Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

domingo, 20 de marzo de 2011

Libia: Entre el cinismo, la mentira y los intereses político-económicos.


No es fácil ser cínico. Para serlo y tener éxito, lo primero que hay que hacer es parapetarse detrás de una fenomenal dosis de mentira. Eso es fundamental. Seguidamente, se debe proceder a repetir, una y mil veces, una mentira o una media verdad, eso lo dejamos a la elección del cínico en cuestión, por aquello de que una mentira mil veces contada, se acaba convirtiendo en verdad. Para finalizar, se debe contar con una masa gobernada, (En el caso de que el cínico en cuestión sea político) y gobernable, desmemoriada, de cerviz blanda, moldeable, idiotizada y con aires de grandeza. Si contamos con todos esos ingredientes el éxito está asegurado para nuestra carrera cínico-política.
Hace unos años, cuando nuestro actual desgobernador actuaba de jefe de la oposición, ocurrió que al desgobernador de entonces, José María Aznar y López, le dio por creerse Eisenhower, presidente de una superpotencia mundial. Entonces el tirano a batir era Sadam Husseín, presidente plenipotenciario de Iraq. Sadam era un tiranuelo más del Medio Oriente, colocado, alimentado, asistido, por los yankis. Ocurrió que un día se quiso adueñar de uno de los mini-corrupto-petro-estados, que circundan el Golfo Pérsico, vecino al suyo. Pasó en cuestión de días de ser el amiguete de Estados Unidos en la zona, a ser el enemigo público número uno. Primero en 1991, y luego en el 2003, la bravuconada le costó cara a Sadam y al pueblo al que tiranizó durante décadas. Cuando era amigo de Occidente, masacró a los kurdos del norte y a los chiíes, sin que aquello importara el pedo de una mosca a nadie. Cuando cambiaron las tornas, Sadam era el tirano más tirano de todos los tiranos, hasta su captura, su juicio y su ejecución.
Como decimos, nuestro desgobernador de entonces, Aznar López, pensó que ir a Iraq acompañando al "primo del Zumosol", era tan fácil como pegarle a un borracho en plena calle. La progresía imperante salió a la calle (Con razón quizá, no digo yo que no) y entonó aquello del "no a la guerra". Como podrán comprobar si observan la imagen con la que ilustramos éste artículo, se alegaba que aquello no era una guerra en favor de la liberad, ni nada que se le pareciera, sino un conflicto con fines económicos. Desde aquellos hechos, han pasado ocho años.
Ante la incipiente participación de ZP junto a Francia, Reino Unido y Estados Unidos en la nueva guerra contra la Libia propiedad de otro tiranuelo que tal baila; Gadafi, se le ha preguntado a algunos miembros de la "farándula cejera" que por qué no salen ahora a protestar en contra de esta guerra: NS/NC. El cínico que no se levantaba ante el paso de la bandera yanki, el mismo que entonaba el "No a la guerra", forma parte hoy de la acción internacional contra el dictador libio, quizá ahí esté la respuesta.
No se vayan todavía; aún hay más:
Ángela Merkel, canciller alemana: "No participaremos en las medidas militares, pero compartimos los objetivos". Igual se refiere la señora a las elecciones regionales que se van a llevar a cabo en Alemania en las próximas fechas, y por ello, ha hecho aflorar un cinismo fuera de lo común en doña Ángela, como pueden comprobar. De estas declaraciones, extraemos que si no estuviera en pleno proceso electoral, comandaría junto a Sarkozy la siempre pobre, ridícula, interesada y ridícula respuesta europea a los conflictos internacionales.
Anders F. Rasmussen, secretario general de la Otan: "Es un mensaje alto y claro para que Gadafi detenga su brutal violencia". La población libia, tras escuchar el mensaje de Rasmussen, se pregunta si no podrían haber entonado ese mensaje, tan alto y tan claro, unos años antes. ¡Ah, claro. Que antes estaban a partir un piñón con el coronel!. Va a ser eso.
Ban Ki Moon, secretario general de la ONU: "Es una situación difícil en la que miles de vidas siguen en peligro". Siguen en peligro después de años de soporte de países como Francia, Italia, España o el Reino Unido al dichoso coronel Gadafi. No está nada mal. Lo de la ONU es de órdago a la grande. No dejo de preguntarme para que sirve.
José Luís Rodríguez Zapatero, presidente del gobierno español: "La comunidad internacional no se va a dejar engañar por el régimen libio". Eso desde luego. Primero lo armamos durante años y luego tiramos contra el y nos sacamos del sobaquillo otra guerra por la libertad. En todo caso, el que se podría dar por engañado es Gadafi, ¿no?.
Hillary Clinton, secretaria de estado de EE.UU: "La negativa de Gadafi a detener la violencia no nos deja otra opción". Señora, es que Gadafí nunca ha detenido la violencia contra su pueblo. ¿Hasta ahora no se da usted cuenta?.
Podríamos estar horas y horas poniéndoles ejemplos de cinismo, mentiras, medias verdades y crueldades varias al servicio de los intereses geoestratégicos de los que controlan el cotarro mundial. No quiero cansarles.
La crueldad, la manipulación, la falacia, la tergiversación, y la mala baba, no son patrimonio exclusivo de los políticos patrios. Todo este "tomate" fue lo primero que globalizaron los "malos": La democracia participativo-televisiva-idiotizadora, no es un invento nuestro. Nosotros lo hemos importado, como las hamburguesas, como el ketchup, como la pizza de anchoas, como el bidé, como la pólvora. Como todas estas cosas, ha venido para quedarse.
Que nos sea leve a todos.

No hay comentarios: