Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

sábado, 4 de septiembre de 2010

España: Entre el chantaje y la ambigüedad.



Nuestros "intelectualoides" dan por supuesto que el interés de la "Europa Guiri" y el mundo anglosajón, germánico, nórdico, aburridamente civilizado y frío, por nuestros usos y costumbres, tienen que ver con la fórmula mágica de; clima-costumbres-gastronomía-latinidad-pasión. Nada más lejos de la realidad. Tengo infinidad de amigos guiris, viajeros ocasionales a nuestro querido país o residentes permanentes en el, que se sienten atraídos hacia nosotros por una sola razón: Somos condenadamente ambiguos y no hay en la Madre Tierra quien nos comprenda.
Para un guiri, es difícil de digerir por ejemplo, las ansias independentistas de Cataluña y País Vasco, por ejemplo. En su mentes cuadriculadas, en sus mentalidades, entenderían mejor que Andalucía y Extremadura, secularmente maltratadas por el gobierno central, pidieran la independencia, que no las tierras que vieron nacer a la burguesía oligárquica-económica que controla los resortes financieros y políticos de toda España.
Tampoco comprenden que nuestros dos principales partidos, de ámbito nacional, de cuando en cuando se dejen querer por los nacionalistas. Es lo que ha hecho esta semana nuestro "desgobernante" Rodríguez Zapatero, tirándole los tejos al PNV y poniéndole los "cuernos" a sus compañeros de partido en el País Vasco, que gobiernan allí en coalición con el PP.
Tampoco entienden las chinitas amorosas tiradas por el PP a la ventana con visillos de CiU. Se presupone que el resultado en las elecciones catalanas del próximo otoño, va a ser óptimo para los nacionalistas "moderados", aunque no por mayoría absoluta. Y ahí está el PP de Mariano, dispuesto, para cambiar cromos. "Yo te apoyo aquí y tu me apoyas en Madrid cuando ZP caiga y Mariano, nuestro Mariano suba", parece querer decir el PP a quien no hace tanto años firmó y rubricó un cinturón sanitario en torno a el. Eran otros tiempos, aunque la desvergüenza siga siendo la misma.
Es España, la nuestra, la de las cuatro naciones, que dice Urkullu. A saber; según Don Ïñigo, en el Estado, existen cuatro naciones; la gallega, la vasca, la catalana y la española. Después de decir esto, imaginamos, tan tranquilo, se iría de pinchos por Donosti.
España es un universo aparte, por eso en "Guirilandia" están tan interesados en nosotros. La gastronomía, el sol mediterraneo, el mar, las costumbres apasionadas, las pueden conseguir en Croacia, Grecia, Turquía o cualquier otro punto turístico emergente del Mediterráneo Oriental a unos precios más baratos que los nuestros. Pero la ambigüedad, la cerrazón, la estupidez tragicómica, la chorrada paleta y lo políticamente absurdo, sencillamente no. De eso no tienen en Oriente. Ver como los que cotrolan el cotarro económico-político del Estado Español, aspiran a destruírlo, solo se puede hacer en España. Ver como los que deberían, desde su responsabilidad de partidos nacionales españoles, mirar por la unidad y los intereses de la nación, hacen elección tras elección dejación de funciones, echándose en los brazos de los enemigos de la convivencia y la democracia, eso solo se puede hacer en España. Ver como los ciudadanos españoles, elección tras elección, votan una y otra vez, a los que hacen dejación de funciones echándose en manos de los que quieren destruir la convivencia, la unidad y la democracia, eso solo puede hacerse en España.
Esa sentimiento de estar viviendo en un país que constantemente se haya en el caos, no te la pueden vender en ningún destino turístico del mundo. Esa sensación de estar viviendo permanentemente en una montaña rusa, no hay oro en el mundo para pagarla. Esa percepción de ser un ciudadano permanentemente chantajeado por los nacionalistas periféricos, expoliado por la oligarquía y los políticos y vejado por sindicatos y "sátrapas, satrapillas y satrapetes" en general, no hay parque temático en el mundo que te lo ofrezca.
"Visit Spain", dice la campaña publicitaria puesta en marcha por el "desgobernador" ZP en medio mundo. Estaría más logrado si pusiera: "España: Entre el chantaje y la ambigüedad".

No hay comentarios: