Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 21 de febrero de 2011

Revolución en el mundo árabe.

Ya lo dijimos aquí no hace mucho tiempo, cuando estalló la revuelta en Túnez (Véase el árticulo titulado "Túnez", de 15 de enero de 2011; http://clasessemimedia.blogspot.com/2011/01/tunez.html); el norte de África es un auténtico polvorín. Lamentablemente se está cumpliendo lo pronosticado en ese artículo. Las rebeliones se extienden por el mundo islámico como la pólvora. Primero Túnez, luego Egipto, después Bahrein, ahora Libia y Marruecos.
En las últimas horas se ha difundido que en Marruecos podrían ser unas 5 personas las fallecidas como consecuencia de los disturbios. En Libia, se dice que la cifra puede estar en torno a las 200, después que las tropas del coronel Gadafi hayan disparado contra la multitud indefensa.
Europa, ante estos hechos vive entre la confusión, el miedo, la hipocresía y el cinismo. Confusión por no saber muy bien que está pasando en una zona estratégica para los intereses europeos. Miedo por las consecuencias que estos hechos podrían acarrear en forma de nuevas olas migratorias o de acceso al poder de gobiernos hostiles. Hipocresía por el apoyo oficial que Europa ofrece a las peticiones de libertad de las poblaciones de estos países y por el apoyo oficioso que ha ofrecido durante estos años a todos estos tiranos. Cinismo por querer encauzar ahora el proceso democráticos en estos países y por querer dar lecciones.
Hay algunos que alarman a las opiniones públicas occidentales comparando la situación del norte de África y de Oriente Próximo a las de Irán antes de la caída del Sha. Bien, recordemos que lo que pasó en Irán fue, simple y llanamente porque Occidente, cegado por su codicia, apoyó durante años a un dictador, tirano y asesino como era Mohamed Reza Palehvi, Sha de Persia.
Así mismo, debemos recorda que Occidente ha sido el soporte de dictadores tiranos y asesinos, como Mohamar el-Gadafi, como Mubarak, como Mohamed VI, como Ben Alí, etc, etc, etc. Todos ellos a cual más corrupto, más tiránico y más irrespetuoso con los derechos de los ciudadanos que gobernaban. Ahora, al calor de los acontecimientos, Europa, América, en definitiva, el mundo occidental, abogan por la democracia y la libertad y alertan contra el islamismo.
La semilla del islamismo radical ha sido sembrada, regada y cuidada en la zona por los mismos que han puesto y mantenido a tan funestos personajes en el poder. La historia es tozuda; no se la puede engañar, estas cosas llevan pasando siglos.
Recordemos ahora al ínclito Aznar, en Trípoli riéndole las gracias a Gadafi, o al ínclito Zapatero haciendo lo mismo en Rabat, con Mohamed VI debajo de un mapa del Imperio Almorávide; imperio que cómo todo el mundo sabe, menos el "apostol de la Alianza de Civilizaciones", plantó sus reales en la Península Ibérica.
Pasan los años, suceden las cosas, pero nosotros no aprendemos nunca la lección. Igual nos toca hacer un curso rápido y por correspondencia.
Por cierto; es parádojico, todas las ideologías radicales, muchas veces antagónicas todas ellas, entre ellas mismas, fueron sembradas en el mundo como cizaña, por los mismos. ¿Adivinan quién?.

No hay comentarios: