Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

viernes, 6 de agosto de 2010

Diferencia de clases, diferencia de huelgas, diferencia de soluciones.

La diferencia entre tener al timón a políticos y tener a estadistas es que; los primeros te darán la solución a un problema concreto, mirando el corto plazo, las encuestas y el beneficio propio, mientras que los segundos te darán la solución mirando el largo plazo y el beneficio de todos, en el presente y sobre todo en el futuro.
Los controladores aéreos se le han puesto "bravos" al señor Blanco, suenan tambores de huelga en el horizonte del mes de agosto, el mes más tonto del año, ese en el que por "huevos" se tiene que paralizar la administración, y los demás mortales, los que tenemos que seguir "currando" no se nos puede ocurrir ni tramitar el más mínimo papelillo con la "máquina burrocrática".
Ahora mola mazo recortar en las distintas administraciones. "No hay más remedio", nos dicen con cara de circunstancia y aguantándose la risa nuestros desgobernantes. No hay más remedio y recortan en los que velan por nuestra seguridad, en tierra´, mar y aire, eso si; sigue habiendo "Overbooking" de políticos, altos cargos y demás mamandurria enchufadilla.
"Los controladores cobran mucho", nos cuentan para ponernos en guardia antes de que empiece la "fiesta", en contra de los controladores huelguistas. Para mitigar la catástrofe que sería un paro de controladores en el mes de agosto y, lo que eso supondría para millones de pasajeros, al señor Blanco, al gobierno de ZP, no se le ocurre mejor fórmula que "tirar" de controladores militares, que no están acostumbrados al tráfico civil, que tardarían meses en ponerse al día y, que de hacerlo, al principio, para que no se les atragante la cosa, los tendrían que situar en aeropuertos pequeños y medianos, nada de ponerlos a controlar el tráfico de Barajas, El prat o Son Sant Joan; tres de los aeropuertos con más tráfico de Europa. Pero el ministro insiste y ya ha pedido voluntarios entre los controladores militares; ¡Que Dios nos asista y nos ampare!.
Se ha puesto de moda, últimamente, el "político elefante", por lo de aquello, de los destrozos que puede causau un paquidermo si lo dejamos entrar en una cacharrería. La cosa viene de lejos; ya Miss Tatcher en los años 80 empleó la táctica contra los mineros y los argentinos. Aguantó y ganó, pírricamente en la primera, contra los mineros, y ampliamente en la segunda, contra los argentinos (En desagravio de los argentinos hay que decir que éstos, iban a la guerra con escopetas de corcho, pero esa es otra historia). Aquí en la patria, ha seguido el ejemplo de la "Dama de Hierro", la presidenta de la Comunidad de Madrid, no hace mucho en la huelga que le plantearon los conductores del Metro, cuando el gobierno de la "Señora" se disponía a incumplir el convenio firmado pocos meses antes. Por último, ha tomado el camino "Tatcheriano", Don José Blanco, Ministro de Fomento. De el ha sido la felíz idea de sustituir a los controladores civiles por los militares. En el caso de Don José, el modelo ha sido el de Ronald Reagan, que hizo lo mismo, también en los ochenta, cuando en los "United" los controladores de allí le quisieron hacer la misma que treinta años después le quieren hacer los de aquí al bueno de Don José.
Bien, puestos a hacer brindis al sol, gestos hacia el tendido, hagámoslo bien; hoy ha comenzado la huelga de Auto-Res; una de las dos empresas de transportes de viajeros por carreteras más grandes y más importantes de España. La huelga afectará a unos 4.000 viajeros y a regiones como Extremadura, que a falta de un transporte ferroviario del siglo XXI (Tampoco es que sea del siglo XX. En lo que a Extremadura se refiere RENFE, sigue en el XIX), depende muchísimo de Auto-Res, ya que esta empresa es la que tiene en propiedad las rutas entre Badajoz y Madrid y, todo el corredor de la Autovía del Suroeste, entre la capital pacense y la capital de España. La huelga empieza hoy día 6 y se desarrollará si nadie lo remedia hasta el día 1 de septiembre. Bien; ¿ha planteado el señor Blanco la sustitución de los conductores de Auto-Res por conductores militares? Sería absurdo que lo hiciera, ¿verdad?. ¿Y si sería absurdo en la huelga de Auto-Res, por qué no lo ve nadie absurdo en la de los controladores aéreos?. Igual es que lo del transporte por carretera tiene poco glamour, la gente guapa no viaja en autobús, eso es para los pobres.
A nadie se le ha ocurrido pensar que, probáblemente, los controladores aéreos, los conductores de Auto-Res o, hace un mes los conductores de Metro de Madrid, tuvieran razón. A nadie parece importarle nada la seguridad de los viajeros. A los propios viajeros solo parece importarles sus absurdas vacaciones de "Todo incluído" en una paradisiaca playa del Caribe, rodeados de pobreza. A los políticos y a los empresarios cuanto van a recaudar menos con la crisis. Ni a unos ni a otros les importa la seguridad, la primacía de la vida sobro otros conceptos, principalmente económicos. Lo de los segundos, empresarios y políticos, puedo hacer un esfuerzo por llegar a entenderlo medianamente, pero lo de los primeros; lo de los usuarios y viajeros de estas empresas, no puedo entenderlo, aún proponiéndomelo mucho.

No hay comentarios: