Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

sábado, 30 de abril de 2011

"No violes el derecho del emigrante, ni del huérfano, ni tomes en prenda los vestidos de la viuda. Recuerda que fuiste esclavo en Egipto y que el Señor, tu Dios, te dio la libertad. Por eso te ordeno que cumplas la ley"
(Deuteronomio 24-17,18)

jueves, 28 de abril de 2011

Manipulación: Si o Si.


¿Qué es manipulación? ¿Y tu me lo preguntas? Manipulación eres tu.
Hace días hubo una bronca bastante sonada entre la presentadora de Televisión Española, Ana Pastor, y la secretaria general del PP, Mª Dolores de Cospedal, a cuento de la manipulación informativa en TVE.
Qué en Televisión Española se manipula. Toma, y en Tele Madrid, y en Canal Sur, y en la televisión de Cataluña, y en la gallega, la vasca, la valenciana, la asturiana, la extremeña, la murciana, la manchega...(Arf, arf, arf, arf) En todas.
Es muy común confundir, servicio público, con para mi servicio público.
Servicio público es, por ejemplo la BBC, en el Reino Unido, la cual la pagan todos los británicos, los cuales son conscientes de ello, y goza de una libertad de actuación y de una despolitización, fuera de lo común y nunca vista, por supuesto, en España. Pero; qué piensa la señora De Cospedal. Cómo no va a haber manipulación informativa en TVE si está controlada por los políticos. Ahora por los del PSOE. Mañana por los del PP. ¿Renunciará el PP, cuando Mariano suba a la poltrona (Si Dios no lo remedia antes) al control político en TVE? ¿Renunciará el PP a nombrar pseudo-periodistas de su cuerda para dirigir los informativos cuando gane las elecciones? ¿Ve habitualmente doña Mª Dolores, por ejemplo, Tele Madrid? ¿Puede asegurar que en la cadena pública madrileña no se manipula? ¿Y en el Canal 9 Valenciano?.
Está muy bien que se denuncie la manipulación en los medios de comunicación públicos.
Está mejor que se predique con el ejemplo.

miércoles, 27 de abril de 2011

"No explotes al pobre y al indigente, ya sea uno de tus hermanos o uno de los extranjeros que viven en tus ciudades. Págale cada día su salario antes de ponerse el sol, pues es pobre y espera impaciéntemente su jornal. De lo contrario apelará al Señor y tú serás culpable".
(Deuteronomio 24-14,15)

martes, 26 de abril de 2011

La Frase: Andreu Buenafuente.


"Se tiene que invertir toda esa rabia que circula por internet en salir a la calle. Movilizarnos, decirles a los culpables de la crisis que no tragamos. Hay que mover más el culo y menos el ratón del ordenador".

lAndreu Buenafuente...que razón tienes majo...

lunes, 25 de abril de 2011

Experimentos.


Empiezo a estar hasta las gónadas de los experimentos sociales. Los políticos a sueldo de los oligarcas nos han tomado por conejillos de indias, por ratones de laboratorio, por pura y simple carne y huesos.
Las leyes anti-tabaco que, ya es casualidad, han puesto en marcha todos los gobiernos del mundo, son un ejemplo. La cosa está clara. Detrás de la persecución el entabacado ciudadano, está una sanidad pública vendida a la oligarquía, que se hará cargo de ella. Pagaremos el seguro médico, como pagamos el del coche, el de la casa o el de decesos. La rentabilidad de un seguro privado es precisamente esa: Usted paga para no recibir ningún servicio a cambio. Paga por si acaso. Nos quieren sanos cómo una manzana, para pagar, pagar y pagar, y ni recibir nada a cambio. La seguridad social tal y cómo la conocemos la harán quebrar en breve. Preparense.
Luego está además el componente de control del grado de contestación de la población. El experimento tabaquil ha satisfecho a los malos de sobremanera. "Nada por aquí, nada por alláç2. El personal se ha saltado la norma en contadísimas ocasiones. Por regla general, inclusive, si alguien fuma a nuestro lado, aunque sea en la calle, lo vemos con malos ojos, cómo un apestado. Quien lo iba a decir hace sólo unos años; ¿Se acuerdan?, cuando nos comíamos esos pucheros de callos con chorizo en tascas llenas de humo y de mugre. Qué tiempos.
Hay distintos experimentos sociales puestos en marcha. Los malos no descansan en su empeño de cambiar la sociedad mundial y dejarla lista para que atienda a sus intereses.
El mal llamado laicismo es un ejemplo. Yo mejor lo llamaría anti-religiosidad, anti-cristianismo, anti-catolicismo, pero laicismo, me da en la nariz que no va a ser.
En esta pasada Semana Santa casi asistimos a uno de esos experimentos: Las procesiones laicas (Mal llamadas, ya digo) que se intentaron organizar en el centro de Madrid en paralelo con las procesiones religiosas. No vamos a entrar en el debate de lo idóneo o no, de que un pueblo confunda la fe en Dios con la fe en la imagen del Cristo de las Tres Caídas. Eso hoy no toca. Si entraremos en lo que tiene de provocador el intento de hazaña (Al final se prohibió) por parte de la mesnada progre. Hace tiempo que se viene tocando las narices al personal con el tema. La prohibición de los crucifijos en lugares públicos, los ataques a capillas católicas en algunas universidades, los anuncios en la publicidad del transporte público de algunas ciudades poniendo en cuestión la existencia o no de Dios...Todo ello conduce a un fin: La sociedad sin religión, sin credo, sin moral, sin ideología, sin cultura, sin escrúpulos, sin sentido común...Es verdad que hay algo de contestación, en general poca. El catolicismo es una religión que atraviesa una profunda crisis. Ellos lo saben. Es cierto que en la Universidad Complutense, después de los ataques recibidos, la capilla católica tiene ahora el lleno en cada Eucaristía que se celebra allí. ¿Por cuanto tiempo? Lo dicho, saben de la crisis de fe que atraviesa el catolicismo (Sobre ello hablaremos en otro momento) y por eso atacan. De todos modos; ésto es otro experimento social al que no hay contestación.
Podríamos poner muchos más ejemplos. (La rebaja del límite de velocidad a 110 Km/h, el corralito financiero de principios de década en Argentina, diversos atentados aún no aclarados del todo) No quiero ponerme conspiranoico. Todo esto pasa con la visto bueno del personal, aborregado, pasota, consumista compulsivo e idiotizado que se ha dejado comer el terreno sin decir esta boca es mía, incluso, llevando al poder, en bolandas, a los que luego les están robando la merienda.
No es cuestión de conspiracionismo ni de todo lo contrario. Es cuestión de sentido común. Sencillo, ¿no?.

domingo, 24 de abril de 2011

"No violentes el derecho, no hagas acepción de personas, no aceptes regalos, porque los regalos ciegan los ojos de los sabios y corrompen las sentencia de los justos".
(Deuteronomio 16, 19)

jueves, 21 de abril de 2011

Mauricio o las elecciones primarias.


...
A pesar de la perspectiva de los juegos olímpicos, la ciudad había caído en una especie de tristeza incómoda. Las conversaciones languidecían, las reuniones eran aburridas. A nadie le resultaban interesantes las ideas de los demás, ni siquiera las propias. El dinero circulaba con profusión, pero sin entrar en contacto con la vida real. Había un estado general de queja. El desenfreno de la época anterior había dejado paso a una red de relaciones mecánicas, un poco sucias. El presente contaminaba el pasado: al volver la vista at´ras todo el mundo reinterpretaba sus actos bajo una luz fría y crítica y el idealismo de los años anteriores se les atojaba ahora como algo estúpido, cuando no hipócrita. En este ambiente desazonado medraban los sinvergüenzas y los que actuaban al amparo de las sombras. Los que habían puesto sus esperanzas en el futuro se desdecían y los que habían callado se vanagloriaban ahora de haber augurado lo peor en su fuero interno.
Los que habían empezado actuando por altruísmo se dejaban corromper, unos por codicia o imporalidad, otros por desaliento. La opinión pú lica se resignaba. Temas nuevos ocupaban la atención de la gente, temas triviales, que los medios de comunicación se encargaban de propagar y alimentar. Nunca la falta de decoro había llegado a tales límites con el aplauso generalizado.
Los intelectuales cerraban la boca por temor a las represalias o por ambición, vendían su silencio e incluso su complicidad a cambio de dinero o de una fama pasajera y provinciana. La adulación y el cohecho volvían a abrir todas las puertas.
Los políticos habían aprendido las posibilidades del poder y se injerían en todos los campos sin desimulo. Muchos sobrepasaban los límites de los permisible y se veían obligados a dejar sus cargos, pero el escándalo duraba poco y no tenía consecuencias prácticas.
Las finanzas lo dominaban todo.
Mientras esto ocurría, la salud de la Porritos se agravaba. Seguía en casa, al cuidado de la señora Marcela, pero en condiciones insostenibles.
...


(Mauricio o las elecciones primarias. Eduardo Mendoza. Seix Barral. 2006)

lunes, 18 de abril de 2011

La Ultraderecha.


En Finlandia controla el cotarro, tras las elecciones un partido denominado por la prensa oficial, de ultraderecha. Los Auténticos Finlandeses, que así es cómo más o menos se traduce el nombre del partido de marras, han quedado en las elecciones al parlamento de aquel país en tercer lugar. Como nadie tiene mayoría absoluta, tiene la llave para hacer gobernable o no, el parlamento finés.
Los Auténticos Finlandeses abogan por no pagar con el dinero de todos los desmanes de los bancos, de los especuladores y de los "eurosinvergüenzas" que nos han llevado al borde del precipicio. Están en contra de crear ningún fondo para rescatar a Portugal, a Grecia, a Irlanda, en un futuro, presumiblemente, también a nosotros, no porque tengan nada contra los europeos del sur, sino porque no comprenden por qué tienen que ser ellos los paganos de nuestra fiesta.
Es curioso: Según los cánones del buen movimiento fascistoide, nazi, autoritario, ultraizquierdista, estalinista, revolucionario, de masas; estos se suelen producir en países con una pobreza más que aparente. Finlandia goza de una aceptable salud económica fruto de no poner todos los huevos en la misma cesta, lo cual en economía es algo fundamental, no tiene un índice de desempleo demasiado alto, su inflación está controlada. ¿No les parece curioso que todos los movimientos, tachados de ultraderecha por la prensa a sueldo de las oligarquías anti-nacionales y anti-estado, se den en países con un nivel alto de desarrollo, sobre todo en el norte de Europa? En Holanda ha surgido un movimiento nacionalista que se pregunta si tanta inmigración incontrolada, si tanto burka, si tanto anti-occidental viviendo dentro de sus fronteras, es bueno. También en Suecia y en Dinamarca. Asómbrense; también en Alemania (Peligro).
En resumen: En Finlandia ha surgido un partido, que está en contra de la construcción europea burocrática, caciquil, de espaldas a la ciudadanía, que se salta la soberanía de los distintos estados, corrupta, despilfarradora y usurera. Los "periodistas" oficiales del imperio los tachan de ultraderechistas peligrosos.
¡Pos Güeno!

viernes, 15 de abril de 2011

España no es Portugal...


Eso es al menos lo que nos dicen nuestros radiotelepredicadores económicos de cabecera, machaconamente. Ellos todo lo dicen machaconamente, sobre todo, lo que no va a pasar.
Repetían machaconamente que el sistema bancario español no tendría problemas, que era chupi piruli, supermegaguay, sssspléndido de la muerte.
Repetían machaconamente, cuando estalló la crisis griega, que nosotros no teníamos nada que ver con los griegos, que ellos eran unos bandarras, que habían estafado a todo el mundo, que habían falseado las cuentas, que allí todo el mundo engañaba a todo el mundo, y ambos mundos, al estado.
Repetían machaconamente que no éramos Irlanda, tampoco. Eso si, repetían eso después de haber alabado la ficticia economía irlandesa por activa y por pasiva. Conminaban a nuestros políticos a imitar a los políticos irlandeses y bajar al mínimo los impuestos a las grandes transnacionales para que se asentaran aquí también. El "tigre celta", llamaban a la entrañable y verde Eire, los "expertos" en economía hispanos.
Ahora, tras la caída de la siguiente ficha, Portugal, país hermano, que no amigo, nos repiten machaconamente que España no es Portugal. Tienen razón: Portugal tiene la mitad de desempleo que nosotros, no ha sufrido una burbuja inmobiliaria cómo nosotros, no tiene a una parte importante de su ciudadanía endeudada hasta el cuello, sus decisiones económicas no están supeditadas a 17 satrapías autonómicas,tiene unidad de mercado, su PIB está mas repartido que el nuestro, esto es: su riqueza no la genera mayoritariamente la construcción y el turismo, sino que está más repartida entre otros sectores. Cómo podrán comprobar todo lo referente al rescate del país luso, no son más que noticias tranquilizadoras. No se porque la gente tiene tanto miedo y hace tantas comparaciones entre Portugal y nosotros.
Así pues; ustedes sigan tranquilos. No se alteren. No se enfaden. Miren cómo Fernando Alonso lleva los colores patrios a lo más alto; disfruten con los goles de Cristiano Ronaldo, los de Messi, los de Villa, los de Iniesta o Xavi; vean cómo la "Princesa del Pueblo" se desenvuelve en el neorrealismo televisivo, y sobre todo no se sofoquen y cómo dice la señora Salgado, consuman. Consuman mucho y bien, que son ustedes muy tacaños.
Aunque seguramente el cielo caerá sobre nuestras cabezas, cómo decía el jefe galo Abraracurcix: Eso no va a ocurrir precisamente mañana.
"Nunca faltarán pobres en la tierra; por eso te digo: Abre tu mano a tu hermano, al humillado y al pobre de la tierra"
(Deuteronomio 15, 11)

domingo, 10 de abril de 2011

Islandia.


El pueblo islandés decidió por mayoría, ayer, en un referéndum, no hacerse responsable de la quiebra de sus bancos, y por lo tanto no rescatarlos. Islandia hasta hace relativamente poco tiempo, era el paraíso en la tierra para los especuladores. Con una población de poco más de 300.000 habitantes, los bancos del país nórdico, daban pingües beneficios por depositar dinero en sus arcas. Miles de ciudadanos holandeses y británicos lo hicieron. El dinero depositado en los bancos islandeses era una barbaridad de veces superior al PIB de éste pequeño país. Los bancos quebraron, cómo podrán ustedes suponer. Ahora los ahorradores quieren su dinero. En los países civilizados las decisiones importantes las toma la ciudadanía, así que el gobierno islandés consultó a su pueblo y éste le dijo que no se hacían responsables de la mala praxis de sus entidades bancarias, que con su dinero no se rescataba a ningún banco, y que a quien Dios se la hubiera dado, San Pedro se la bendijera.
Como podrán suponer, en Holanda y Gran Bretaña no se han tomado muy bien esto. Imagino que los "malos", oligarcas, enemigos de la libertad, amigos del Nuevo Orden Mundial, tampoco. Imagino que Islandia será castigada en breve por su actitud contestataria. De momento amenazan al país con no dejarles entrar en la Unión Europea. Creo que la ciudadanía islandesa se ha puesto en seguida a temblar del miedo que les ha entrado ante esta perspectiva.
La noticia de que hay un país en el mundo que decide que con el dinero de sus impuestos no se va a salvar a ningún banco, reconcilia a uno con la humanidad entera.
Por supuesto si quieren informarse de la noticia por algún "medio de comunicación" patrio no podrán. En algún diario digital encontrarán la noticia escondida en una pequeña columna, si acaso. Éste ejercicio de desinformación es lógico por otro lado; la noticia de que en el mundo hay un país que se niega a seguir las pautas de los "malos", puede extenderse y hacer que cunda el ejemplo. En definitiva; no pueden consentir que haya más de una Islandia.
¿Se imaginan a los ciudadanos de Portugal, Grecia e Irlanda haciendo lo mismo? Los cimientos del "imperio" se resquebrajarían. ¿Se imaginan la situación islandesa llevada a España? Eso ya es mucho imaginar, ¿no?.

viernes, 8 de abril de 2011

La Verdad.


Es condición indispensable, si queremos salir del laberinto en el que nos hemos metido, usar cómo hilo a la verdad. Pero: ¿Qué es la verdad?. O mejor dicho: ¿Cual es la verdad? Porqué cada uno tiene su propia verdad. La verdad de la macroeconomía y los mercados, la verdad de la microeconomía, de la economía doméstica, del empresario, del asalariado, del especulador, del especulado, de los políticos...¡Hay tantas verdades!. Y todas y cada una están expuestas con grandes dosis de fundamento, o no, según se mire. Todos huyen cómo de la lepra de la única verdad que nos puede sacar de la ciénaga: La del sentido común y la de la vuelta a la economía real.
La verdad nos dice que las clases medias-bajas hispánicas dedican entre el 60 y el 70% de sus exiguas rentas a pagar una vivienda, bien sea esta en régimen de alquiler, bien sea esta comprada mediante una hipoteca leonina, con unas condiciones vejatorias. La verdad nos dice que, por ejemplo, en Alemania, el ciudadano medio dedica un exiguo 30% de un más que aceptable salario, a la misma cosa. El resto lo puede dedicar tranquilamente a consumir: Irse de vacaciones a Mallorca, a tostarse al sol borracho como una cuba, tener una segunda vivienda en la costa española, tener un buen coche, pagar peajes en las mejores autopistas de Europa, o simplemente, se puede dedicar a ahorrar. Esa es la verdad, la auteéntica, la que nos interesa a la mayoría.
Esa misma verdad nos dice, que el ciudadano español medio, para hacer lo mismo que el alemán, tiene que endeudarse hasta el moño. El consumo de bienes y servicios en España, está por los suelos, porque depende del crédito, porque la patronal, se niega a fomentar la demanda pagando sueldos del primer mundo, haciendo contratos dignos y estables y, como hace la patronal del mundo civilizado, arriesgando.
Alemania está cómo está, no por las exportaciones al exterior, cómo dicen los telepredicadores económico-televisivos. Que también está así, arriba, gracias a esas exportaciones. Alemania está cómo está, gracias a la demanda interna, mayormente, y a la estabilidad laboral de sus ciudadanos, y a que no se tienen que endeudar hasta las trancas con el ladrillo y a qué allí, el empresariado arriesga, no está a expensas de ver que es lo que privatiza el estado a precio de saldo, a costa de la corrupción político-inmobiliaria y a costa del empleo tercermundista que ofrecen, etc, etc. Encima, algunos, ni aún así son capaces de prosperar. Son tan malos, tan ineptos, tan cretinos, que aún contando con todo las ventajas oligárquicas del mundo, están en la más absulutas de las ruínas, fruto de su avaricia, de su irresponsabilidad y su falta de escrúpulos.
Esa es la verdad. Ahí está la crisis. Una crisis que está firmemente asentada en unos pilares de corrupción político-empresarial, de nepotismo y de inmoralidad, permitida por una mayoría de la población, que la ha consentido, la ha votado y ha convivido con ella durante lustros.
La verdad, no sólamente nos hará libres, sino que nos hará prósperos. Para salir del agujero es imprescindible hacer uso de la verdad. Sino es así, prepárense para lustros de pobreza y desamparo.
La vedad es el primer paso hacia la recuperación.
Lo iremos contando, Dios mediante.

miércoles, 6 de abril de 2011

La Imagen: Los niños soldados de Hugo Chávez.


Chávez quiere imponer la enseñanza militar en las escuelas venezolanas, como Hitler, como Stalin. Tiene a quien parecerse el bueno de don Hugo.

viernes, 1 de abril de 2011

¿Se puede ser incongruente con uno mismo?


Dice la leyenda, urbana, rural o mixta, que el ex presidente del gobierno, don Adolfo Suárez, llamaba al ambiente cortesano, malsano y cainita, de la capital de España: "La Cloaca Madrileña". Es una leyenda. No sabemos si es verdad, aunque suponemos que algo de verdad hay, como en toda leyenda, si miramos al pasado y comprobamos lo que tuvo que soportar el ex presidente en los años en los que le tocó gobernar.
Esa cloaca madrileña, o mejor dicho, esas pequeñas cloacas que son las tertulias de opinión y desinformación pseudo-periodísticas, en las que tanto se habla, en las que tan poco se soluciona, eran víctimas esta pasada semana, la que nos disponemos a enterrar, de varios ejercicios de incongruencia, unidos a los habituales de intoxicación y propaganda.
Empezaba la cosa con el discurso del Príncipe de Asturias ante el de Gales. Don Felipe sacaba a relucir, hacía referencia, al eterno problema entre Gran Bretaña y España: Gibraltar. El heredero a la silla monárquica hispánica hacía referencia a ello, y el heredero a la silla monárquica británica, no se daba por enterado. Era congruente, Carlos de Inglaterra con la política llevada a cabo por los gobiernos de su país en los últimos doscientos años: El Rey, o la Reina, y su familia, reinan pero no gobiernan. Tampoco opinan sobre temas complicados y espinosos, así que optó por callar, siendo así dueño de su silencio y no, esclavo de sus palabras. El que no estuvo muy afortunado fue el Príncipe de Asturias, aunque sea jaleado por los tertulianos de las cloacas. ¿Cómo se puede sacar el tema de Gibraltar, cuando el gobierno español ha sido tan incongruente con si mismo, reconociendo al gobierno de la plaza como parte integrante de las negociaciones, como parte a tener en cuenta, en contra de lo que se estuvo haciendo siempre? Los británicos son congruentes. Los incongruentes somos nosotros que a cada nuevo ocupante de la Moncloa hablamos en un idioma diferente. Quizá por ello, Gibraltar, seguirá siendo siempre británico.
Se escandalizaban también las cloacas de la supuesta opción por la independencia del ex presidente de la Generalidad, don Jordi Pujol. Ésto es más de lo mismo. ¿Quién es el incongruente? Verán ustedes, Pujol es nacionalista, siempre lo ha sido, siempre lo será. El objetivo de todo nacionalista que se precie es la independencia de lo que el cree, es su nación. ¿Quién es el incongruente? Pues quien hace treinta años, en la "gloriosa" transición, le dio alas, armas, utensilios a los nacionalistas para emprender el camino hacia la independencia. Ni más ni menos. A mi no me sorprende que Pujol quiera la independencia, lo que me sorprende es que los que no la quieren (Supuestamente) le allanen el camino.
Y para terminar: Otra ración de Portugal, intervención y ruina. En las últimas horas, el país hermano, ha reconocido que las cifras que ha dado de déficit público están mal. Vamos; qué ha mentido, qué las cifras han sido maquilladas, qué el déficit es bastante más que el que reconocían ellos. Siguen así nuestros hermanos la estela iniciada por Grecia, de copiar en los exámenes, de no confesar los pecados, de engañar al "profe". Hace años, desde Alemania se sentaron las bases para la política económica de la Unión Europea. Estas bases, cómo no podía ser de otra forma, tienen más que ver con la economía, la sociedad y la política alemanas que con las del resto de Europa, o por lo menos, que las de la Europa mediterranea. Los alemanes fueron coherentes con ellos mismos, con su manera de ser, con su manera de pensar, con su manera de producir y con su manera de ver la vida. Los que no fuimos tan coherentes fuimos los españoles, portugueses, italianos, griegos...No fuimos nada congruentes con nosotros mismos. En un momento dado, para seguir el ritmo marcado por Alemania, decidimos tirar de "libro de estilo" y falsear cifras. Nos auto-engañamos y engañamos a los demás. Ahora se preguntan en la Europa centro-europea, si lo de Portugal y lo de Grecia, no será un mal que afecte a países más grandes, por ejemplo España. El copiar en un examen es una tentación demasiado grande para un mal estudiante. De todos modos en las cloacas opinadoras se nos sigue diciendo que España está muy bien donde está, en el euro, echando el bofe por seguir el ritmo de Alemania, un país que es una máquina de producir, de hacer dinero, de exportar, de crear, de innovar. Igualito que nosotros, vamos. Nos presentamos al examen sin haber estudiado y lo estamos pagando.
¿Se puede, por tanto, ser incongruente con uno mismo? Yo creo que si. Somos el vivo ejemplo.
"Si el Señor, tu Dios, te bendice tal y como te lo ha prometido prestarás a muchas naciones sin necesidad de tomar de ellas prestado. Dominarás a mucho pueblos y ellos no te dominarán".
(Deuteronomio 15-6)