que alabar a ZP. ¡Uf!.
Los sindicatos han dejado la cosa para después del soporífero agosto, para después del pincho de tortilla, de la sangría, de la paella, de la playita y de la cremita. Me encantan nuestros queridos sindicatos mayoritarios de clase, simplemente, me encantan. Igual que nuestra querida clase política, nuestros queridos y amados periodistas y opinadores profesionales, y nuestro querido pueblo, tan inteligente, tan sacrificado, tan...
Habrá despido libre, aunque les digan que no. No les crean. Lo habrá, o mejor dicho lo hay. Lo han hecho bien, muy bien, con los ecos del triunfo de la "roja" todavía en el ambiente, con la liga a la vuelta de la esquina, con la pantomima taurina catalana en el candelero, con el personal despistado mirando el "atrápalo" a ver si encuentra el chollo vacacional del milenio, con las "churris" gastando el sobrante en trapitos "rebajados".
Lo lamentaremos, mucho. Pero tranquilos, todavía queda. ¿O no?.

jueves, 29 de julio de 2010

La hipocresia y las leyes anti-inmigración.

Sin los inmigrantes, legales, ilegales, paralegales, la economía estadounidense se paralizaría, se hundiría, se iría al garete, se fundiría. Los Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, las tres economías más desarrolladas del globo terráqueo, necesitan una ración más que abundante de parias, desheredados e inmigrantes, que desempeñen los trabajos que la indolencia, el clasismo, el snobismo y la estupidez impiden a sus ciudadanos nativos realizar.
La contradicción está en que, por ejemplo, en los Estados Unidos de Norteamerica, puedes contratar a un sin papeles, explotarlo, pagarle una miseria a cambio de trabajos durísimos en jornadas interminables, de manera ilegal, claro. Si esa "libre asociación" entre empresario y trabajador paria-mejicano, se produce en el estado de Arizona, las autoridades no harán nada contra el empresario de turno, el cual podrá caminar por las lindes de la legalidad las veces que le de la real gana, pero sin embargo, si se topan con el pobre inmigrante hispano, lo pondrán de patitas en la frontera, eso si, después de haber pasado algunas semanas "a la sombra", por "delincuente". Su delito; haber trabajado ilegalmente, para ciudadanos medios norteamericanos, imagino que anglosajones, eso si; legales.
En la película "El Álamo", estrenada hace cuatro años en España, en la que colaboró el actor español Jordi Moyá, el general Santa Ana dice a uno de sus sobordinados: "Tenemos que ganar esta batalla. Tenemos que aplastarlos. Las consecuencias de lo que en "El Álamo" suceda, las pagarán nuestros nietos y, en el futuro, ellos nos lo demandarán si perdemos". Es solo una película, pero el guionista de la misma parecía haber estado pensando en la ley del Estado de Arizona cuando escribió esta historia, en la cual los descendientes de los coetáneos de Santa Ana son tratados como delincuentes.
Imagino que los jueces, para llevar a buen puerto tan hipócrita ley, no dudarán en entrar en los centros de trabajos de Arizona, y después de detener a los inmigrantes ilegales, conminar a los empresarios a contratar gente de manera legal, con contrato y reconociendo sus derechos. Claro que para eso, no hacía falta ninguna ley, con cumplir las leyes laborales del país en vigor, bastaba.

miércoles, 28 de julio de 2010

Cataluña y los toros.

Dicen los defensores de los toros, que hoy, miércoles 28 de julio de 2010, se ha acabado con toda una tradición taurina en Cataluña. No lo se. Si se, que la "Monumental" de Barcelona era la única y la última plaza de toros de Cataluña que acogía espectáculos taurinos y, en resumidas cuentas, los toros, vamos a reconocerlo, se había encargado de "prohibirlos", el público que no acudía a ver la denominada "Fiesta Nacional", en tierras catalanas.
Esta prohibición ha sido más política que otra cosa. Ha sido un "akelarre" diferencial, un decir; "ellos, los españoles, taurinos. Nosotros, los catalanes, antitaurinos". Bien, ya me dirán en que lugar queda la localidad catalano-francesa de Perpignán, donde los toros no están prohibidos. Paradojas, estupideces, absurdos que tiene la política; la única localidad "catalana" donde se puede ver una corrida de toros, está fuera de nuestras fronteras. Increible.
No me gustan los toros, o mejor dicho, me es indiferente. Un profesor mío nos decía siempre; "Si quieres estirpar algo de la sociedad, siembra la indiferencia hacia ese algo, y no lo derogues ni lo prohibas, pues si lo haces, no harás más que perpetuarlo".
De todos modos; este país es increible. Con la que está cayendo, la que tenemos encima, y perdemos tiempo, dinero y energías en debatir sobre esto.
Y Cataluña...Cataluña se debate entre la esquizofrenia paranoide de sus políticos y el hartazgo de su ciudadanía. Prohibición de los toros, el auge del bilingüismo a pesar de la pesecución institucional contra el español, llamada de atención a los taxistas barceloneses para que retiren los banderas españolas que portan en sus coches después de la euforia mundialista, llamada de atención a los comerciantes de las Ramblas barcelonesas para que vendan menos "flamencas" y menos "toritos" en sus establecimientos y, vendan más barretinas...Todo esto no ha hecho más que convertir la política catalana en un inmenso manicomio.
Me precio de conocer algo Cataluña. Me precio de tener muy buenos amigos catalanes. He admirado siempre, y no lo he hecho en la intimidad, su laboriosidad, su sentido común, su capacidad de liderazgo, su valentía, su seriedad. Creo en Cataluña y creo en los catalanes. Creo que en las próximas elecciones, pondrán a sus esquizofrénicos y depravados políticos en el lugar correspondiente.

lunes, 26 de julio de 2010

"En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle"
(Mahatma Gandhi)

domingo, 25 de julio de 2010

"Test de Estrés"

No se que es peor; si que te mientan miserablemente o que te suelten una verdad a medias. A la banca española le han hecho en Europa un test de estrés como consecuencia, imagino, de su delicada salud. La conclusión del mismo la conocimos el viernes pasado: La banca patria, goza de una salud moderadamente buena, incluso, fue un banco alemán el que salió como candidato pararecibir las próximas ayudas públicas. Me pregunto; ¿por qué la banca española ha cerrado el grifo del crédito si tan moderadamente bien está?. Los bancos ayudados por el gobierno de los Estados Unidos, al día de hoy, están dando beneficios, y se prevee que en breve estén en disposición de devolver ese dinero público que fue su tabla de salvación hace escasos dos años. Bien, pero antes de acceder a las ayudas del Estado, los bancos americanos tuvieron que confesar sus pecados, que eran muchos, al "Padre Obama". Ahora el gobierno estadounidense se propone aplicar un plan de control a los actores financieros y bancarios que operan en Wall Street, con precedentes; los controles que se pusieron en marcha después del Crash bursatil de 1929 y que Bush padre, Bush hijo y Bill Clinton, se cargaron durante los noventa y principios de este siglo XXI.
Se oyen algunas voces ciertamente discordantes con el mencionado test. Según estas voces, en el chequeo, se han confundido vísceras, con masa osea, o hablando en plata, liquidez con lo que no lo es, real con semi-real o ficticio.
Si lo que pretendemos es salir del atolladero, haciéndonos trampas al solitario, lo llevamos claro. Para alcanzar el cielo, debemos antes estar limpios de pecado, dice la Santa Madre Iglesia y, para ello, antes o después, habrá que hacer el esfuerzo de confesarlos.

sábado, 24 de julio de 2010

"Siempre pagamos el pato los mismos"

Es lo que decía a quien la quisiera oir, hace unos días, una señora hiperalimentada, con cara de funcionaria del cuerpo de ujieres de una asamblea autonómica o de algún ayuntamiento de mediano-gran tamaño, en el aeropuerto de "El Prat", tras sufrir su vuelo con destino vacacional un retraso de muchas horas, por la repentina indisposición de los controladores aéreos españoles y por la repentina huelga, imagino de los franceses. A coro con ella, un señor con cara de vendedor de seguros a comisión decía a su esposa; "ya nos han jodido las vacaciones, Churri".
El cabreo apenas contenido del comisionista y la funcionaria (No se si ejercerán estas dos profesiones, pero por lo menos tenían cara de ello. Cada profesión deja una huella implícita en nuestro rostro, muy difícil de explicar aquí y ahora), y que a buen seguro tendrán toda la razón del mundo para ejercerlo, es el mismo que se puede ver cada verano, cada puente, cada Semana Santa, cada Navidad, en los distintos aeropuestos, estaciones de tren y estaciones de autobús de la geografía patria, cuando los que tienen la labor de transportarnos sanos y salvos a nuestros destinos, se ponen en huelga por las mermas que cada día las compañías de transportes aéreo o terrestres, infringen a sus convenios laborales.
Eso en una sociedad hiperconsumista como la nuestra es difícil de comprender. Queremos unos servicios, rápidos, de calidad y baratos, y para ello, las compañías no dudan en abusar de sus trabajadores. Nos hemos acostumbrado a la merma de derechos de quienes son responsables de nuestra seguridad durante un vuelo o un trayecto en autobús o en tren, de quien nos da de comer en un restaurante o una cafetería, de quien cuida de nuestros niños o nuestros mayores, de quien limpia nuestras calles o recoge nuestra basura, y cuando se les ocurre defender sus derechos, cuando ponen de manifiesto su desencuentro con quien pretende quitarles lo que es suyo, a nosotros, "pobrecitos", no se nos ocurre nada mejor que decir; "siempre pagamos el pato los mismos".
Yo, personalmente quiero, que el señor que es responsable de mi seguridad cuando tomo un avión, pilotándolo o controlando el tráfico en una torre de control, tenga unas buenas condiciones laborales. Lo mismo quiero para el responsable de que yo llegue sano y salvo a mi destino en un tren, en el metro o en un autobús. Lo mismo para el enfermero o el médico que me atienden a mi y a los míos, lo mismo que el señor que se ocupa de cocinar lo que me voy a comer cuando voy a un restaurante o el que me va a servir esa comida, lo mismo que el señor o la señora que va a cuidar a mis hijos, o los va a formar, o el que va a cuidar de mis mayores o de mi cuando lo sea. Y si digo; "siempre pagamos el pato los mismos", que estoy seguro que no lo diré, pero por si acaso se me ocurre, miraré al responsable máximo de esa empresa o al polítiquillo de turno, que desde su confortable sillón en su confortable despacho enmoquetado, tira de la cuerda cada vez más, para estrangular el bienestar de quien da un servicio a los demás.

"En España hay demasiados universitarios".

Es lo que ha afirmado hoy sábado, en una conferencia en Galapagar (Madrid), el ministro de educación, señor Gabilondo. Explica su opinión el señor ministro, diciendo que solo en la Comunidad de Madrid hay más estudiantes de derecho que en todo el Reino Unido.
Bien, puede que tenga razón Gabilondo, aunque desde aquí dudemos razonablemente de que el dato de que en Madrid haya más futuros abogados que en todo el Reino Unido, pero a falta de poder comprobarlo desde aquí, lo daremos por bueno, aunque, insisto, me extraña. Continuaba diciendo que este hecho hacía que fuera muy difícil la futura empleabilidad de los jóvenes si continuaba esta tendencia, y ponía sobre el tapete como solución, el apoyo y la potenciación de la formación profesional.
Todo eso está muy bien y, hasta puede, que estemos de acuerdo con el ministro, pero; ¿no es hora ya de entonar el "mea culpa" por parte de todos los políticos que han pintado algo en materia de educación, desde la transición hasta nuestros días? ¿No será que la culpable de todo este carajal educativo la tiene la LOGSE y leyes similares, sacadas de la chistera por los políticos y, que han degradado el esfuerzo y la inteligencia que se debe pedir a todo estudiante, relegándolo a la vagancia y a la necedad? ¿No será que aquí se dijo aquello de que; "todo el mundo puede, tenga la capacidad que tenga, estudiar una carrera"? ¿Tendrán la culpa de esto las ridículas notas medias pedidas para poder acceder a la universidad, la poca valoración del esfuerzo, el haber degradado la formación profesional, el buen rollíto, la falta de autoridad del profesorado, la sobrevaloración del mínimo esfuerzo?.
Para llegar a todas estas conclusiones, no hay que ser ministro de educación. Se puede llegar a ellas, por ejemplo, hablando con profesores de educación primaria y secundaria, ellos, nos sacarán de dudas a todos. Desde su más tierna infancia, un chico o una chica, puede ir avanzando en su singladura por el sistema educativo español, sin repetir, con asignaturas colgándoles del cuello hasta su finalización y, una vez en la universidad, ¿creen ustedes que la cosa cambia?, pues no. El resultado es gente que ha finalizado su carrera tras 7 u 8 años de periplo educacional, que pasada ya la treintena, siguen siendo universitarios, que han gozado de un sistema educativo que ha tenido una enorme paciencia con ellos, que en cualquier país serio nunca hubieran accedido al doctorado y, hace años estarían desarrollando su vida profesinal en otros ámbitos.
Para hacer de la formación profesional una opción con futuro para los jóvenes, se debe volver a valorar profesiones, y sacarlas del "agujero paria" donde han sido metidas. Un buen mecanico es tan necesario para un pais como un buen médico, culturalmente puede estar tan bien formado como el e infravalorarlo es, además de una torpeza, un argumento clasista sin fundamento en pleno siglo XXI.

viernes, 23 de julio de 2010

" No son keynesianos".

Espero que no le queden dudas a nadie al respecto; los dirigentes del PSOE que rigen nuestros destinos actualmente, que nos desgobiernan, que nos maldirigen, no son keynesianos. Ayer, el Ministro de Fomento, Don José Blanco, anunciaba un recorte brutal en todas o en case todas las obras públicas, destinadas a mejorar carreteras y vías férreas en todo el territorio nacional, algunas ya presupuestadas y a punto de iniciarse o en su fase de inicio. Lógicamente el dinero invertido en estas obras se perderá.
Keynes aplicaba al Estado el rol de impulsor de la economía privada a través de las inversiones públicas en infraestructuras, vitales para ese impulso económico. En lugar de ello, el gobierno de Rodríguez Zapatero se ha dedicado a despilfarrar dinero público en rotondas, aceras, polideportivos, gimnasios con sauna y toda una serie de obras públicas sin valor añadido alguno, totalmente disparatadas y sin ninguna finalidad productiva.
Lamejora de vías ferreas, de carreteras o la construcción de presas, por poner tres ejemplos de inversión pública productiva, tienen como fin, precisamente el de crear un tejido industrial, comercial y productivo en torno suyo. En los Estados Unidos, a comienzos de la gestión de Obama, se interesaron mucho por la red de ferrocarril de alta velocidad española. Lógicamente ese interés fue para llevar a cabo la idea allí. Por algo será. Para una cosa de interés que tenemos para mostrar a otros países, nuestros queridos políticos optan por cargársela.
lo peor es que este recorte amenaza al "perro flaco" más que al "gordo". Las dos Castillas, Extremadura y Andalucía, son las regiones más extensas de la geografía nacional, las más pobres y las que más necesitan de esas obras.
Sin ningún género de dudas, definitivamnte, lo que no es este gobierno es keynesiano. Los liberales dirán que liberal tampoco es. No lo se, pero a partir de ahora, a los "opinadores Profesionales", liberales confesos que día tras día nos repiten una y otra vez aquello del keynesianismo de Zapatero, les diremos; "No, señores, keynesianos va a ser que no lo es". Igual, lo que ha inventado ZP es el "Zapaterismo", una nueva ideología económica a estudiar en los próximos años, tendente a llevar a un país al desastre a base de palos de ciego.

jueves, 22 de julio de 2010

La independencia de Kosovo.

El Tribunal Internacional de La Haya acaba de pronunciarse; la independencia de Kososvo, hecha de manera unilateral, anteponiendo el peso de lo étnico al peso del sentido común, es totalmente legal.
A partir de ahora cualquier pequeña satrapía en Europa podrá hacer lo mismo. ¿Por qué no?. Bretaña, Flandes, la Padania italiana, Escocia, Córcega, País Vasco español, País Vasco Francés, Cataluña española, Cataluña francesa...podrán declarar unilateralmente, basándose en criterios de raza, de lengua, de religión, la independencia. Lo podrán hacer y si la "antigua metrópoli" saca su ejército a la calle como garante de la unidad de la patria, como protector de los ciudadanos de esas satrapías que no estén de acuerdo con esa independencia unilateral, serán amonestados, bombardeados, intervenidos, masacrados, como hicieron los Estados Unidos de América secundados por las "grandes potencias" europeas con Serbia, cuando esta intentó hacer uso de su soberanía y de su independencia, protegiendo su unidad nacional.
No; no estamos de acuerdo con la "vida y milagros" del desaparecido "procer" serbio Milósevic. Éste fue, ni más ni menos que un tonto útil, que hizo un fenomenal servicio a los que desde fuera de su país hicieron todo lo humanamente posible por que éste desapareciera, pero lo cortés no quita lo valiente, y no se puede, simplemente, avalar, respaldar, patrocinar, la actuación de otros "ultras" iguales a Milósevic, solo porque esto ineresa a nuestros intereses geo-estratégicos.
¿Que hay de los derechos de los ciudadanos serbios que vivían en la antes "cuna" de la nación Serbia? Muchos han perdido sus hogares, sus vidas, su futuro. Han perdido el derecho a vivir en la tierra de sus mayores, invadidos años atrás por la emigración de los ciudadanos de un país vecino, Albania, que cuando han conseguido hacerse mayoría étnica, no han dudado en hacerse dueños de una tierra que no les pertenece, ni por historia, ni por tradición, ni por sentido común.
La resolución del Tribunal Internacional de La Haya, no ha hecho más que sembrar, en campo abonado para ello, la vieja Europa, la cizaña de la guerra. Los "demócratas de toda la vida", los títeres de los "malos", estarán contentos. Han conseguido lo que querían; que la razón de la fuerza prevalezca sobre la fuerza de la razón.

miércoles, 21 de julio de 2010

Nacimiento de la democracia en España.

En la primavera de 1188, en el Reino de León, el Rey Alfonso IX convocó Cortes; A estas acudieron como era habitual los representantes religiosos de todas las diócesis del Reino. También, como era habitual, acudieron los nobles, pero los terceros que acudieron a la convocatoria regia no eran habituales hasta esa fecha; eran los representantes de las ciudades. Aunque parezca mentira, en el viejo Reino de León a finales del siglo XII la democracia aparecía por primera vez en la Península Ibérica y en Europa.
Y esto no sucedió porque si, o porque el Rey Alfonso fuera un demócrata de toda la vida, apareció por la necesidad Real de apoyarse en la ciudadanía que poblaba las renovadas ciudades del reino frente a una nobleza henchida por los privilegios, al igual que la Iglesia. La democracia leonesa atendía, como no podía ser de otra manera, a la necesidad de la representatividad de la burguesía, los gremios y los ciudadanos de a pie de las ciudades. Esta realidad se mantendría hasta el siglo XV, cuando Carlos I de España y V de Alemania, se cargó esa democracia en la guerra de las Comunidades de Castilla, de infausto recuerdo y de desastrosas consecuencias para la historia de España.
Es curioso nuestro país; si este hecho hubiera sucedido en Inglaterra, Alemania o Francia; hubiera sido celebrado ampliamente por las autoridades, pero estamos en España, donde la tergiversación de la historia es deporte nacional.
La cuestión es que, en 1188, en España, el Estado, por primera vez se vio obligado a requerir los apoyos de toda una clase y a reconocer sus derechos. Por primera vez, el Estado no atendía a los intereses territoriales o de clase, por encima de los intereses de los individuos.
Ese es el principio de la democracia.

martes, 20 de julio de 2010

"No hay camino para la paz, la paz es el camino"
(Mahatma Gandhi)

lunes, 19 de julio de 2010

Tontilandia Show: El pulpo y la roja.

Soy aficionado al fútbol. ¡Que le vamos a hacer!. Eso si; el fútbol no lo copa todo en mi vida, vamos; que para mi, ¡el deporte rey! no deja de ser nada más que un juego. Para mi no es una necesidad vital el que España, y más concretamente su selección nacional de fútbol, gane la Copa Mundial. Si la gana, mejor. Si no la gana, ¡que le vamos a hacer!, es un juego.
Pero para algunos, para la mayoría, el juego, el deporte que es el fútbol, es más que eso, mucho más que un juego y por ahí no paso. En un país sumido en la más tremenda de las crisis económicas imaginables, el "pan y circo", ha sido la tónica de este pasado Campeonato Mundial: Miles y miles de personas en la calle, bandera en ristre, bestidos de rojo, rompiendo el silencio de la noche con sus vocinas, llenándosele la boca de su españolismo "panderetil". "Yo soy español, español, español", cantaban, orgullosos, henchidos, crecidos. Miles de euros gastados por los ayuntamientos con el dinero de todos, para recibir a los "heroes", en pantallas panórámicas gigantes, para que el vulgo pudiera ver el partido en la calle, en masa. Me imagino que los hosteleros, no pondrían buena cara, para unas fechas en las que pueden redondear sus cajas y hacer frente a la sangría que se les viene encima, pero cualquiera dice nada. Miles de euros, también de todos, gastados en la orgía final, en el recibimiento de la ciudad de Madrid a los "gladiadores" del siglo XXI, con Bisbal, con Manolo Escobar, con Latre, con..."Panem et Circenses" decían los romanos. En los tiempos de los Césares, para contentar a la plebe, se declaraba un més entero de juegos circenses en el Coliséo y se repartía pan y trigo de las reservas imperiales. Mientras, en palacio, las intrigas, los impuestos abusivos y la política real, seguían su curso.
Que pena; que el pueblo no sea capaz de salir a la calle para reivindicar sus derechos y que salga en masa para esto. Que pena; que mientras los arruinados ayuntamientos recortan partidas para los servicios sociales, esenciales, no se dude en despilfarrar en fastos como este, y que nadie, absolútamente nadie diga nada al respecto, es más, si un ayuntamiento se niega a poner la pantallita de marras, se le monte el "pollo" al alcalde. Es lo que ocurrió con el de Barcelona, que hasta ultimísima hora se negó a poner pantalla alguna. Aunque, bien mirado, el señor Alcalde de la Ciudad Condal, quizá se lo tenga merecido, porque su negativa a poner la "megapantalla" en la Plaza de España, se debía más a lo políticamente correcto, que a negarse a despilfarrar el dinero de los ciudadanos, a su "catalanismo anti-español", que a su sentido común y, claro, luego pasa lo que pasa.
Por si fuera poca la pantomima, para terminar, lo regamos todo con la tontería final; "el pulpo adivino". Todo un país, todo un continente, todo un planeta, siguiendo las dotes adivinatorias de un cefalópodo en su pecera de Alemania. Fíjense hasta donde puede llegar la tontería que el Zoo de la capital de España, ya ha intentado traerse al animalito para acá. ¿Se imaginan el espectáculo?.
No me extraña que pasen las cosas que pasan en esta España nuestra. Por cierto; que conste que no estoy en contra de que la gente se "normalice", sacando la enseña de su país. Lo que si me da grima, es que la saque al compás del pan y circo. Muy mal deben de andar las cosas en España, para que nuestro patriotismo se circunscriba a los éxitos o fracasos de un equipo de fútbol.

domingo, 18 de julio de 2010

"La violencia es el miedo a los ideales de los demás"
(Mahatma Gandhi)

sábado, 17 de julio de 2010

Reforma Constitucional.

Algunos de los "mandamases" del PSOE, andan diciendo estos días a quien quiera oírlos, que quizá la idea de una reforma constitucional para dar cabida en la Carta Magna a las exigencias de determinados grupos políticos nacionalistas periféricos, no sea una idea tan descabellada, y que por tanto, no es en absoluto descartable.
La historia cíclica de España sigue sobre nuestras cabezas, como la espada de Damocles. A los españoles nos encanta reiterar errores, repetir fallos, cagarla, hablando en plata. La historia de la democracia en España y de las Cartas Magnas, que en nuestra patria han sido, o han intentado ser, es la historia de un fracaso repetitivo, de un "todo para el pueblo, pero sin el pueblo", de un despotismo, ilustrado o no, fuera de lo común y de los deseable.
Una vez más se atiende a las demandas de una casta, de una clase subida en el tren del poder, en contra de la mayoría de la gente, que espera ser gobernada con tino por esta clase, por esta casta.
Se quiere hacer una reforma constitucional, para dar cabida a las demandas que han sido votadas por los catalanes, si; por una mínima parte del pueblo catalán. Se proclama, majestuosamente, que se ha vulnerado la voluntad de todo un pueblo, como si la reforma estatutaria catalana hubiera sido votada por el 100% de la ciudadanía, cuando eso no es exactamente así.
Para dar validez a una consulta electoral, para la reforma de la Carta Magna, de un Estatuto de Autonomía, o de un acta de convivencia en una comunidad de vecinos, se requiere un refrendo para llevarla a cabo, eso es evidente, y además, se requiere un mínimo de participación de tres cuartas partes de la ciudadanía con derecho a voto en la misma, esto no ha sucedido.
Ahora, se pretende cambiar la "el acta de convivencia de los españoles", para contentar al 30% de la población catalana con derecho a voto y a su correspondiente casta gobernante. Disparatado.
Estoy de acuerdo con que la Constitución se reforme. "No se hizo al hombre para servir a la ley, sino la ley para servir al hombre", dice la biblia. Por ejemplo, puestos a reformar el "texto", se podría pensar en reformar, de paso, la ley electoral para que los ciudadanos empecemos a estar algo representados. Puestos a reformar, se podría pensar en reformar el número de "políticos, politiquillos y politiquetes", que pululan por Congresos, Senados, Diputaciones y Ayuntamientos patrios.
Si, queremos reformas, pero no reformas superficiales que no atiendan a nuestras necesidades y a nuestra convivencia. Para eso, mejor que no toquen nada.

viernes, 16 de julio de 2010

Agarrarse a un clavo ardiendo.

Se acercan las elecciones catalanas. Están ahí; a tiro de piedra, a la vuelta de la esquina. La ciudadanía catalana, empezaba a estar harta de sus políticos, de su incompetencia, de desastres como el del Carmel, como la de la nevada del invierno pasado en Gerona, la cual dejó sin energía eléctrica a miles de personas, de iirresponsabilidades como la de permitir la inmigración irregular y la bomba de relojería social en la que pueden llegar a convertirse determinadas zonas de Cataluña.
En pasadas consultas electorales, la ciudadanía, a falta de opciones políticas diferenciadoras de las actuales, optó por quedarse en casa, optó por la abstención en masa. El tan renombrado "Estatut", lo votó aproximadamente el 30% de los catalanes, por ejemplo.
Lógicamente, como suele pasar en estos casos de opciones políticas que viven del cuento de espaldas a sus votantes, en esta ocasión ha aparecido una nueva fuerza política, dicen que radical, dicen que racista, dicen que xenófoba, dicen que intolerante. Eso dicen. Suele pasar, que ante políticos ineptos, aparezca gente que le diga a la ciudadanía lo que lleva años esperando escuchar. Suele pasar, también, que esas fuerzas políticas que actúan sin complejos, denunciando la incompetencia institucional, sean tachadas de los antes mencionados adjetivos calificativos, y muchos más. La historia suele ser cíclica. La historia de España, suele ser cíclica al cubo.
Tienen miedo. Esta vez, los políticos, no están tan seguros de que la mayoría de los ciudadanos catalanes se vayan a quedar en casa. Temen que vayan a votar en masa, y lo temen, porque los que se quedaron en casa en anteriores ocasiones, no van a votar a CiU, a Esquerra, a PSC, a Iniciativa; ni tan siquiera van a votar a Ciudadanos, al PP o a UPyD; algo proclives al pacto. No. Esta vez la gente puede que vote a Plataforma y, eso puede significar ir hacia pactos poco entendibles, o mucho peor; hacia el desastre electoral.
La sentencia sobre el Estatuto de Cataluña del Tribunal Constitucional y la posterior reacción de los políticos catalanes, en masa, perdiendo el traserillo por denunciar el recorte estatutario por parte de los jueces del Constitucional, es un clavo ardiendo al que se agarran los políticos nacionalistas y pseudonacionalistas catalanes con todas sus fuerzas.
Los ciudadanos catalanes se la juegan en esta consulta electoral. Aquí no se va a votar contra España, a favor de la Independencia, contra la "agresión del centralismo españolista a las instituciones catalanas"; como les están intentando hacer creer. Aquí se vota la viabilidad de un sistema, de una clase política y de una manera de hacer las cosas. La dignidad personal de todos y cada uno de los habitantes de Cataluña, está en juego. La demostración de que la política debe atender a todos y cada uno de los ciudadanos que conforman una realidad territorial, tiene que hacerse patente en las próximas elecciones catalanas. Lo demás; son ganas de complicarse la vida, de enfrentar a la gente y de cargarse la convivencia de los catalanes con el resto de los españoles.
¡Por favor, no les dejéis haceros eso!.
"El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad en disfrutar de lo que se tiene"
(Ralph Waldo Emerson)

miércoles, 14 de julio de 2010

"Quien tiene paciencia obtendrá lo que desea"
(Benjamín Franklin)

martes, 13 de julio de 2010

Todo está escrito y prediseñado. (Epílogo).

He tomado como fuente, para esta serie de artículos, la excelente coleccion de libros editada por Ediciones Nájera para el Club Internacional del Libro; "Gran Historia Universal", en 1990 y, más concretamente el tomo "América en nuestros días". En ella se hace un análisis de la economía y la historia latinoamericana, de los años 70 a los 90.
Como podéis comprobar, como anuncio en el título de estos artículos, todo está escrito, todo está prediseñado, todo está premeditado, nada ha pasado por azar, por casualidad. A principios de los años 70, se diseñó la estrategia para que ocurriera en el mundo, lo que ahora estamos viviendo. A veces, aparecen libros, artículos, comentarios, relacionados con un "Nuevo Orden Mundial", muchos de ellos, calificados de "Frikis", por los manipuladores a sueldo de la gran oligarquía que nos domina. Bien, yo ahora mismo, me he basado en una serie de libros editada en 1990 y, que bebe en fuentes de otros libros aparecidos en los setenta. Nada estaba oculto, como nos han querido hacer que pensemos. Los "señores de las sombras", las conspiraciones escondidas y ocultas, no eran tales. Llevan diciéndonos lo que quieren de nosotros, años, lustros, decenios, lo que ocurre, es que, o no hemos querido, o no hemos podido, o no hemos sabido, escuchar.
Si leemos detenidamente los cuatro artículos, fragmentos como digo de la fenomenal publicación de Ediciones Nájera y el Club Internacional del Libro, nos daremos cuenta del paralelismo de lo sucedido en Latinoamérica en los años 70, y de lo sucedido en el resto del mundo y más concretamente en nuestro país y en nuestro continente, en la actualidad. Latinoamérica, fue el banco de pruebas, el tubo de ensayo, el "sparring", de las actuaciones que luego, ahora mismo, se llevarían a cabo en todo el orbe. Lo ocurrido en Sudamérica en estos últimos cuarenta años, no es fruto de la casualidad. Las guerras en Centroamérica, las dictaduras militares, la represión, la subida al poder de determinados personajes, tienen un componente económico, todos. Lo que está ocurriendo ahora mismo en, por ejemplo, Grecia, España, Portugal, tampoco es fruto de la casualidad.
Vamos hacia una sociedad distinta, hacia un cambio, aunque como siempre, para el común de los mortales, ese cambio no supondrá nada nuevo, ni nada bueno. La globalización de la economía, supondrá también la globalización de una diferencia entre las clases, de la distancia entre ellas, cada vez mayor.
En los artículos se nos anuncia el final de la preponderancia del Estado-nación, y su sustitución por las Compañías Transnacionales (Multinacionales). La existencia del Estado-Nación será meramente controladora de la población autóctona. No desaparecerá por tanto, la diferencia de clases, sino que se globalizará. El control político y económico, dejará de responder a los intereses de los ciudadanos que conformamos los Estados-nación, pasando a responder a los intereses de unos pocos, de una oligarquía, de las grandes empresas transnacionales. De ahí la quiebra de estos y de sus sistemas de seguridad social, de pensiones, de salud, de previsión social en general. Esto es el Neo-liberalismo. Sus consecuencias, se pueden comprobar en los países hermanos de Iberoámerica, y cada vez más, en muchos otros países del orbe.
Lo peor de todo, es que estos cambios, a peor en lo que a nuestros intereses se refiere, son hechos con nuestro visto bueno, con nuestro consentimiento, con nuestra aprobación.
En un futuro próximo, veremos como la pobreza y el desamparo se extienden por la Tierra; por el Primero, el Segundo y el Tercer Mundo. Veremos como se extienden los conflictos sociales y la violencia.
Cuando escucho a los "sicarios", opinadores televisivos, eonomistas de tres al cuarto, intentan convencernos de que el liberalismo es lo mejor que nos puede pasar, me entra una profunda lástima y una gran sensación de desamparo; porque hay gente que los escucha, que atiende a sus recetas, que se siente identificados con ellos, sin saber que lo que nos espera, que el fruto de sus predicciones y sus pláticas; son años de ruína, de caos y de pobreza.
¡Que Dios nos asista!.

lunes, 12 de julio de 2010

Todo está escrito y prediseñado (IV).

Transnacionalización del capital en Iberoamérica.

La penetración del capital extranjero, procendente de los centros económicos mundiales, que marcó el fin de la etapa del capitalismo nacional en los países iberoaericanos, se incrementó progresivamente, hasta producir un elevado grado de internacionalización en los más destacados capítulos de la economía de estos países.
Como ha subrayado la CEPAL:
"Durante los años 70 se han transformado profundamente las formas de inversón de América Latina en la economía mundial y se ha intensificado el proceso de internacionalización de vinculación con los países industriles de economía de mercado. Las empresas transnacionales han desempeñado un papel preponderante en este proceso, así como la banca privada internacional por la importancia que ésta ha logrado como fuente de financiamiento externo de los países latinoamericanos."
"Las empresas transnacionales tienen una importante participación en la produción manufacturera. Dominan los sectores estratégicos, de mayor dinamismo y de más rápido avance tecnológico; en particular, en las industrias químicas, metales básicos, mecánicos y en la industria automotriz. Menor en su participación en las industrias tradicionales donde gravitan las empresas nacionales". (CEPAL: "América Latina en la Nueva Estrategia Internacional del Desarrollo: metas y objetivos, Santiago de Chile, "Notas sobre la economía y el desarrollo de la América Latina, números 311/313, febrero-marzo 1980)
Las consecuencias de esta ocupación creciente de los sectores "más dinámicos" de la economía iberoamericana por el capital transnacional son, muy especialmente las siguientes:
- Por un lado, el ahondamiento hasta límites muy graves del carácter dependiente de las economías de los distintos países. Es decir; la pérdida, a veces casi completa de la posibilidad de orientar el proceso económico con criterios nacionales, en interés del propio pueblo, y la paralela realidad en avance de que esa orientación sirva exlusivamente a intereses externos. (En un determinado momento de crisis, como va a verse bien pronto, el Centro dominante puede abandonar el interés por la Periferia dependiente, provocando inopinadamente su hundimiento)
-Por otra parte, una carga exhorbitante de deuda externa -y de su sevicio anual- sobre los hombros de cada iberoamericano. Trampa en la que se cae alegremente en unos años de bonanza, pero que pronto, se convertirá en un dogal asfixiante. Una deuda externa que por otra parte, va adquiriendo cada vez mas carácter financiero.
"Apartir de 1974 el sistema bancario internacional pasó a ser la "columna vertebral" del financiamiento para el desarrollo y estabilización, en lugar de las fuentes públicas tradicionales. En 1966 el aporte neto de los bancos a financiamiento de la cuenta corriente en América Latina era sólo 12% del total; en cambio, entre 1974 y 1976 éste representó casi el 60% de la cuenta corriente neta y en 1979, pese a la expansión de los préstamos otorgados por organizaciones internacionales su aporte llegó al 70%".(CEPAL). Es la "bancarización de la deuda". (Héctos Casanueva: "El desarrollo de América Latina. Apuntes sobre la crisis y aproximación al estudio de una estrategia cooperativa". Madrid, CIPIE, 1986, pág. 21)
(José Luís Rubio Cordón. Gran Historia Universal. "América en nuestros días" Ediciones Nájera. Madrid. 1990)
"Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo"
(Albert Einstein)

sábado, 10 de julio de 2010

Todo está escrito y prediseñado (III).

La transnacionalización del capital.

El fenómeno de las empresas transnacionales (término mucho más adecuado que el de multinacionales), viene a significar como una fase superior del imperialismo, así como el imperialismo fue una fase superior del capitalismo, según la conocida definición y título de Lenin.
La nueva fase se define como el paso del centro de dominación anterior localizable, transnacional. Se pasa a un capitalismo químicamente puro, sin adherencias sentimentales nacionalistas. Todo el ámbito mundial es, al menos potencialmente, el terreno donde el capital transnacional puede desplegar sus operaciones, según su conveniencia. Todo es geográficamente, en potencia, centro y periferia. La localización de una empresa concreta de ese capital transnacional puede ubicarse en cualqier punto del globo, según las circunstancias y conveniencia. No hay razón patriótica alguna para situarla en un lugar mejor que en otro. (Naturalmente, por mucho tiempo habrá zonas muy desarrolladas y otras muy atrasadas, pero el objetivo va siendo cada vez más un archipiélago mundial de islotes de empresas avanzadas surgiendo y desapareciendo según la razón suprema del beneficio, en un mar global de atraso).
Si en el viejo imperialismo el centro exportaba excedentes de capital, no para el desarrollo de los otros sino para aumentar los propios beneficios, en el nuevo imperialismo el capital transnacional deja su apoyatura nacional vinculante no para nivelar mundialmente el desarrollo, sino para concentrar más el poderío económico en manos propias. No se busca el enriquecimiento de la metrópoli o neo-metrópoli geográfica, sino el crecimiento del poder mundial de las Corporaciones Transnacionales.
Todo ello venía fraguándose en los años anteriores, desde lejos. Las grandes empresas nacidas en los centros económicos mundiales, internacionalizaban progresivamente sus capitales, se fusionaban y combinaban, y diversificaban la ubicación de sus instalaciones productoras, comerciales, financieras, turísticas, etc. Pero en 1973 se produce un hecho que pone en evidencia el grado de desenvolvimiento de dichas corporaciones: La Comisión Trilateral.(Ya se ha hablado de ella en la primera de esta serie)
(José Luis Rubio Cordón. Gran Historia Universal. "América en nuestros días". Ediciones Nájera. Madrid. 1990)

Todo está escrito y prediseñado. ( II )

La liberación de la teoría: Teoría de la Dependencia.

La dominación del centro económico sobre los países subdesarrollados se había venido ejerciendo en las fases anteriores, incluso hasta los años 50 de nuestro siglo, con una profundidad que llegaba hasta la misma teorización de la situación de subdesarrollo. El centro impondrá, no solamente sus intereses, sino incluso el tipo de análisis con que había de enfrentarse la realidad.
La explicación del subdesarrollo de los países del Tercer Mundo, y de los iberoamericanos por supuesto, se hacía desde un esquema de pretendida validez universal: estos pueblos están simplemente atrasados, en una fase anterior al desarrollo, como los niños están en una fase previa a la edad adulta. Hay unos niveles sucesivos de avance que todos los pueblos van superando, uno tras otro. El "gran pontífice" de esta visión serial, Walter W. Rostow, enumeraba, en una tesis inmensamente difundida, estas etapas: sociedad tradicional, etapa de precondiciones para el despegue, el despegue, el avance hacia la madurez y, finalmente, la sociedad del consumo masivo. Esas etapas eran fatales y no dependían del sistema económico imperante.
La visión serial, presentada como neutral y científica, tenía, no obstantae su carga ideológia e interesada. Porque la visión del subdesarrollo con los intereses de los grandes centros internacionales de poder: la solución tenía que venír de la imitación de los países desarrollados, del impulso económico a través de planes de desarrollo indicativo, con las ayudas y la tutoría de las economías de aquellos países ya avanzados. La solución al subdesarrollo era, evidentemente, el desarrollo.
Sin embargo, el análisis que se empieza a hacer en Iberoamérica, por los propios iberoamericanos, primero desde la Comisión Económica (de las Naciones Unidas) para América Latina (CEPAL), después mucho más ampliamente, muestra que no hay contagio de progreso y de prosperidad de los países desarrollados a los países pobres, que las distancias entre ambos, crecen, y que seguirán creciendo indefinidamente si el sistema continúa sobre las mismas bases.
Todas las ayudas financieras, todas las transferencias tecnológicas, redundaban finalmente en beneficio del país adelantado, pues los aumentos de productividad eran absorbidos por ésta a través de mecanismos como el deterioro de la relación de intercambio, convertida en mejora para el centro industrial, que fija los precios tanto de lo que compra como de lo que vende.
Esta congrafía extraordinariamente intensa y con una repercusión universal evidente. Ha sido una aportación considerable de Iberoamérica al entendimiento del mundo actual. Su visión statación hace brotar en Iberoamérica la contestación a la vieja teorización de su situación económica y, por supuesto, de los remedios adecuados. La que puede llamarse Escuela Económica Latinoamericana hace una aportación, con validez para todo el Tercer Mundo, que pone en discusión la visión serial. Frente a ella presenta una visión causal. Hay, viene a decir, superdesarrollo en una parte porque hay subdesarrollo en otra. El problema no es el atraso: es la dependencia. La economía subdesarrollada no es una economía que se encuentra en un estadio inferior de evolución. Las viejas economías eran atrasadas pero no subdesarrolladas, mantenían en su bajo nivel cierto equilibrio interno. La economía subdesarrollada es una economía deformada por una dominación exterior, que la especializa e la producción que a ésta dominación conviene. El subdesarrollo no es la edad infantil del desarrollo: es la edad enferma, inarmónica, desequilibrada. Es una economía para otro, que ha dejado de ser una economía para si.
Desde los análisis de la CEPAL, encabezados por Raul Prebisch, hasta el presente, la Teoría de la Dependencia ha producido una bibliografía extraordinariamente intensa y con una repercusión universal evidente. Ha sido una aportación considerable de Iberoamérica al entendimiento del mundo actual. Su visión de un sistema económico universal que sirve a un centro desarrollado con sacrificio de una periferia subdesarrollada, es hoy un sugar común de toda la elaboración teórica sobre la vida económica del Tercer Mundo. Los nombres de Osvaldo Sunkel, Fernando Cardoso, Enzo Falletto, Helio Jaquaribe, Theotonio Dos Santos y muchos otros, se universalizan.
Tanto que, incluso, pudo llegarse posteriormente a cierta crisis de la Teoría de la Dependencia, sometiendo a revisión y decantación algunos de sus términos. Pero dejando, de todas formas, intacto el núcleo de su planteamiento como aportación decisiva a la teoría económica.
Sin duda, lo más nuclear de esta aportación llavaba a una respuesta inmediata a los planteamientos desarrollistas: la vía de solución al subdesarrollo no es primariamente el desarollo: es la liberación. Es decir, frente al simple avance económico, que puede ahondar incluso el carácter subdesarrollado de un pueblo -su deformación al servicio de otro-, se plantea la liberación económica como paso previo imprescindible, la organización del proceso productivo y distributivo al servicio de la propia sociedad, la ruptura con la dependencia.
(José Luís Rubio Cordón. Gran Historia Universal. "América en nuestros días". Ediciones Nájera. Madrid. 1990)

viernes, 9 de julio de 2010

Todo está escrito y prediseñado ( I ).

La Comisión Trilateral y la "estrategia trilateralista".

En 1973 se constituye la Comisión Trilateral. Uno de los hombres claves del transnacionalismo, David Rockefeller, con la ayuda eficacísima de Zibgniew Brezezinsky, promueve su fundación. Representantes de las grandes empresas transnacionales originadas en las tres mayhores zonas capitalistas del mundo -Estados Unidos, la Europa del Mercado Común y el Japón- se reúnen en la Comisión, con la asistencia de economistas universitario, periodistas y políticos.
No constituyen -como a veces se ha dicho exageradamente- "el poder mundial en la sombra". Constituye el centro de reflexión, de análisis y elaboración teórica y estratégica, a la luz del día, de los grandes poderes económicos del mundo capitalista. Es suficientemente decisivo. Como Richard Fald ha dicho (Atención): "La visión de la Comisión Trilateral puede definirse como la perspectiva ideológica que plasma el punto de vista transnacional de la gran empresa multinacional", la cual "intenta subordinar las políticas territoriales a objetivos económicos de carácter no territorial".
Objetivos de la elaboración teórica y de las propuestas prácticas de la Comisión son: por un lado armonizar los intereses de las tres partes, evitar las tensiones y conflictos entre las mismas para llevar a una acción común sobre el resto; y, por otro lado plantear las estrategias adecuadas hacia el propio centro, hacia los países socialistas y hacia los países del Tercer Mundo.
Para esta acción la "idea nacional", cualquier nacionalismo de izquierda o derecha, es el primer enemigo, es lo que hay que destruir en primer lugar.
Como dice el trilateralista Ortona, el enemigo principal "lo constituyen las fuerzas centrífugas del nacionalismo".
El capital transnacional y sus instituciones significa, para esta linea de pensamiento de la Comisión Trilateral, un avance hacia el desarrollo mundial, hacia la "felicidad universal", al romper las ataduras, frenos y barreras nacionales. En este sentido Brzezinsky manifiesta:
"El estado-nación, en cuanto unidad fundamental de la vida organizada del hombre ha dejado de ser la principal fuerza creativa: los Bancos Internacionales y las Corporaciones Multinacionales actúan y planifican en términos que llevan mucha ventaja sobre los conceptos políticos del Estado-Nación".
"Los gobiernos sólo sirven ya para disponer de una autoridad capaz de controlar los desórdenes internos que se producen en su zona de actuación"
(Zbigbiew Brziezinsky "La era tecnotrónica, Buenos Aires, Paidos, 1970, pag 102).
Los Estados Nacionales quedan reducidos así, para esta visión trilateralista, en simples Comisarías de policía que vigilan el orden requerido por el despliegue del capital transnacional. (Los ejércitos nacionales, por consiguiente, se conciben como "policías de empresa", para la defensa de este orden y de estos intereses) De aquí, que un comentarista llegue a decir:
"El desarrollo lógico y consecuente -a la aumentada participación de las corporaciones multinacionales- ...sería el fin de la nacionalidad y los gobiernos nacionales tales como los conocemos (John Deboid "Multinational Corporations: Why Be Scared of Them?" En "Foreign Policy", otoño 1973.)
(...)
En Estados Unidos un éxito fulgurante lo obtienen con el desplazamiento del Presidente Nixon -fuertemente criticado por el trilateralismo-, colocando después en la presidncia al trilateralista Carter.
(ATENCION A ESTO) Frente a los paíse socialistas, de economía centralizada, sostiene una política de contención militar -que no debe llegar al enfrentamiento bélico, pero que fortalece la industria más gratificante de los tiempos presentes que es la de armamentos- y de penetración a través de las que se han llamado "empresas transideológicas", es decir empresas transnacionales cpitalistas instaladas en países socialistas (en donde laplanificación de benficios puede hacerse sin el temor de agitaciones sociales).
En este sentido, el capital transnacional no presenta el menor escrúpulo en la colaboración con una ideología contraria. David Rockefeller inspirador de la Comisión Trilateral y presidente del Chase Manhattan Bank, felicitaba así a Brezhnev en el 60 aniversario de la revolución de octubre:
"Mis felicitaciones con ocasión del 60 aniversario de la Revolución de Octubre. Las relaciones del Chase Manhattan Bank con su país comenzaron en 1924, con la importación de algodón norteamericano para la expansión de su industria textil. Desde entonces, el comercio internacional de la URSS ha crecido en forma considerable. Nosotros, en el Chase, estamos convencidos de que la URSS continuará siendo un factor de crciente importancia en el mercado mundial. Desde luego, esperamos poder coopear con la Unión Soviética en la consecución de sus metas".
(Ricardo Israel Zipper: "Países socialistas y Corporacions transnacionales: Política y economía de la colaborción Transideológica", Santiago de Chile, Instituto de Ciencia Política d la Universidad de Chile, 1984, pag 35)
Pero donde el trilateralismo ejerce su influencia más ortodoxamente es en el Tercer Mundo, y por supuesto en Iberoamérica. Toda la presión se ejerce aquí para asegurar la libre pentración del capital transnacional frente a toda defensa de carácter nacionalista. El objetivo esasegurar ese campo paa su libre expansión y evitar cualquier salto revolucionario al socialismo.
La recenta del neoliberalismo, propia de la Escuela de Chicago, se impone frente a los criterios de la Escuela Económica Latinoamerican. Tanto en regímenes de dictadura militar como de apertura democrática. Tanto con el ministro Martínez de Hoz bajo la Junta Militar argentina, con el ministro Ulloa bajo el gobierno democrático peruano del Presidente Belaunde. (La estrategia trilateralista prefierre la "democracia controlada" a la dictadura, en cuanto que presenta menos riesgos: no tiene la imprevisibilidad de ésta ni suscita reacciones peligrosamente revolucionarias. Pues el control de las restauradas democracias pasa por la conversión previa de la izquierda tradicional al sistema neoliberal. Esta, a cambio de la libertad política, renuncia al objetivo revolucionario)
(...)
(José Luis Rubio Cordón. Gran Historia Universal. "América en nuestros días". Ediciones Nájera. Madrid. 1990)
"La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio"
(Marco Tulio Cicerón)

miércoles, 7 de julio de 2010

Hasta los 70.

Ésta es la edad de jubilación que nos quieren imponer los mandatarios de la "desunión europea". Si la propuesta prospera, usted, tendrá que estar "currando" hasta la tardía edad de setenta años. Imagino, que habrá matices; no se impondrá la misma medida para el burócrata europeo adicto al despacho oficial enmoquetado, que al señor que se deja las varices 10 horas diarias, sirviendo mesas en la hostelería; tampoco lo será para el "opinador" profesional que va de tele en tele y de radio en radio "tertulianeando", que para el señor que se deja los riñones en la construcción o en la agricultura. Cualquiera sabe.
No contentos, con sustentar, mantener, aprovisionar y fomentar, una "burrocracia" y una partidocracia patrias y por lo tanto propias, nos hemos metido en faena de sustentar, otra "partidoburrocracia" todavía más peligrosa que la nuestra; la europea.
La cosa sería sencilla; se debe aumentar la edad de jubilación. Según las lumbreras que "deciden" en Bruselas, en el año 2060, por cada jubilado, habrá solamente dos personas en edad de trabajar y de cotizar para pagar las pensiones de los jubilados en esa fecha, aún tan lejana.
La realidad, es que si usted pierde su empleo, a una edad tan temprana como puede ser los cuarenta años, le será poco menos que imposible, la tarea de encontrar empleo, continuado, para completar los años de cotización hasta llegar a los setenta. La realidad, es que el paro juvenil está por las nubes, en España y en la Unión Europea. La realidad es que mucha gente no va a poder reunir los años mínimos indispensables de cotización, para acceder a la jubilación máxima. Esas son las realidades. Por supuesto, los políticos de la Unión, son ajenos a las mismas. Nada nuevo; los patrios también.
Luego, está también la cerrazón de pensar que las prestaciones por jubilación, tengan que salir exclusivamente de las cotizaciones de quien está trabajando, convirtiendo los sistemas de pensiones estatales, en sistemas piramidales; o lo que es lo mismo, pagar las pensiones con el dinero que van aportando los futuros jubilados. ¿Que pasará si llegado ese momento, gracias a la cerrazón piramidal, no hay dinero para pagar esas futuras pensiones? ¿Con que derecho condenan a cotizar a toda una generación a la que no les aseguran que vayan a cobrar la pensión?
A cualquier directivo de una aseguradora privada, que no asegurara a los contribuyentes de sus planes de pensiones el cobro de los mismos, cuando llegara la jubilación, lo correrían a gorrazos por ésto. Cuanto más a los que cambiaran los parámetros y las clausulas de esos planes privados, a medio camino, percibir el fruto del ahorro y el esfuerzo de toda una vida.
Bien, a los gestores del plan de pensiones público, incluso, algunos les dan la razón.
Algo hay que hacer. ¿No creen?.
"La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira, como el aceite sobre el agua"
(Miguel de Cervantes)

martes, 6 de julio de 2010

La Colonia.

