Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

jueves, 31 de marzo de 2011

"No tiembles ante ellos, pues está contigo el Señor, tu Dios, el Dios grande y terrible"
(Deuteronomio 7,21)

domingo, 27 de marzo de 2011

¡Vaya Semanita!


Esta semana que ahora dejamos atrás, seguramente en el futuro no entrará en los anales. Pues debería entrar. La cosa es sencilla, simple, meridianamente. Ha sido la semana de la mentira, más que nunca. Dirán ustedes que vaya novedad; que qué pasa, qué si en las demás semanas no hay mentiras, medias verdades, medias mentiras y demás. Claro que las hay, pero no son, o van a ser, tan claves como las de esta semana que hemos pasado.
Empezamos por el principio (Toma perogrullada). Zapatero y la guerra de Libia. Los políticos mediocres, los mequetrefes, los peleles, los cobardes, siempre, para salir del paso, utilizan la huida hacia adelante, para parecer valientes, para parecer activos, para dar confianza. No se crean nada. La mentira oficial nos quiere pintar a Gadafi como lo contrario a como nos lo pintaban unos meses antes, un tirano, un dictador cruel y excéntrico. Podemos estar de acuerdo en todo ello, pero, miren que han tardado en verlo así. Todo el mundo veía al coronel Gadafi así, menos los dirigentes de todo el bloque occidental, que lo veían, repetimos como un aliado, un poco raro, eso si, pero nada peligroso. Por arte de Birli-Birloque, a Gadafi, en Bengasi, curiosamente donde está el petróleo libio, le ha salido una oposición democrática: nada más y nada menos que el ex ministro de justicia en el gobierno de Gadafi, que es quien comanda a la supuesta tropa democrática. Casi nada. Me imagino cual puede ser el currículum de éste individuo. Bien, pues ahí está "Desgoberneitor", con Sarko, con Obama, con Cámeron (No Cámeron Díaz, que está para comérsela, sino, David Cámeron, el Primer Ministro británico), y con otros similares, de menor enjundia y cuantía internacional, idos allá, como ZP, para auto echarse flores y desviar su cruda y triste realidad nacional. El por qué, oficial, el que nos llega a través de los medios habituales de propaganda es que estamos allí para combatir a los malos, que nosotros somos los buenos y que tralarí, tralará. Lo de siempre. Quién te ha visto y quien te ve, ZP.
Podemos seguir por esta semana, que debería pasar a la historia, ya decimos, porque es el principio del principio del fin. Portugal. País hermano, aunque no amigo, la patria de Camoens, de Pessoa, de Saramago, de Amalia Rodrigues...de José Morinho. ¡Ay Portugal, por qué te quiero tanto!. He aquí que Sócrates, el "Desgoberneitor" de allí, pone sobre la mesa una serie de recortes. Nada serío. Recortes sociales, de sueldos, de pensiones, de derechos sociales. En fin, poca cosa. En definitiva; recortes dirigidos a la parte más débil: parados, pensionistas, estudiantes, currantes, pequeños funcionarios. Gentecilla que como todo el mundo sabe, son los culpables de la crisis. Sócrates vio lo que hizo su primo ZP aquí en España, la bajada de pantalones que ha protagonizado ante Europa, y dijo: "Pues yo también quiero". Lo que les decía antes: la huida hacia adelante. Lo que si no es como en España, es el parlamento portugués que, le echó para atrás las medidas y Sócrates se tiene que ir, al final. Tintintintintintintin! ¡Alarma, alarma!. "¿En que nos afecta todo esto a nosotros?", se preguntan los preguntadores de siempre en nuestra querida patria. "En nada"; se contrestan a si mismos. Todos los opinadores profesionales, pseudo-economístas, titiriteros catódicos, buhoneros de tres al cuarto, mercachifles, charlatanes de mesón, progres, carcas o medio-pensionistas, estaban por una vez, y sin que sirva de precedente, de acuerdo, en la mentira, media verdad o media mentira a echar al comedero del vulgo. "Portugal, no es España ni España es Portugal", decían, unos y otros. Da igual que España sea unos de los principales, sino el principal, inversor en el país vecino, da igual que nuestras entidades bancarias sean acreedoras de una parte importante de la deuda portuguesa. "España no es Portugal", continuaban diciendo. Y se pasaron así buena parte del día. Pero tienen razón. España no es Portugal. Es peor. Portugal no está dividido en satrapías incontrolables y despilfarradoras. Portugal tiene unidad de mercado, manda todavía un gobierno central, no diecisiete autonómicos. Bueno, y Europa, que también manda allí mucho. Repito: mis felicitaciones al parlamento portugués. La oposición a Sócrates ha demostrado estar al cabo de la calle, aunque no les vaya a servir para nada. Una pena. Eso si; algunos podría aprender a llevar a cabo una oposición como Dios manda.
Para terminar: el viaje de "Desgoberneitor" más allá de los Pirineos y su promesa a los "amos" de perseguir la economía sumergida y el empleo en negro. Todo esto está muy bien, pero luego "corona" la semana, ZP, con una reunión con los principales olig...¡Uy, perdón!, empresarios, quería decir, con los principales empresarios de este país, que no contratan ni por equivocación, teniendo a su disposición toda una amplia gama de contratos basuriles y tercer-mundistas como tienen. Esto es muy sencillo. Verán: para acabar con la economía sumergida, los empresarios tienen que contratar, los que no estén arruinados, claro, basicamente. Pero además, los trabajadores que estén currando en "negro" también lo tienen que ver claro. Un ejemplo: Madrid, mediados de febrero. Un fulano, en paro desde hace tres meses, cobrando el subsidio, se lía a repartir currículums a diestro y siniestro por la geografía capitalina. Lo llaman de una empresa de hostelería y le ofrecen un trabajo de camarero. Veinte horas semanales, 499 euros de sueldo. En el paro está ganando más de 800 más lo que saca de trabajos en negro. ¡Ven como es muy fácil!. ¡Claaaaro, hombre!. Hay que ofrecer a la gente contratos dignos y hay que vigilar a las empresas, básicamente. Es que hay casos, ¿saben?. Casos de empresas adjudicatarias de obras públicas destinadas a contratar lo menos 100 personas para realizar la obra en cuestión y que luego, por arte de magia han llevado la obra a cabo 20 o 25. ¿Serían esos 25 obreros primos hermanos de Superman y han podido con el trabajo de 100?. No. Es que los otros 75 estaban sin contrato y sin dar de alta en la Seguridad Social. Si es muy fácil controlar esto, hombre, lo que hay es que querer.
En fin. Semana movidita, entretenida, rica en anécdotas, para contar a nuestros nietos, vaya.

jueves, 24 de marzo de 2011

El Premio.


-Puede aparecer como una contradicción el que ustedes digan que la economía va bien y cada vez irá mejor y que en cambio cada vez haya más parados estables y más sufrimiento social en consecuencia.
-Si la economía va bien, ¿a quién le importa que las personas vayan mal?.
Las muchachas no estaban preparadas para tamaña agresión ética y Lázaro Conesal tuvo piedad de ellas.
-No hay mal que cien años dure. Piensen ustedes que la burocracia soviética llegó a situar también la economía por encima de la persona. Había que cumplir los planes quinquenales independientemente de que aportaran bienestar económico a las personas. Obedecían a una lógica burocrática y si se había decidido fabricar treinta billones de corchetes, pues fabricaban. Y más o menos la cosa funcionó hasta que la burguesía creada por el sistema y los profetas de los derechos humanos empezaron a sembrar cizaña y a decir que las personas estaban por encima de la economía. La finalidad capitalista es muy parecida, pero no esta orientada a que los burócratas les salgan las cuentas, sino a que nos salgan a los que controlamos el sistema. A los ciudadanos emergentes.
-Pero Europa se encrespa. El paro puede llevar a la protesta social y a nuevas rebeliones primitivas -objetó la rubia tornasol mientras cruzaba las piernas enfundadas en medias negras.
-Europa se encrespa, dice usted. ¿De qué Europa me habla como supuesto sujeto colectivo encrespado? De momento todo eso es carnaza informativa, materiales de desecho mediático. Con el tiempo el mal sueño depredatorio capitalista termina. Los obreros europeos se rendirán y volverá a ser más rentable producir en Europa que en Corea. Los inversores iremos viajando como los apátridas o los jugadores de ruleta, poniendo nuestro dinero en los números más propicios.
La morena izó la bandera generacional.
-¿Vamos a vivir instalados en la perpetua incertidumbre? A nosotros nos llaman la generación X, al parecer estamos condenados a sufrir esa incertidumbre, a ser perpetua incógnita por despejar, ¿qué podemos esperar?
-Con ustedes no termina el alfabeto. Peor lo tendrán las generaciones Y y Z. En cuanto a la incertidumbre, creo lo mismo que Galbraith, cada ideología se ha mezclado tanto con la otra que al final asistimos a la era de la incertidumbre, en contraste con las grandes certidumbres del pensamiento económico del siglo diecinueve. En el fondo participo de la calificación pesimista y melancólica de la economía como la viera Carlyle: los economistas son respetuosos profesores de la ciencia lúgubre. Lo importante es salvarse individualmente, ser el menos cadáver de un mercado de presuntos cadáveres.
Las dos suscribieron la misma duda atacante.
-Y eso es inalterable, ¿no se puede cambiar las tendencias de la realidad?
-Los instrumentos para transformar la realidad son los terremotos, la iniciativa privada, las instituciones internacionales, el Estado, el Cine y la Literatura. La iniciativa privada española en el terreno de la economía, la política y la sociedad civil constituye tres vías miserables, inoperantes y memas. Tal vez por eso me dedico cada vez más a la literatura, porque no es que transforme la realidad , la sustituye por otra según la real gana del escritor y de ahí la financiación del premio Lázaro Conesal...
...-Puesto que hay un contrato social implícito o explícito, la desigualdad carece de legitimidad social, es una cuestión moral y por lo tanto estúpidamente condenable, como el estupro, pero existe y lo que hay que procurar es que afecte a los demás. El estupro existe, loque tienen ustedes que procurar es no ser víctimas. Suena a chiste y probablemante lo sea. La desigualdad bien entendida empieza por uno mismo. Yo prefiero ser vencedor sotre todo en una sociedad mansa en la que el pobre cada vez más piensa que lo es porque se lo merece y en cualquier caso que el Estado es quien debe resolverle la papeleta...

(Manuel Vázquez Montalbán. El Premio. Editorial Planeta. 1996)

domingo, 20 de marzo de 2011

Libia: Entre el cinismo, la mentira y los intereses político-económicos.


No es fácil ser cínico. Para serlo y tener éxito, lo primero que hay que hacer es parapetarse detrás de una fenomenal dosis de mentira. Eso es fundamental. Seguidamente, se debe proceder a repetir, una y mil veces, una mentira o una media verdad, eso lo dejamos a la elección del cínico en cuestión, por aquello de que una mentira mil veces contada, se acaba convirtiendo en verdad. Para finalizar, se debe contar con una masa gobernada, (En el caso de que el cínico en cuestión sea político) y gobernable, desmemoriada, de cerviz blanda, moldeable, idiotizada y con aires de grandeza. Si contamos con todos esos ingredientes el éxito está asegurado para nuestra carrera cínico-política.
Hace unos años, cuando nuestro actual desgobernador actuaba de jefe de la oposición, ocurrió que al desgobernador de entonces, José María Aznar y López, le dio por creerse Eisenhower, presidente de una superpotencia mundial. Entonces el tirano a batir era Sadam Husseín, presidente plenipotenciario de Iraq. Sadam era un tiranuelo más del Medio Oriente, colocado, alimentado, asistido, por los yankis. Ocurrió que un día se quiso adueñar de uno de los mini-corrupto-petro-estados, que circundan el Golfo Pérsico, vecino al suyo. Pasó en cuestión de días de ser el amiguete de Estados Unidos en la zona, a ser el enemigo público número uno. Primero en 1991, y luego en el 2003, la bravuconada le costó cara a Sadam y al pueblo al que tiranizó durante décadas. Cuando era amigo de Occidente, masacró a los kurdos del norte y a los chiíes, sin que aquello importara el pedo de una mosca a nadie. Cuando cambiaron las tornas, Sadam era el tirano más tirano de todos los tiranos, hasta su captura, su juicio y su ejecución.
Como decimos, nuestro desgobernador de entonces, Aznar López, pensó que ir a Iraq acompañando al "primo del Zumosol", era tan fácil como pegarle a un borracho en plena calle. La progresía imperante salió a la calle (Con razón quizá, no digo yo que no) y entonó aquello del "no a la guerra". Como podrán comprobar si observan la imagen con la que ilustramos éste artículo, se alegaba que aquello no era una guerra en favor de la liberad, ni nada que se le pareciera, sino un conflicto con fines económicos. Desde aquellos hechos, han pasado ocho años.
Ante la incipiente participación de ZP junto a Francia, Reino Unido y Estados Unidos en la nueva guerra contra la Libia propiedad de otro tiranuelo que tal baila; Gadafi, se le ha preguntado a algunos miembros de la "farándula cejera" que por qué no salen ahora a protestar en contra de esta guerra: NS/NC. El cínico que no se levantaba ante el paso de la bandera yanki, el mismo que entonaba el "No a la guerra", forma parte hoy de la acción internacional contra el dictador libio, quizá ahí esté la respuesta.
No se vayan todavía; aún hay más:
Ángela Merkel, canciller alemana: "No participaremos en las medidas militares, pero compartimos los objetivos". Igual se refiere la señora a las elecciones regionales que se van a llevar a cabo en Alemania en las próximas fechas, y por ello, ha hecho aflorar un cinismo fuera de lo común en doña Ángela, como pueden comprobar. De estas declaraciones, extraemos que si no estuviera en pleno proceso electoral, comandaría junto a Sarkozy la siempre pobre, ridícula, interesada y ridícula respuesta europea a los conflictos internacionales.
Anders F. Rasmussen, secretario general de la Otan: "Es un mensaje alto y claro para que Gadafi detenga su brutal violencia". La población libia, tras escuchar el mensaje de Rasmussen, se pregunta si no podrían haber entonado ese mensaje, tan alto y tan claro, unos años antes. ¡Ah, claro. Que antes estaban a partir un piñón con el coronel!. Va a ser eso.
Ban Ki Moon, secretario general de la ONU: "Es una situación difícil en la que miles de vidas siguen en peligro". Siguen en peligro después de años de soporte de países como Francia, Italia, España o el Reino Unido al dichoso coronel Gadafi. No está nada mal. Lo de la ONU es de órdago a la grande. No dejo de preguntarme para que sirve.
José Luís Rodríguez Zapatero, presidente del gobierno español: "La comunidad internacional no se va a dejar engañar por el régimen libio". Eso desde luego. Primero lo armamos durante años y luego tiramos contra el y nos sacamos del sobaquillo otra guerra por la libertad. En todo caso, el que se podría dar por engañado es Gadafi, ¿no?.
Hillary Clinton, secretaria de estado de EE.UU: "La negativa de Gadafi a detener la violencia no nos deja otra opción". Señora, es que Gadafí nunca ha detenido la violencia contra su pueblo. ¿Hasta ahora no se da usted cuenta?.
Podríamos estar horas y horas poniéndoles ejemplos de cinismo, mentiras, medias verdades y crueldades varias al servicio de los intereses geoestratégicos de los que controlan el cotarro mundial. No quiero cansarles.
La crueldad, la manipulación, la falacia, la tergiversación, y la mala baba, no son patrimonio exclusivo de los políticos patrios. Todo este "tomate" fue lo primero que globalizaron los "malos": La democracia participativo-televisiva-idiotizadora, no es un invento nuestro. Nosotros lo hemos importado, como las hamburguesas, como el ketchup, como la pizza de anchoas, como el bidé, como la pólvora. Como todas estas cosas, ha venido para quedarse.
Que nos sea leve a todos.

martes, 15 de marzo de 2011

11-M: Me echa para atrás.


No he escrito casi nada, en éste blog, sobre el 11-M. 7 años después de la tragedia, las dudas se suceden, como nubarrones, sobre nuestras cabezas.
11 años después no me echa del todo para atrás, casi nada. Por ejemplo, no me echa para atrás del todo el que alguien intente (¿Y consiga?) cambiar el rumbo de un país, con sólo hacer saltar por los aires varios trenes, matando de paso a 193 personas que pasaban por allí.
No me echa para atrás del todo lo que ocurrió inmediatamente después del atentado: La desinformación, la manipulación informativa, y/o la ocultación de pruebas, por partes de unos y otros.
No me echa del todo para atrás que parte de una sociedad pueda llegar a cambiar su voto en unas elecciones en función de la autoría de tan brutal atentado.
No me echa del todo para atrás las mentiras y las medias verdades, contadas o no, desde entonces a la mitad crédula de la sociedad española, o a la mitad conspiranoica.
Nada de todo esto me echa del todo para atrás. Tampoco, nada de todo esto me sorprende.
Tengo mi propia opinión, imagino que como todos, sobre lo que sucedió el 11 de marzo de 2004 en Madrid. Esa opinión me la voy a guardar. Eso si; no me resisto a indicar a quien me lea que observe si quiere intuir, más o menos, la verdad, el antes y el después de los atentados "hermanos" del de Madrid, ocurridos en el 2001 en Nueva York y en el 2005 en Londres. Obsérvese la reacción de la población, de la opinión pública y de la clase política en general, en estos dos países y compárese con lo ocurrido en España. Después ate cabos. Llegará, quizás a la conclusión de que los "malos", a veces también fallan, pero que no por ello dejan de ser letales.
Hablaba antes de lo que no me echaba del todo para atrás. Para finalizar diré lo que si me echa del todo para atrás: 11 de marzo de 2011, 7 años después de la tragedia. En los actos de conmemoración de la misma, división total. La asociación de afectados que preside la señora Manjón, por un lado, proclamando su conformidad con la sentencia de los juicios contra los presuntos responsables de la masacre. Rindió homenaje a las víctimas en la estación madrileña de Atocha, junto a los sindicatos. La AVT de la señora Pedraza aboga por la reapertura del juicio y pone de manifiesto su disconformidad con la sentencia del mismo. Rindió homenaje a las víctimas en el Retiro, en el Bosque de los Ausentes.
Si uno de los cometidos de los perpretadores del atentado del 11-M en Madrid, era el de dividirnos, a fe que lo han conseguido. Podemos sufrir, otra vez, un atentado tan brutal como el del 2004, sea éste, cometido por gentes provenientes de montañas cercanas o de desiertos lejanos. Hemos mostrado bien a las claras nuestra debilidad, y nuestra predisposición a ser manipulados fácilmente, a ser ninguneados, a ser tomados por enanos mentales. Esto lo van a aprovechar, eso está claro.
El diablo nunca duerme.

lunes, 14 de marzo de 2011

"Cuando un día tu hijo te pregunte: ¿Qué son estos mandamientos, estas leyes y preceptos que nos ha prescrito el Señor?, tú responderás a tu hijo: Nosotros éramos esclavos del Faraón en Egipto, y el Señor nos liberó con su mano poderosa. El Señor hizo ante nuestros ojos milagros y prodigios grandes y terribles contra Egipto, el Faraón y toda su casa, y a nosotros nos sacó de allí para llevarnos a la tierra que había jurado dar a nuestros padres. Y el Señor nos ha ordenado poner en práctica todas estas leyes y temer al Señor, nuestro Dios, para que seamos dichosos y vivamos, como nos ha concedido hasta ahora. Ésta será nuestra justicia: guardar y poner en práctica íntegramente estos mandamientos en presencia del Señor, nuestro Dios, como él nos lo ha odenado".
(Deuteronomio 6, 20-25)

martes, 8 de marzo de 2011

La Crisis y la Historia.


Si estudiamos pormenorizadamente la historia de las distintas civilizaciones que en el mundo han sido, nos daremos cuenta de que la caída de unas y el paso a otras nuevas, no se produce de un día para otro, de buenas a primeras. Se va produciendo a lo largo de décadas, poco a poco, inflándose como una burbuja, hasta que la civilización en cuestión estalla, no pudiendo aguantar más los niveles de decaimiento que dan con ella en el suelo. Si abrimos cualquier libro de historia, al tratar el tema de la caída de cualquier imperio, de cualquier civilización pasada, el historiador desgranará, una a una, las causas por las cuales esto sucedió. Leeremos, por ejemplo, crisis demográfica, crisis cultural, crisis de las ciudades, crisis de la agricultura... Todas ellas serán explicadas por el historiador, todas ellas serán desgranadas y clasificadas hasta reunir todas las piezas del puzzle histórico del deceso de una cultura. En unas pocas páginas se nos relatará lo que duró lustros, décadas, incluso siglos de decaimiento, hasta que un sistema, un imperio o una civilización, fue a dar con sus huesos en el cementerio de la historia.
Nuestra civilización también, como les pasó a otras muchas a lo largo de la historia, está enferma, está herida de muerte, y no podemos hacer nada por hacer que se cure. Se puede, como nos está pasando a nosotros, morir de éxito. También se puede morir de contradicción. Nosotros estamos muriendo, en estos días, ahora mismo, de ambas enfermedades.
Nos hemos dotado, para nuestro modo de vida de un sistema de crecimiento infinito. Una economía que no crece, es una economía muerta, decimos. Eso si, para ello, necesitamos ingentes cantidades de materias primas, así mismo, infinitas, y a bajo precio. El crecimiento de un país, no se mide por el bienestar de la mayoría de sus ciudadanos, ni por las diferencias de renta que hay entre sus ciudadanos ricos y sus ciudadanos pobres. Se mide por la capacidad de consumo o de productividad, o de ambas cosas a la vez. Para ambas cosas una economía plenamente desarrollada necesita disponer de ingentes cantidades de petróleo, de gas natural, de energía barata y fácil de obtener.
Los varemos que nos dicen que China es un país emergente, no son los índices de desigualdad que hay entre sus ciudadanos, ni de escolarización, ni de médicos por habitante. Nada de eso. Los varemos que nos dicen que China es un país emergente son; la capacidad de consumir materias primas baratas, por parte de su industria, para crecer y a su vez producir, y en un futuro, la capacidad por parte de sus ciudadanos para consumir. Para ello necesitará de cada vez más cantidades de petróleo, gas y energía barata. Por tanto tenemos a China, a India, a Brasil y a otros, llamando a las puertas del primer mundo, con los argumentos de este para crecer, pero dependiendo de unas materias primas, finitas, limitadas. No hay suficiente petróleo para todos, si seguimos creciendo así. Tampoco otras materias primas. Esa es la causa, por ejemplo del conflicto en Libia. Fue tambien la causa del conflicto en Iraq y en Afganistán, y ha sido la causa de los distintos confictos que ha habido en los últimos cuarenta años.
Hoy, hay gente que nos dice, por activa y por pasiva que China será, en un futuro próximo, la primera potencia mundial. Permitan que lo dude. La próxima primera potencia mundial que releve a los Estados Unidos y a la Europa Occidental en el liderazgo mundial, aún está por asomar la cabeza. Eso si, no será una dictadura comunista de mil millones de siervos-esclavos. Será el país que logre que el crecimiento económico se corresponda a las necesidades reales de su población, que logre una economía basada en el crecimiento responsable y en el bienestar de todos. Por supuesto, el sistema de ese país deberá ser democrático. China, por lo tanto no me vale.
Estamos asistiendo, día a día, a la caída de unos protagonistas, y a la subida de otros. Hasta que esto termine de reajustarse, pasarán lustros, décadas, quizá un siglo. Nadie lo sabe. Todavía tendremos que sufrir mucho. Los finales de ciclo son siempre dramáticos.
Al final, de lo que se trata es de haber aprendido la lección, de aprender de la historia para no volver a cometer los mismos errores.
¿Podremos hacerlo?

sábado, 5 de marzo de 2011

Singularia.


Hace casi tres años que se produjo el debate Solbes-Pizarro, tras el cual se nos anunció que el vulgo le había dado la victoria al ahora ex-ministro de economía socialista. Solbes no ganó aquel debate porque expusiera los elementos más convincentemente; tampoco por su brillantez expositiva. Simple y llanamente, Solbes ganó el debate porque, en el le dijo al personal lo que este quería oir, ni más ni menos. Lo demás vino por si solo. La deducción de los 400 euros, el "cheque bebé" y medidas similares ayudaron a que la gente apostara mayoritariamente por ZP y su rocambolesca manera de gobernar. Fue la época en que Zapatero y Solbes, a dúo, como los "Hermanos Calatrava", negaban que en España existiera ninguna crisis, todo lo más, decían, una pequeña desaceleración transitoria.
Para los próximos dos meses, el gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido por la "liberal" Esperanza Aguirre (Por la cual hacemos votos desde aquí para su pronta recuperación), se ha vuelto a sacar de la manga lo del cine para los abuelos a un euro, una vez por semana. Una parte importante de los jubilados madrileños tiene dificultades para llegar a fin de mes, eso si, pueden ir al cine, por obra y gracia de su "desgobierno autonómico" por un eurito de nada. No; no se equivocan si están pensando que esta medida es puro y simple electoralismo, a dos meses vista de las elecciones autonómicas y municipales. Luego, igual, casi seguro, venga el "tio Paco" con las rebajas, pero por ahora, ahí tienen. Eso si; todo a cargo del contribuyente, como no podía ser de otro modo, tratándose de "liberales" de pura cepa, como los que gobiernan los destinos de la "villa y zanja" y sus alrededores. Pero lo mejor de todo es que invitan al cine a todos los jubilados, tengan estos la renta que tengan. Esto es; se subvenciona el cine igual al juez retirado con una mega-pensión que al pobre peón de albañil al que le ha quedado una pensión ridícula. Igualitarios que somos, para que luego digan. Puro estilo "zapateril" de gobernar, por parte de la "alternativa" del Partido Popular, que por cierto, saca, elección tras elección mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid. Para que luego se quejen.
Para dentro de unos días hay anunciado un acto de celebración de los diez años sin servicio militar obligatorio. Al mismo, doña Carmen Chacón, tiene previsto invitar a personajes de la farándula, combinados con la cúpula del ejército, a la que por cierto, parece ser, y con razón, que no le gusta un pelo esta celebración. Efectivamente, ahora se cumplen diez años desde que el gobierno de José María Aznar se cargara el servicio militar obligatorio. No se confundan; para nada añoro la "mili" obligatoria, en cambio, pienso, que se podría haber sustituído esta por, digamos, un periodo de instrucción militar para civiles, lo que era el periodo de tres meses de que constaba el CIR (El resto del periodo del antiguo servicio militar no tenía sentido y era una academia del escaqueo). Acabado ese periodo de formación, obligatorio para todos, hombres y mujeres, si alguien quisiera optar por quedarse y hacerse profesinal en el ejército pasando las pruebas pertinentes, miel sobre ojuelas. Pienso que todos los ciudadanos, sin distinción de sexo, clase social, ideología o religión debería pasar por un pequeño periodo de entrenamiento militar, lo cual convertiría al ejército en mixto, esto es parte obligatorio y parte voluntario y profesional. La defensa es algo que nos incumbe a todos un poco. Esa es la realidad, pero como los políticos son seres ajenos a esa realidad y doña Carmen Chacón aspira a ser la primera persona, mujer y catalana, en "monclovizarse", ha estimado que está muy bien eso de celebrar los diez años de la no "mili". Una vez más se opta por lo no conveniente y por lo que suena bien a los oidos de los votantes. Una vez más se opta por el electoralismo, sabiendo que su semilla cae en terreno abonado. La supresión de la mili fue en su tiempo, hace diez años uno de los señuelos electorales y populistas del ínclito Aznar. Da igual que el ejército exclusivamente profesional sea demasiado caro para un país como España y que sería conveniente un servicio militar obligatorio para formar al ciudadano en la defensa interna del país ante ataques del exterior y un servicio profesional, especializado y voluntario, para misiones en el exterior.
Hemos puesto tres ejemplos de políticos de uno y otro bando que medran en sus poltronas, no haciendo lo más conveniente para todos, sino haciendo lo más conveniente para ellos, y para el oído de sus potenciales electores. A estos que nos desgobiernan, PSOE o PP, los ha puesto ahí una ciudadanía acomodaticia, aborregada y singular, muy singular, que vende su voto por cuatrocientos euros, que cree a pies junillas a todos estos mercachifles, que se mantiene sentadita en su sillón mientras los expolian. Una raza de zampabollos, idiotizados por el consumismo y por el pan y circo, analfabetizados, bobalicones, que elección tras elección cree, una y otra vez a todos estos sinvergüenzas sin escrúpulos.
Por eso, yo aquí, ahora, digo que no hay un solo responsable de esta situación. No es solamente ZP, Rajoy o "Perico el de los palotes", el responsable de éste desastre de país en el que se ha convertido España. El responsable máximo, es el pueblo soberano que los ha puesto ahí, sin debate verdadero, sin espíritu crítico y sin espíritu constructivo. La prueba de todo esto que digo la tendrán en las próximas citas electorales. La situación que vivimos de corrupción, de nepotismo, de degradación y de inmoralidad era para que cambiara radicalmente, desde los cimientos, el panorama político español. Seguirán los mismos, alternándose. Cánovas o Sagasta. España, la eterna España.
Es lo que hay.

martes, 1 de marzo de 2011

"Pero si no me obedecéis y no ponéis en práctica todos mis mandamientos; si despreciáis mis leyes, desdeñáis mis prescripciones, no ponéis por obra mis mandatos y rompéis mi alianza, yo me portaré con vosotros de la misma manera; haré venir sobre vosotros el espanto, epidemia y fiebre, enfermedades de los ojos agotamiento de la vida. Sembraréis en vano, pues los enemigos comerán el fruto de vuestras semillas. Me volveré contra vosotros, y seréis vencidos por vuestros enemigos; éstos os dominarán y huiréis aunque nadie os persiga. Si todavía no me obedecéis, multiplicaré por siete mis castigos por vuestros pecados; haré pedazos vuestra fuerza orgullosa, haré vuestro cielo duro como el hierro y vuestra tierra dura como el bronce. Se empleará en vano vuestra fuerza, pues la tierra no producirá nada y los árboles del campo no darán sus frutos. (...)
Os comeréis a vuestros hijos y a vuestras hijas. Destruiré vuestras colinas idolátricas, destrozaré los altares de vuestros perfumes, amontonaré vuestros cadáveres sobre los cadáveres de vuestros ídolos y os aborreceré. Convertiré en desiertos vuestras ciudades, devastaré vuestros santuarios y no aspiraré más el aroma de vuestros sacrificios. Yo mismo arrasaré la tierra, y hasta vuestros enemigos se quedarán estupefactos cuando vengan a habitarla. A vosotros os dispersaré entre las naciones y os perseguiré con la espada desenvainada. Vuestra tierra será una desolación y vuestras ciudades un montón de ruinas.
Entonces la tierra disfrutará de sus descansos sabáticos mientras dure su desolación y vosotros estéis en tierra de vuestros enemigos. Entonces podrá la tierra descansar y recuperar sus sábados. Durante todo el tiempo de su desolación tendrá el descanso que no tuvo en los días de sábado, cuando vosotros vivíais en ella. A vuestros supervivientes les infundiré tal espanto en sus corazones cuando se encuentren en la tierra de sus enemigos, que el movimiento de una hoja los espantará, los hará huir como se huye delante de la espada, y caerán sin que nadie los persiga. Tropezarán y caerán unos sobre otros, como cuando se huye delante de la espada, sin que sean en realidad perseguidos. No podréis resistir ante vuestros enemigos, pereceréis entre las naciones y el país de vuestros enemigos acabará con vosotros. Los supervivientes perecerán en tierra enemiga a causa de las propias iniquidades y las de sus padres. Reconocerán sus iniquidades y las de sus padres, las infidelidades contra mí y la oposición que me hicieron, por lo que yo también me opuse a ellos y los llevé a tierra enemiga. Entonces humillarán su corazón incircunciso y el castigo quedará satisfecho. Yo me acordaré de mi pacto con Jacob, de mi pacto con Isaac, de mi pacto con Abraham, me acordaré de la tierra.
Cuando ellos hayan abandonado la tierra, ésta disfrutará de sus sábados durante el tiempo de su desolación, ellos sufrirán su castigo por haber despreciado mis mandamientos y haber aborrecido mis leyes. A pesar de todo, cuando estén en la tierra de sus enemigos, yo no los rechazaré ni los aborreceré hasta el punto de aniquilarlos y romper mi alianza con ellos, porque yo soy el Señor, su Dios. Me acordaré, en favor suyo, de la alianza que hice con sus antepasados, cuando los saqué de Egipto a los ojos de las naciones para ser su Dios; yo, el Señor".

(Levítico 26, 14-45)