Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 27 de diciembre de 2010

Quien paga manda.



Quien paga manda. Eso es lo que dice el refranero.
A los estados no los financian ya los ciudadanos. A los estados los financian los prestamistas. Las políticas económicas de los distintos países responden a las demandas de los mercados y no a las demandas de sus ciudadanos. Puestos a atender demandantes, es más fácil recortar derechos a los más débiles; los ciudadanos, que a los prestamistas; los tiburones de los mercados. A hacer puñetas el estado de bienestar.
Es curioso; cuando los que financiaban al estado eran los ciudadanos con sus impuestos, había barra libre para todo: Para financiar la sanidad, la educación, el desempleo, la atención a los ancianos, a las personas excluídas socialmente. Entre todas éstas entidades y personas, a las cuales era obligado financiar por parte del estado, se colaron miles de cargos públicos inútiles e inservibles, cineastas homosexualoides creadores de cintas imposibles, hermafroditas de cabaret, obras teatrales de dudoso gusto, televisiones públicas deficitarias y serviles...
Cuando pagan los ciudadanos, siempre hay hueco para que los caraduras se metan dentro del presupuesto. Ahora que, dicen, pagarán los mercados vía deuda, se recortan sueldos, prestaciones, gastos sanitarios, educativos...¿Por qué no recortan de lo "otro"?.
¿Por qué no llevaron a cabo los recortes cuando el estado se financiaba, casi en su totalidad vía impuestos?.
Los pseudoeconomistas y telepredicadores televisivos, tan monos, tan cucos, tan guays, tan triunfadores, tan cínicos, han dado la solución hace tiempo. La solución para sus patrocinadores, claro: Bajar los impuestos a los ricos y que los ricos utilicen ese dinero que se ahorran para prestárselo al estado y reciban por ello cuantiosos beneficios. Por supuesto, esa deuda la pagarán los estados con los impuestos que recauden de los pobres.
Igualito que en la Edad Media, donde los señores fuedales, pagaban y mandaban.

No hay comentarios: