Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

domingo, 12 de septiembre de 2010

Viaje a ninguna parte.



Quizá es que lo llevamos en el ADN, somos proclives a despotismo, a la tutela, a ser tratados como enanos mentales. España es así, como dice el anuncio del brandy, "este país es así, aquí se vive como se bebe".
La historia suele ser cíclica, tiende a repetirse. En España no solo eso, en España se "tripite", se "cuatritripite". Cada "X", pasa que entramos en un estado de locura sadomasoquista; nos pasó a finales del siglo XIX, proclamamos a una república después de deshacernos de los Borbones y probar con los Saboya. Don Amadeo, el rey italiano al que el general Prim ofreció la corona salió por piernas cuando vio la clase de pueblo cainita e ingobernable que le tocó en suerte, después se proclamó una república, la primera y no la última, que duró menos de un año; el cantonalismo, la soplapollez paleta y provinciana se cargó aquel primer esbozo de republicanismo. Tuvo que poner orden el general Pavía con un sablazo encima de la mesa del congreso y...otra vez los Borbones.
Con la restauración borbónica vino la alternancia en el poder de liberales y conservadores, Cánovas y Sagasta, "Guatemala y Guatepeor", "chicha y limoná", cincuenta y cinco años duró la cosa, con la dictadura de Don Miguel Primo de Rivera, como colofón y...república otra vez.
La segunda, fue una república viciada,radicalizada, sesgada, cainita, que acabó peor que la primera, por peores causas que esta. A la paletada sátrapa periférica, se le unió el radicalismo revolucionario espoleado por el caciquismo permanente en el tiempo de las clases altas y por el pasotismo indolente de la escasa burguesía que poblaba este nuestro querido país. Todos sabemos como acabó aquello, para que echar más leña al fuego.
Tras la tragedia, vino una dictadura de 40 años, digan lo que digan los numerosos "corredores delante de los grises" que pueblan la geografía patria, sin contestación destacable; el general Franco murió de viejo y en la cama.
A Franco, le sucedió un híbrido, algo muy español, como la sangría, el gazpacho y la tortilla de papas. Se cogió el régimen, se lavo, se peinó y se le puso traje nuevo, los procuradores a cortes pasaron a ser diputados, con la misma representatividad de los anteriores; ninguna. El jefe del estado pasó a ser el Rey. El gobierno pasó a ser presidido por alguien salido del congreso, o sea, de la casa que albergaba en el régimen todavía sin reformar a los antiguos procuradores. El poder judicial; ¡uf!, del poder judicial mejor ni hablamos y, otra vez la paletada periférica, las autonomías. Se montó un régimen cuasi-federalista encima de un régimen centralista, la cuadratura del círculo, nada bueno.
Hoy, 2010, siglo XXI, en España se sigue haciendo "política ficción" para no perder la costumbre. ¿Qué somos? ¿De donde venimos? ¿A donde vamos? Treinta años después son las preguntas que seguimos lanzando al aire, porque aquí aquella máxima de la ilustración de que; "uno de los fundamentos de la política es la búsqueda de la felicidad", no es ni siquiera tomada en cuenta ni de lejos.
Hoy, como botón de muestra, se ha aprobado, como medida electoralista, más que nada; que los ayuntamientos, a los cuales se les cortó el crédito hace unos meses, vuelvan a gozar de el. Hace unos meses, según los "padrastros de la Patria", no había dinero, los ayuntamientos tenían que cortar su dispendio, las obras públicas se tenían que parar, pero hoy, "milagro", todo ha cambiado. En otoño hay elecciones en Cataluña. Al año que viene las hay en todos los municipios de España y en las autonomías sin pedigrí.
Repetición de la jugada, mientras esto se hunde, los políticos hacen como si nada pasara, como si el dispendio y sinvergüencería fueran a durar toda la vida. Esto se acaba, pero ellos a lo suyo. Las imágenes no engañan, las de ahora y las de siglos pretéritos. La imagen de los políticos de hoy, nos retrotraen a las de los políticos del ayer; la foto de Rajoy, de ZP, de todos, se podrían muy bien confundir con las de Sagasta, Cánovas, Romanones, Lerroux, Alcalá Zamora, Azaña, algunos, bienintencionados, la mayoría de ellos, inútiles miembros de una casta, de una clase dirigente, ajena totalmente al pueblo que gobiernan.
Es nuestro sino el viajar a ninguna parte a través de la historia.

No hay comentarios: