Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

viernes, 30 de julio de 2010

El despido libre Zapateril.

Se ha consumado, con el apoyo del PNV, con el pasotismo de CiU, con la pataleta inútil de los sindicatos mayoritarios de clase, con el beneplácito de los neo-liberales, en el límite de la canícula, cuando la gente espanta la crisis combiando Benidorm por "Villaburras", de donde es oriundo "Papá".
¿Quien dijo que en España no habrá nunca despido libre? Hombre, no despido libre con todo el boato, con toda la parafernalia neo-liberalista, pero si disfrazado de otra cosa.
"A nuestro benefactor, Rodríguez Zapatero", se escribirá en el pedestal que soporte la estatua mármol rosa, que los neo-liberales, imagino que por subscripción popular, levantarán al egregio ZP, en cualquier pequeño rincón del Barrio de Salamanca, de Las Rozas o de Pozuelo.
Ha pasado, nuestro querido "desgobernante", de anudarse el pañuelo rojo al cuello, estilo "Novecento", en las campas de Rodiezmo, a hacer las delicias de la gran oligarquía, ha pasado de decir por activa y por pasiva, a quien quisiera oirlo, que no iba a recortar pensiones, salarios y prestaciones, a dar tijeretazos a diestro y siniestro. Ya lo decía mi pobre madre; "Hijo mío, cómete las lentejas que si no, vendrá el defensor de los trabajadores y te comerá". Mira si ha venido.
En las tertulias televisivas y radiofónicas neo-liberales están que no se tienen en si. "El Partido Popular se ha puesto a la izquierda del PSOE", nos cuentan. "Votan en contra del nuevo despido objetivo, votaron en contra de la congelación de las pensiones y del recorte de los salarios de los funcionarios, se definen como el partido de los trabajadores", continuan contándonos y lamentándose. Esto ya no es lo que era. Quien nos ha visto y quien nos ve. Tener que alabar a ZP. ¡Uf!.
Los sindicatos han dejado la cosa para después del soporífero agosto, para después del pincho de tortilla, de la sangría, de la paella, de la playita y de la cremita. Me encantan nuestros queridos sindicatos mayoritarios de clase, simplemente, me encantan. Igual que nuestra querida clase política, nuestros queridos y amados periodistas y opinadores profesionales, y nuestro querido pueblo, tan inteligente, tan sacrificado, tan...
Habrá despido libre, aunque les digan que no. No les crean. Lo habrá, o mejor dicho lo hay. Lo han hecho bien, muy bien, con los ecos del triunfo de la "roja" todavía en el ambiente, con la liga a la vuelta de la esquina, con la pantomima taurina catalana en el candelero, con el personal despistado mirando el "atrápalo" a ver si encuentra el chollo vacacional del milenio, con las "churris" gastando el sobrante en trapitos "rebajados".
Lo lamentaremos, mucho. Pero tranquilos, todavía queda. ¿O no?.

No hay comentarios: