Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 9 de agosto de 2010

La incapacidad del sistema.

Tras las últimas cifras de desempleo publicadas, es patente, queda claro, meridianamente, la incapacidad del sistema para generar empleo, para repartir la riqueza real. Da igual que las cifras publicadas sean en España, en Estados Unidos, en el resto de Europa o en el Japón. Es verdad, que en estos países el porcentaje de desempleo es menor que en nuestra patria, fruto sin duda de un mercado laboral menos precario que el nuestro, de una previsión mucho mejor y, de unas economías más reales y menos ficticias, todo lo contrario de lo que nos pasa a nosotros.
Sea como sea, queda patente, la realidad del sistema. En los Estados Unidos por ejemplo, un país nada sospechoso de estatalismo intervencionista, en el último mes han aparecido cifras que denotan la incapacidad de la economía norteamericana de crear empleo. Es más, a pesar de haberse producido un crecimiento, la destrucción de empleo ha crecido en el último trimestre.
En España, el empleo se "recupera" tibiamente, a la par que la economía, la cual, ha presentado ligeros resultados positivos en los últimos tres meses. Estos tibios números, ponen sobre el tapete, precisamente, la incapacidad, la necesidad de un crecimiento fuerte, y no tibio, para crear empleo.
Son muchos los economistas que nos anuncian un cambio sistémico. Son muchos los que prevén la imposibilidad futura del sistema para ofrecer a la sociedad empleo a tiempo completo de "calidad".
Ya está pasando. Son muchas las empresas, que al calor del verano, están ofertando empleo, si, pero a tiempo parcial, precario, inseguro, en poca cantidad y calidad.
En España, sin que hubiera crisis fuera de nuestras fronteras, ya tenemos nuestra propia crisis; somos una economía débil, dedicada al ladrillo y la hostelería principalmente. Hacen falta soluciones a largo plazo, un cambio de mentalidad de sistema. Pero esto es difícil, metidos como estamos en una economía globalizada. "Mal de muchos, consuelo de tontos", dice el refranero español. Si, pero al menos tenemos un consuelo.
Es un consuelo, tonto, si, pensar que por mucho que hagas, todo está supeditado a lo que hagan en Washington, Bruselas, Tokio, y que nuestros males, son también los suyos, que nuestra incapacidad y nuestra insolvencia, son también las suyas, que nuestro consumismo compulsivo y nuestra sociedad indolente, no les son ajenos.

No hay comentarios: