Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 2 de febrero de 2011

¡Traición, Traición!.


La casta parasitaria dirigente se ha reunido hoy en Moncloa para acabar de apuñalar por la espalda el estado de bienestar.
Todo en el ambiente olía a traición. ZP, como juez y parte de la trama. Como el estado está en una situación de semi-ruina ha decidido cortar por lo sano y ensañarse con los más débiles. Sube la edad para jubilarse a los 67 años, va a recortar los ya míseros emolumentos de los pensionistas, nos lo va a poner más duro a todos para jubilarnos y encima han decidido que dentro de veinte años, si hiciera falta se volverán a reunir para volver a machacarnos.
Todo, además se ha hecho de cara a la galería para que lo vea doña Ángela Merkel, que viene de visita durante esta semana a ver la que están organizando en su "cortijillo español" los inútiles que tiene puestos al mando.
Si, todo olía a traición ésta mañana en Moncloa. Todos allí reunidos; políticos, CEOE, sindicatos. ¡Ah, los sindicatos!.
En Francia por menos, por mucho menos, los sindicatos han llevado a cabo huelgas generales, protestas masivas, han paralizado el país. Aquí hicieron una huelga general y gracias. ¿Pero es que no se le cae la cara a ningún lider sindical? Durante las épocas de bonanza cedieron, y de que manera, ante las pretensiones oligárquicas. Pasaron por el aro de la moderación salarial, aceptaron contratos basura, absurdos, tercermundistas. Se nos decía, desde la patronal, desde los sindicatos, desde el gobierno, entonces del Partido Popular, que había que ser responsables y no poner "palos en las ruedas del excepcional crecimiento de nuestra dinámica economía, que pronto, de seguir así rebasará a las de Alemania, Francia, Italia y Gran Bretaña". Se lanzaban loas a los "responsables líderes sindicales" por su moderación para no frenar el crecimiento. Increible.
Ahora, en plena crisis, cuando es evidente que todo aquello no era más que "castillos en el aire", "fantasmadas", mentiras, resulta que ahora los que tenemos que pagar la "juerga" somos los ciudadanos, traicionados, empobrecidos, con un futuro negrísimo en ciernes gracias a toda ésta casta inútil.
¡Que pena y que vergüenza de país! ¡Cuanto caradura, cuanto traídor!. Han asaltado el estado, el patrimonio de todos, lo han reventado, lo han machacado, se han meado en todos nosotros.
Ellos no lo saben; pero escondida tras su crueldad y su avidez se encuentra la libertad de un pueblo que un día u otro despertará y destrozará sobre sus cabezas los yugos que intentan ponerle.
Eso seguro.

No hay comentarios: