Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

domingo, 9 de enero de 2011


Hace cinco meses decidí dejar el tabaco. No fue fácil, no se crean; tengo cuarenta años y llevaba fumando desde los 15. La razón; ni yo mismo la se. Si, la salud, claro. La verdad es que no me arrepiento, pero a veces...¡Uf!, echo tanto de menos dar aunque sólo sea una caladita.
El caso es que desde hace años, le vengo viendo las orejas al lobo. Hace años, los malos, empezaron a poner trabas a un vicio que antes nos metían por los ojos y por las orejas, a todas horas. Un buen día empezaron a poner en los paquetes de tabaco lo que ya, más o menos sabíamos. "Fumar es perjudicial para su salud y la de los que están a su alrededor". Años después empezaron a poner; "El fumar puede matar" e incluso; "El fumar puede causarle impotencia". Hace cuatro años se atrevieron a prohibir fumar en los centros de trabajo y en general en todos los recintos cerrados. En los locales de hostelería permitieron que se habilitara una zona de fumadores en recintos de más de cien metros cuadrados. En los de menos de cien metros dejaron manga ancha. Hasta ahora, que se les ha ocurrido la, no se si feliz o infeliz idea de, prohibir el tabaco en todos los recintos cerrados.
No vayan a creer que a nuestro "querido y amado" gobierno le a entrado la vena paternalista y le ha dado por mirar por nuestra salud. ¡Nooooo! Para nada.
Verán. Todo esto tiene que ver con los planes de los malos. El objetivo de ésta gente es siempre el mismo, quedarse con los restos del estado de bienestar, gestionarlos, llenarse los bolsillos.
Miren; en los próximos veinte años vamos a asistir a la voladura controlada de los estados-nación y todo su estructura. Ya empezaron a finales de los ochenta y principios de los noventa. En España privatizaron la banca pública, las empresas del antiguo INI, la eléctricas, las petroleras, Telefónica...
Veinte años después van a por el plato fuerte; la sanidad, las pensiones y la educación.
Centrémonos en la sanidad. En los próximos años se sacarán de la manga lo que ellos llaman el copago sanitario (En realidad es un repago, pues pagaremos dos veces). En los próximos años tras arruinar al estado, nos dirán que la iniciativa privada dirigirá mejor la sanidad. No la liberizarán, como no lo hicieron con las electricas, por ejemplo, sino que como con éstas, le darán la gestión a un oligopolio de cuatro o cinco entidades que pasen a gestionar su salud y la de los suyos.
Dirán ustedes: ¿Y qué diantres tendrá que ver ésto con la ley anti-tabaco?. Muchísimo.
Si usted fuma y dentro de unos veinte años, por desgracia, sufre una dolencia coronaria o pulmonar, irá a su centro de salud a tratarse. Ese centro de salud será gestionado por manos privadas. Cuando comprueben que es usted fumador, le dirán que si quiere usted curarse tendrá que pagar más de la cuota que tenía estipulada todos los meses, o, sencillamente le harán pagar más, mes a mes, pues es usted un paciente de alto riesgo al ser fumador.
Los negocios son así. Quieren convertir la salud en un negocio. Ésta gente no da puntada sin hilo. Al gobierno le importa un bledo que usted fume o no, le importa un bledo si goza o no de buena o mala salud. Sencillamente no quieren riesgos para el futuro. Usted no podrá esgrimir el día de mañana que no sabía. "Sacamos una ley en el 2011" le dirán. "Incluso en las cajetillas de tabaco tenía usted información", le volverán a decir. Y le harán pagar el tratamiento además de la cuota mensual que le pasen por cuidar de su salud.
La sanidad gestionada por los políticos, o sea, la sanidad pública, si puede tener pérdidas. La sanidad gestionada por los oligarcas amiguetes a la sombra del poder, es impensable que las tenga. Así cualquiera es un buen empresario.
En el horizonte se vislumbran malos tiempos para los hosteleros y no sólo por el tabaco. Lo próximo será "preocuparse" de nuestra salud alimentaria. La comida rápida será perseguida como causante de la obesidad en el mundo civilizado y, por tanto como causante de la mayoría de accidentes coronarios. Pizzas, hamburguesas, perritos calientes, refrescos azucarados, pastelería industrial, están empezando a ser "vigilados de cerca" en los Estados Unidos. Parece un chiste, pueden ustedes reirse se quieren. Para nada es un chiste. Esto pasará y ustedes y yo lo veremos. Y sin embargo, nadie hace ni dice nada. Incluso ya hay alguien, algun "palmero", seguro que aplaude con las orejas ese hipotético futuro. Y no lo harán por mirar por su salud. Lo harán para que pague su cuota mensual a sanitaria a su compañía privada quitando de en medio el riesgo de que usted haga uso de sus servicios. ¿Como sino va a ganar dinero ésta gente? ¿Para que creen ustedes que han puesto al frente del Ministerio de Sanidad a una persona tan "preparada" como Leire Pajín?
Si quieren que les de un consejo; yo de ustedes me iría planteando seriamente dejar el tabaco. Aunque igual si son ricos, se pueden permitir el lujo de seguir fumando.

No hay comentarios: