Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

viernes, 26 de noviembre de 2010

El "Pajinazo".


En los años 30 del pasado siglo, tras su subida al poder, los nazis, en Alemania, dieron su visto bueno, su aprobación, a los tribunales volantes. Esto era que los ciudadanos, por supuesto arios, podían denunciar a sus conciudadanos, de origen judío, o profesantes de ideologías que no fueran la nazi, sin prueba alguna, basándose en conjeturas propias, sacadas al albor de el cotilléo cotidiano de portal y escalera de vecinos.
Hace unos meses informábamos aquí que en el Reino Unido, este año, la prensa había puesto el grito en el cielo por prácticas similares de Scotlan Yard. La policía británica había pagado cuñas emitidas en radio y en televisión y publicadas en los tabloides, en las cuales pedían a los ciudadanos que denunciaran la actitudes sospechosas de sus vecinos.
No me imaginé nunca que tal práctica, tan poco edificante, tan poco democrática, iba a ser puesta en práctica por la sin par, Leire Pajín, "flamante" nueva ministra de sanidad...e igualdad.
Redireccionemos: Doña Leire, ha llevado al consejo de ministros una nueva ley, una nueva norma de obligado cumplimiento, un nuevo decretazo, por la cual, a partir de ahora, los denunciados por malos tratos perderán la patria potestad de sus hijos. Da igual que hayan sido condenados o no. Da igual que con el tiempo puedan demostrar su inocencia o no. Da igual la presunción de inocencia de la que debe de hacer gala cualquier democracia que se precie. Todo ello da igual. Si usted tiene la desgracia de ser acusado de malos tratos por su pareja, supongamos que falsamente, dará igual que la justicia se moleste o no en comprobarlo, sepa que usted, por el hecho de haber sido denunciado, falsamente o no, se le quitará la patria potestad de sus hijos. Increble, ¿no?.
Ya les digo; ni los nazis.
Por si fuera pco, están los datos del crecimiento de la llamada violencia de género desde que esta gente nos desgobierna. Tras tantas manifestaciones, tras tantas leyes de igualdad, tras tantos decretos y leyes referentes a la violencia de género, resulta, miren que bien, que la violencia de genero, que los maltratos, han aumentado, se han multiplicado por tres. Imaginamos que con leyes como estas, se volverán a triplicar.
Ni en nuestras peores pesadillas hubiéramos podido imaginar que nos gobernaría un grupo de gente tan desastrosa. Ni Dante, ni San Juan Evangelista, ni Juan de Jerusalem, hubieran podido imaginar algo así para sus escritos.

No hay comentarios: