Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

sábado, 5 de marzo de 2011

Singularia.


Hace casi tres años que se produjo el debate Solbes-Pizarro, tras el cual se nos anunció que el vulgo le había dado la victoria al ahora ex-ministro de economía socialista. Solbes no ganó aquel debate porque expusiera los elementos más convincentemente; tampoco por su brillantez expositiva. Simple y llanamente, Solbes ganó el debate porque, en el le dijo al personal lo que este quería oir, ni más ni menos. Lo demás vino por si solo. La deducción de los 400 euros, el "cheque bebé" y medidas similares ayudaron a que la gente apostara mayoritariamente por ZP y su rocambolesca manera de gobernar. Fue la época en que Zapatero y Solbes, a dúo, como los "Hermanos Calatrava", negaban que en España existiera ninguna crisis, todo lo más, decían, una pequeña desaceleración transitoria.
Para los próximos dos meses, el gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido por la "liberal" Esperanza Aguirre (Por la cual hacemos votos desde aquí para su pronta recuperación), se ha vuelto a sacar de la manga lo del cine para los abuelos a un euro, una vez por semana. Una parte importante de los jubilados madrileños tiene dificultades para llegar a fin de mes, eso si, pueden ir al cine, por obra y gracia de su "desgobierno autonómico" por un eurito de nada. No; no se equivocan si están pensando que esta medida es puro y simple electoralismo, a dos meses vista de las elecciones autonómicas y municipales. Luego, igual, casi seguro, venga el "tio Paco" con las rebajas, pero por ahora, ahí tienen. Eso si; todo a cargo del contribuyente, como no podía ser de otro modo, tratándose de "liberales" de pura cepa, como los que gobiernan los destinos de la "villa y zanja" y sus alrededores. Pero lo mejor de todo es que invitan al cine a todos los jubilados, tengan estos la renta que tengan. Esto es; se subvenciona el cine igual al juez retirado con una mega-pensión que al pobre peón de albañil al que le ha quedado una pensión ridícula. Igualitarios que somos, para que luego digan. Puro estilo "zapateril" de gobernar, por parte de la "alternativa" del Partido Popular, que por cierto, saca, elección tras elección mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid. Para que luego se quejen.
Para dentro de unos días hay anunciado un acto de celebración de los diez años sin servicio militar obligatorio. Al mismo, doña Carmen Chacón, tiene previsto invitar a personajes de la farándula, combinados con la cúpula del ejército, a la que por cierto, parece ser, y con razón, que no le gusta un pelo esta celebración. Efectivamente, ahora se cumplen diez años desde que el gobierno de José María Aznar se cargara el servicio militar obligatorio. No se confundan; para nada añoro la "mili" obligatoria, en cambio, pienso, que se podría haber sustituído esta por, digamos, un periodo de instrucción militar para civiles, lo que era el periodo de tres meses de que constaba el CIR (El resto del periodo del antiguo servicio militar no tenía sentido y era una academia del escaqueo). Acabado ese periodo de formación, obligatorio para todos, hombres y mujeres, si alguien quisiera optar por quedarse y hacerse profesinal en el ejército pasando las pruebas pertinentes, miel sobre ojuelas. Pienso que todos los ciudadanos, sin distinción de sexo, clase social, ideología o religión debería pasar por un pequeño periodo de entrenamiento militar, lo cual convertiría al ejército en mixto, esto es parte obligatorio y parte voluntario y profesional. La defensa es algo que nos incumbe a todos un poco. Esa es la realidad, pero como los políticos son seres ajenos a esa realidad y doña Carmen Chacón aspira a ser la primera persona, mujer y catalana, en "monclovizarse", ha estimado que está muy bien eso de celebrar los diez años de la no "mili". Una vez más se opta por lo no conveniente y por lo que suena bien a los oidos de los votantes. Una vez más se opta por el electoralismo, sabiendo que su semilla cae en terreno abonado. La supresión de la mili fue en su tiempo, hace diez años uno de los señuelos electorales y populistas del ínclito Aznar. Da igual que el ejército exclusivamente profesional sea demasiado caro para un país como España y que sería conveniente un servicio militar obligatorio para formar al ciudadano en la defensa interna del país ante ataques del exterior y un servicio profesional, especializado y voluntario, para misiones en el exterior.
Hemos puesto tres ejemplos de políticos de uno y otro bando que medran en sus poltronas, no haciendo lo más conveniente para todos, sino haciendo lo más conveniente para ellos, y para el oído de sus potenciales electores. A estos que nos desgobiernan, PSOE o PP, los ha puesto ahí una ciudadanía acomodaticia, aborregada y singular, muy singular, que vende su voto por cuatrocientos euros, que cree a pies junillas a todos estos mercachifles, que se mantiene sentadita en su sillón mientras los expolian. Una raza de zampabollos, idiotizados por el consumismo y por el pan y circo, analfabetizados, bobalicones, que elección tras elección cree, una y otra vez a todos estos sinvergüenzas sin escrúpulos.
Por eso, yo aquí, ahora, digo que no hay un solo responsable de esta situación. No es solamente ZP, Rajoy o "Perico el de los palotes", el responsable de éste desastre de país en el que se ha convertido España. El responsable máximo, es el pueblo soberano que los ha puesto ahí, sin debate verdadero, sin espíritu crítico y sin espíritu constructivo. La prueba de todo esto que digo la tendrán en las próximas citas electorales. La situación que vivimos de corrupción, de nepotismo, de degradación y de inmoralidad era para que cambiara radicalmente, desde los cimientos, el panorama político español. Seguirán los mismos, alternándose. Cánovas o Sagasta. España, la eterna España.
Es lo que hay.

No hay comentarios: