Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

jueves, 2 de diciembre de 2010

Productivo y poco cualificado.


Es el calificativo que reciben, por parte de los "economo-opinadores radio-catódicos", las masas de trabajadores, sobre todo inmigrantes, dependiendo de la zona que hablemos, que hacen que esto no se vaya del todo a la porra.
¿Cuantas veces hemos escuchado a los "expertos" de la cosa económica decirnos machaconamente que España era incapaz de crear empleo cualificado y que lo único que creaba era empleo no cualificado? Muchas. A lo mejor creían que quien ha optado por ir a Alemania o Francia, en vez de a España, optaba por un trabajo de directivo en alguna multinacional, en vez de uno de camarero o de peón.
Pero, ¿qué demonios es empleo cualificado?, o por mejor decir, ¿quién demonios son ellos para decidir la cualificación o no de un trabajador?.
Ustedes se preguntarán: ¿A qué viene todo esto? Fácil. Verán, el lunes que viene empezamos una semana, la del macropuente de la constitución, poco o nada productiva, de las menos productivas del ya de por si improductivo calendario laboral español. Quizá solamente la iguale la Semana Santa, pero la semana que empieza el lunes aventaja a esta por caer en un mes, diciembre, inproductivísimo y en un trimestre que está gobernado por los puentes, por la escapada y el escaqueo, desde el 12 de octubre hasta la Navidad.
-Bien, Viriato. ¿Y...?
Pues que pensando y pensando, me ha hecho mucha gracia el comprobar que los trabajadores cualificados de este país sean menos productivos que los no cualificados. Por ejemplo, los trabajadores, seguramente cualificadísimos de las distintas administraciones públicas, de la banca, de la industria, y de multitud de sectores se van a tomar por arte de birli-birloque una semanita de asueto o, en el peor de los casos, dos días festivos entre el lunes y el sábado. Vamos, que si a usted se le estropea el coche, tiene alguna gestión que hacer en la administración o en la banca, o tiene usted cita con un especialista (No de urgencias), será mejor que lo deje para la semana siguiente, porque del 6 al 12 España está cerrada por puente.
-Ya Viriato. Pero eso pasa todos los años. No se donde quiere ir usted a parar.
Pues que el comercio y la hostelería, los ramos donde se ha colocado toda esa masa poco cualificada que dicían los economistas, si abre, incluyendo los domingos y los 2festivos que caen en mitad de la semana y, me resulta gracioso que sean los trabajadores no cualificados los que más productivos son.
-Pues ahora que lo dice usted. No había caído yo en eso...
Pues caiga, caiga usted. Durante estos últimos años hemos tenido que oir como despectivamente se decía que España era un país de peones de albañil y de camareros. Se ha tachado de poco o nada cualificados a quien cuida de nuestros niños y de nuestros ancianos, quien nos sirve y nos hace la comida en nuestro restaurante favorito, quien limpia la ciudad, quien recoje nuesta basura.
¡Madre mía!. Si todas esas personas se pralizaran, se paralizaría el país.
En resumen, mientras gracias a un calendario laboral hecho para funcionarios de un país rico, miles de empleados cualificados se van de puente, millones de trabajadores no cualificados, españoles o inmigrantes, hacen que el país siga funcionando.
Solo me queda por decir: ¡Trabajadores no cualificados del mundo. Gracias!

No hay comentarios: