Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

lunes, 2 de mayo de 2011

De bodas reales, de día del trabajo irreal y de enemigo público número invesible, va éste juego.


Pasó el día de la boda del siglo, la boda real, la de William y Kate. Alguien decía, cortesanamente, a cuenta del evento, embriagado por el confeti y el glamour, que la boda, la dichosa boda, suponía un acercamiento más por parte de una de las monarquías europeas al pueblo llano. El príncipe que elige cómo consorte a una plebeya, se casa con ella, demuestra a su pueblo que está más cerca de ellos de lo que se piensan, son felices y comen perdices (A cuenta de una generosa asignación).
Verán ustedes: en pleno siglo XXI, la monarquía es un anacronismo proveniente del pasado, antidemocrático, caduco y carente de sentido. Que los vástagos, aspirantes a
coronarios de las casas reales europeas aspiran a acercarse al pueblo y para ello rechazan cruzarse con sangre regia, y optan por cruzarse con la sangre del vulgo. Perfecto. Ya lo único que les falta es presentarse a unas elecciones y proclamamos la República. Que el pueblo los elige como cabezas del estado. Adelante. Que no. Pues ya saben. Ajo y agua.

Primero de mayo. Casi cinco millones de parados, dos sindicatos mayoritarios e inútiles, quieto, una clase empresarial aletargada y expectante y una clase política paralizada. "Mani" reivindicativa, mucho bla, bla, bla, bla y poco dar trigo. Todos los primeros de mayo pasa lo mismo. Es el día en que parte de la casta deja a las claras y al descubierto ante la ciudadanía lo que realmente son y para lo que valen. Pero ustedes tranquilos. Disfruten con la nueva versión del clásico, este martes, disfruten de puentes, romerías, y otras fiestas de guardar, no se sulfuren, no se cabreen, no se enfaden, permanezcan en casita, viendo la tele, aporreando la tecla del feisbuk a ver quien se les agregó hoy, y sobre todo usen vaselina que es más fina.

Capturan a Bin Laden. Lo ha dicho Obama. Lo ha dicho Hillary. Lo ha dicho la evidencia. Han tardado. Yo hace tiempo tenía claro que con Osama tenía que acabar el mismo que lo creó: Los Yankis. De todos modos, sean cautos con lo que vean y oigan estos días a cuenta del suceso. No nos han enseñado el cadáver del interfecto. No se han molestado en agarrarlo vivo. No estaba escondido en desiertos lejanos ni en montañas cercanas. Estaba en un barrio residencial de las afueras de Islamabad, viviendo sin estrecheces ninguna. Alrededor de esta captura ya se están lanzando por parte de la maquinaria de propaganda imperial todos las fábulas, chorradas y disparates, habidos y por haber. La última es que el cuerpo de Bin Laden está enterrado bajo el océano, eso si, siguiendo los preceptos que marca el Islam en estos casos. Increible.

Vivimos en el valle de la mentira, del absurdo, de la tontería institucionalizada. Ahora me explico el porque la parodia no funciona con los políticos. La realidad, por momentos, supera a la ficción.

No hay comentarios: