Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 29 de junio de 2011

"Rechazaron sus preceptos, la alianza que había hecho con sus padres y las amonestaciones que les había dirigido, siguieron a ídolos vanos y se hicieron ellos mismos vanos imitando a las gentes circunvecinas, siendo así que el Señor les había ordenado que no obrasen como ellas".
(2 Reyes 17-15)
Sueña el rico en su riqueza
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza;
sueña el que afana y pretende;
sueña el que agravia y ofende;
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

(Calderón de la Barca)

martes, 28 de junio de 2011

Extremadura.


Pués verán ustedes; el caso es que yo soy extremeño. No; no se me asusten. No vengo a reivindicar que el castuo tenga tratamiento de cooficialidad en la región, ni un estudio detallado sobre el ADN de la vaca retinta en la Extremadura central, ni el reconocimiento como raza autóctona de la gallineta del Guadiana, ni el RH positivo, negativo, neutro o mediopensionista de los individuos nacidos en Extremadura que tengan entre sus ancestros a alguien con los apellidos Godoy, Orellana, Pizarro, Cortés, Valdivia, Balboa, Obando o Rodríguez Ibarra, Fernández Vara o Monago, ni el tratamiento de nación, ni nada por el estilo. No. Para eso se sobran y se bastan otros. Es curioso; si estas reivindicaciones las hace un extremeño, igual le llaman paleto; si las hace un vasco; le llaman abertzale (Patriota en la lengua del imperio). Cosas de nuestra inmortal estupidez.
El caso es que hoy me he levantado en plan reivindicativo periférico. En ello ando todavía.
Estuve hace poco en la "tierrina", pasando calor y escuchando las quejas de mis paisanos. "Qué si en Madrid no nos comprenden." "Qué si siempre igual." "Qué aquí seguimos muy discriminados, si nos comparamos con el resto del imperio." "Qué claro, qué como esto se hace en Extremadura, pues que es un disparate. Otro gallo cantaba en el País Vasco o en Cataluña". Se referían los paisanos, al tan traido, al tan llevado, al tan nombrado, al tan hablado, pacto entre IU y el PP en Extremadura.
El caso es que tal pacto no existe y aún así, los profesionales de mesa y tertulia, aquí en el foro, en la "capi", en la villa y corte, donde tengo el inmenso honor de sobrevivir, insisten, una y otra vez en que si existe un pacto en Extremadura entre Izquierda Unida y el Partido Popular, para descabalgar a Fernández Vara de la poltrona de la Junta de Extremadura y subir a Monago.
Ya les dije antes que iba a hacer un poquito de demagogia periférica, regional, provinciana, de txapela, fajín, albarcas y pantalones de pana. Lo siento, no tengo más remedio. Es ineludigble que lo haga. Es justo y necesario.
Para comprender la situación en Extremadura, hay que haber vivido allí durante años.
Durante treinta años, que se dice pronto, el PSOE, con Rodríguez Ibarra al frente, ha gobernado, ninguneado, chuleado, y muchos otros "ados" más, al resto de las fuerzas políticas extremeñas. PP, Extemadura Unida, e IU, han venido sufriendo 30 años de rodillo. Claro está que con el visto bueno de la mayoría de los extremeños, que una elección si y otra también le daban el "si quiero" a Rodríguez Ibarra.
Dicen los que saben de esto que el sistema autonómico le ha sentado bien a España, que se ha acercado el estado al ciudadano, que "bla, bla, bla, bla...". En treinta años de autonomía, los extremeños, tienen, tenemos la sensación, de que hemos dejado pasar algunos trenes.
La sociedad extremeña depende en su mayor parte de el sector público, subvencionado y nepotista, y del campo. Miren; ahí hemos avanzado, en 1982 en su gran mayoría dependía del campo.
El caso es que los extremeños, en las últimas elecciones, decidieron quitarle apoyos al PSOE en beneficio de PP e IU. El PP ganó las elecciones, y se quedó a un escaño de la mayoría absoluta. El SOE extremeño se pego una buena costalada.
Izquierda Unida en Extremadura y el PSOE no se pueden ver. No se llevan. No se juntan. Quizá tenga que ver con los treinta años de política de rodillo y prepotencia del PSOE. Quizá. El caso es que las
bases de la coalición de izquierdas han decidido abstenerse y permitir la democrática medida de que gobierne la lista más votada en las últimas elecciones. Pero pacto, lo que se dice pacto, no lo hay.
Y sin embargo los medios de comunicación nacionales, de filiación pijo-progre la mayoría de ellos, dicen que si, y aluden a una supuesta pinza entre PP y PSOE.
En el País Vasco gobiernan PP y PSOE y nadie habla de pinza. ¿Por qué en Extremadura si?
No lo entiendo.
No lo comprendo.
¿Alguien me lo podría explicar?
Y encima va Cayo Lara, al que hace poco mojaron los indignados y le gritaron que no les representaba y amenaza con represalias a sus compañeros de IU en Extremadura si permiten la democrática medida de permitir que gobierne la lista que el pueblo extremeño ha votado mayoritariamente.
Y de esta actitud de don Cayo, nadie dice nada.
Nadie la critica.
La ven correcta.
Sus cerebritos han llegado a la conclusión de que IU y SOE son de izquierdas y que claro...
De izquierdas un partido que congela pensiones y baja sueldos a funcionarios. De izquierdas un partido que es tan comprensivo con la banca y con sus malas prácticas.
Y luego se extraña don Cayo que los "indignados" le tiren agua, que le griten al oído que no es de los suyos.
Esto era todo.
Espero no haber sido demasiado demagogo-periférico, pero era necesario. Lo sigue siendo.
Por cierto; en Extremadura se abre un interesante periodo de equilibrio de fuerzas en el que nadie va aplicar el rodillo a nadie.
Igual sale bien.
Esperemos.

Por qué semos asina; pardos,
del coló de la tierra,
los nietos de los machos que otros días
triunfaron en América

(Luis Chamizo. El Miajón de los Castuos)

domingo, 26 de junio de 2011

"Y adoraron a los ídolos, cosa que el Señor les había prohibido".
(2 Reyes 17-12)

jueves, 23 de junio de 2011

"Y para complacer al rey de Asiria, quitó del templo del Señor la tribuna del sábado, que se había construído en el templo, y en la entrada externa, reservada al rey"
(2 Reyes 16-18)

II El mar antiguo.

He tenido fama de indolente y optimista, de indiferente y apático. Basta poseer una reputación cualquiera buena o mala, para que las personas conocidas por uno vayan poniendo su piedra en el monumento de valor o de cobardía, de ingenio o de brutalidad, asignado a cada uno.
Esta colaboración espontánea adorna los grandes hechos y los grandes caracteres. El uno insinúa: "Podría ser"; el otro añade: "Se dice"; un tercero agrega: "Ocurrio así", y el último asegura: "Lo he visto...". De este modo se va formando la historia, que es el folletín de las personas serias.
Según la gente de mi pueblo, la indolencia mía ha sido de esas extraordinarias: borrascas, tempestades, rayos, truenos, nada ha logrado sacarme de mi pasividad habitual.
Se han inventado anécdotas acerca de mi frialdad y de mi indiferencia. Una vez, un juramentado de Filipinas vino a mi, con el yatagán levandado, a cortarme la cabeza; yo le miré y bostece de fastidio.
Es indudable que el fondo mío de pereza, de indolencia, ha dado pábulo a estas historias, no le niego; lo inaudito para mis panegiristas o para mis detractores sería si oyeran que con frecuencia me lamento de mi manera de ser. ¿De no tener mayor actividad? ¿De no tener más espíritu de empresa?.
No, todo lo contrario. Ciertamente es una demostración de mi naturaleza cínica e inmoral; pero la verdad ante todo.
La mayoría de los hombres se sienten muy orgullosos de su constancia, de la permanencia de sus propósitos. Son consecuentes como el acero de una brújula rota o enmohecida, y esto les parece una gran virtud.
Saben a donde van, de donde vienen. Cada paso en el camino de la vida lo llevan contado y calculado.
Si les escuchamos nos dirán: "No nos detengamos a con tamplar el mar o las estrellas; no hay que distraerse. El camino espera. Corremos el peligro de no llegar al fin."
¡El fin! ¡Qué ilusión! No hay fin en la vida. El fin es un punto en el espacio y en el tiempo, no más trascendental que el punto precedente o el siguiente.
...

(Las inquietudes de Shanti Andía. Pío Baroja)

lunes, 20 de junio de 2011

"Acaz tomó la plata y el oro que había en el templo del Señor y en los tesoros del palacio real, y lo envió como presente al rey de Asiria".
(2 Reyes 16-8)

domingo, 19 de junio de 2011

Moralidad y legalidad.


Oigo en las "radio-teletertulias", hacer loas a la legalidad vigente. En esos mismos "foros", hasta hace poco, se echaba en falta que el pueblo saliera a la calle. También nos hicimos eco de esa apatía patria en este blog. Cuando finalmente el pueblo sale a la calle, los "telepredicadores" no parecen estar contentos. "Qué si los indignados que estuvieron frente al parlamento de Cataluña estaban fuera de la ley". "Qué si la policía debe actuar con contundencia". "Qué si debe imperar el imperio de la ley". "Qué si patatín". "Qué si patatón".
Bien. Cúmplase la ley. Pero no seamos cínicos, por favor. El que algo sea legal, no quiere decir que sea bueno, y mucho menos, que sea moralmente aceptable.
Hace unos pocos siglos, la esclavitud era legal en muchos lugares. Un ser humano podía, legalmente, ser dueño de otro. Los esclavos no tenían derechos, ni siquiera el derecho al trabajo, pues éste era una obligación, un deber.
Hasta hace viente años en Sudáfrica, y cuarenta años en algunos estados del sur de los Estados Unidos, era legal la segregación racial. Había lugares en los que un negro no podía entrar. Había escuelas para negros y escuelas para blancos. Había sitios reservados en los transportes públicos para negros, y sitios para blancos. Las dos razas no se podían mezclar. En la política, el predominio era blanco, en detrimento de los negros. Todo esto era legal, pero era injusto. Hubo gente que luchó contra ello, porque no era moralmente bueno, aunque estas leyes fueran legales.
Hubo gente que se jugó la vida, en el siglo XIX en el sur de los Estados Unidos, libertando a los esclavos negros, aunque ello les supusiera la muerte, en muchos casos. Hubo gente, como Luther King, como Mandela, que lucharon contra la segregación racial en sus respectivos países, aunque esto les supusiera pena de cárcel o la muerte.
Imaginen que alguien les hubiera dicho al señor Mandela, o al señor Luther King, en aquella época: "¡Ah, no, no, no, no!. Ustedes no pueden manifestarse contra estas leyes de segregación racial. De ninguna manera. Ustedes tienen que ser unos buenos ciudadanos. Tienen que respetar y acatar la voluntad de millones de personas que han refrendado con su apoyo a los políticos que han promulgado estas leyes".
Sería absurdo esto. ¿Verdad?.
Está muy mal montar el pollo frente a un parlamento, o en cualquier otro lado. Estoy de acuerdo. Hoy ha habido una macromanifestación de los indignados en Madrid. Ha ido mucha gente. No ha habido violencia, mal que les pese a algunos. Pero aunque la hubiera habido, eso no es causa para parar unas protestas justas. La violencia está mal. Es moralmente reprochable, aparte de ser ilegal.
Está mal ocultarse detrás de la ley para quitar derechos adquiridos a los demás, con la escusa de la crisis. Es legal, si, pero es moralmente reprochable y abyecto.
A veces lo moral y lo legal van unidos de la mano.
La mayoría de las veces, no es así.
Habrá que hacer algo para remediar esto, ¿no?.

viernes, 17 de junio de 2011

"Sino que siguió el camino de los reyes de Israel, y hasta hizo pasar por el fuego a su hijo, según las prácticas horrorosas de las gentes que el Señor había echado de delante de los israelitas. Y ofreció sacrificios y quemó incienso en los altozanos, en las colinas y bajo cualquier árbol frondoso"
(2 Reyes 16-3,4)

jueves, 16 de junio de 2011

De Gallardones, Laras, verbenas gays, algaradas barcelonesas y otras yerbas.



Antes de nada me gustaría condenar el lamentable espectáculo de violencia y de intolerancia que dieron algunos ayer frente al palacio de la Generalidad y frente al parlamento de Cataluña. Dicho queda.
Eso si, todavía me escuece ver, oír, leer a algunos y algunas, los de siempre, los sicarios de mesa y mantel, los profesionales de la opinión y de la tertulia. No se pueden mezclar churras con merinas. No se puede aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid, cuando uno se dedica a dar información a la gente. Lo que hacen estos tíos no se llama periodismo. Lo que hacen estos tíos se llama manipulación. Goebbels redivivo.
Como diría Jack "el destripador", vayamos por partes:
Gallardón tiene un perro. Eso no es importante. Gallardón tiene la santa costumbre de pasear a su perro por las noches, en compañía de toda su familia, o parte de ella, para que el animalito defeque, haga pipí, a su gusto, por las inmediaciones del domicilio familiar del edil madrileño. No es que critique al señor Gallardón por tener perro y por sacar al animalito a que se desfogue. Mucha gente en Madrid tiene perro, y lo saca a que mee y cague por las inmediaciones de su domicilio. Mis zapatos son testigos. La gran ciudad es lo que tiene. La gente no se habla, no se saluda en el ascensor, no se ayuda, no tiene niños, pero eso si; tiene perros, cada vez más, y estos salen, y cagan, y mean, y tu pasas y pisas la mierda, y apestas a meados de perro, sean estas defecaciones y micciones, las del perro del alcalde, o las de algún otro vecino, que tiene perro, eso es lo de menos. El caso es que don Alberto sale a pasear al chucho cada noche, como digo, en familia, después de haber prohibido a los de la fiesta del Orgullo Gay montar la verbena anual, pagada por todos, en la plaza de Chueca. Al parecer, cerca hay un asilo de ancianos y la música molesta a los pobres viejecillos. No se si el asilo ha sido abierto hace poco, o lleva ahí mucho tiempo. Lo digo porque el año pasado, y el anterior, y el anterior, sino recuerdo mal, hubo verbena gay en la plaza de Chueca, y entonces nadie se acordó de los ancianitos. Igual tiene que ver con la caída de popularidad y en votos, del señor alcalde. Igual es así. Quién sabe. El caso es que un grupo de, supuestamente, gays y lesbianas, y quizá, transexuales, fue al domicilio del alcalde, o a sus inmediaciones, a montarle el "pollo", cuando don Alberto estaba paseando como cada noche, en familia, al perrito. Los medios de manipulación social han dicho, hoy, ayer, que esto ha sido cosa de los indignados.
Don Cayo Lara, debió pensar que si se presentaba de improviso, sin avisar, a impedir que unos agentes judiciales desalojaran a una familia que no puede pagar su hipoteca desde hace dos años, en el barrio madrileño de Tetuán, cogería votos en huerto ajeno, o propio, y aprovechando que el Pisuerga (Una vez más el Pisuerga) pasa por Valladolid, allá que fue. El problema es que aquello estaba lleno de indignados, y los indignados ya se sabe, no quieren, al parecer, o no se sienten representados por Cayo Lara, ni por nadie. Le tiraron agua y le abuchearon. Los medios de manipulación dijeron, ayer, hoy, que el bueno de don Cayo se lo tiene merecido, el chaparrón literal, por aprovechado. Aquí noto que los indignados caen un poco mejor a los manipuladores oficiales. No se por qué.
En Barcelona, frente al parlamento de Cataluña, un grupo de indignados intentaba impedir que los diputados accedieran a la que tendría que ser sede de la soberanía del pueblo. Se aprovaban los presupuestos, los recortes. Seguía la mamandurria política. Los indignados estaban muy indignados con sus representates. La cosa empezó mal y terminó peor. Lo más "chachi" fue la llegada de Artur Mas en helicóptero. Se usó la violencia. El uso de la violencia deslegitima toda propuesta. De todos modos en todos lados hay manzanas podridas. El movimiento 15-M se apresuró a desmarcarse de lo sucedido en Barcelona y a condenar los hechos violentos acaecidos allí. Aún así, los medios de manipulación social, ayer, hoy, se apresuraban a meter a todos en el mismo saco. Bla,bla,bla,bla. Son los mismos, según los opinadores profesionales; los de Gallardón, los de Lara y los de Barcelona.
Por activa y por pasiva, hace años, vengo advirtiendo en este blog, la falta de representatividad que tiene la sociedad española. Todos los partidos políticos mamando de la teta del estado, se han olvidado que ahí abajo hay gente. Gente que necesita de ellos. Gente con necesidades. Ahora más que nunca. Nada. Ciegos. Sordos. No, mudos no.
Con estó sucede que cuando hay situaciones de carestía, la gente sale solita a la calle, llamadas por el primer descerebrado que pasaba por allí, y claro, pasa lo que pasa.
Y lo peor, por venir.
Así que nada. Los políticos que sigan así. Y los sindicalistas. Y los sicarios de la opinión. Que sigan todos viendo la vida pasar desde su pirámide de cristal. Pero que luego, cuando lo peor llame a la puerta, que no digan.
Lo veremos, por desgracia. Como decía Pérez Reverte, reservaremos la última botella, y nos la tomaremos, mientras las matronas corren despavoridas por la calle, en busca de salvación. (Creo que fue así, más o menos, como lo dijo, o por mejor decir, como lo escribió, el bueno de don Arturo).

miércoles, 15 de junio de 2011

Facturas.


No miento, si digo que doña Esperanza Aguirre no es para nada santo de mi devoción. Para mucha gente es la "Tatcher española", una política de raza, "Santa Esperanza Liberal". Para mi no es nada de eso.
Agradezco, eso si, que a la presidenta de la CAM se le vea tanto el plumero. Me escuece mucho que no todo el mundo le vea tan claro ese plumero, esa desmedida ambición, ese torear para la galería, como me precio de vérselo yo. Como tantos otros antes de ella, imagino que doña Esperanza acabará algún día en la Moncloa, cosa que pagaremos cara.
Eso si, le reconozco a doña Esperanza cierta cintura, cierto sentido de la oportunidad, que otros no tienen. Por ejemplo, viendo a los autodenominados indignados pedir en la calle una mayor democracia, una mayor participación de la gente en esa democracia, doña Esperanza, como buena política, que no estadista, ha aprovechado que el Pisuerga pasa por Valladolid y se ha lanzado a anunciar un desbloqueo de las listas electorales para próximas citas electorales, cosa que no implica ni más ni menos democracia, pero para que la voten sirve.
También se ha erigido en adalid de la transparencia, en campeona de la información al ciudadano, de lo que se hace con los impuestos de estos. En resumidas cuentas se ha propuesto enviar a sus casas, a los sufridos contribuyentes que hayan hecho uso de los servicios sanitarios públicos, una serie de facturas informativas, para que el sufrido de turno sepa cuanto es lo que ha costado su tratamiento.
Bien. No es que yo esté en contra de eso. Para nada. Eso si, me parece que doña Esperanza se ha quedado corta. Puestos a informar al ciudadano, que les informen de todo. Por ejemplo cuanto es lo que nos cuesta a todos cada político de la Comunidad de Madrid, empezando por su presidenta. Sus viajes, sus salidas, sus entradas, sus coches oficiales, sus lujos oficiales. Por supuesto pagados con el dinero de todos. Puestos también a ello, a mi, como ciudadano residente en la Comunidad de Madrid, me gustaría saber al detalle, cuanto es lo que me cuesta, por ejemplo, un aparato de propaganda (Todas las teles públicas lo son) como Telemadrid. Es que tengo cierta curiosidad, ¿saben?.
¿Completará, la buena de doña Esperanza, ese tremendo ejercicio de transparencia política?.

martes, 14 de junio de 2011

"Pero no mató a los hijos de los asesinos, conforme a lo escrito en el libro de la ley de Moisés: "Los padres no morirán por la culpa de los hijos, ni los hijos por culpa de los padres, sino que cada uno morirá por su propio pecado"".
(2 Reyes 14-6)

lunes, 13 de junio de 2011

La Soledad primera.

Era del año la estación florida
en que el mentido robador de Europa
(media luna las armas en su frente
y el sol todos los rayos en su pelo).
Luciente honor del cielo
en campos de zafiro pace estrellas,
cuando el que ministrar podía la copa
a Júpiter mejor que el garzón de Ida,
náufrago y desdeñado sobre ausente,
lagrimosas de amor dulces querellas
da al mar, que condolido
fue a las ondas, fué al viento
el mísero gemido
fecundo de Arión dulce instrumento.
...


(Góngora)

domingo, 12 de junio de 2011

"Desinstitucionalización" (¡Qué palabro!)



Vivir de las instituciones y en las instituciones, no es vivir por y para las instituciones. Servirse no es servir.
Los partidos se deben "desinstitucionalizar" (Perdón por el palabro). Esto es que partidos, sindicatos, agrupaciones empresariales y toda aquella institución, asociación o grupo, que con o sin, ánimo de lucro, estén o pretendan estar al servicio de los distintos estamentos de la sociedad, deben salir del presupuesto, de la asignación estatal, por ley, por bemoles, porque si.
En una democracia que se precie de serlo, digna de llamarse así, los partidos políticos y cualquier otro tipo de asociación social, debe responder a la demanda de sus asociados, afiliados, votantes, donantes, simpatizantes, en definitiva, debe responder a aquellos a los que dice representar.
Los partidos políticos, sindicatos y asociaciones empresariales, son parte integrante de la mano del estado, dominado por la oligarquía, que nos atenaza desde hace más de treinta años. Su labor está hoy muy en entredicho y existe un grave peligro de que esa sociedad a la que ya no representan, se agarre del brazo del primero que pase y le prometa un poco de orden, un poco de dignidad, un poco de honradez a cambio de renunciar, quizá, a un poco de libertad. España no sería ni el primero ni el último país que hecho esto.
Luego está la desidia de la gente, de la mayoría de la gente y el "juliganismo" del que hace gala la sociedad española, elección tras elección, con sus votaciones a ciegas, con sus tapamientos de nariz. Así, el actual sistema y la "institucionalización" de los políticos son aprobados, indirectamente, por la mayoría de la sociedad.
Tampoco somos caso único en esto. Recordemos el tristemente famoso "pentapartito" italiano, tras la II Guerra Mundial, y el caso, más próximo en el tiempo, y más prolongado, del PRI (Partido Revolucionario Institucional) mejicano.
En España no hay un sistema democrático. En España hay un sistema de partidos, que no es, ni tiene que ser, domocrático. Más bien todo lo contrario.
Y sin embargo esto tiene una cura muy fácil, y a la vez, muy difícil. Sencillamente sacar a las organizaciones políticas, sindicales, empresariales, de todo tipo, de los presupuestos generales del estado. Este sería el primer y el más firme de los pasos a dar en busca de una verdadera democracia.
Ahí es nada.

sábado, 11 de junio de 2011

"El rey de Israel respondió a Josafat: "Hay todavía uno por medio del cual podemos consultar al Señor; pero yo le odio porque nunca me profetiza cosas buenas, sino cosas malas. Es Miqueas, hijo de Yimlá". Josafat dijo: "No hable así el rey"".
(Reyes 22-8)

miércoles, 8 de junio de 2011

Estancamiento.


Lo he dicho por activa y por pasiva. A mi me molaba mucho el contenido de la propuesta que se hizo en Sol, en Madrid y en muchos sitios de España, el pasado 15 de mayo. La cosa se estancó. El 16 se decidió acampar allí. Han pasado 3 semanas de aquello. La gente sigue ahí, acampada, entre acusaciones de suciedad, de joder la marrana a los comerciantes de la zona, de pulgas, de liendres, de perro-flautas, de colectivo okupa, de ultra-izquierda...
La cosa está igual de mal, ahora, que el día 15 de mayo. Los días van pasando y el personal que va engrosando las filas de los desheredados del sistema cada vez es más. Grecia está a punto de desaparecer como país soberano. Le seguirá Portugal, Irlanda, nosotros.
La cosa es fácil. En los próximos años, meses, días, sino nos movemos, si dejamos hacer a los de siempre, lo vamos a pasar muy mal.
En los próximos años, meses, días, nos vamos a indignar aún más que ahora. Al tiempo. No es cuestión de ponerse la venda antes de tener el corte, es que a los que mandan, no se les ocurre otra cosa que legislar en contra de quien les ha votado, y claro.
El mensaje está lanzado al aire, al viento, a las estrellas. No queremos otra democracia, ni otro modelo de vida, ni la anarquía, ni el amor libre, ni la legalización de la marihuana, ni...(No digo yo que entre los indignados no haya quien quiera todo eso, y lo pida abiertamente. Allá ellos) Queremos participar en este modelo de vida. Queremos el desarrollo de esta democracia. Queremos participar verdaderamente en ella. No queremos que se legisle para favorecer a la minoría. Queremos que se legisle para favorecer a la mayoría. Lo queremos todos. Los indignados de Sol, los de Plaza de Cataluña, los de Sevilla, los de Bilbao, los que no estamos en ninguna plaza, pero que sin embargo están igual de indignados.
En los próximos años, meses y días, será mejor, con la que va a caer que haya un movimiento vertebrador de la protesta, que no caiga en el extremismo, que no caiga en la violencia, que no caiga en el río revuelto, sobre todo para que no haya ganancia de pescadores.
¿Sabremos hacerlo?. Igual si.
"Llegó y pasó la noche en una cueva. El Señor le dijo: -¿Qué haces aquí, Elías?- Respondió: -Me he abrasado en celo por el Señor todopoderoso, porque los israelitas han abandonado tu alianza, han destruído tus altares, han pasado a espada a tus profetas. He quedado yo solo, y me buscan para quitarme la vida- El Señor le dijo: -Sal y quédate de pie en la montaña ante la presencia del Señor-. Y el Señor pasó. Sopló un viento fuerte e impetuoso que escuajaba los montes y quebraba las peñas delante del Señor; pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento, un terremoto; pero el Señor no estaba en el terremoto. Tras el terremoto, un fuego; pero el Señor no estaba en el fuego. Y al fuego siguió un ligero susurro de aire. Elías, al oirle, se cubrió el rostro con su capa, salió fuera y se quedó de pie a la entrada de la cueva. Y una voz le preguntó: -¿Qué haces aquí, Elías?- Respondió: -Me he abrasado en celo por el Señor todopoderoso, porque los israelitas han abandonado tu alianza, han destruido tus altares, han pasado a espada a tus profetas. He quedado yo solo y me buscan para quitarme la vida-
Y el Señor le dijo: -Anda, vuelve a emprender tu camino por el desierto hacia Damasco, y, cuando llegues, ungirás a Jazael por rey de Siria; a Jehú, hijo de Nimsí, le ungirás por rey de Israel; y a Eliseo, hijo de Satat, de Abel Mejolá, le ungirás profeta del lugar. Aquien escape de la espada de Jazael le matará Jehú, y a quien escape de la espada de Jehú le matará Eliseo. Pero yo me reservaré en Israel siete mil: todas las rodillas que no se han doblado ante Baal y todas las bocas que no lo han besado-".
(Reyes 19-9,18)

domingo, 5 de junio de 2011

Yo quiero ser liberal.



Si. Quiero ser liberal, o neo-liberal, o como dijo hace unos días una tertuliana profesional; liberal-conservador (Vaya contradicción). El hecho es que quiero ser liberal, y despotricar contra el estado, y despotricar contra los impuestos. No quiero pagar impuestos. Los impuestos son malos. Más bien quiero dedicar ese dinero a enriquecerme. ¿Qué como lo voy a hacer? A vosotros os lo voy a decir...........................
Bueeeeeno. Va. Venga, os lo digo. Pero guardadme el secreto, ¿eh?. ¿Ok?. Ok.
La cosa es simple y sencilla, no es un invento mío. Veréis. Esto requiere de gente rica, medianamente. Yo aspiro a serlo algún día. Pobres no, ¿eh?. Los pobres que se vayan con los sociatas, que los quieren tanto que los crean por millones, por trillones. Esto requiere de gente pudiente, que tenga su dinerito en SICAV, que pague un pírrico uno por ciento de impuestos, vaya. Bueno, pues cojamos el dinerito que nos ahorramos de pagar impuestos al estado malo, malote de la muerte y lo invertimos................tachaaaaan: Lo invertimos en prestamos a una modesto 5, 6, 7 u 8% a esos mismos estados, pobrecitos ellos, a los cuales no les pagamos impuestos, porque somos ricos, porque no creemos en el estado, intervencionista, confiscador, socialista, fascista, anti-liberal.
¿Qué os parece? ¿A qué es buena la idea? Claro que si. Es de p....madre. Vaya. ¿Qué ahí al fondo hay alguien a quien no le parece bien? Bueno. Será un socialista, un comunista, un fascista, o algo peor. En resumen: Un partidario del estado intervencionista, confiscador, que tiene que pedir prestado porque a mi no me da la gana de pagar impuestos.
¿Queda claro? Pues eso.
"Elías se presentó al pueblo y dijo: "¿Hasta cuando andaréis cojeando de las dos piernas? Si el Señor es Dios, seguidle; y si lo es Baal, seguidle a él". Pero el pueblo no respondió palabra.
(Reyes 18-21)

viernes, 3 de junio de 2011

"Lo mandaron llamar y vino. Jeroboán y toda la comunidad de Israel se presentaron a Roboán y le dijeron: "Tu padre nos ha puesto un yugo muy pesado. Alivia tú la dura servidumbre de tu padre y el pesado yugo que puso sobre nosotros, y te serviremos". El les respondió: "Volved a verme dentro de tres días". El pueblo se fue.
El rey Reboán pidió consejo a los ancianos que habían estado al servicio de su padre Salomón, mientras éste vivía: "¿Qué me aconsejáis responder a este pueblo?" Y ellos le respondieron: "Si hoy eres condescendiente con este pueblo, les complaces y les respondes con buenas palabras, serán siempre servidores tuyos". Pero él no siguió el consejo de los ancianos y consultó a los jóvenes que se habían criado con él y estaban a su servicio. Les dijo: "¿Qué me aconsejáis responder a esta gente, que me ha hablado así: Aligéranos el yugo que tu padre puso sobre nosotros?". Los jóvenes le respondieron: "A esa gente, que te ha hablado en esos términos, debes responder lo siguiente: Mi dedo meñique es más grueso que la cintura de mi padre. Si mi padre os cargó un yugo pesado, yo lo haré más pesado todavía; si mi padre os castigó con azotes, yo os castigaré con latigazos".
(Reyes 12, 3-11)

jueves, 2 de junio de 2011

Ecos de Yugoslavia.



Lo encontraron al norte de Serbia, decrépito, enfermo, asustado. En las fotos que las autoridades serbias han pasado a la prensa, no se aprecia a aquel tipo, chulesco, de mirada fría, con pocos escrúpulos. El super-super-malo más buscado del mundo, después de Bin Laden. El general Mladic, fue el responsable ejecutivo de la masacre de Srebrenica, del martilleo de Sarajevo y de no se sabe cuantos más crímenes contra la humanidad, contra la razón, contra la libertad, contra su propio pueblo. Ya tienen cogidos al responsable ejecutivo; Mladic, y al intelectual; Radovan Karadzic. Los dos malos oficiales más buscados estan a buen recaudo. La humanidad puede dormir tranquila.
Yugoslavia era una república federal socialista, moderadamente próspera. Crítico con Moscú, de los que quiso siempre estar diferenciado y a distancia, el mariscal Tito, construyó un país en el que convivieron comunidades étnico-religiosas irreconciliables. La muerte de Tito, la caída del muro de Berlín y el derrumbe del comunismo fueron los banderines de enganche, los tiros de gracia para la convivencia de los pueblos que conformaban la antigua Yugoslavia. Aquí y allá empezaron a surgir "reyezuelos" ultranacionalistas que arengaban a unos contra otros, abriendo heridas mal cerradas, encendiendo cerillas en un polvorín. Ya conocen de sobra lo que pasó. Muerte, muerte y más muerte. Y odio, mucho odio.
Han encontrado al general Mladic, al genocida, al criminal, al perverso Mladic. Lo juzgarán, lo encerrarán, tirarán la llave de su celda al mar. Pero en el aire seguirá flotando una serie de preguntas, que probablemente nadie quiera contestar: ¿Que hacían los cascos azules holandeses mientras Mladic limpiaba etnicamente amplias zonas de Bosnia? Durante el asedio Sarajevo, durante la matanza de Srebrenica, mientras las tropas de Mladic asesinaban compulsivamente a hombres, mujeres y niños, los cascos azules, bajo mando holandés, miraron para otro lado, no intervinieron. Según se dijo luego, no era su misión intervenir. ¿Qué hacían allí entonces?
La segunda pregunta que queda flotando en el aire es muy sencilla: ¿Por qué la Unión Europea, entonces CEE, con Alemania a la cabeza, reconoció la independencia de Croacia y Eslovenia, unilateralmente, sin consultar con nadie, iniciando así una espiral de odio y violencia, e inmiscuyéndose descaradamente en los asuntos internos de un país soberano?
En el tribunal se sentará Mladic, se sentará Karadzic. Serán todos los que están, pero no estarán todos los que son. Algunos con la corona de gran estadista colocada en su cabeza.