Que no les engañen; la Unión Europea, es el híbrido, el hermano gemelo, el clon de las tropas del Kaiser Guillermo, la Wehrmacht de Hitler o de la tropas napoleónicas. Tiene el mismo cometido que éstas; convertir a toda Europa en una colonia de Alemania y de Francia. La primera "batalla" fue librada en los Balcanes, como tantas otras veces. La desmembración de Yugoslavia patrocinada por Alemania, la entrada en la Unión de Rumanía, Bulgaria, Eslovenia, Croacia, Hungria, la República Checa, Eslovaquia, Polonia, Letonia, Lituania y Estonia fueron los siguientes movimientos. La caída de Grecia en las garras de la banca germano-francesa ha sido el último. Ahora nos toca el turno a españoles y portugueses. De hecho, ya estamos bajo soberanía financiera de la banca de éstos dos países, que tan generosos fueron comprando deuda española en el pasado.
Con la Unión Europea, se ha conseguido en poquísimos años, sin pegar un solo tiro, lo que las tropas de Napoleón, primero y, las del Kaiser Guillermo y de Hítler después, no fueron capaces de conseguir con su enorme maquinaria bélica; dirigir las políticas económicas de las demás naciones soberanas europeas hacia los intereses franco-alemanes.
En el pasado, los imperios alemán y francés, se toparon con diversos países contestatarios que consiguieron invertir la situación, no sin grandes esfuerzos. Por ejemplo; Inglaterra. Por ejemplo; Rusia. Por ejemplo; los países balcánicos. Por ejemplo; España.
Lo hemos dicho aquí en otras ocasiones; la historia suele ser cíclica, repetitiva, reiterante. El hombre, suele tropezar más de dos veces en la misma piedra. En las últimas semanas, estamos asistiendo a la conversión de la Nación Española en protectorado económico de Francia y, sobre todo, de Alemania. Se suceden los rumores, sobre la posibilidad de crear un Euro de dos velocidades; uno fuerte, el actual quizás, para las locomotoras de la "criatura" europea. El otro, débil, devaluado, para los países de europeos de la ribera mediterranea, subvertido al primero. A ésta situación, seguirá el desmontaje de las naciones del sur, como tales.
¿Cual será la reacción de Inglaterra ante éste nuevo acoso, ésta vez económico, por parte de los dos grandes colosos continentales? ¿Cual será la de Rusia?.
Por cierto; como en las veces anteriores, en aquellos años con una confrontación bélica de por medio, militamos ciertamente obligados, como no puede ser de otra manera para un país de segunda y venido a menos como España, en el bando perdedor, en el bando que puso toda la carne en el asador al principio del conflicto y, que víctima de sus contradicciones y de su tiranía, acabó perdiendo. Igual que ahora; forzados por la situación y por las exigencias de dos potencias formidables, les hemos entregado a éstos, nuestra moneda, nuestra soberanía económica y estamos en vías de entregarles también la política.
Esperemos a ver reacciones, porque como en ocasiones anteriores, barrunto que el "bull-dog" británico y el "oso" ruso, no se van a quedar quietos. Por supuesto, en esta ocasión utilizando armas financieras y políticas, o al menos, esperemoslo así. ¿Vendrá ésta vez a ayudar el "primo" yankee?.

domingo, 4 de julio de 2010

Aquel que tiene fe no está nunca solo.
(Thomas Carlyle)

viernes, 2 de julio de 2010

Tontilandia Show: Películas en versión original subtitulada.

Mala salud debe tener la lengua de Espriú, de Pla, de Llull, para que el tripartito de a luz una ley como la aprobada ayer en el parlamento de Cataluña; la ley de cine. La nueva ley taliban-lingüística del cine en catalán es el último disparate que se le ha ocurrido a uno de los gobiernos sátrapas en los que se divide España. La obligación de proyectar el 50% de las películas extranjeras en Cataluña, o bien subtituladas, o bien dobladas directamente al Catalán.
Me da a mi, no se porqué, que se impondrá el subtitulado, porque la industria de Hollywood, ha dejado claro en otras ocasiones, que el doblaje para el mismo país de las películas en dos lenguas, les resulta muy complicado, teniendo en cuenta que todos los catalanes, catalano-parlantes o hispano-parlantes, conocen las dos lenguas, la hablan, la usan cotidianamente, y además, añade también la industria cinematográfica norteamericana, la emisión en Catalán de las "pelis" de moda, no es algo demandado por el público, que opta más por entrar en una sala donde se proyecte la película en español, antes que en una donde se proyecte en catalán.
Lo más estúpido y paradógico que puede pasar en Cataluña, a partir del año que viene, la ley entra en vigor en enero de 2010, es que las películas hispanoamericanas y españolas, realizadas en español, tambien serán o bien dobladas o bien subtituladas al catalán, en una tierra en la que el 100% de la población domina perfectamente la lengua de Cervantes. Ridículo.
Hay muchas maneras de montar, fabricar, construir, una realidad nacional. Una es sacándose de la chistera leyes absurdas y disparatadas como ésta. Lo malo es que te dejas por el camino a la mayoría de la gente que vive en la supuesta nación que quieres construir, que manifiesta, eso si, a veces en el más profundo de los silencios, su disconformidad con tu idea de nación.
Verán ustedes, no se trata de no respetar a los que consideran que Cataluña es una nación. Los respetamos, claro que los respetamos, pero es que son minoría. ¿Por que entonces se son minoría, se les permite actuar como si fueran mayoría? ¿Es eso democrático?.
Luego está la manía de confundir lengua con identidad nacional. Según las pobres cavilaciones de ésta pobre gente, entonces, la nación argentina, no existe, porque en Argentina se habla el español, como en España. ¿Debemos llamar a Latinoamérica, Países Españoles? ¿Les negamos su nacionalidad, por causa de que aquí y allí se habla el mismo idioma?
Una nación, señores nacionalistas e independentistas catalanes, se construye desde la voluntad de los habitantes de la misma de serlo. ¿Existe esa voluntad en la mayoría del pueblo catalán? Me da en la nariz que no, sino no parirían ustedes leyes tan disparatadas y absurdas como ésta. ¿No les parece?
Puede ser un heroe lo mismo el que triunfa que el que sucumbe, pero jamás el que abandona.
(Thomas Carlyle)

jueves, 1 de julio de 2010

El derecho al trabajo.

"Debemos garantizar el derecho al trabajo de seis millones cuatrocientos mil madrileños", decía ayer la "lideresa" a los medios de comunicación.
Está bien eso de garantizar derechos, pero si además de garantizar el derecho al trabajo, se garantiza el derecho a la huelga, a la libertad sindical, a la vida, a una vivienda digna, a la libertad de culto, de creencia política, de movimiento, de expresión, de reunión...puede que consigamos que "ésto" se empiece a parecer a una democracia seria.
Me encanta que nuestros políticos sean tan cumplidores en lo que al derecho al trabajo se refiere.
En la antigua Roma, los esclavos no tenían más derecho que el de trabajar. Eran la argamasa que constituía la cimentación del edificio imperial. Roma, sin ellos, era imposible que funcionara y, sin embargo, solo tenían derecho al trabajo.
Han pasado mil quinientos años desde la caída del Imperio Romano, en esos mil quinientos años, se han sucedido una serie de hechos que nos han llevado a diseñar una carta en la que se reflejan los derechos de todo ser humano; entre ellos, el derecho a un trabajo digno y al mismo tiempo el derecho a no ser explotado.
Peligrosamente, en las últimas fechas, se está poniendo en duda ese derecho a trabajar dignamente. En Intereconomía, la semana pasada, en su programa vespertino "El Balance" dirigido por Pilar Gª De la Granja, uno de sus contertulios decía que si hacía falta, viendo la situación de desempleo y de ruina económica de España, se podía aprobar un contrato, de crisis, sin tasas a la Seguridad Social y sin ningún tipo de indemnización por despido. Está claro que algunos merecen ser metidos en una máquina del tiempo y una vez en ella, ser trasladados a la época de los Césares, para ver como se las arreglaban en una sociedad en la que no había tasas a la Seguridad Social ni indemnizaciones por despido, de hecho, ni siquiera había contratos.
Lo mismo, la reencarnación consiste en que un tipo, que durante su triste vida en los albores del siglo XXI, haya predicado y prescrito para sus mortales contemporáneos, medidas sociales y económicas más propias del siglo III d. C., se reencarne en un integrante de las capas más bajas de la sociedad, precisamente, de ese siglo III d. C.
Estaría bien, ¿verdad?.