Cita:

"La dureza de los ricos justifica el mal comportamiento de los pobres"
(Marqués de Sade)

Etiquetas

2012 (2) Africa (2) Alemania (3) Alianza de Civilizaciones (5) Andalucía (1) Anécdotas y leyendas (2) Argentina (1) Asia (3) Barak Obama (1) Barcelona (1) Brasil (2) Bulgaria (1) Castilla y León (2) Cataluña (16) China (2) Chipre (1) Cine (13) citas (90) Ciudadanos (3) Comunidad Valenciana (3) Comunismo (1) Cultura (4) Deporte (5) Donald Trump (1) Ecología (1) Economía (189) Economía Sostenible (36) Educación (11) Egipto (2) Elecciones 2011 (4) Elecciones 2015 (3) Elecciones 2016 (1) Elecciones catalanas 2012 (1) Elecciones Europeas 2014 (4) España (285) Estados Unido (9) Europa (80) Extremadura (4) FAO (1) Flash (8) Francia (5) Gibraltar (1) Grecia (5) Historia (55) Historia para españoles que quieren dejar de serlo (12) Iberoamérica (1) In Memorian (9) Inmigración (1) Internacional (64) Italia (2) Japón (1) Justicia (1) l (1) La Frase (24) La Palabra (176) La pregunta del millón (1) liberalismo (15) Libertad (42) Literatura (56) Madrid (14) Martin Luther King (1) Monarquía (1) Neolengua (2) nuevo orden mundial (82) oración (1) Pablo Iglesias (1) Partido Popular (6) periodismo (42) Podemos (8) política (232) Portugal (1) Profecías (1) PSOE (3) Redes Asociales (1) Regenerarse o morir (36) Reino Unido (7) religión (9) República (3) Rusia (5) Sanidad (10) Satrapías (46) Semoliberalebuenoyqué (8) Sindicatos (2) Sociedad (8) Sudáfrica (1) Terrorismo (8) Tontilandia Show (53) Turquía (2) Ucrania (6) Una imagen vale más que mil palabras (26) Unas gotas de filosofía (5) Venezuela (4) Vídeo (9) Viñetas (38) Viriato Pastor Lusitano (5) Viriato Pastor Lusitano. (14)

miércoles, 15 de junio de 2011

Facturas.


No miento, si digo que doña Esperanza Aguirre no es para nada santo de mi devoción. Para mucha gente es la "Tatcher española", una política de raza, "Santa Esperanza Liberal". Para mi no es nada de eso.
Agradezco, eso si, que a la presidenta de la CAM se le vea tanto el plumero. Me escuece mucho que no todo el mundo le vea tan claro ese plumero, esa desmedida ambición, ese torear para la galería, como me precio de vérselo yo. Como tantos otros antes de ella, imagino que doña Esperanza acabará algún día en la Moncloa, cosa que pagaremos cara.
Eso si, le reconozco a doña Esperanza cierta cintura, cierto sentido de la oportunidad, que otros no tienen. Por ejemplo, viendo a los autodenominados indignados pedir en la calle una mayor democracia, una mayor participación de la gente en esa democracia, doña Esperanza, como buena política, que no estadista, ha aprovechado que el Pisuerga pasa por Valladolid y se ha lanzado a anunciar un desbloqueo de las listas electorales para próximas citas electorales, cosa que no implica ni más ni menos democracia, pero para que la voten sirve.
También se ha erigido en adalid de la transparencia, en campeona de la información al ciudadano, de lo que se hace con los impuestos de estos. En resumidas cuentas se ha propuesto enviar a sus casas, a los sufridos contribuyentes que hayan hecho uso de los servicios sanitarios públicos, una serie de facturas informativas, para que el sufrido de turno sepa cuanto es lo que ha costado su tratamiento.
Bien. No es que yo esté en contra de eso. Para nada. Eso si, me parece que doña Esperanza se ha quedado corta. Puestos a informar al ciudadano, que les informen de todo. Por ejemplo cuanto es lo que nos cuesta a todos cada político de la Comunidad de Madrid, empezando por su presidenta. Sus viajes, sus salidas, sus entradas, sus coches oficiales, sus lujos oficiales. Por supuesto pagados con el dinero de todos. Puestos también a ello, a mi, como ciudadano residente en la Comunidad de Madrid, me gustaría saber al detalle, cuanto es lo que me cuesta, por ejemplo, un aparato de propaganda (Todas las teles públicas lo son) como Telemadrid. Es que tengo cierta curiosidad, ¿saben?.
¿Completará, la buena de doña Esperanza, ese tremendo ejercicio de transparencia política?.

No hay comentarios: